Sevilla FC 2; Real Mallorca 0. Tremenda superioridad

Afrontaba el Sevilla una reválida más de su juego esta temporada (y eso que acabamos de empezar) ante un Mallorca que sorpresivamente llegaba por encima de los nuestros en la tabla. Ya sobre el césped, los de Jiménez dejaron las cosas en su sitio como lo hacían antes: matando el partido desde el arranque y dejándose llevar sin relajarse del todo hasta el minuto 90. Gran entrada en el Sánchez Pizjuán a pesar del intempestivo horario futbolísticamente hablando.

Jiménez volvió a rotar y dejó a Kanouté en el banquillo, mientras que Renato acompañó en el centro del campo al incombustible Zokora. Gran papel del brasileño, que volvió a demostrar que con él en el campo desaparece el socavón que impide que el Sevilla haga rodar el balón por la medular. No tardaron los nuestros en ponerse por delante, de hecho en el primer acercamiento llegaba un corner botado por Renato que cabecea bombeado Escudé en el punto de penalti y su compatriota Squillaci lo vuelve a rematar con la testa a la red. Se cantaba el “Antonio Puerta lololololololooo” y más se cantó para celebrar el uno a cero. Diez minutos más tarde, para qué esperar más, llegó la jugada de tiralíneas que cerraba el marcador con una entrada por banda de Luis Fabiano, que dejaba para que Navas centrase muy bombeado. En la línea de gol esperaba Perotti para hacer su segundo gol de la temporada y dejar el partido listo. El argentino va para figura y uno que lo vio y mucho en el filial, puede decir que cada partido en Primera es un master para este extremo que a estas alturas debe valer ya una pasta.

Mientras, el Mallorca permanecía como convidado de piedra a una fiesta a la que no estaba invitado. Los insulares, a pesar de su buen arranque, demostraron que no tienen nivel para estar donde estaban y que su situación era más bien circunstancial (sus dos victorias han sido en casa y ante los recién ascendidos Xerez y Tenerife). Ya en la segunda parte el Sevilla, aun saliendo más enchufado que su rival, dejó ver que el trabajo ya estaba hecho y que sólo había que mantenerlo. Aún así, se pudieron ver varias jugadas de tiralíneas que bien pudieron ampliar el marcador. Luis Fabiano se quedó con las ganas de hacer su golito, al igual que un peleón Negredo, que se marchó muy ovacionado por el público.

Al final, tres puntos más que permiten al Sevilla dormir tercero en la clasificación, ese puesto que le pertence por calidad y por plantilla y que deberá asegurar si sigue realizando un fútbol tan efectivo como el de las últimas semanas. El sábado, a las seis, a intentar comerse al león de la cabeza a la cola. Esperemos que esta vez no se nos atragante. Por cierto, curioso cuanto menos que precisamente hoy se lamente Jiménez por no haber ido a por más. Muchas veces ha sido el más feliz del mundo con un uno a cero pelado y mondado a última hora. En su descargo queda que por fin se está rotando bien a la plantilla, lo que permite que “todos” estén enchufados y listos para aportar.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Konko (2), Squillaci (2), Escudé (2), Adriano (2), Navas (2), Renato (3), Zokora (3), Perotti (3), Luis Fabiano (1) y Negredo (2). También participaron Capel (2), Fernando Navarro (1) y Koné (1).

Anuncios

La cantera frente a la cartera

Desde que se inició este verano el famoso maratón de megafichajes madridistas, confieso que tenía ganas de escribir un artículo al respecto. Este propósito se vió acrecentado a raiz de leer un articulo en ABC firmado por Francisco Perez -pluma ágil y sutil donde las haya- que hacía referencia al agravio comparativo que se produce entre los clubes compradores, – por no decir, despilfarradores – a cuya cabeza del mundo mundial se encuentra este año el R. Madrid y los que no tienen mas remedio que basar su estrategia empresarial en trabajar y cuidar la cantera.

