¿Prefieres uno de treinta y cinco o cinco de siete?


alves_wwwmarcacom.jpg

Hay algo que bulle en la mente de los aficionados sevillistas desde que se conoció la salida de Dani Alves. Aunque era la crónica de una partida anunciada se ha generado un clima de incertidumbre entre la parroquia blanquirroja que, aunque no sea objeto de comentario habitual en las tertulias, a fuerza de ser sinceros sí que está  en la mente de muchos.

El aficionado se pregunta sobre la idoneidad de haberse desprendido del, para el que escribe, jugador mas completo que ha pasado por el Sevilla FC en los últimos treinta y cinco años. Y no me extiendo más porque mi memoria no va mas allá.

Por el Sevilla han pasado jugadores muy buenos como  Daniel Bertoni, un extremo finísimo que venía de ganar el mundial 78 con Argentina, Diego Maradona, aunque de vuelta pero aún con la aureola de haber sido el mejor jugador del mundo, o Davor Suker, santo y seña del Sevilla de los 90 y artífice de algún que otro milagro para salvar la permanencia en momentos muy complicados. Sin embargo, ninguno de ellos fue tan importante ni nos dio tantas alegrias como Daniel Alves. Y ninguno de ellos ha llegado a ser tan innovador como para crear su propio estilo, inventando el puesto de “lateral derecho organizador”.

En el año en que el club va a realizar el mayor desembolso de su historia en fichajes -y ello a pesar de no haber conseguido entrar en la Liga de Campeones-, sigue existiendo la incógnita sobre si la plantilla que se acaba de confeccionar  es mejor o peor que la de la temporada pasada.

Ya se sabe que cuando un jugador quiere marcharse poco se puede hacer para evitarlo. Lo único que se puede intentar, y eso los dirigentes sevillistas lo hacen a la perfección, es que el club comprador pague a precio de oro sus pretensiones.

Con los treinta y cinco millones de euros que se han recaudado por Daniel, el club va a poder hacer frente a cinco fichajes  que necesitaba para equilibrar su plantilla; un lateral derecho, un lateral izquierdo, un central, un centrocampista y un interior/mediapunta. A priori puede parecer un negocio redondo. Sin embargo, los que hemos sido testigos del futbol de dibujos animados que practica Daniel no podemos menos que entristecernos por no volver a disfrutar de ese pequeño genio del futbol. Jamás he visto un jugador mas determinante, mas desequilibrante y con un futbol tan imprevisible como efectivo. Parece que en lugar de Brasil, hubiera nacido en nuestra ciudad por su estilo barroco y de filigrana que tanto gusta por estas tierras.

Desde aquí lanzamos al aire una pregunta;  ¿compensará perder a un superclase para ganar a cinco buenos futbolistas y tener un bloque mas equilibrado? . Hasta ahora esa politica ha sido buena para el club y le ha permitido crecer año a año a pesar de desprenderse de sus grandes figuras.

Para dar respuesta a ese interrogante habrá que esperar a final de temporada.

Desde este humilde blog  te invitamos a que, a través de tus comentarios, te pronuncies sobre el tema.

Redacción ASR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: