A la búsqueda del equilibrio perfecto

El controvertido debate entre juego efectivo y juego bonito sigue a dia de hoy en la calle y se acrecienta cuando el equipo obtiene un resultado adverso como el de ayer. Para intentar arrojar algo de luz nos hemos entretenido en hacer una comparación entre los resultados de las tres últimas temporadas incluyendo la actual para analizar las diferencias y como puede verse a continuación, salen cosas muy curiosas. Pero antes de exponer las conclusiones, vayamos con los datos:

Temporada 2006-2007.


Partidos disputados: 38  ( ganados: 21, empatados : 8 , perdidos: 9)  goles a favor 64;  goles en contra 35 ;  puntos totales : 71. Media de puntos: 1,87  por partido. Media de goles a favor: 1,68 por partido. Media de goles en contra: 0,92 por partido.

Temporada 2007-2008.


Partidos disputados: 38  ( ganados: 20, empatados : 4 , perdidos: 14)  goles a favor 75;  goles en contra 49;  puntos totales : 64. Media de puntos : 1,68 por partido. Media de goles a favor: 1,97 por partido. Media de goles en contra: 1,29 por partido.

Temporada 2008-2009 (hasta jornada 30).


Partidos disputados: 30  ( ganados: 17, empatados : 6 , perdidos: 7)  goles a favor 43;  goles en contra 27;  puntos totales : 57. Media de puntos: 1,90  por partido. Media de goles a favor: 1,43 por partido. Media de goles en contra: 0,90 por partido.

A la vista de los datos anteriores hay varias conclusiones que podemos sacar :

1) las temporadas 2007-2008 y 2008-2009 son dos temporadas de contrastes. Y nos vamos a explicar; en la primera de ellas tuvimos el mejor promedio de goles marcados y el peor de goles encajados. Por contra la 2008-2009 está ocurriendo todo lo contrario. Estamos obteniendo la mejor media de goles encajados pero a cambio de bajar mucho el promedio de goles marcados. Es como la teoría de la manta pequeña. Si te tapas los pies te destapas la cabeza y viceversa.

Este año, hemos marcado incluso menos goles que el Betis, equipo que está luchando por no descender. Significa esto que los puntos se han obtenido gracias a la solidez defensiva en detrimento del espectáculo deportivo que son indudablemente los goles. Choca esto si tenemos en cuenta que contamos con dos delanteros considerados entre los 25 mejores del mundo.

2) la temporada pasada, la 2007-2008 se caracterizó por ser la mas realizadora pero al mismo tiempo, aquella en la que se encajaron mas goles (49) y mas partidos se perdieron (19). De ahí que solo se alcanzaran 61 puntos frente a los 71 de la temporada 2006-2007.

3) la temporada mas equilibrada fué la 2006-2007 con un promedio de goles marcados de casi 1,7 por partido y solo 0,92 encajados.

4) parece quedar más o menos claro que el juego poco vistoso del que se queja la afición este año está íntimamente relacionado con la poca efectividad ofensiva. La salsa del fútbol son los goles y cuando no hay goles, el aficionado no disfruta.

5) a raíz de la tremenda cantidad de goles encajados el año pasado, este año  se ha hecho un gran trabajo en defensa pero a costa de perder potencial artillero. Esto no es extraño si oímos al entrenador hablar machaconamente en las ruedas de prensa pre y pos partido de tapar las virtudes del rival mas que de explotar las propias.

6) si conseguimos mejorar el equilibrio entre goles marcados y encajados como ocurrió en la temporada 2006-2007 y como está consiguiendo de manera magistral este año el Barcelona, el aficionado disfrutaría mas y los resultados serían  los mismos.

Esta es nuestra visión de las cosas, puede ser que discutible pero es la nuestra.

Análisis de un batacazo

Leyendo y escuchando lo que se ha expresado sobre el partido de ayer, me reafirmo aún mas en lo que dije en caliente en la crónica. La causa fundamental que motivó la eliminación del Sevilla FC de la UEFA fue la falta de actitud ganadora. Todo lo demás son paños calientes y cortinas de humo. Cuando se pretende pasar una eliminatoria jugando a la italiana contra un equipo italiano pasa lo que pasó, que el maestro vence al alumno.

Un equipo que quiere mantenerse y codearse con los grandes tiene que salir a ganar SIEMPRE. Con independencia del rival que se tenga enfrente y con independencia de la competición que se esté jugando. Que quieren que les diga, yo veo jugar al Liverpool y siempre le veo arreando. Con mas o menos fortuna pero arreando. Yo veo al Villarreal y siempre lo veo jugar igual, sin especular, sin marear la perdiz. Unas veces perderá y otras muchas ganará pero seguro que mientras mantenga esa actitud, normalmente acabará arriba. Como estos os puedo poner muchos ejemplos y no forzosamente el del Barça que parece tan obvio que abruma.

