Cara y cruz para los filiales este sábado

Derrota del Sevilla Atlético en Las Palmas, a pesar de que los nervionenses hicieron los mismos méritos que su rival sobre el césped. La única diferencia estuvo en la puntería, pues los amarillos por medio de Marcos Márquez anotaron dos tantos en la segunda mitad. El Sevilla Atlético no consiguió convertir ninguna de sus numerosas y claras ocasiones, sobre todo en el primer período. A pesar de la buena imagen mostrada, la falta de acierto condena a los franjirrojos a volverse de vacío del archipiélago canario. La próxima semana partidazo en el Sánchez Pizjuán, con la visita de un Real Zaragoza que parece ir cogiendo el ritmo a la categoría tras un inicio algo dubitativo.

Sobre la indumentaria una duda: ¿porqué han desaparecido derrepente las calzonas negras de la tradicional equipación del Sevilla Atlético? No se usan desde el comienzo de temporada.

Por su parte, el Sevilla Femenino continúa con su paseo triunfal por la Primera Provincial Sevillana. Las chicas de José Manuel Fidalgo no cesan de despuntar y esta tarde se impusieron a domicilio por un contundente 0-13 ante el UP Viso. La gran protagonista de la tarde fue Trini, centrocampista que estuvo iluminada cara a gol y que de hecho inició el choque con un hat trick, para al final convertir cinco dianas. Suárez, Mari Pri, en dos ocasiones, Amparito, Rocío, Sonia y Nadia también mojaron.

Además, el división de honor juvenil ha remontado en casa al Poli Ejido, líder hasta entonces para ganar 2-1 y auparse a la primera plaza del grupo. Por último, el Sevilla C juega en casa ante el CD Alcalá mañana domingo a partir de las 12 de la mañana.

El poco gancho de la Copa del Rey: ¿culpa de los clubes, la Federación o los aficionados?

Ya hace bastantes años que la Copa del Rey ha pasado a un plano muy bajo en importancia, tanto para los clubes como para los aficionados y medios de comunicación en España. El denominado torneo del K.O, antiguamente copaba portadas con azañas de equipos humildes. Prácticamente desde que el Numancia le plantase cara al Barcelona en 1996, la Copa se ha convertido en un torneo sin sorpresas y prácticamente dirigido para que un grande se alce con el entorchado.

En décadas anteriores, todo equipo amateur por el simple hecho de estar federado, ya tenía plaza directa para disputar la Copa, lo que responde al espíritu de una competición en la que todos deben estar al mismo nivel. Así es como ocurre en Inglaterra, con rondas iniciales en las que incluso se pueden inscribir equipos aficionados. Ya luego el fútbol se encarga de poner a cada uno en su sitio. Pero aquí en España es la Federación la que se encarga de meter a todos los “primeras” en dieciseisavos, dándo oportunidad como mucho a los campeones de Tercera y a los seis primeros de Segunda B, de forma meramente testimonial.

Todo esto responde al interés de las televisiones. Antes que una competición están los ingresos que esta genera, y ahí no tienen sitio los más humildes. Lo peor de todo, es que ellos mismos están contentos con el sistema, porque si pasan dos o tres rondas (según el caso) y se meten en el corral con los grandes, un sorteo que en principio sería malévolo deportivamente se convierte en el gordo de Navidad. Prefieren caer en 1/16 de final contra un Barcelona y hacer taquillazo, que pasar ante un equipo inferior y empezar a soñar al menos con hacer historia.

En Inglaterra, la FA Cup mete a todos en el mismo saco desde el comienzo. Si Liverpool y Chelsea se tienen que enfrentar en primera ronda, para delante, aunque otro partido lo disputen Chesterfield y Milton Keynes, por ejemplo.

