Valencia CF 3; Sevilla FC 1. Mal momento para perder la cabeza


El Sevilla se ha complicado y mucho la tercera plaza después de caer en Mestalla ante un equipo que sabía que se jugaba mucho y lo demostró. No dieron la misma impresión alguno de nuestros futbolistas, para los que tanta repetición de que en esta Liga estaba todo hecho, parece haberles afectado. Mención aparte para González Vázquez, que acribilló de tarjetas un partido (y especialmente a los nuestros) , que sólo se puso feo en los minutos finales.

Vodpod videos no longer available.

No empezó mal, de todas formas, la cosa. A pesar de contar con uno solo de los killers, el equipo salió muy valiente a por el primer gol y el Valencia se vio encerrado en su propia área. Adriano y Jesús Navas se encargaban de crear el 90% de las ocasiones por su banda, la derecha, aunque Romaric puso un balón desde la siniestra para Kanouté, que a punto estuvo de significar el cero a uno. No fue así, pero de ese corner, uno de los ocho que lanzamos en la primera parte, llegó un certero remate de Escudé que por fin hacía justicia. El equipo seguía bien posicionado, aguantando bien los arreones del Valencia y saliendo con peligro hacia arriba. En el primer tiempo fuimos infinitamente superiores y solo la mala suerte hizo que no nos pusiéramos con un 0-3.

Eso sí, si hay algo con lo que no se puede luchar es con las decisiones arbitrales. Al menos, desde el césped. Navas, Duscher, Squillaci y Adriano se vieron pronto con amarilla, los dos últimos en una jugada que terminó con bote neutral pero dos amonestaciones en una presumible falta. Todavía nos estamos preguntando porqué vio la tarjeta amarilla Adriano en una jugada donde no intervino en absoluto. Aún así, seguíamos llegando y el segundo podía convertirse en una realidad. Perotti tuvo la suya pero remató forzado y el bote permitió atrapar a César. Poco después, jugada con más de veinte toques que termina con un despeje de pómulo del meta a tiro de Romaric. Esa jugada, en la época de Juande le pegaba en la cara al portero y entraba.

Cuando todo hacía indicar que llegaríamos al descanso con un panorama muy soleado, las nubes acecharon en cinco minutos fatídicos. Primero, Adriano veía la segunda al cortar una contra aún cerca del área valencianista. Nada que objetar a esa tarjeta si hubiera sido amarilla, pero el psicópata de Gonzalez Vazquez tiró rapidamente de gatillo para expulsar con roja directa a nuestro jugador. Primera canallada consumada.

Cuando lo importante era, sea como fuere, terminar el primer acto por delante, jugada embarullada y Escudé sale a lo loco a por un balón y termina derribando claramente a Mata en el área. Villa no desaprovechó el regalito. Para mayor desgracia nuestra, Jiménez se encargó de empeorar la situación sustituyendo a Perotti, curiosamente uno de los pocos que no estaba amonestado, para colocar a Mosquera en el campo. Que me perdonen pero yo sigo sin entender algunas decisiones  de nuestro entrenador.

En la segunda parte Emery no tuvo más remedio que recoger el guante de su homólogo y mandó a sus tropas avanzar por la banda izquierda. A punto estuvo de sacarle el máximo rendimiento a la estrategia, pero por suerte Mosquera se fue entonando con el paso de los minutos. El Valencia, como era de esperar, llegaba y llegaba con peligro, aunque veíamos a un Sevilla que no se escondía aunque tampoco gozó de ocasión alguna para volver a desequilibrar. Romaric era el que más se esforzaba, mientras que Capel, que sustituyó a Navas (obsérvese que Jiménez utiliza dos cambios para una estrategia en la que le hubiese servido el de Capel por Navas), estaba muy desaprovechado como jugador más adelantado y por el centro. A nuestro juicio, Capel debió pegarse a banda izquierda y buscar provocar la segunda tarjeta al morenito Miguel. Pero nada, lo pegó a banda derecha y luego lo puso de punta.

