Si esto es casualidad, nuestra mala suerte no tiene límites

En noviembre hicimos un artículo titulado “de lesiones y lesionados”. Ahora, el tema se vuelve a poner de actualidad, aunque realmente a mayor o menor nivel, nunca ha dejado de ser noticia esta temporada.

El caso es que, si el otro día hablabamos de que sin partidos entre semana, los jugadores se irían recuperando, nada más lejos. Caen como moscas y el último ha sido nada más y nada menos que Lautaro Acosta. El tobillo del Laucha no ha resistido ni dos semanas, pues después de tres meses de inactividad, hoy ha vuelto a resentirse y abandonó el entrenamiento con ayuda de los fisios. A día de hoy, es una duda más que seria para Montjuic. Ver video aqui (gracias JJ Acosta).

No queda ahí la cosa, por supuesto, porque Escudé tiene para cuatro semanas. Como en el parte médico facilitado ayer, casi que faltan sólo Palop y Jiménez, lo pegamos aquí íntegro:

Escudé: Julien Sufre una pequeña rotura miotendinosa en el bíceps femoral, por lo que estará de baja de tres a cuatro semanas en principio.

Konko: ha realizado trabajo en el campo con toque de balón y la evolución es buena. Su puesta a punto se ha ralentizado al sufrir días atras un fuerte proceso gripal.

Koné: ha realizado trabajo de fortalecimiento y potenciación en gimnasio. Después en el campo ha trabajado con botas (por primera vez desde la lesión) para reeducación de la marcha, de la carrera y toque de balón controlado. Hay que ir con cautela antes de aumentar la carga de trabajo, ser cautos puesto que no ha usado las botas hasta este martes y hay que comprobar la evolución de la rodilla y la masa muscular. 

Luis Fabiano: se está a la espera de los resultados de una resonancia de revisión para evaluar la evolución de la lesión, de la que aun tiene molestias. Se continua el trabajo de fisioterapia a la espera de la evolución.

Chevantón: ha realizado trabajo de gimnasio de tronco y piernas con buena sensación. No refiere dolor en la espalda.

Armenteros: ha sufrido un cuadro de gastroenteritis aguda con malestar general.

Por desgracia, sólo en el caso de Escudé y aproximadamente en el de Koné, conocemos los plazos de recuperación de nuestros futbolistas. Si, volvemos a repetir, todo esto es simplemente fruto de una desgraciada casualidad, nos ha mirado un tuerto pero de los dos ojos.

¿Como valorais esta situación?¿Pensais que es mala fortuna o que puede existir un mal funcionamento de los preparadores físicos y el cuerpo médico?