Pero no es todo cosa de las televisiones, federaciones y clubes. La afición española y su bipartidismo también tienen gran parte de culpa, y eso no está necesariamente relacionado con la Copa. En España, al contrario que en las islas británcas, la gente es aficionada por lo general del equipo grande que aspira a ganar títulos, no del de su tierra con el que tienen que sufrir domingo tras domingo. Así, son pocas las ciudades en las que no son mayoría azulgranas y merengones. Quizás Sevilla, Bilbao y Valencia son las únicas ciudades españolas que se salvan de esta estadística. Así, es imposible que los pequeños hagan fuerza, porque no tienen a nadie detrás. En la liga inglesa, cada playoff de ascenso a las 3 primeras divisiones se disputan siempre en Wembley. Equipos jugándose el ascenso a Segunda en un estadio para 90.000 personas. Sin ir más lejos, la final de la FA Cup de la temporada pasada la disputaron Cardiff City y Portsmouth. Clasificatoriamente en España se podría comparar con un Racing de Santander – Castellón. Pues ese de ahí arriba era el aspecto de Wembley, muy lejano al de la foto de arriba (dieciseisavos de la pasada edición copera entre Deportivo y Espanyol). Y claro, llegaron ambos porque los Manchester y Chelsea no empezaron 4 rondas más tarde. Allí se trata a todos por igual.

No me extraña que por esto, la Copa sea cada vez una competición más devaluada, que sólo despierta interés en el partido final. Habría que dejar de lado las pretensiones económicas, puesto que estas llegarían solas si se da un poco de prioridad a lo deportivo, la emoción y las sorpresas, lo que hace del fútbol el deporte más espectacular del mundo.

Javi Navarro se someterá a un tratamiento de emergencia

Publicado Sábado, 11-10-08 a las 07:16
Los servicios médicos del Sevilla han decidido, con la conformidad de Javi Navarro, pasar al plan de «emergencia» para intentar que el futbolista vuelva a jugar al fútbol, una vez que han fallado todos los planteamientos anteriores y que no ha habido una mejoría en su maltrecha rodilla derecha.
A partir de la próxima semana comenzará un tratamiento poco común, que podría incluso catalogarse como novedoso pues en los servicios médicos del club nervionense no conocen a ningún futbolista de Primera que lo haya realizado —sí se ha practicado en algún futbolista de los filiales para la recuperación de roturas musculares—.
El tratamiento, de carácter antifibrótico, tendrá una duración aproximada de dos semanas y se realiza con fármacos no corrientes en este tipo de molestias.
 Javi Navarro tiene en los próximos días una nueva consulta con el doctor Cugat, que es el que lo ha operado hasta en dos ocasiones, para comprobar cómo se encuentra su maltrecha rodilla, aunque ya, a estas alturas, todo pasa por este nuevo método. De no recuperarse, el futbolista tendría que tomar una decisión, si volver a pasar por el quirófano o tirar la toalla.
En los servicios médicos del Sevilla son optimistas en cuanto a que el tratamiento dé sus frutos y que Javi Navarro pueda así volver a ponerse la camiseta sevillista. Durante toda la temporada pasada no jugó ni un minuto, a pesar de que lo ha intentado de todas las maneras posibles, con dos operaciones, con sesiones de fisioterapia con el preparador de Cugat, Miguel Ángel Pérez, también con sesiones realizadas por Lorenzo Buenaventura —uno de los fisioterapeutas con más prestigio del panorama internacional—, con trabajo de recuperación de mañana y tarde, y en ninguno de los casos, le ha servido para recuperarse. Javi Navarro fue sometido hace ya casi un año, el pasado 13 de diciembre, a una artroscopia que permitió ver que existía un daño en el alerón rotuliano y en la misma se comprobó que había también sufrimiento del cartílago. Entonces Cugat habló de un periodo de recuperación de aproximadamente tres meses.
Han pasado diez meses. El futbolista, un luchador en este tipo de circunstancias, ya pasó por una situación muy parecida, cuando en el Valencia sufrió una lesión de rodilla que lo tuvo muy cerca de la retirada. Su ímpetu y sus ganas de demostrar que podía seguir jugando hicieron que aceptara una oferta, allá por 2000, del Elche.
Dio un paso atrás, a la Segunda división, para coger impulso. Su gran actuación en el equipo ilicitano, donde disputó 34 partidos, le valió el billete para su fichaje por un Sevilla que regresaba a Primera de la mano de Caparrós y con Monchi como director deportivo.
En el equipo blanco lleva siete temporadas y ha ganado dos Copas de la UEFA, una Copa del Rey, una Supercopa de Europa y otra de España. Su último encuentro fue la final de la Copa frente al Getafe y desde entonces sigue esperando…