Confeccionar  plantillas a base de talonario tiene la ventaja de apostar sobre seguro. Por contra, genera indudablemente una gran insatisfacción entre los cientos de chavales que componen las categorías inferiores. Hagan lo que hagan, solo una mínima proporción de ellos tiene una remotísima posibilidad de llegar al primer equipo. Y no porque sean menos buenos que los foráneos, sino simplemente porque no son mediáticos. Los casos de Iker Casillas o Raúl constituyen raras avis en el esquema empresarial de los Florentinos de turno. Estoy convencido de que los aficionados de estos equipos son como los romanos imperiales. Necesitan sangre fresca permanentemente. Y si esta sangre viene de fuera, mas glamour, mas caché, mas disfrute. Nada importa que miles de familias estén pasandolas canutas para salir adelante mientras ellos tengan su ración semanal de espectáculo circense.

En el otro lado están los clubes que, bien por economía o bien porque confían en que se trata de la mejor opción y creen en ello a piés juntillas, emplean su dinerito en fomentar la cantera. En poner a cientos de chiquillos a trotar sobre un prado para que cada año, uno o dos de ellos lleguen a la élite. Aquí encontramos indudablemente a nuestro Sevilla, al Athletic, al Español e incluso al Villarreal, equipo este que tiene sembrada media España con jugadores procedentes de sus categorías inferiores. Ayer me alegré enormemente al escuchar la noticia de que un chavalín de dieciseis años, Muniaín, había debutado y marcado en la previa de la Europa league -extinta copa UEFA- con el Athletic. Un gol que además sirvió para que su equipo entrara en la fase de grupos con todos los honores. Y ya saben quién está al mando de la nave bilbaína, D. Joaquín Caparrós Camino, sevillista de nacimiento, de convencimiento y enamorado como pocos de la cantera. Otro más que se une a los Reyes, Capel, Sergio Ramos, Jesús Navas y tantos otros que el bueno de Joaquín ha puesto en el escaparate de la mejor liga del mundo.

Capítulo aparte merece el actual Barcelona. Los catalanes llevan muchos años  apostando fuerte por la cantera pero, al igual que los madridistas, sus aficionados necesitan de cuando en cuando un toque de distinción extranjero para no ser menos que los capitalínos – sin premio-. Los Messi, Piqué, Xavi, Iniesta, Pujol, Bojan, Pedro y compañía no han nacido por generación espontánea. Son fruto de muchos años de trabajo y de una cuidada planificación y selección de los técnicos de las categorías inferiores que cada año peinan la geografía nacional -española- en busca de lo mejorcito de cada casa. Y una vez conseguido, les inculcan los valores que creen mas adecuados para formarlos no solo como futbolistas sino sobre todo como personas.

El problema es que, como dice Francisco Pérez en su artículo, ambos grupos de equipos, los poderosos y los modestos, compiten por un mismo premio que se antoja bastante mas complicado para estos últimos. La descompensación es clara y manifiesta. Y lo malo es que en futbol no existe el handicap, que podría paliar esta desigualdad. La única solución como propone Pérez podría ser crear una especie de superliga europea donde Madrid, Barça, Milán, Juventus, Inter, Manchester, Chelsea, Liverpool, Arsenal, Bayern y algunos más  se batieran entre ellos en pos del cetro europeo de clubes. De esta forma, podrían dejarnos a los demas mortales optar a saborear algunas mieles que hoy por hoy nos están vetadas.

No crean que es tan descabellada la idea. Igual un dia no muy lejano la vemos en marcha.

 

Al final sí habrá televisión en la final de copa del sábado

Durante la semana, las noticias referentes a la retransmisión televisiva de la final de Copa del Rey juvenil, impedían ser optimistas a ambas aficiones. La temporada pasada, la televisión del sevillismo llegó a un acuerdo con la autonómica castellano-leonesa y dio el partido en exclusiva para nuestra ciudad. Sin embargo, en esta ocasión al ser un partido celebrado en nuestra comunidad autónoma, Canal Sur ha tomado cartas en el asunto y ha confirmado que ofrecerá el partido en directo para toda la región por Canal Sur 2 Andalucía.

