2-0: Francia despide a su generación de oro por la puerta trasera

La participación de “les bleus” en la presente edición del Europeo de fútbol ya es pasado. Los de Raymond Domenech se vieron superados por Italia tras un claro penalti sobre Luca Toni a los 25 minutos de juego, que además supuso la roja directa para el barcelonista Abidal. Por si fuera poco, unos minutos antes se había retirado con una lesión posiblemente muy seria, Frank Ribery.

El penalti transformado por Pirlo supuso una losa demasiado grande para Francia, que además tuvo suerte de no encajar la sentencia en el posterior arreón de la selección azzurra. El descanso no traería demasiados cambios en el guión, pues Italia se dedicó como siempre a no cometer riesgos y los galos querían pero no podían. Cuando menos lo merecía, Italia obtuvo definitivamente el billete para cuartos con un tanto de rebote introducido por Henry a tiro de falta de De Rossi.

A todo esto hay que sumarle que Holanda no cumplió con las especulaciones y se deshizo sin problemas de Rumania por 2-0, dejando a los amarillos también fuera del torneo. La naranja digital se verá las caras con Rusia o Suecia el sábado, y un día después España tendrá difícil romper el maleficio de esta ronda de cuartos ante los transalpinos.

Los Makelelé, Thuram, Vieira, Sagnol, Henry y compañía, que lograron un campeonato (1998 ) y un subcampeonato mundial (2006) además de una Eurocopa (2000) se despiden de la selección con un sabor demasiado amargo para lo que merecían. Otros como Benzema o Nasri son el futuro de Francia, aunque será difícil que se acerquen a los éxitos cosechados por la generación que se va.