Pasaban los minutos y a todos los sevillistas nos recorría esa sensación de que todo el trabajo acabaría tirado por tierra por una de esas jugadas a la contra a la que acostumbran Villa, Mata y compañía. Nada más lejos de la realidad, de hecho el asturiano se marchó con algunas molestias y fue sustituido por Morientes. Al final, el gol llegó, porque tenía que llegar, pero asombrosamente fue por demérito sevillista. Un Fernando Navarro que parecía bastante entonado hasta el momento, se permitió el lujo de saltar en el área ante un centro, bastante pasado, por cierto, para tocar con la mano y obligar a Bernardino a señalar otra vez el punto fatídico. Además, para rizar el rizo, Palop protestó la inexcusable acción y vio la quinta, por lo que Javi Varas tendrá que defender los tres palos en el Camp Nou.

Mata tampoco dudó y nos puso por detrás en el marcador, donde nos quedaríamos hasta el final. Luis Fabiano entró con ganas de arreglarlo, tantas que casi termina de estropearlo con una violenta acción que le costó la amarilla. Aunque Marchena estuvo listo para provocarle, no es menos cierto que el central sabía lo que hacía porque las revoluciones en las que andaba el carioca eran excesivas. Tampoco estará en el banquillo del coliseo culé Jiménez, expulsado por protestar.

El tercero del Valencia, ya sobre la hora, no fue más que una anécdota en un partido que nos hace pensar y mucho en la semana pasada. Como ya ocurriese hace unos meses, la gran racha de siete partidos invicto se sucede de dos derrotas seguidas. El problema es que los que vienen son Barcelona, Madrid y Villarreal. Al menos este último pasa por su peor momento. La racha es sólo de cinco puntos con el goalaverage perdido, por lo que más nos vale hacer algún milagro ante los dos imbatibles de esta liga.

Bernardino González Vázquez hizo honor a lo que se esperaba de él, un arbitraje teledirigido como siempre nos hace y dejándonos una vez mas en inferioridad numérica. Las tarjetas fueron excesivas por ambos bandos, aunque para nosotros las repercusiones acabaron siendo exponencialmente mayores. ¿Cuando dará Del Nido un puñetazo en la mesa como hizo el presidente de Osasuna en su momento ? Ya está bien de tragar y tragar y poner siempre la otra mejilla. Este árbitro impresentable debe ser recusado a perpetuidad por el Sevilla a la voz de ya.

Lo peor son las secuelas, más que nada porque Mosquera se antoja como la sombra de Messi el miércoles, con todo lo que eso conlleva. No podremos contar ni con Jimenez ni Adriano ni Palop. Los sevillistas que queríamos más emoción en los partidos, aquí la tenemos. A partir de ahora un fallo más puede ser contraproducente. Que Henry y Eto´o nos cojan confesados. Y si puede ser, que no nos cojan.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Adriano (2), Escudé (2), Squillaci (1), Fernando Navarro, (0) Duscher (1), Renato (1), Jesús Navas (1), Romaric (2), Perotti (2) y Kanouté (2). También jugaron Mosquera (1), Capel (1) y Luis Fabiano (s.c)

Anuncios

9 comentarios to “Valencia CF 3; Sevilla FC 1. Mal momento para perder la cabeza”

  1. MAGASE Says:

    Hoy es dificil hacer una crónica medianamente en frio,yo despues de dos horas aun no me quito de la cabeza al impresentable que iba vestido de amarillo,es nauseabundo,es lamentable,es indignante,es cruel que una afición,un equipo señero como el nuestro tenga que sufrir un agravio como el de hoy en un estadio de futbol,hoy disculparé,la mano tonta de fernado navarro,los fallos que hayamos podido tener,el planteamiento haya sido mejor o peor,hoy habia un tipejo que hicieramos lo que hicieramos llevaba las consignas muy claritas para que los tres puntos se quedaran en mestalla,asi no se puede,pero no nos vamos a rendir,somos el sevilla y los sevillistas,y esta gentuza no nos conoce a nosotros cuando tenemos que unirnos ante tanta adversidad,estoy muy jodido,hoy por favor perdonarme si mi comentario es algo anormal en mi,soy humano y me duele cuando me pegan una patada en los cojones.

