El Sevilla juvenil avanza en la Copa de Campeones (y más cantera)

Grandes noticias para el División de Honor Juvenil que comanda Ramón Tejada, pues esta tarde ha conseguido en Almuñecar avanzar a la final de su grupo en la Liga de Campeones. En la práctica, supone alcanzar las semifinales del torneo, pues si vencen los dos partidos que les quedan serán considerados campeones de Liga a nivel nacional. Los nervionenses, cuya anterior camada ya se alzó con la Copa del Rey el pasado verano, doblegaron no sin sudar al Atlético de Madrid. De hecho, hizo falta llegar a la prórroga para dilucidar el campeón. El autor del único tanto, en el minuto 117 de juego, fue paradójicamente uno de los dos integrantes del equipo de Liga Nacional (equipo justamente inferior), es decir, el delantero Boris.

Sin duda, el calor ha sido uno de los factores predominantes, pues el sol ya pica por el sur en esta época del año y el partido comenzó a las cinco de la tarde. Finalmente los nuestros aprovecharon el desgaste colchonero para avasallar en los minutos finales y el premio acabó llegando. Ahora toca descansar hasta el viernes, cuando nos enfrentaremos al Celta de Vigo en la final de nuestro grupo. Lo positivo es que también será a las cinco de la tarde, y lo negativo que el celeste es el conjunto con mejores números en liga regular (menos goleado con 10 tantos en 30 partidos y único invicto de los siete grupos). El Villarreal fue su víctima este mediodía.

De eliminar a los gallegos, habremos alcanzado la final del próximo domingo, a donde llegará el vencedor del triangular que forman Tenerife, Barcelona y Athletic Club en el otro grupo

Más cantera

Además, hoy se han sorteado en la sede de la FAF las fases autonómicas en categoría benjamín, alevín e infantil, de la que ya informamos que el Sevilla acabó campeón tras las finales del pasado martes en Gines. En lo que se refiere a los más pequeños, en octavos de final se enfrentarán al Séneca CF cordobés. En cuartos esperarían Córdoba CF o CD  Juan Sebastián Elcano de Cádiz.

Subiendo un peldaño encontramos a los alevines, que tendrán como primer escollo a los onubenses del Bollullos CF. Una vez entre los ocho mejores, habrá que verse las caras con el vencedor de la eliminatoria entre Córdoba CF y Real Betis. Para terminar, los infantiles han encontrado al Atlético Zabal de La Línea de la Concepción en octavos. De nuevo el Betis o en su defecto el Recreativo de Huelva, serían los siguientes rivales.

El Nuevo Sánchez Pizjuán aspira a ser sede del Mundial 2018

Interesante noticia para el sevillismo y para los aficionados al fútbol de nuestra ciudad en general. Según ha dado a conocer la Federación Andaluza de Fútbol una vez finalizado el plazo, son cuatro los estadios de nuestra región que han presentado su candidatura para formar parte, a su vez, de la candidatura mundialista España-Portugal 2018.

Tres de ellos son de nuestra capital, el Estadio de La Cartuja, Ramón Sánchez Pizjuán (una vez remodelado) y Ruiz de Lopera (una vez “terminado”). A este se le añade La Rosaleda de Málaga. Además de estos cuatro, otros veinte de nuestro país también han confirmado su interés: Riazor (La Coruña), José Rico Pérez (Alicante), Camp Nou, Luis Companys y Estadio de Cornellá (Barcelona), Nuevo San Mamés (Bilbao), Martínez Valero (Elche), Nuevo El Molinón (Gijón), Nuevo Montilivi (Girona), Santiago Bernabéu y La Peineta (Madrid), Nueva Condomina (Murcia), Nuevo Carlos Tartiere (Oviedo), Helmántico (Salamanca),  Anoeta (San Sebastián), El Sardinero (Santander), Nuevo Mestalla (Valencia), Nuevo Zorrilla (Valladolid), Balaídos (Vigo) y Nueva Romareda (Zaragoza).

A partir de ahora el trabajo es para la RFEF, que tendrá que analizar todas las propuestas y elegir las ocho ganadoras más una reserva el próximo 17 de agosto. Sin duda, sería muy complicado que la ciudad de Sevilla no formase parte de la candidatura, que todo sea dicho, cuenta con muy buenas opciones de acoger el Mundial dentro de nueve años. En lo que se refiere a otras candidaturas, las hay clásicas como Inglaterra, Bélgica-Holanda o México, y más exóticas como Qatar, Australia o Indonesia.

Con nueve basta y sobra

Si ya se venían contando por finales todos los partidos que ha jugado el Sevilla últimamente, el de El Madrigal del sábado sí que tenía todos los ingredientes para serlo. Si las cosas se hubiesen dado de la peor manera posible, ahora mismo seríamos quintos en la tabla, es decir, fuera de los puestos de Champions League tras 20 jornadas ahí subidos.

