A punto de entrar en champions y con la ilusión justita

Resulta paradójico lo que está ocurriendo con el sevillismo esta temporada. Tras los resultados de ayer, el equipo está a tres puntos de asegurar matematicamente su participación en la liga de campeones 2009-2010 y sin embargo mucha gente anda cabreada, cabizbaja y con la ilusión bajo mínimos.

Por mucho que se analice, es dificil encontrarle explicación a la situación que se está viviendo.Pero no podemos mirar hacia otro lado y decir que existe unanimidad en torno a la figura del entrenador porque sería falsear la realidad.

Muchos amigos míos que comulgan con los colores verdiblancos se frotan los ojos cuando ven el debate que existe sobre el técnico sevillista. No se explican que un señor que tiene a su equipo tercer clasificado en liga no haya sido confirmado hace mucho para continuar al menos una temporada mas. Por mucho que lo explico y por mas argumentos que doy no consigo que lo entiendan. Lo curioso del caso es que, desde el punto de vista exclusivamente de los resultados, Jimenez debería continuar si o si. Entonces, ¿ porqué tanta controversia?

Es cierto que de conseguirlo, sería la tercera vez en 103 años que nos meteríamos en la liga de campeones. Solo por ese motivo ya estaría mas que justificada la celebración en la puerta de Jerez . Sin embargo, estoy por apostar que la presencia en la emblemática plaza no va ser tan numerosa como otras veces donde hemos celebrado masivamente  gestas muchos menos importantes, léase la entrada en UEFA o incluso el ascenso a primera. La afición sevillista, como entendida que es, siempre ha sabido valorar adecuadamente las cosas y cuando ve que su equipo puede ofrecer mucho mas de lo que le ofrece, se rebela y con toda la razón.

Tan poco clara está la cosa que el club ha decidido poner a reventar el Pizjuán el próximo sábado a las 21h,00. Con cada entrada comprada, se regala otra de igual valor. El club justifica esta decisión argumentando  facilitar al mayor número de personas posible su participación en la gran fiesta que va a suponer la entrada del equipo en champions. Por mi parte, lo interpreto mas como la necesidad de garantizar el apoyo al equipo en un momento muy delicado y precisamente cuando las filias y fobias hacia Jimenez están mas enconadas que nunca.

Lo que si tengo claro es que el club -no Jimenez, que para mi es secundario- se juega muchísimo el próximo sábado frente a los gallegos. La temporada podría cerrarse con broche de oro si se consigue la clasificación. Tampoco es despreciable ni habría que obviar la importante inyección económica que esto supondría para las arcas de la empresa Sevilla FC SAD, al margen del prestigio deportivo que supone ser cabeza de serie en la primera división europea. Una vez conseguido el objetivo marcado por el presidente en su última comparecencia que es obtener la tercera plaza -no la cuarta que te obliga a jugar una liguilla previa ante rivales bastante fuertes- ya habrá tiempo después de hacer balance.

El debate ha de ser aparcado al menos hasta el sábado a las 23,00h o incluso hasta el domingo siguiente frente al Numancia si no conseguimos matar el toro a la primera. No seamos tan torpes como para ponerselo a huevo a los rivales que luchan con nosotros por el mismo objetivo, que ya bastantes ayuditas arbitrales reciben.

Lo que sí está claro es que el próximo fin de semana será como se suele decir ; “una jornada de transistores”.

¡ Ánimo y a por ellos !