Castigados sin ir a los cacharritos

Es mucho lo que se juega el Sevilla en las cinco jornadas que quedan de liga, y mucho lo que que se arma en nuestra ciudad con una Feria que empezó anoche y que se alargará hasta el domingo. Por ello, aunque Manolo Jiménez declinó la idea al ser preguntado en sala de prensa el domingo, el equipo finalmente se marchará concentrado durante la segunda parte de la semana, para alejarse de todo lo que conlleva Sevilla en estos días.

Aunque el partido de Villarreal no será hasta última hora del sábado y lo normal hubiese sido viajar en la tarde del viernes, el técnico sevillista en sintonía con su cuerpo técnico y directiva, han decidido que el traslado a tierras levantinas se adelanta un día y será el jueves por la tarde cuando los convocados tomen el avión hacia la costa mediterránea. No obstante, no se pisará Villarreal hasta unas horas antes del inicio del partido. Antes, habrá concentración en el complejo La Calderona, lugar muy frecuentado por nuestra selección nacional en los días previos a una competición importante. El equipo llegará a dichas instalaciones por la tarde, y el viernes se desplazará a la localidad de Puzol para llevar a cabo el último entrenamiento previo al choque en El Madrigal.

Ya el domingo por la tarde, la expedición completará el trayecto de unos 70 kilómetros y tomará rumbo a la localidad castellonesa donde les espera el quinto clasificado de la Liga. De esta manera, queda descartada la celebración del tradicional almuerzo oficial en el Real de la Feria, que se había venido celebrando puntualmente en los últimos años. Está claro que no es momento de celebraciones.

Vuelta al trabajo y comida oficial del club

ImageAyer mismo volvieron al trabajo los futbolistas del Sevilla en la Ciudad Deportiva, para preparar el choque liguero del domingo ante el colista Osasuna. Con las únicas ausencias de Mosquera y Chevantón, que aún no volvieron de sus países de origen, este mediodía se celebra además en el Restaurante Robles Aljarafe de Castilleja de la Cuesta el tradicional almuerzo navideño para plantilla, cantera y empleados.

Hasta catorce autocares estaban aguardando en los aledaños del Ramón Sánchez Pizjuán para trasladar a todos los comensales hasta el Aljarafe, pues a la una de la tarde llegaba la primera plantilla para realizar la foto oficial de estas fechas con todos los escalafones inferiores.

Una vez en el restaurante, el discurso del presidente dejó claro que el club mira hacia el futuro y no se para a lamentar los fracasos del pasado: “No se cumplió un objetivo, porque caer en la UEFA no entraba en las quinielas, pero ya ha pasado, hay que mirar con ilusión, estamos segundos y en octavos de final de Copa. Me quedo con el futuro y no miro al pasado. Espero que 2009 consolide, como venimos haciendo en los últimos años, al Sevilla entre los grandes del fútbol nacional. Estamos en el camino, hemos recorrido un itinerario futbolístico precioso, estamos segundos, metidos en la pomada en las dos competiciones”.

Ya esta tarde y aunque la Nochevieja aún quedará de por medio, la plantilla dejará de pensar en celebraciones y se concentrará exclusivamente en el Osasuna, conjunto al que deberá ganar el domingo si quiere mantener el subcampeonato liguero provisional.

Detallazo de los que se agradecen

Si bien la labor del actual consejo sevillista deja poco lugar a la crítica, sí es cierto que en el aspecto social se podían hacer mejor las cosas. En el trato al socio, sobre todo al menos pudiente, el club estaba descuidando un poco las formas. Desconsideraciones en los precios de los abonos a jubilados a parte, quizá se estaba dando a entender que el socio tiene derecho a pagar simplemente.

Sin embargo, gestos como el de este mediodía demuestran que en la planta noble a algunos les queda corazón. En un acto patrocinado por la Junta de Andalucía y Coca-Cola, todos los socios con más de 25 años de antigüedad, han disfrutado de un gran almuerzo en los bajos de la Bombonera.  Más de dos mil “fieles de Nervión” se han dado cita en el acto, a los que se les ha sorprendido con la presencia de toda la plantilla del primer equipo. No es tan difícil agradecer su apoyo a los que llevan tanto tiempo dando la cara por el equipo de sus amores.

¡Un diez al club por esta iniciativa!