Vaya noticia para empezar el año

Viaja ahora mismo el Sevilla para Madrid donde mañana estrenará el 2010 midiéndose a un Atlético de Madrid sin Agüero, entre otras muchas bajas. Pero para baja la que acabamos de conocer hace escasos minutos, la del lateral recién fichado Sergio Sánchez. Esta vez el problema no es que la lesión sea para unas semanas ni para unos meses. Lo verdaderamente chungo del tema es que no hay plazo, por lo que Sergio deja los entrenamientos de manera indefinida hasta que puedan dar con su problema cardíaco, que convierte en peligrosa la actividad física de alto nivel que venía realizando hasta ayer. Por desgracia, justo cuando más críticas estaban recibiendo los servicios médicos de nuestro club, estos han tenido que advertir de la presunta gravedad del tema. Aún así, no queda más remedio que “alegrarse” de que la afección sea encontrada en unas pruebas preventivas y no a posteriori, como trágicamente ocurrió en el caso de nuestro Antonio Puerta y del antiguo compañero del propio Sergio Sánchez, Daniel Jarque.

Sergio ha viajado a su Mataró natal para estar con su familia en tanto en cuanto se le realizan más pruebas que ayuden a detectar el foco del problema y erradicarlo. Ójala no ocurra como con otra de las jóvenes promesas de nuestro fútbol, el madridista Rubén de la Red, a quien ningún médico es capaz de darle el alta al no saber exactamente lo que provocó aquel desvanecimiento a finales de 2008. Afortunadamente, que sepamos, Sergio Sánchez no ha tenido ningún problema físico derivado de este problema, por lo que se entiende que al haber sido advertido por unas pruebas físicas, el diagnóstico debe estar, en principio, algo más esclarecido.

Desde este blog deseamos la pronta recuperación de nuestro futbolista aunque a la vez esperamos que no se escatime en tiempo ni recursos para que regrese con todas las garantías.