Manuel Redondo vuelve a ver la luz al final de túnel

Era el 21 de abril de 2008 y el Sevilla Atlético caía goleado en el Molinón ante un Sporting que olía a Primera. Manuel Redondo volvía a sentirse futbolista después de sobreponerse al calvario de la temida triada. Galeote vio que era el momento de volver a darle confianza, pues solo había podido disputar unos segundos en el partido anterior en casa. Desafortunadamente, en uno de esos casos en los que el destino parece tenérselo guardado a alguien, en su primera acción se lanza a por el balón y una mala caída le provoca rotura de tibia y peroné.

De eso hace ya casi ocho meses, pero Redondo sigue empeñado en ganarle la partida al destino. Este fin de semana vuelve a una convocatoria con el Sevilla Atlético. Será en Tarragona, donde el filial viaja para cumplir el expediente en su última salida de este 2008. Quizás sea pronto para que Redondo vuelva a los terrenos de juego, pero está claro que el central tiene ganas de ser alguien importante en esto del fútbol. Sólo por su tesón e insistencia ya lo merece.

La única pena es que todo este camino comenzó cuando el Sevilla Atlético se encaminaba hacia la élite, en el verano de 2007. Para Redondo todo empezará a finales de 2008, cuando competir en la categoría es casi ya una utopía para los de la camiseta franjirroja.

¡Enhorabuena, Lolo!