El Sevilla Bayamón ofrecerá su título en la previa del partido ante el Barça

Andan muy ilusionados con el deporte rey en la Isla del Encanto. Poco después de que el primer campeón de la Puerto Rico Soccer League adquiriese el nombre del Sevilla FC, los héroes de esta proeza viajarán hasta la capital de Andalucía para ofrecer el título a los aficionados nervionenses. Será en la previa del partido Sevilla – Barça cuando el presidente bayamonés, Curro Martínez Cañavate, alce el trofeo de campeón en el césped del Sánchez Pizjuán, para orgullo de todos los sevillistas. Para Martínez Cañavate, como declara en la web oficial de la PRSL, “no sólo soy yo representando a lo que es mi equipo y el sentimiento que tengo, sino que es un esfuerzo que hicimos, el primer filial sevillista que se crea en el mundo fuera de España”.

El partido podrá verse en directo para 90 millones de personas en todo el mundo, por lo que esta será una importantísima ventana a disposición del emergente balompié puertorriqueño. Precisamente uno de los principales handicaps es para ellos la falta de recintos deportivos adecuados. De hecho, el Sevilla Bayamón anda buscando estadio para poder disputar la próxima Liga de Campeones de la CONCACAF.

¿Tenemos que empezar a mirar por el retrovisor?

 Desde aquella gloriosa noche de feria del 2006 que supuso el pase a la final de la UEFA con golazo en la prórroga de nuestro llorado Antonio Puerta, los sevillistas no nos ocupábamos del ex-eterno rival. Habíamos perdido la costumbre de mirar por el retrovisor a fuerza de ver que la manchita verde quedaba tan lejos que había dejado de ser una amenaza.

Nuestra única preocupación era saber hasta qué peldaño seríamos capaces de escalar en la lucha por todas y cada una de las competiciones que disputábamos sin importarnos lo mas mínimo lo que hicieran otros. Tal era la confianza ciega que teníamos en nuestras posibilidades.

Dos años y medio después y con algunas dudas sobre el verdadero potencial de nuestra plantilla -entrenador incluido- el panorama soleado del que disfrutábamos se puede ensombrecer un poquito.

Tras los resultados de ayer y mas por demérito del resto de equipos que por méritos propios, los palmerines se han colocado séptimos, a un punto de la UEFA y ya se sabe el subidón anímico que se experimenta cuando ves que puedes luchar por algo importante.

Los que se fueron, aunque nada se pudiera hacer por retenerlos, se están notando mas de lo que cabría esperar según el guión trazado por la dirección técnica.  A todo eso unimos que la afición sevillista anda mosquetera desde hace tiempo con el juego del equipo y que solo los buenos resultados han hecho amainar los vientos de discordia que se levantaron tras las cuatro derrotas consecutivas.

Ojalá dentro de  tres semanas, pasado ya el carrusel de puertos de primera categoría podamos reirnos de estas malas cábalas y que la mancha verde vuelva a empequeñecerse porque el Sevilla FC continúe peleando en lo mas alto y ellos intentando escapar de las llamas del infierno.

Mientras tanto habrá que prepararse para lo peor.  Los medios locales  volverán al ataque con lo del “tapado” de la liga, deseosos como están de que la tortilla se invierta después de tantos meses de dictadura triunfal en blanquirrojo. 

¿Qué apostamos a que todos los programas de radio y televisión de Sevilla y toda la prensa local comienza a comparar al innombrable con el Milán de Sacchi y a desprestigiar a los nuestros argumentando lo del ciclo agotado y demás sandeces? Yo de momento me tomaré un Almax para contener las arcadas.