La expectación suscitada ha superado todas las previsiones, ya que finalmente se encontrarán dos de las aficiones que más se caracterizan por seguir a los suyos allá donde vayan. El buen tiempo, la playa y la cercanía son demasiados alicientes para que los sevillistas dejen pasar la oportunidad. En el bando bilbaíno, a pesar de los 930 kilómetros de distancia, se habían pedido a la Federación 1.500 entradas. Por desgracia, se ha ido a conceder la final precisamente este año a un estadio con capacidad para sólo 2.000 espectadores. Todo un error que no se ha sabido solventar a tiempo (se trata de un polideportivo de atletismo donde las gradas supletorias pueden instalarse con facilidad).

Ni que decir tiene que las 400 entradas enviadas a cada club han volado en apenas un par de horas, así como las que se pusieron a la venta en Nerja desde el pasado lunes. El lleno está asegurado y el ambientazo también.

El Juvenil, otra vez a las islas como paso previo a la final

Tres eliminatorias de Copa del Rey y tres equipos insulares. Así de caprichoso ha sido el calendario con el Sevilla D.H Juvenil de Ramón Tejada, que este mediodía ha conocido cual será su escollo en semifinales.

Y no ha sido nada malvado el azar con el equipo sevillista, que después de dejar en la cuneta al Mallorca en octavos y a Las Palmas en cuartos, tendrá que vérselas en la penúltima ronda ante el CD Tenerife, que viene de eliminar al Deportivo en la prórroga. Teniendo en cuenta que la otra semifinal enfrentará a Barcelona y Athletic, no se pueden quejar los nervionenses.

Si todo va bien, habrá reedición de la final de la temporada pasada en Aranda de Duero, donde los blancos se hicieron con su tercer título copero por un claro marcador de 2-0. Para ello, habrá que derrotar a los chicharreros y para ello también poseemos ventaja de campo. El próximo domingo jugaremos bajo la sombra del Teide, y dos fines de semana después se resolverá todo en la carretera de Utrera.

De conseguir el segundo pase consecutivo a la final, la afición no tendrá que realizar esta vez un recorrido tan largo. Ya se ha confirmado que dicho partido se disputará el próximo domingo 28 de junio en la localidad malagueña de Nerja.

Por otro lado, el Sevilla FC Femenino ha finalizado su participación en la primera fase de cara al ascenso a Liga Nacional (2ª división femenina). Después de imponerse a Zoco Cordobés y Atlético Onuba en el triangular de la zona occidental, toca enfrentar al segundo clasificado de la zona oriental, el AD Romeral malagueño. La ida será este domingo a las 18 horas en la ciudad deportiva, y la vuelta una semana más tarde en territorio malacitano.

No obstante, si finalmente sale adelante la idea de la RFEF de crear una “Primera División  Femenina de élite”, el Sevilla ascendería automáticamente junto a numerosos filiales de equipos de Primera masculinos, dejando sin efecto esta fase de ascenso.

Corrupción en la federación

De forma premeditada he preferido aguardar unos dias antes de escribir este post. Seguro estaba de lo que iba a ocurrir pero he optado no obstante por esperar a confirmarlo antes de publicarlo.

A la vista de lo ocurrido en la reciente final de Copa y el mutis por el foro que han hecho todos los medios de este pais, no tengo mas remedio que acordarme del famoso cántico. No  es de recibo que tras el “latazo” que un aficionado del Athletic propinó a Dani Alves, nadie haya puesto el  grito en el cielo. La Federación Española debía haber sido la primera en entrar de oficio y sancionar, sea al Valencia por los defectos de seguridad, sea al Athletic como responsable subsidiario de los actos vandálicos de sus aficionados o sea a la propia federación si la organización de la seguridad en ese partido estaba bajo su responsabilidad.