  2. sevillistasderenault Says:

    Yo no digo que el árbitro no haya influído, creo que tiene su parte de culpa y así lo expreso en la crónica. Tampoco digo que Jiménez haya sido el causante de la derrota, porque el equipo salió valiente y quitando algunas decisiones como el cambio de Perotti, creo que hizo lo que debía. Lo que creo que nos ha costado el partido es la falta de concentración de determinados jugadores en determinados momentos. Ni Adriano puede hacer esa falta tan fuerte en ese sitio y sabiéndose amonestado, ni Escudé puede salir como salió a por un balón dentro del área en el minuto 43 de partido. Ni Fernando Navarro puede levantar el brazo como si se supiese la pregunta mejor que nadie dentro del área y en un centro pasado al que casi ni llega con la mano en alto. Ni Palop puede ir a protestar esa acción injustificada sabiendo que una amarilla le deja sin jugar en el Camp Nou. Ni Luis Fabiano puede dejarse calentar por Marchena desde que salió hasta que terminó el partido, porque no fue expulsado de milagro.

    Algunas de esas acciones son evitables porque el fútbol es el fútbol y en caliente es complicado razonar. Pero una cosa es eso y otra la que hemos visto. Hay que tener la cabeza más fría porque si el Getafe te puede ganar en una mala tarde, lo que te puede hacer el Barcelona, el Valencia o el Madrid es vapulearte. Ahora, precisamente ahora es cuando el equipo tiene que estar más concentrado. Esperemos que en los dos próximos partidos se de la cara. Siempre y cuando se produzca en condiciones normales, no podría reprochar un cero de seis esta semana. Si nadie puede con Madrid y Barcelona, lo normal y lógico es que nosotros tampoco. A partir de ahí, mejor que los de abajo también pinchen.

  3. Joan Says:

    Totalmente de acuerdo con vosotros. El árbitro se equivoca y mucho pero también Adriano y F.Navarro. En lo que no estoy de acuerdo es que se nos haya complicado la clasificación de champions ni la tercera plaza. El Valencia tiene peor calendario que nosotros de forma que con el tiempo hasta ampliaremos la ventaja.
    Al tiempo.

  4. sevillistasderenault Says:

    El problema amigo Joan, es que no tenemos un único rival por la tercera plaza. El Atlético también ha metido ahí los morros y veremos a ver.

    Saludos.

  5. Futbolyno Says:

    Pero vamos a ser sinceros. realmente sinceros. Yo formalmente solo he jugado a futbol siete. Pero akí si que hay quienes presumen de haber jugado muchísimo al futbol y ademas son muy entendidos.
    ¿Quien ha perdido la cabeza?¿Los papeles? ¿Quien ha desquiciado el partido, donde quien se juega de verdad la vida era el Valencia?. ¿Quien ha deformado un buen partido por parte del Sevilla FC.?
    ¿Quien ha roto la ceja a Renato, y ni tarjeta?
    Por favor!
    Si presumismos de decir la verdad y de ser sinceros.
    ¿Porqué no nos mojamos y denunciamos a los cuatro vientos, aunque sea desde nuestro blog. QUE ESTA COMPETICIÓN ESTÁ MANIPULADA EN FAVOR DEL MADRID DESCARADAMENTE, Y CON LA COMPLICIDAD DE LA PRESA DEPORTIVA, QUE ALGO DEBEN GANAR, SUPONGO. AUNQUE SEA PODER SER ELEGIDO PARA QUE PUEDN TRABAJAR.
    Ya está bien de quedarnos en las hojas. Vamos a la raiz del problema!.
    ¿No nos interesa el madrid?. Pues cada vez que vampos a jugar contra el nos quitan jugadores.
    Y ahora contra el Barcelona igual
    Pero sabes
    De todos modos vamos a ganarle al Barcelona y al madrid. ¡A los dos!. ¡Al tiempo!
    Saludos
    Fra

  6. Miguel Says:

    No soy tan optimista como Futbolyno, pero también creo que vamos a sacar puntos: empatando con el Barcelona y ganándole al Madrid.

    Ánimo sevillistas, aún somos los terceros y con un colchón de 5 puntos.

  7. sevillistasderenault Says:

    Amigo Fran, al Barcelona le obviaron dos claros penaltis y le anularon un gol en Getafe el sábado. ¿Y sabes? Gano el partido. Claro, que es más complicado hacerlo con decisiones arbitrales en contra, pero no era imposible puntuar en Valencia en esas circunstacias, más que nada porque los dos penaltis son indiscutibles, y esos penaltis se hacen igual con diez que con once.

    Me parece muy bien que se remarque que el árbitro influyó, yo mimo lo hago, pero no se puede caer en el error de camuflar las cosas. Eso es lo que hacen algunos, pero me alegro de que los futbolistas dieran el paso al frente y reconocieran que el árbitro no fue el determinante, sino ellos mismos con sus errores.

    Cuando ganamos con algún favor arbitral (que también los ha habido aunque no te acuerdes), no leo a nadie decir que ganamos gracias al árbitro. Más bien que se ganó, y sin favores arbitrales también se habría hecho. Pues en este caso lo mismo, creo que nos perjudicó pero que hubiésemos perdido igualmente.

    Lo que hay que hacer es olvidarse de los árbitros, y no pensar en si este nos viene mejor o este peor durante la semana. Eso sólo sirve para escudarse si llega la derrota. Sé que el club no se escuda y eso me alegra, pero no me gusta leerlo en los aficionados, aunque lo respeto, lógicamente.

    PD: Si te refieres a mi con lo de entendido, te digo que jugué hasta los 15 años, y no demasiado bien. Si alguna vez dije que era profesional, que no lo creo, mentí.

    Saludos.

  8. Talibán Sevillista Says:

    El problema está en que si estás sometiendo al Valencia a una presión adelantada y fuerte y al mas minimo roce te sacan tarjeta hace que tengas que bajar la intensidad en la presión y el consiguiente pasito atrás.
    Existen muchas formas de cambiar el curso de un encuentro sin que te tengan que señalar penaltis ni expulsiones.
    Este además hizo lo de todos los partidos que nos toca, nos expulsó a uno.
    Malo es un árbitro que no aplica bien el reglamento. Este tio actua con premeditación.
    Alguien debe dar un golpe en la mesa.
    Lo peor es que en los siguientes encuentros nos va a pasar lo mismo (espero equivocarme)como le piten algo a favor al barça el madrí se queja y en el siguiente encuentro le compensan. Esto ha pasado siempre y nos puede tocar al jugar con los dos

  9. sevillistasderenault2 Says:

    Acabo de escuchar a Del Nido y ha puesto las cosas en su sitio. El árbitro estuvo muy mal y nos perjudicó claramente. Además estoy convencido de que como siempre, lo hizo premeditadamente y con alevosía (esto último lo digo yo, no Del Nido).
    Yo creo que eso desquicia a cualquiera y puede provocar que ciertos jugadores puedan perder la cabeza en un momento dado, pero estamos hablando de profesionales e internacionales que cobran y mucho por hacer bien su trabajo y por tener la cabeza fria. Para recordatorio de todo el mundo,os diré que no hace tanto, éramos capaces de controlar un partido con diez jugadores y hasta con nueve. Hoy perdemos los papeles a las primeras de cambio y en eso, insisto, tiene mucha culpa el entrenador.Yo no quiero a Jimenez ni aunque quedemos terceros porque volveremos a hacer el ridículo en Champions. En el plano estratégico es un desastre y jamás consigue dar la vuelta a un partido cuando las cosas se tuercen. Ahí es donde se demuestran los buenos managers.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: