Campeonas con cuatro semanas de adelanto


Como anunciábamos ayer, el Sevilla Femenino tendría el campeonato liguero en sus manos si conseguía vencer, tal y como lo había hecho en las 29 jornadas anteriores. Para que no hubiese problemas, las chicas decidieron conseguir un resultado contundente y se impusieron por un clarísimo 11-0, lo que les permite relajarse de aquí al primer fin de semana de mayo, que será cuando se de por concluída la temporada regular.

Pero ese descanso no podrá durar más, pues el equipo sevillista necesita imponerse en la fase autonómica de ascenso para lograr el salto a la Primera Nacional. Y no será fácil, en primer lugar porque se disputará en formato de fútbol 7. Esta extraña decisión se debe a que el fútbol femenino no está aún demasiado arraigado en nuestra comunidad, y a excepción de en Sevilla, en el resto de provincias andaluzas los equipos no consiguen normalmente formar plantillas para fútbol 11.

En principio habrá que jugar en dos fases, con una de liguilla en primer lugar, aunque la reglamentación de la FAF es algo confusa en este sentido, pues habla de fechas en las que aún se estaría disputando la competición provincial. En cuanto aclaremos este tema, expondremos el formato definitivo.

En todo caso, ¡enhorabuena chicas!

Anuncios

2 comentarios to “Campeonas con cuatro semanas de adelanto”

  1. RABIOSO Says:

    CREATIVIDAD Y PLAGIO
    =====================

    El plagio se ha convertido en una constante de nuestra sociedad. Pues no sólo ha logrado invadir el mundo académico, sino que también ha incursionado en otros espacios tales como la música, la pintura, el cine, etc., es decir, las artes en general. Grandes escritores y artistas se han visto envueltos en escándalos por causa de este fenómeno. Esta práctica es tan antigua como la historia misma y lo curioso es que tan famoso “delito” se ha venido propagando, desde siglos atrás, con nuevas y sutiles modalidades

    Ejemplo de ello es que en el siglo V a.C., durante un concurso de poesía, varios concursantes presentaron como propias, algunas obras antiguas existentes en la biblioteca de Alejandría y, una vez descubiertos, se les tildó de ladrones.

    Ahora bien, si nos remitimos al nacimiento del término plagio, algunos autores afirman que la primera acusación de plagio se puede situar en una anécdota que hace referencia al filósofo Heráclito contra su colega Pitágoras, de quien insinuó que no era más que un “acaparador de conocimiento” . Aunque, a propósito de esta afirmación, aún no se ha comprobado que dicha referencia pueda ser interpretada como una acusación de plagio.

    Por otro lado, otros autores atribuyen la creación del concepto de plagio a los romanos como término derivado del verbo latino plagiare, que significaría originalmente “vender fraudulentamente el esclavo del prójimo como propio” . La pena que recibía quien incurría en tal acto eran los temidos azotes.

    Por cierto, cabe mencionar que en la Antigüedad no se le concedía mucha importancia a la creación original. A pesar de esto, fueron muchas las acusaciones de plagio contra grandes escritores griegos entre los que se puede mencionar a Aristófanes y Demóstenes. Al primero se le acusó de haber copiado a Eurípides y al segundo de haber copiado a Iseo.

    Un ejemplo más claro, a propósito de ello, hace referencia a un viejo texto de Marcial, poeta latino famoso por sus epigramas, quien escribió lo siguiente: “Corre el rumor, Fidentino, de que recitas en público mis versos, como si fueras tú su autor. Si quieres que pasen por míos, te los mando gratis. Si quieres que los tengan por tuyos, cómpralos, para que dejen de pertenecerme.” ((Epigrama XXX: A Fidentino el Plagiario). Y otro aún más contundente, contra quien acusó como plagiario de su libro ““(…) El que desea adquirir la gloria recitando versos de otro, debe comprar, no el libro, sino el silencio del autor”.

    También se dice que Alejandro Dumas, novelista y dramaturgo francés, contaba con una treintena de ‘colaboradores’ quienes le ayudaban a escribir sus obras. Stendhal, escritor francés, considerado uno de los literatos más importantes y más tempranos del Realismo, fue acusado de plagiar otras obras en sus comienzos. Tom Clancy, autor estadounidense de thrillers políticos basados en conceptos de inteligencia militar, dijo en una ocasión, ante la pregunta de cuál era el tema del nuevo libro que iba a presentar días después, respondió: “todavía no lo sé”.

    Tal como ha sucedido a lo largo de la historia, se pueden mencionar otros casos de plagio famosos, entre los que se destacan, el de el Nóbel español Camilo José Cela quien fue acusado de plagio en su novela “La cruz de San Andrés, con la cual ganó el Premio Planeta en 1994, o el de La banda de rock española Mago de Oz, quien también fue acusada de plagio en la letra de uno de sus mayores éxitos, el tema “Para ella” pues contiene la misma letra con mínimas alteraciones, de la canción “Cuando agosto era 21” del cantautor chileno, Fernando Urbiego, registrada en 1978. En definitiva, serían innumerables los casos de plagio que se dice, se han hecho a lo largo de la historia

    Ahora bien, si nos remitimos al concepto de plagio en la actualidad, afortunadamente se cuenta con una disciplina normativa que protege las creaciones intelectuales, que se conoce con el nombre de Propiedad Intelectual. Ésta última a su vez comprende Los Derechos de Autor, que es la protección que le otorga el Estado al creador de las obras literarias o artísticas desde el momento de su creación y por un tiempo determinado. De otro lado, hoy se cuenta con muchas estrategias para no incurrir en plagio, tales como: resumir, citar las fuentes de donde se obtiene la información, No copiar textualmente, parafrasear, entre otras.

    Finalmente, cabe preguntarse si vale la pena limitar nuestras capacidades y tomar ideas de otros con el fin de hacerlas pasar por nuestras. Es importante reflexionar en torno a la idea de la escritura, que ésta no se vea como una obligación académica, pues la única forma de aprender a escribir, es escribiendo. Hay que dejar fluir las ideas y a través de ellas expresar, nuestras creencias, prejuicios, ideologías y aspiraciones. Sacar a la luz nuestra capacidad creativa para que empiecen a brotar conceptos novedosos. Para esto no se necesita imitar a nadie. Bien es cierto lo que dijo Sábato “Un buen escritor expresa grandes cosas con pequeñas palabras; a la inversa del mal escritor, que dice cosas insignificantes con palabras grandiosas”.

    Pero, en fin, el Sevilla FC seguirá creando y otros plagiando. Sin citar las fuentes, por supuesto.

    UN ABRAZO RABIOSO a todos los sevillistas que dan la cara.

  2. sevillistasderenault Says:

    Amigo Rabioso, después de esto no sé si lo que quieres dar a entender es un halago o una crítica a nuestro blog por un supuesto plagio. De lo segundo no podríamos darnos por aludidos en ningún caso, pues ni una sola de esas palabras ha sido reproducida por ningún otro medio de comunicación, blog o similar.

    Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: