Real Sporting 1; Sevilla FC 0. Ni con uno más y sin ideas (vol. 2)

Viene diciendo Manolo Jiménez desde hace tiempo, que dadas las circunstancias este equipo no puede rotar. Dicho y hecho: rotó y  se la pegó ante un Sporting que jugó una hora en inferioridad numérica. Como contra el Racing hace una semana, el equipo quiso ganar por acumulación de efectivos arriba, pero está visto que sin crear este equipo no sabe.

Jiménez sorprendió, aunque cada vez le cuesta más hacerlo, con Romaric como mediapunta y dos medioscentros de destrucción. Con todo esto, lo que se esperaba. El Sporting salió a por todas y nosotros ni olíamos a Lafuente. No tardaron en ponerse bien las cosas para los de casa con un claro penalti por manos de Escudé, al que tras atrapar el balón sólo le faltó levantarse y sacar de puerta con un voleón. Bilic lanzó y Palop volvió a adivinar para que tardásemos algo más en hacernos a la idea. Pero con un centro del campo poco avispado, los asturianos llegaban y llegaban sin excesivos problemas. Cuando a un buen centro se le une un defensa propio  de la liga canadiense, el resultado es un gol de Diego Castro a los diecisiete. Carmelo la puso de cine desde la derecha, pero Crespo no supo  que pierna mover para intentar el despeje, por lo que vendió a Palop en el único gol del partido.

Todos los caminos llevaban al segundo gol del Sporting, pero Megía Dávila no se amilanó a la hora de enseñar la roja a Canella por entrada criminal a Capel. Aquí empezó el singular recital de bajeza de la afición local, que nunca supo estar a la altura de sus jugadores. Con uno más se abría el mismo panorama de la jornada anterior, y para nuestra desgracia el desenlace también volvería a repetirse. Un centro chut de Navas y un doble disparo al muñeco de Cheva pudieron equilibrar al descanso, pero el uno a cero ya era suficiente.

Con la correspondiente primera parte tirada como viene siendo habitual (4º partido seguido encajando primero), Jiménez se desdijo de sus ideas de rotación y sacó a Kanouté. El malí tuvo algunas pero sin centro del campo sólo existía la vía del voleón y el posible remate. Capel, cada vez más pitado por una grada que no devolvía los balones, se acabó apagando y la posterior salida del Laucha aportó velocidad, pero todo moría en una defensa amurallada o en un portero con la suerte de cara como Lafuente.

Si se hubiesen jugado 180 minutos, el resultado que campea en el titular de esta crónica habría sido el mismo. Si Jiménez pretende eliminar al Athletic jugando así en La Catedral, más vale que el miércoles saquemos seis o siete goles de ventaja. Si alguien sigue creyendo que el lateral derecho está bien cubierto, debería dimitir de su responsabilidad en la secretaría técnica. Para tanto será la cosa, que en una noche como esta he echado de menos a Aquivaldo Mosquera. La copa debe ser un bálsamo porque los dos partiditos de Liga que hemos enlazado son para analizar más de un par de cosas.

Por último, mención aparte para Manuel Preciado. En sala de prensa ha intentado defender su teoría de que Canella no ha pegado una patada en su vida y que Capel salta por cualquier roce. Esperemos que vea la jugada en su casa, porque acto seguido se le caerá el bigote de vergüenza. Por cierto, tanto él como su segundo acabaron en la caseta.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Crespo (0), David Prieto (1), Escudé (2), Dragutinovic (1), Duscher (1), Fazio (1), Jesús Navas (2), Capel (2), Romaric (1) y Chevantón (1). También jugaron Kanouté (1), Acosta (1) y Renato (s.c)

Perotti, el fichaje de invierno

Diego Perotti ha sido inscrito en el primer equipo del Sevilla FC . El fino interior argentino de 20 años que llegó en 2007 procedente del modesto Deportivo Morón, ha sido de los pocos jugadores del filial que se ha hecho merecedor a tal premio. Perotti estuvo integrado en los escalafones inferiores de Boca Juniors y se quedó muy cerca de ser convocado para el mundial de futbol sub-20 pero Agüero y Zárate le cerraron el paso. Es hijo del “Mono” Perotti, compañero de Maradona en aquel Boca campeón de 1981.

En un equipo necesitado de centrocampistas de calidad y ante la negativa del consejo de administración a realizar desembolso alguno en el mercado invernal, Diego tendrá la oportunidad de demostrar sus cualidades cuando quede libre una de las tres plazas extra-comunitarias que ocupan hoy Chevantón, Acosta y Mosquera. El que mas posibilidades tiene de obtener la nacionalidad española es el uruguayo Chevantón. Mientras tanto, habrá que esperar para volver a ver a Perotti en partido oficial, porque al pertenecer al primer equipo no puede disputar partidos con el filial. Esperemos que salga bien la jugada.

Como ya se preveía y se había anunciado, el plazo de inscripción de fichajes terminaba anoche sin que por el Pizjuán arribara ninguna cara nueva. A pesar de las lagunas que sufre el equipo en varias zonas, los aficionados tendremos que seguir sufriendo la descompensación defensiva en el lateral derecho, una medular de mas que dudosa eficacia por la inoperancia de jugadores como Duscher, Fazio y Maresca, o contemplar como Luis Fabiano y Kanouté se revientan a base de acumular partidos en la zona de ataque porque no tienen a nadie que les de un respiro.

Lejos parecen quedar aquellos dias en que sin un duro, la secretaría técnica era capaz de apostar por jóvenes promesas desconocidas como Dani Alves y Adriano que luego demostraron el tremendo potencial que atesoraban. Ahora parece que tenemos que invertir varios millones de euros y no siempre con la etiqueta de “rendimiento garantizado“.

A los administradores de este blog no nos parece ni mucho menos acertada esta postura. Cuando las debilidades son patentes y están bien identificadas, algo se tenía que haber hecho teniendo en cuenta que la plaga de lesiones parece no tener fin. Llevamos cuatro meses viviendo del cuento de la lechera; “cuando se recuperen fulanito y menganito vamos a poder rotar al otro y al de la moto y tal y cual….. “. Sin embargo , la cruda realidad dice que cuando uno se recupera caen inmediatamente otros dos. Cuanto me acuerdo ahora de los Alejandro Alfaro, De Mul, Lolo y Duda. Por cierto, los dos últimos se fabricaron ayer uno de los goles del Málaga frente al Bilbao.

El Sevilla está luchando por meterse en champións y en la final de la copa del Rey, es decir, objetivos tangibles que son alcanzables y que constituyen el ser o no ser de toda una temporada. Los recursos por contra, no están en consonancia. Manolo Jimenez no ha sido nunca santo de nuestra devoción pero hemos de reconocer que bastante complicado se lo ponen al hombre.