La tormenta tropical “FIFA” se convierte en huracán a su paso por Nervión

La denominación de “virus fifa” a las jornadas internacionales parece ser últimamente, un apodo demasiado benévolo. Sobre todo si tenemos en cuenta que tres de los internacionales sevillistas, o lo que es lo mismo, los únicos que han jugado, vuelven a Sevilla lesionados.

Primero fue Kanouté, que el sábado salió sustituído en el partido ante Chad. Los galones del malí con su selección hicieron saltar las alarmas, puesto que en aquellas tierras parece que la comunicación no es algo tan fácil como en Europa y hubo que esperar 24 horas para hablar con el futbolista. El delantero tiene unos problemas en el gemelo que serán examinados en profundidad ya en Sevilla. Por su parte, Dragutinovic podría padecer una rotura en el bíceps femoral izquierdo. Drago, que de momento no volverá a Sevilla hasta el jueves, será sometido a una resonancia magnética en Belgrado antes de tomar una decisión definitiva.

Para seguir con la tradición, Chevantón cayó a pesar de jugar sólo 15 minutos en su vuelta a la selección charrúa.  Parece ser que se le han reproducido los problemas de menisco en la rodilla que se operó el pasado año. En lugar de viajar a Bolivia, se desplazó hasta Montevideo donde será revisado por el doctor Suero, quien llevó a cabo aquella operación. Afortunadamente, ni Squillaci ni Fernando Navarro, los otros internacionales sevillistas tuvieron minutos. Mosquera, Capel y Luis Fabiano, tampoco pudieron vestirse por estar lesionados de antemano. Sin olvidar que Koné se partió la rodilla por todos sitios vistiendo la camiseta naranja de Costa de Marfil. ¿Sólo casualidad?

Precisamente el brasileño Luis Fabiano parece que será el único delantero disponible para Almería, por lo que Jiménez tendrá que tirar de imaginación -miedo me da- para completar un once que pueda plantar cara a la (ya no tanto) revelación del campeonato liguero.

Un comentario digno de un post

Este blog es un blog plural y por tanto tienen cabida todas las opiniones. A veces nos llegan comentarios que por su tamaño y sobretodo por su profundidad son dignos de constituir un post en sí mismos.

Aqui os dejamos uno de ellos.

EL SENTIDO DE LA CRITICA Y LA CRITICA SIN SENTIDO
==================================================

Esa masa desconocida (porque luego preguntas y no encuentras a nadie que haya silbado), escondida (porque es ilocalizable), difuminada (porque lo mismo te silban por aquí que por allá), asqueada y descreída con Don Manuel Jiménez Jiménez pero, en cualquier caso, reducida, ha pretendido hacerse un hueco en el Sevillismo. Pero en ese intento, el único hueco que se han hecho ha sido en el cuarto de atrás, en el cuarto oscuro y en medio de tanta oscuridad les pasado lo que les tenía que pasar, que se han quedado como Mr. Magoo, medio cegatos.

Y es que la oscuridad confunde, ciega y trastorna hasta tal punto que algunos se han acostumbrado de tal modo a las tinieblas que consideran confuso cualquier cosa que se halle a plena luz.

¿Qué es la crítica?. Una crítica (del griego κριτικός (kritikós), ‘capaz de discernir’) es la reacción o la opinión personal y/o analizada ante un tema. Pero la que se ejerce respecto al Sevilla F.C. y déjenme de gaitas, monsergas, confusiones y embrollos, siempre se ejerce en el mismo sentido y con el mismo sin-sentido, que no es otro que infravalorar la marcha del equipo y por ende la de su entrenador y ya puestos, de camino, le doy un palo al máximo dirigente, que ahí es adonde vamos, al meollo de la cuestión.

Porque si la crítica es la opinión personal analizada ante un tema, perfecto, pero es que la opinión, la pronuncie quién la pronuncie, siempre va en el mismo camino y todos los críticos tienen además la misma, luego no estamos ante opiniones personales sino ante una tendencia o corriente de pensamiento único. Existe otra definición y es que la crítica es el arte de juzgar las cualidades (bondad, verdad, belleza…) de las cosas; ésta me gusta más.

¿Realmente alguien piensa que los críticos, desde su individualidad, vierten sus críticas con la intención de que mejore el conjunto o lo hacen simplemente por sentimiento propio e intereses personales?. Moverse por intereses o rencillas personales es realmente penoso y es eso precisamente lo que está pervertido en su comportamiento emocional. Sin darse cuenta, de ahí su inconsciencia, han iniciado una extraña caza de brujas, al más puro estilo McCarthy, sacándose de sus entrepiernas las escobas para golpear, injustamente y a traición (la seña de identidad del cobarde), a un entrenador que no hace otra cosa que demostrar y corroborar, conforme pasan los días, su buen hacer a base de números y estadísticas, no exentas de récords.

Como dijo aquél, detrás de un gran hombre hay siempre una gran mujer pero también nos demuestra la historia (que se repite una y otra vez) que tras un gran hombre existe también un reguero de envidiosos que tienen siempre su arma cargada prestos para dispararle por la espalda por celos absurdos y en este caso las balas se dirigen hacia un técnico cuya grandeza no es otra que recibir ofensas y devolver trabajo.

Se trata de una masa deforme y deformada, caterva de celosos, envidiosos y odiadores que se prostituyen cual tusonas, hetairas y pelanduscas, por no sé sabe cuánto, para criticar a un técnico cuya virtud es el trabajo diario.

A ese grupúsculo de silbadores ruidosos les va a salir, más temprano que tarde, un moratón en el pecho de tanto agachar la barbilla y la cabeza, avergonzados por no poder levantar la vista y mirar a los ojos a un hombre, a un entrenador, al que un día insultaron y que hoy nos hace grandes.

P.D: Jiménez, I love you, que estás tapando más bocas que un padre de familia numerosa.

Comentario por RABIOSO — 9-Octubre-2008 @ 9:00 pm | Editar