A los medios de comunicación de este país les ha faltado siempre tiempo para poner a parir  al Sevilla o al Betis ante el más mínimo incidente. Hace un año, el Betis fué vilipendiado y masacrado por la agresión de un aficionado al portero del Bilbao en liga. Aquel botellazo provocó rios de tinta en su momento y dió la vuelta al mundo en imágenes de todas las televisiones. Sin embargo, lo ocurrido en Mestalla, que es igual de grave, parece no haber ocurrido nunca. Ni en radio, ni en televisión ni en prensa se ha hablado practicamente  de un hecho tan grave como el ocurrido el miercoles. Parece ser que la única noticia de primera plana al margen del baño del Barça a su rival, es la no retransmisión en directo del himno español. Me parece una desvergüenza absoluta la connivencia de todos los medios de comunicación para hacer desaparecer el latazo como noticia de portada. La única explicación que encuentro (una vez mas) es que el hecho estuvo protagonizado por un aficionado de uno de los equipos del régimen, en este caso del régimen federativo. La falta de escrúpulos de nuestros dirigentes con Villar a la cabeza no tiene límites. Mi capacidad de sorpresa ante hechos de este tipo se agotó hace tiempo pero eso no impide que las entrañas se me revuelvan ante tanto despropósito. Y lo peor es que todos somos cómplices si no lo denunciamos.

Yo mañana voy con Don Joaquín

No hace mucho, en este mismo blog, no nos ha quedado más remedio que rendirnos ante el FC Barcelona por el juego que despliega sobre el césped, distinto al del resto de equipos hoy en día al menos en España. Bien, mañana tienen la oportunidad de levantar su primer título en la era Guardiola después del patinazo del domingo. Lo lógico sería pensar que en este blog, deseásemos un triunfo azulgrana que hiciese justicia al equipo catalán.

Nada más lejos de la realidad. En un deporte en el que los sentimientos juegan un papel tan importante, mañana dejaremos a un lado las preferencias futbolísticas para dar rienda suelta a las personales. Aunque se trate del equipo que nos apeó de la final y que nunca ha sido muy bien visto entre la afición sevillista, queremos que sea el Athletic quien levante el trofeo en el palco de Mestalla. No por el club vasco, ni mucho menos. Lo queremos para que Don Joaquín Caparrós Camino, ese entrenador que nos sacó de Segunda y nos dejó en la Copa de la UEFA, sepa lo que se siente no sólo como aficionado, sino también como profesional. Una vez que ha encontrado el club que más se ajusta a su inagotable apuesta por los canteranos, Caparrós puede ver certificado su buen trabajo de tantos años con una Copa de España, esa misma que disfrutó en las gradas del Bernabéu en 2007.

Por él, y por otro jugador al que tanto le debe el sevillismo como Aitor Ocio, desde aquí nos posicionamos claramente por el Athletic Club de Bilbao en la final de mañana. Nos caigan mejor o peor los ex-sevillistas del Barcelona, está claro que ellos tienen muchas más oportunidades de tocar la gloria con su nuevo equipo, amén de haberlo conseguido ya con el nuestro.

¡A por ellos, Joaquín!

Athletic Club 3; Sevilla FC 0. Lección del maestro al alumno

Ya lo decíamos en la crónica del pasado sábado. Si el Sevilla salía al campo con la misma actitud del partido de liga, la eliminatoria la pasábamos seguro. El problema es que hoy tocaba la de arena y los nuestros han recibido un soberano repaso de los vascos. Por mas veces que viene ocurriendo esta temporada y la anterior, no consigo acostumbrarme a las dos caras del equipo de Jimenez. Es capaz de lo mejor y de lo peor. Lo que no es normal es que siempre muestre su peor cara en los momentos decisivos.

Vodpod videos no longer available.

Todo lo que el técnico venía ensayando durante la semana se vino abajo en el minuto 2. El Sevilla salió al campo frio como la noche, todo lo contrario que el Athletic. En el primer saque de banda, cogen a nuestra defensa dormida, LLorente prolonga hacia atrás con la cabeza y Javi Martinez tiene tiempo de rematar hasta dos veces a gol ante la pasividad entre otros de Mosquera que se limita a mirar como Martinez recoge el rechace de Palop para enchufarla sin oposición.