Por suerte, lo que ocurrió fue lo contrario y, a excepción del no tan doloroso triunfo del Atlético de Madrid ayer, todo salió a pedir de boca. Con sólo cuatro jornadas por delante, ya se tiende más a hablar de puntos necesarios para certificar objetivos, en lugar de hacer referencia a las ventajas. Con doce puntos en juego, tal y como está la cosa nos bastarían nueve para terminar terceros sin depender de nadie. Eso quiere decir que sería suficiente con ganar tres de los cuatro que restan, siempre y cuando alguno de los perseguidores lo gane todo.  Con dos partidos en casa y dos fuera y viendo las estadísticas, no sabemos si decir que al menos los dos de casa o los dos de fuera tienen que ser victorias. La pega es que justo por detrás hay tres equipos muy pegados, lo que convierte en improbable que ninguno de ellos termine la temporada con un pleno, o casi.

Dejando prudentemente fuera de los cálculos al Deportivo, que se sitúa ahora mismo a siete puntos más el muy probable golaverage (1-3 en Riazor), pasamos a analizar el resto de rivales en la lucha, es decir, Valencia, Atlético y Villarreal. Antes que nada, comentamos que nuestro calendario no es para nada complicado, pues nos queda en casa un Mallorca sin nada en juego y un Deportivo que en la penúltima jornada podría estar jugándose la UEFA, o quizás los dos próximos envites ante equipos que luchan por la salvación, le pasen factura. A domicilio, el siempre hostil Reyno de Navarra con el aliciente de todo lo que se juegan los rojillos y para cerrar la temporada visita a Los Pajaritos ante un Numancia que a esas alturas podría haber bajado los brazos, aunque sus choques ante Recre y Getafe podrían hacerle llegar con vida.

Parece que lo de Pamplona es lo que más peligro tiene, aunque como hemos dicho nos está permitido al menos un pinchazo. Lo de Mallorca y Deportivo debe servir para reconciliarse con la afición, mientras que lo de Soria más vale analizarlo conforme a las necesidades de ese momento.

Centrándonos en los calendarios de los tres rivales por el objetivo de la tercera plaza (no concebimos conformarnos con la cuarta) este es el panorama:

Valencia: Real Madrid (L), Atlético de Madrid (V), Villarreal (V) y Athletic de Bilbao (L).

Lo mejor de todo es que se tendrá que enfrentar a los otros dos equipos, a parte del Sevilla, que pelean por el mismo premio. Parece que lo de la semana que viene será casi lo más fácil, pues el Real Madrid ha tirado la toalla y los chés en casa han demostrado que pueden plantarle cara incluso al Barcelona. La despedida del torneo parece que también será plácida, mientras que el meollo está en las dos jornadas intermedias, ambas con los valencianistas como visitantes. No hay que olvidar que aunque el Sevilla no volviese a puntuar, el Valencia necesitaría cuatro puntos para rebasarle. Un pinchazo ante el Madrid podría cerrarle muchas puertas.

Atlético de Madrid: Espanyol (L), Valencia (L), Athletic de Bilbao (V) y Almería (L).

Aunque parecían ya fuera de la pelea, esta jornada les ha permitido volver a meterse en la pomada, y podríamos decir que las circunstancias le convierten en el máximo rival del Sevilla sobre el papel. En primer lugar, afronta las dos siguientes semanas en casa, que siempre se nota a pesar del enfado colchonero. Un Espanyol que querrá certificar la salvación en casa y el Valencia en un partido a cara de perro, son las dos primeras etapas. Luego visitarán a un Athletic sin aspiraciones y quien sabe si con resaca copera. Para terminar, nada mejor que un Almería ya salvado y en casa por si hay algo que jugarse. Como decimos, los rojiblancos son los principales candidatos a al menos la cuarta plaza. Para superarnos, aunque no volviésemos a sumar, necesitarían, eso sí, la mitad de lo que hay en juego (cinco puntos + golaverage).

Villarreal: Barcelona (V), Real Madrid (L), Valencia (L) y Mallorca (V).

Teniendo en cuenta todos los condicionantes, el equipo amarillo es el que más pinta tiene de quedar, como muy bien, en puestos UEFA. Para empezar tienen nada más y nada menos que un Barcelona en el Camp Nou que podría cantar el alirón. Justo después, reciben al Real Madrid y seguidamente al Valencia, por lo que sólo un pleno les garantizaría llegar con opciones al final. Al menos ahí el terreno se suaviza, con una visita a Son Moix sin relevancia para los bermellones. Si no volviésemos a puntuar, los de Pellegrini lo tendrían igual que el Atlético para cazarnos. Tal y como está el Villarreal, seis de doce se antojan demasiados puntos.