¿Y ahora qué ?

LLegó la hora de la verdad. La temporada está virtualmente terminada a falta del intrascendente partido del domingo a las 17 h. en Soria. Ahora ya es momento de empezar a planificar la temporada próxima, temporada de Champions donde el equipo estará en el bombo nº 1, el de los mas grandes. Solo Barcelona, Manchester, Liverpool,Chelsea ,Arsenal (si supera la eliminatoria previa),Milan, Bayer de Munich y Sevilla (¡qué grande somos!) se han hecho merecedores a semejante honor.

Dicho esto toca ahora decidir varias cosas importantes. La mas importante de todas, la posible continuidad del entrenador. El viejo debate cobra ahora mas actualidad que nunca porque el 30 de junio está ahí. Mañana se ha anunciado una reunión de parte del consejo de administración en la que Monchi presentará su informe, presumiblemente favorable a la continudad del técnico.

En el haber de Jimenez, la consecución del objetivo champions y con una jornada de adelanto, la disciplina táctica del equipo y la solidez como conjunto. En su contra, el juego especulativo y poco vistoso , la caida prematura en UEFA, la forma de caer en las semifinales de copa del rey y su tendencia a preocuparse en exceso de anular las virtudes del contrario sin potenciar totalmente las propias.

Si nos atenemos a los resultados y siendo justos el técnico merece ser renovado. Para los amantes del buen juego y de las competiciones por eliminatorias que son el punto flaco de Jimenez, no estaría tan clara la continuidad.

Pero que nadie se confunda, no basta con tomar decisiones unicamente sobre el entrenador. La plantilla necesita retoques y retoques de calidad. Siendo objetivos, la plantilla actual es inferior a la del 2007-2008 en la que todavía contábamos con Alves, Poulsen y Keita. Y en esa campaña caímos con un equipo de segunda fila como era el Fenerbhaçe si bien es cierto que por calidad debímos pasar y solo las excesivas cautelas de Jimenez dieron al traste con nuestro pase a cuartos.

Para hacer una buena campaña en Champions necesitamos reforzar el lateral derecho, un centrocampista defensivo, otro de creación y un delantero que suponga una alternativa real a Kanouté  y Luis Fabiano. La gran duda que a mi me queda por despejar es saber si con esos refuerzos, Jimenez sería capaz de sacarles el partido necesario como para que el Sevilla vuelva a ser un peso pesado fuera de España. Particularmente pienso que no es el entrenador que necesita un Sevilla que quiere ser ambicioso y  conseguir metas cada vez mas altas. Es más, si yo fuera Jimenez aprovecharía el buen cartel  ganado en estas dos últimas campañas para dar el salto a otro club y salir por la puerta grande. Del Nido no va a conformarse con volver a quedar tercero o segundo y no ganar ningún título. Si este año tenía presión, imaginaros la que va a tener el técnico que ocupe el banquillo la temporada próxima. Dicho esto, creo que la decisión está tomada y que Jimenez continuará como inquilino del banquillo sevillista el año próximo. Las dudas que podían existir en la cabeza del presidente las despejó Perotti con su gol en el último minuto.

 Mójate y déjanos tu opinión al respecto.