El juvenil, a un paso de la gloria once años después

El Sevilla FC Juvenil se ha clasificado este mediodía para la gran final de la Copa del Rey en categoría juvenil, que se disputará el próximo sábado 28 de junio a las 19 horas en el Estadio Municipal El Montecillo de Aranda de Duero (Burgos). Allí tiene su plaza asegurada el equipo nervionense gracias a su victoria por 1-0 ante el Rayo Vallecano, haciendo valer el empate a uno que cosecharon en la capital.

Quien si no Ríos, que hoy ocupaba la posición de extremo zurdo, fue el autor del único tanto del choque, y por quinto partido consecutivo lo hizo a balón parado. Por más avisados que estaban los vallecanos, el sevillista se sacó un zapatazo desde 40 metros que acabó botando en el área pequeña para desconcertar al guardameta  visitante. A partir de ahí aunque el Sevilla apretaba, era el Rayo lógicamente el que más lo intentó, destacando un tiro al larguero  a falta de diez minutos. Finalmente el calor hizo mella en ambos equipos y el marcador no se volvió a mover para meter a los hispalenses en la final.

El rival será el mismo que los nervionenses tuvieron enfrente hace ahora once años, fecha en la que obtuvieron su última Copa del Rey de juveniles. Se trata del FC Barcelona, que por la tarde doblegó al Celta de Vigo en la ciudad condal por dos tantos a cero, haciendo inservible la ventaja de un gol con la que viajaban los celestes.

En aquella recordada última cita con la historia el once fue el formado por Ramón en la puerta, Manuel Ángel, Rubén, Marchena, Ñoño; Jesuli, Juanjo, Campano, Moisés; Jaime y Cantos. El resultado final fue de 2-1 para el equipo de Nervión, cuyos goleadores fueron Campano y Cantos. Ese era el tercer entorchado copero del equipo juvenil, victorioso anteriormente en 1962 y 1979. En Liga se ha proclamado campeón nacional en las temporadas 1990-1991 y 1994-1995.