A demostrar su supremacía en el grupo G

Tercera jornada de la Liga de Campeones, en la que el Sevilla  tiene en su mano dejar prácticamente vista para sentencia su presencia en los octavos de final de la competición. De hecho, si la jornada saliese redonda (triunfo en Stuttgart y empate entre Rangers y Unirea), con dos empates en los tres partidos restantes obtendríamos la clasificación. Si pasara lo peor (derrota en Alemania y victoria del Unirea ante los escoceses) seguiríamos líderes con uno de ventaja sobre el segundo y dos sobre el tercero.

Disputa hoy el Sevilla FC el noveno encuentro de su historia ante un equipo alemán. Sin embargo, cosas de los nuevos formatos, sólo será su cuarto viaje oficial a tierras teutonas. La primera, en 1982, fue a Kaiserslautern donde caímos eliminados de la UEFA ante un equipo que, curiosamente, ahora anda por la segunda división alemana. No tuvimos que volver hasta 23 años después, cuando eliminamos al Mainz 05 en Frankfurt de una UEFA que acabaría siendo nuestra en Eindhoven. El penúltimo peldaño subido antes de llegar a Holanda fue también en Alemania, donde logramos empatar ante el Schalke en Gelsenkirchen. Eso sí, un año antes nos había visitado el Alemania Aachen en la fase de grupos de la misma competición. Para terminar, el propio Stuttgart visitó el Sánchez Pizjuán la pasada temporada en UEFA. En total, ocho partidos con un balance de cinco victorias, dos empates y una derrota.

El rival, bien estudiado por los nuestros porque nos vimos las caras hace justo un año, no puede decir que haya comenzado con buen pie la temporada. En Champions ha cosechado dos discretísimos empates ante Rangers (en casa) y Unirea (en Bucarest). En la Bundesliga van 13º en un campeonato de 18, con un triste balance de dos victorias, dos empates y cinco derrotas que lo sitúan con los mismos puntos que el Bochum, que a día de hoy jugaría la promoción para evitar el descenso. Europa les queda a ocho puntos, y en concreto repetir Champions, a once.

En cuanto a sus jugadores, ya no tienen a Mario Gómez como referente arriba y sus principales baluartes están en el centro del campo (el ex-barcelonista Hleb, Kuzmanovic y Hitzlsperger). En la portería volverá a estar el incombustible Lehmann. En cuanto al escenario del choque, el Mercedes Benz Arena, no será precisamente una caldera, ya que a sus pistas de atletismo hay que añadirle que uno de los fondos no existe, pues están en plena remodelación para eliminar las propias pistas. En el banquillo estará Marcus Babbel, histórico de la selección teutona  que terminó su carrera en el Stuttgart hace tres temporadas. Esperemos que la cosa no cambie en esta competición y podamos decir mañana que tenemos un pie en los octavos.

 

El Stuttgart llega a Sevilla para romper su maleficio ante los españoles

El Sevilla FC cerró su pase a la fase de grupos de la UEFA Cup en la ciudad austríaca de Salzburgo. A 378 kilómetros al noroeste de la ciudad de Mozart se emplaza Stuttgart, sexta ciudad más importante de Alemania y cuna del VfB Stuttgart, conjunto que este jueves se enfrentará a los blancos en el Sánchez Pizjuán.

El equipo comandado por Armin Veh es actualmente séptimo clasificado en la Bundesliga, con cuatro victorias, un empate y tres derrotas. La última se la infligió el pasado fin de semana el Herta de Berlín por (1-2). Se trata de un equipo con muchas caras conocidas desde la portería -ocupada por el ex del Arsenal Lehmann), la defensa con Boulahrouz o el suizo Magnin, Basturk y Hitzlsperger en la media o el rumano Marica y el hispanoalemán Mario Gómez en punta.

A diferencia del Sevilla, que lo hizo de forma directa con su quinto puesto, el Stuttgart ha accedido a la UEFA vía Intertoto, competición que ya ha desaparecido y que los germanos han ganado en tres ocasiones. En la actual se impuso al Saturn ruso para acceder a la última ronda previa, en la que dio cuenta del Gyori ETO húngaro. Ya en la primera ronda, fue el verdugo del Cherno More Varna de Bulgaria.

El palmarés europeo de este conjunto es bastante importante, aunque sin llegar a las cotas que ha alcanzado el Sevilla en las últimas temporadas. Sin embargo, su debut continental no se produjo hasta la temporada 73/74, en la que disputaron la UEFA Cup. Alcanzó las semifinales y fue eliminado por el campeón de aquella edición, el Feyenoord. En 1980 repitió hazaña y cayó ante el Monchengladbach en unas semis plenamente alemanas. Un paso más lo dieron en 1989, cuando alcanzaron la final y la perdieron ante el Nápoles de Diego Armando Maradona. En la imagen, el argentino convierte un penalti en uno de los dos partidos de la final.

En 1992 el VfB debutó en la Liga de Campeones tras hacerse con el título de la Bundesliga, pero cayó en primera ronda ante el Leeds inglés. A partir de ahí se produjo un parón europeo hasta 1997. En el 98, otra final y otra derrota. En esta ocasión en la penúltima edición de la Recopa y ante el Chelsea. En la presente década han llegado los tres únicos títulos europeos del equipo, todos ellos en la Intertoto (2000, 2002 y 2008).

En 2004 volvieron a Champions y pasaron en un grupo con Manchester, Panathinaikos y Rangers, aunque en dieciseisavos volvió a aparecer el Chelsea para mandarlos fuera. Una mala participación en la UEFA Cup del año siguiente dió paso a la Liga de 2007. La Champions de la temporada pasada terminó pronto en un grupo con Rangers, Barcelona y Lyon.

El Stuttgart ya ha jugado ochos encuentros ante conjuntos españoles, pero solamente ha ganado un partido, ha empatado dos y ha perdido cinco. La única victoria fue ante la Real Sociedad de Fútbol por 0-1 en los cuartos de final de la Copa de la UEFA 1988/89. Desde entonces, no ha ganado en siete partidos frente a clubes de la Liga, siendo un empate su resultado más positivo en territorio español desde entonces.

Esperemos que continúe la tónica y que el Sevilla siga contando como única derrota europea de su historia la que le propinó hace dos temporadas el AZ Alkmaar de Van Gaal.

Aunque no hace falta ni decirlo, para los despistados hay que comentar que el partido no será ofrecido por ninguna cadena de televisión española ni alemana, ya que Antena 3 sigue sin querer ejercer los derechos que en su día contrató y que expiran definitivamente a partir de cuartos de final de esta temporada. A partir de entonces nada tendrán que ver el Sevilla FC y la cadena, a excepción de lo que se decida sobre el pleito que ambos mantienen.