A partir de aqui, el partido se le pone de cine al Bilbao para que Caparrós aplique sus conocidas técnicas de pérdidas de tiempo que tan bien nos venían cuando era nuestro entrenador. Además, fue tan listo como para no dejar recomponerse al Sevilla tras el mazazo del primer gol y en cada arreón que daban provocaban situaciones de peligro. Tanto es asi que en una nueva desaplicación del supuesto secante de LLorente, el joven delantero bilbaíno cabeceó un centro a placer de Yeste y pilló a Fazio despistado sin marcar a nadie. 2-0 y la cosa se ponía realmente fea.

No contentos con tantas facilidades, David Prieto se hace un lío en una jugada donde tenía el balón controlado, LLorente se lo roba y la pasa al tronco Toquero que solo como la una la enchufa batiendo a Palop. 3-0 y ahora sí que estaba todo perdido. Ni Squillaci ni Mosquera aciertan a marcar a Toquero. Por mas que miro la repetición, no consigo saber dónde estaba Mosquera teniendo en cuenta que el jugador que hizo el gol entró por su banda. Treinta minutos y tres goles  al equipo que se supone que mejor defiende. No se pueden cometer mas errores en menos tiempo.

Hasta el final de la primera parte, mas de lo mismo, mucha intensidad por parte de los vascos y cero por la nuestra. Navas no pasó nunca de su campo porque su marcador, bien aleccionado por Caparrós, le seguía hasta los lavabos y le hacía faltas contínuas para minar la moral del chaval  con la permisividad del árbitro, todo sea dicho. Los locales se adelantaban siempre, presionaban mucho y ponían diez veces mas cojones que los nuestros. Ya me dió mala espina la noticia de que Jimenez había descartado a dos jugadores ofensivos como Perotti y Acosta y prefirió mantener entre los convocados a Konko y Duscher. Esto era indicativo del espiritu con el que encarábamos el partido.

La segunda mitad fué un quiero y no puedo sevillista con tímidos ataques que casi nunca inquietaron a los locales. Solo en un cabezazo de Squillaci que salió fuera y un penalti de Aitor ocio al mismo jugador que el árbitro se pasó por el arco del triunfo conseguimos meter un poco de miedo a la parroquia bilbaína.

En el capitulo de cambios Jimenez volvió a demostrar poca cordura. En el minuto 35, cambia a Fazio, jugador en el que se supone había basado toda su estrategia para frenar a LLorente. Que me lo expliquen. Y cuando mas delanteros necesitaba el equipo, el tercer cambio fué de Romaric por Duscher. Vuelvo a quedarme pasmado. Quita a un jugador de creación para meter a uno de destrucción con un 3-0 en contra. Pero claro, en el banquillo solo quedaban jugadores de corte defensivo y ahí es donde nos acordamos de los descartes.

Uno de los males endémicos que para mi tiene Jimenez es su tendencia a pensar mas en contrarrestar las virtudes del contrario que en potenciar las propias. Esta obsesión nos está costando ya muchas decepciones. En los dias previos al partido solo  oímos hablar de cómo frenar a Llorente y nunca de como íbamos a encarar ofensivamente el partido.  Ya está bien, la afición se cansa de ver cómo su equipo no da la talla en los momentos claves como Fenerbahce, Lieja, Sampdoria y hoy Bilbao.

Si el sábado calificábamos la actitud de jugadores y entrenador como de “mamazo” hoy les damos a todos un cero. Ya hemos caido mil veces en el error de especular con el resultado y hemos vuelto a hacerlo aún sabiendo lo que nos jugábamos. Un equipo de aizcolaris con mas ilusión que otra cosa nos ha bajado de la nube. Valencia tendrá que esperar porque el que se va ver las fallas es el maestro Caparrós.

Solo encuentro un aspecto positivo a la decepción de hoy pero me la callo para no hacer mas sangre. Me voy a la cama.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (1), Mosquera (0), Squillaci (1), David Prieto (0), Fernando Navarro (1), Navas (1), Romaric (1), Fazio (0), Adriano (0), Renato (1), Kanouté (1). También jugaron Luis Fabiano (0), Capel (1) y Duscher (s.c)