Urge que cambie algo en el Sevilla Atlético


Cuando casi nos preparábamos para contar aquí que la noticia había saltado, y que el Sevilla Atlético abandonaba la última plaza a costa del Alicante, un nuevo varapalo ha acabado azontando al filial. Un equipo que al descanso ganaba al penúltimo por dos a cero ha dejado escapar tres puntos que le hunden más si cabe en la tabla. La expulsión de Redondo en la segunda parte bloqueó a los sevillistas, que eran flanes a partir de entonces en cada ataque alicantinista.

Pero no queremos centrarnos en lamentos deportivos, pues el problema no creemos que sea siempre la mala suerte o la inexperiencia. Desde este blog venimos manteniendo que Fermín Galeote no debería tener carta blanca para hacer del filial lo que quiera, como así se lo han hecho saber los mandamases del club. El equipo está sumido en una tremenda depresión futbolística, y cuando parece que va a poder sacar la cabeza, le vuelven a dar con el mazo.

El crecimiento de los chavales tiene también, no lo olvidemos, un importante porcentaje de estado anímico. Ese estado que se va dinamitando semana tras semana al ver que pase lo que pase los resultados no llegan. Es necesaria para esa plantilla un cambio de manos, otra forma de ver el fútbol, de afrontar los partidos o de asimilar las derrotas. No es normal que, por mucha inexperiencia que se tenga, los errores se repitan una y otra y otra vez sin discriminación. Parece lógico que algo falla en la persona que maneja el barco. No sería necesario ni dejar de alimentar bocas amigas. Bastaría con permitir a Galeote dejar que siga haciendo grande al Sevilla C, mientras que Diego Rodríguez da el salto e intenta (sin que sea un gran reto) mejorar lo que hay.

Quizás de esta manera se darían oportunidades a otros futbolistas que no son del “agrado” de Don Fermín. Sin ir más lejos,  un centrocampista ofensivo como Mohammed es el delantero centro de ese equipo. A lo mejor lo está formando para que dé el salto, pero se me hace difícil, teniendo en cuenta sus 25 años y que lleva desde 2003 con Galeote en el Sevilla C. En la mediapunta le acompañó hoy Barranco, que debería jugar en su puesto natural de mediocentro. O José Carlos, que jugó en la medular cuando su situación ideal es arriba del todo (es el segundo máximo anotador del C). Mientras, futbolistas como Trecarichi, Igor, o el propio Pukki (fue suplente la semana pasada en Vigo), que como nuevos Messis, tienen más posibilidades de ir convocados con el primer equipo que de jugar con el segundo.

Para terminar, no me quiero olvidar de que el recambio atacante del filial es Fali (este año cumplirá 26 tacos) o de que el mejor jugador del juvenil campeón de Copa, el portero Juan Martín, es la cuarta opción para Manolo Jiménez (tras Palop, Javi Varas y Vargas) pero Galeote lo mandó al C para traer a un madrileño de 25 años.

Si se justifica la posición clasificatoria con el cambio generacional, desde luego hay un dato que me baila. Si esa es la manera de promocionar a un equipo filial, parece que el trabajo deportivo del actual técnico sevillista está muy en consonacia con el del trabajo de club. Aún se está a tiempo de crear un equipo de garantías aunque se descienda a Segunda B. Esperemos que la directiva recapacite y deje que la incompetencia se  adueñe de otra rama más de nuestra entidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: