El Sánchez Pizjuán vivirá otro partido europeo antes de lo que esperaba

Con la eliminación en la Copa de la UEFA, el Sevilla se ha quedado sin viajar por Europa al menos hasta el próximo mes de septiembre. Sin embargo, si Mahoma no va a la montaña…

Por eso, la RFEF ha decidido que el polémico amistoso entre España e Inglaterra se dispute en el Sánchez Pizjuán el próximo 11 de febrero. Como recordarán los aficionados, todo estaba dispuesto para que el choque se disputara en el Bernabéu, pero unas declaraciones de la Federación Inglesa avisando sobre posibles episodios racistas, avivaron la polémica. Al final, Villar se decidió por Sevilla, proponiendo el Ayuntamiento de la ciudad el Estadio de la Cartuja. Para un uso que le iban a dar, por lo visto el césped está en unas condiciones lamentables. El segundo estadio en capacidad, el verdiblanco, tiene como problema la escasa capacidad del palco de autoridades (incluso sin busto).

Así que será la Bombonera de Nervión la que vuelva a ver al “campeón de Europa”, eso sí, algo diferente al que solía ver cada domingo no hace tanto tiempo. Esperemos que para esta vez se anime Jesús Navas, ya que le coge cerquita de casa. No hay que olvidar que la roja nunca ha perdido en el Sánchez Pizjuán (17 victorias y 4 empates en 21 partidos). Confiemos en que siga la racha.