Deportivo LC 1; Sevilla FC 3. Con todo en contra, lo consiguió a la contra

Si pinchas en el siguiente enlace podrás ver videos de cada gol. Por cierto, vaya golazos, los tres nuestros.

Crónica:

Gran partido del Sevilla en La Coruña, en el segundo de los tres asaltos ante el equipo coruñés que de momento va 2-0. Cuando no hay nada que criticar los críticos se callan, por lo que no hay demasiado que objetar hoy a Jiménez. Quizá sólo que prefiriese a Maresca en lugar de Kanouté, aunque no tenía porqué saber como saldría del campo el italiano. Ante un Deportivo en racha, acabó aburriendo a la afición blanquiazul con un festival de efectividad que hacía del resultado mera anécdota con respecto a lo que se vio. Pero como la valentía también se premia, el Sevilla encontró el tesoro de los tres puntos al optar por no encerrarse a achicar balones desde el 1-1 hasta el minuto 94.

Todo empezó como últimamente en Liga y siguió mucho peor que últimamente en Liga. Pero; ver para creer, terminó mucho mejor de lo que el más optimista de los sevillistas podía vaticinar dadas las circunstancias. El equipo volvió a mostrarse como un grande a pesar de que Maresca se lo puso muy difícil con una estúpida autoexpulsión. Sin embargo, la segunda parte fue mucho más de lo que esperábamos. Con un gol en contra y un futbolista menos, una más que esperable sentencia gallega dejó paso a una auténtica revolución comandada por Kanouté.

El malí se quedó en el banquillo por estar supuestamente tocado, y Jiménez optó por Maresca en el mediocentro para adelantar a Renato. Sin embargo, el italiano volvió a demostrar que no está a la altura esta temporada y se fue del partido de motu propio. La primera parte es fácilmente resumible con un Sevilla que recordó a las primeras partes de Mallorca y Osasuna.  Al contrario de esos partidos, Palop se tragó un a priori fácil disparo de Bodipo que supuso el uno a cero. Para terminar de “bordarlo”, la ya comentada expulsión de Maresca al dar un claro codazo sin balón a Guardado justo delante de los morros de Rubinos. Al descanso con mala imagen, mala cara y pocas opciones de sacar algo.

En la segunda parte, Jiménez recapacitó y se pensó mejor la gravedad de la supuesta lesión que dejó a Kanouté en el banco. La pantera rosa sustituyó a Crespo y Adriano bajó al lateral diestro. Y sin que diera tiempo a sentarse, primera conexión Freddy – Luisfa y empate que te crió. El brasileño mandó a la red un balón muy complicado que Aranzubía no pudo ni intuir. Lógicamente, el equipo volvió un poco atrás pero nunca hizo ascos al contragolpe, motivo por el cual se consiguió la proeza.

Hasta seis ocasiones del Depor hacían más que factible que el sueño se terminara desvaneciendo, pero Palop estaba dispuesto a volver a ser el de las grandes ocasiones. El Sevilla no llegaba. No le hizo falta, porque para cuando lo hizo a doce del final tuvo la mayor de las punterías. Contra de libro que termina en un centro largo de Capel, que había sustituído a Luis Fabiano. El balón no llega a Kanouté, que tiene que ir al corner opuesto a buscar el cuero. Desde allí la puso de lujo para Renato, quien rodeado de cuatro defensas remató en plancha a placer el segundo.

Si Palop había sido clave hasta entonces, se terminó de salir con dos espectaculares acciones. Sergio y Juan Rodríguez  las disfrutaron, pero se encontraron con el crack de La Alcudia que se resarcía de su fallo en el gol. La situación era muy parecida a la que precedió al 1-2, y terminó de la misma manera. Otra contra que deja a Navas completamente solo. Junto al palo zurdo de Aranzubía ve la llegada de Capel, que ya en el descuento cierra la cuenta para firmar la segunda victoria liguera  en La Coruña en 55 años. Aunque en Copa nos ha ido algo mejor allí, no haríamos mal en confirmarlo el miércoles. Cualquier empate vale, pero mejor si la actitud se parece a la de hoy.

En cuanto a Jiménez, no creemos ni que él esperara tal vuelco en un partido que se iba. Aunque el último cambio de Escudé fue totalmente de la casa, hay que valorar las más que relevantes sustituciones con las que puso en el campo a Kanouté y Capel.

Por el Sevilla jugaron: Palop (2), Crespo (1), David Prieto (1), Squillaci (2), Navarro (2), Maresca (0), Romaric (1), Navas (3), Adriano (2), Renato (2) y Luis Fabiano (2). También jugaron Kanouté (3), Capel (2), Escudé (s.c).