Para el Real Jaén el Trofeo del Olivo; para el Sevilla otros tres tocados

El Real Jaén ha dejado en casa la XVIII edición del Trofeo del Olivo, tras imponerse en la tanda de penaltis al Sevilla en el Nuevo Estadio de la Victoria. El primer tanto del partido lo hizo el jiennense Galdós a los quince minutos, merced a un buen disparo desde fuera del área. La igualada llegó poco antes de la media hora por medio de Konko, que anotó un gol fantasma muy dudoso.

En la segunda parte hubo ocasiones para ambos conjuntos, y eso que el Sevilla dio entrada a todos los futbolistas canteranos que Jiménez desplazó. Al final hubo que acudir a la tanda de penaltis en la que los locales se mostraron mucho más certeros. De Mul y Barranco no acertaron con su disparo en los dos primeros penaltis, mientras que el Real Jaén sí que anotó los cuatro que tuvo que lanzar. Al final 4-1 y el Jaén consigue su 15º Trofeo del Olivo.

Más allá del resultado, lo importante era ayudar a este histórico club andaluz que pasa por malos momentos económicos. Los alrededor de 7.000 espectadores que presenciaron el choque dan fe de que se ha conseguido.

Lo negativo sin duda han sido las lesiones. Renato se retiró por una brecha aunque parece que sólo es el golpe. Sin embargo, tanto Konko como Crespo han recaído de sus antiguas lesiones y no tendrán fácil llegar al sábado. A tanto llegó la cosa que tras el cambio de Crespo, el guardameta Vargas tuvo que jugar de delantero 20 minutos.

A destacar la velocidad y participación de Tom de Mul, las internadas de Hugo y las buenas maneras en el manejo del centro del campo de Cordero. Este último está mereciendo una oportunidad en partido oficial con el primer equipo vistas las carencias que tiene el Sevilla en esta parcela.

En el Sevilla FC actuaron de inicio: Varas, Konko, Fazio, Mosquera, Crespo, De Mul, Renato, Duscher, Capel Hugo y Carreño. También hubo minutos para Renato, Crespo, De la Bella, Moisés García, Cordero, Salva, Javi Barranco y Fernando.

¿Qué pasa con el Sevilla Atlético?

Es cierto que en este blog no informamos sobre el Sevilla Atlético tanto como deberíamos. También lo es, que se hace complicado dedicarle espacio a un equipo que domingo a domingo no hace más que dar muestras de que es carne de Segunda B.

La bajada drástica del presupuesto dedicado al filial con respecto a la temporada pasada, ha supuesto que la gran plantilla de la que se disponía el pasado año (y que se salvó con solvencia) haya desaparecido. Cordero, Perotti y Armenteros son los únicos titulares indiscutibles que aún permanecen, pero no es esa la única pata que cojea en esta silla.

A nadie se le escapa que el técnico Fermín Galeote tiene también su parte importante de culpa, aunque tras la última derrota del domingo, viniera a decir en rueda de prensa que “o vienen futbolistas o el equipo se va a Segunda B”. Eso sí que es motivar y saber sacar el máximo provecho a la plantilla. Una plantilla, que dicho sea de paso está compuesta por futbolistas juveniles y alguna que otra apuesta de futuro que de momento no cuaja. Sin ir más lejos, la media de edad del once que cayó ante el Elche es de 20,6 años. Si quitamos a los “veteranos” Ruyales y Óscar, la cosa se queda en 19,6 años. Es decir, un equipo juvenil.

Pero hay indicios de que desde el Club se da todo por perdido. En los partidos ante Hércules y Elche en casa, se coincidió con el primer equipo en horario, evitando a muchos sevillistas apoyar al filial. Hemos podido saber que todo se debía a quejas del equipo visitante en ambos casos, solucionados por la LFP con el “horario estándar”. Eso sí, desde el Sevilla no se ha dado ni una explicación de esto a la afición, dando a entender que es una decisión propia.

Por último, extraña la poca implicación de futbolistas del segundo equipo para suplir las bajas por lesión. Sólo Armenteros ha entrado en esas listas, pues Hugo, Fernando y Carreño tienen ficha del Sevilla C.

Para el amistoso de hoy en Jaén, Jiménez ha citado a nueve futbolistas de la cantera. Con ficha del filial van Vargas, Cordero y De la Bella. Del Sevilla C van Moisés García, Salva, Javi Barranco, Hugo, Carreño y Fernando. ¿Dónde están Pukki, Perotti, Igor, Ríos o Trecarichi, que se vendían como los nuevos proyectos de la cantera? La sintonía Jiménez-Galeote parece perdida, por lo que el de Arahal se refugia en Diego Rodríguez, técnico que tiene al Sevilla C quinto en Tercera División.

Para terminar, una reflexión: La RFEF está cercana a aprobar una liga de filiales al estilo de Inglaterra o Italia, en la que participarían sólo los filiales de los equipos de Primera y Segunda. No habría ascensos ni descensos. ¿Será esta la respuesta a tanta incógnita?