¿De verdad es necesario cruzar la acera?

Es un rumor que comenzó a correr como la pólvora desde que se consumó el descenso del Betis a Segunda División. Como era de esperar, los medios de comunicación no iban a tardar en relacionar a un jugador verdiblanco sin intención de jugar en la Liga Adelante, con el único representante sevillano en la máxima categoría.

Como Juanito ya había firmado con el Atlético de Madrid y Oliveira y Sergio García son expertos en descenso y los evita cualquier secretario técnico, sólo quedaba una opción. Luis Eduardo Smichdt “Edu”. Ese brasileño que cuando lo tenía todo para desplazarse en avión de Vigo a Nervión, eligió un transporte más seguro como “El Carreta” para tomar rumbo a La Palmera.

Ahora, acostumbrado a los altos vuelos, el carioca no vería con malos ojos cambiarse al rojo y a la Champions. Aunque disimula con algunas reticencias iniciales, seguro que con la oferta suficiente dejaría de pensar en la ética, la moral y en esos aficionados que un día le idolatraron. Afortunadamente, nuestro director deportivo ha salido a desmentir todas esas informaciones, lo que deja al sevillismo mucho más tranquilo. Si lo que queremos es otro jugador que recae y recae una vez más con las lesiones, para eso nos curamos en salud reteniendo a Konko o Cheva, con todos los respetos.

Si hay que reforzar el mediocentro, por favor, que no miren a la otra acera porque no queremos jugadores de Segunda en una plantilla de Champions League. A mi, que quereis que os diga, me dice mucho más Zokora que Edu, y a los dos los he visto en el césped del Sánchez Pizjuán.