Yo esa actitud solo la veo en el Sevilla actual en contadas ocasiones. Cuando la prensa le da caña al entrenador, este reacciona y le sale la vena de valentía. Ocurrió tras los partidos contra Valencia y Barcelona y el equipo mostró una cara bien distinta contra R.Madrid y Villarreal. Pero como se suele decir, la cabra siempre tira al monte y apenas se le da un poco de azucar, el mister vuelve a las andadas del conservadurismo y la estrategia ultradefensiva. A fuerza de hablar de las excelencias de los rivales, los jugadores acaban por creerlo. Ya se sabe que una mentira repetida mil veces acaba convertida en una verdad. Anoche, la Sampdoria parecía el Milán de Sacchi a ojos de los nuestros, claro.

Al margen de la debacle de ayer, hay un misterio que llevo mas de un año intentando descifrar y por mucho que busco no encuentro las razones. ¿Cómo puede un presidente ambicioso como del Nido dar el mando de la nave a un hombre que se muestra siempre mas preocupado del daño que puede recibir del contrario que de explotar las propias virtudes de su plantilla ?. Es que no me cuadra.

Del Nido y Jimenez son claramente antagónicos. Es el blanco y el negro, el dia y la noche, el agua y el aceite, la osadía y la prudencia. El concepto futbolistico de Jimenez no se adecúa al gran proyecto del presidente y del que participo plenamente. Igual que Del Nido yo quiero un Sevilla  con objetivos ambiciosos, dificiles de alcanzar para que nadie se relaje nunca. Pero claro, para que la paella salga perfecta no basta con disponer de buenos ingredientes. Tambien se necesita la mano de un experto cocinero. Al Sevilla le falta esto último le pese a quien le pese. Y sé que me arriesgo a que me tachen de no ser sevillista aunque lleve cuarenta años asistiendo al Pizjuán , pero lo que digo lo digo en conciencia y convencido.

Y que conste que yo no culpo a Jimenez de lo que ocurre. A Manolo Jimenez solo cabe decirle “chapó” por el paso al frente que dió en un momento deportivamente crítico para la entidad. Cada vez tengo mas claro que Monchi es el máximo responsable de lo que está pasando. Siempre he defendido y defenderé a Monchi por su magnifica gestión en todos estos años pero creo que  ha cometido dos errores graves. El primero, convencer a del Nido para colocar a un novato al frente de una plantilla que venía de ganarlo todo. El segundo, insistir el verano pasado para que lo mantuviera una temporada más.

Del Nido es sumamente inteligente pero no podemos tragarnos eso de que confía plenamente en el entrenador y que lo que cuenta no es el juego sino los resultados. A eso le llamo yo adaptar el discurso a las circunstancias. Sus actos no van en consonancia con sus palabras porque si así fuera, habría salido en defensa del mister tras el fiasco de ayer. Por ahora está missing,intentando digerir la mala baba que se nos quedó a todos anoche. Aplaudo su decisión porque en caliente se pueden decir cosas de las que luego puedes arrepentirte. Ya conocen el viejo dicho; todo el mundo es esclavo de sus palabras y dueño de sus silencios.

A dia de hoy, la realidad es dura. Tres competiciones por eliminatorias disputadas con Jimenez y tres caidas a las primeras de cambio. Independientemente del fracaso deportivo, que nadie olvide las consecuencias económicas. Los presupuestos se elaboran a partir de hipótesis de ingresos por taquilla y televisión que incluyen obviamente la UEFA. Dudo mucho que se hubiera previsto caer en la fase de grupos, por tanto menos ingresos reales que habrá que compensar con otros ahorros. Se me antoja que fichajes de invierno = cero patatero.

Como ya he leido por ahí en algún blog, el lado positivo de la eliminación es que el camino para meterse en Champions, único objetivo marcado por el club,  queda mas despejadito. Por contra, nosotros habríamos preferido hacer pluriempleo jueves y domingo. Otro año será.

Pd. Siento ser tan ácido en mis comentarios pero estoy muy jodido por este incomprensible fracaso y pido disculpas a aquellos que puedan sentirse molestos por ello. Los blogs son precisamente para eso, para exponer un punto de vista particular sobre temas particulares. Y es lo que he hecho.

!! Felices Fiestas a toda la afición sevillista¡¡