Líder de líderes en Champions League

Una vez finalizada de manera íntegra la segunda jornada de la Liga de Campeones, las puntuaciones de los distintos grupos dejan a nuestro Sevilla como el mejor situado de los clubes con respecto a sus rivales. De esta manera, los de Jiménez son los únicos que superan al segundo clasificacado en 4 puntos, por lo que también son los que más fácil lo tienen ahora mismo para lograr el pase y los únicos que seguirán en la primera plaza hagan lo que hagan en el próximo partido europeo.

Exceptuando el grupo A, en el que Bayern y Burdeos se reparten lo más alto con cuatro puntos, en los otros siete grupos hay un único líder que lo ha ganado todo hasta hoy. A saber, por orden alfabético de los grupos: Manchester United, Real Madrid, Chelsea, Olympique de Lyon, Barcelona, Sevilla y Arsenal. Pocas sorpresas teniendo en cuenta que sólo madridistas y franceses no son cabezas de serie. Pero como decimos, el Sevilla es el único cuya distancia con el segundo va más allá de un partido. Los otros seis tienen al otro clasificado a tiro de tres puntos. Con respecto al tercero, que marca la frontera del pase a octavos, la cosa se equipara más. Además del Sevilla, el Chelsea y el Arsenal tienen ventaja de cinco puntos y el Barcelona de cuatro, mientras que Manchester United, Real Madrid y Olympique de Lyon sólo de tres. Inmejorable panorama para los nuestros.

En cuanto a goles, los nervionenses son los segundos máximos realizadores con 6 goles, sólo superados por el Real Madrid con 8. El gol de Novo, eso sí, nos convierte en los quintos menos goleados, posición compartida con Inter de Milán, Fiorentina, Oporto, Manchester United, Girondins de Burdeos y APOEL. Por último, en cuanto a golaverage, nuestro (+5) nos deja segundos igualados con el Olympique de Lyon y de nuevo únicamente superados por los galácticos, que tienen (+6).

Números todos estos para soñar y que demuestran que el partido del domingo es, a priori, de lo mejorcito que se puede ver actualmente en el panorama continental y mundial.

A ver quien es el listo que nos baja de ahí

Sólo han pasado cuatro jornadas pero ya estan las cosas como tienen que estar. El Sevilla, después de una nueva victoria y aprovechando los tropiezos de Valencia y Athletic, sumado al obvio del Mallorca, asciende de la sexta a la tercera plaza, aquella que tanto trabajito costó sentenciar la pasada temporada y a la que nuestro equipo es aspirante número uno. El traspíe de Mestalla no ha hecho más que concienciar al equipo de que no era esa la imagen que había que dar, y a partir de ahí sólo nos ha dado victorias, cuatro en total. El balance no puede ser más positivo, con un gol en contra y diez a favor.

Jiménez está convenciendo, a base de resultados, a toda esa parte del sevillismo que se está viendo obligada a dejar a un lado la época del juego brillante, para dejar paso al resultado asegurado con pequeñas dosis de excelencia sobre el césped. Sin embargo aunque parezca difícil de entender, el que quiere hacerlo puede jugar bien o al menos intentarlo hasta lo que te permita el rival. Pero los resultados no son demostrables mas que en el marcador. Por lo tanto, una derrota en Bilbao, algo para nada descabellado, podría dar al traste con la racha, la confianza y todo lo que viene detrás.

Ese es el miedo que tenemos algunos sevillistas, la manera que tiene este equipo de gestionar una “crisis”, ya que como dijo nuestro presidente en una conferencia: “Cada vez que el Sevilla pierda un partido en la entidad deber haber una crisis institucional”. No se trata de mentar ruina por mentarla ni de ser agorero. Sino de ver hasta que punto ha evolucionado nuestro entrenador hasta convertirse en digno pastor de unas ovejas de Champions League. Jiménez llegó al banquillo del primer equipo diciendo que no iba a rotar a la plantilla porque sus convicciones como técnico se lo impedían. Casi dos años después se ha dado cuenta de que es necesario hacerlo, primero para dar descanso y segundo para mantener enchufada a toda la plantilla con la que se quiera contar. Ahora sólo falta ver hasta que punto sabría mantener todo esto que hace con las victorias, pero dándose un resultado negativo en Bilbao. Un paso en falso de nuestro míster volvería a traer las dudas, las críticas y los debates, así que, Manolo: Pase lo que pase, lo que está bien no se toca aunque por estadística falle alguna que otra vez.

De momento estamos ahí, terceros, por detrás de dos equipos a los que sólo les falta el reto de ponerse por delante en el marcador antes de que empiecen los partidos. Es como si vivieran en una primera ronda de Copa eternamente. Estadios llenos y equipos que buscan dar la campanada de su vida con un triunfo ante el Real Madrid o el Barcelona, pero que a los cinco minutos pierden por dos goles y su gozo, a un pozo. Por eso hay que sumar todo lo posible antes de que nos crucemos con uno de estos mastodontes que quiebren nuestros cimientos. El Real Madrid, por cierto, ya está cerca en un partido “Sólo para abonados”, como decía el Canal Plus antiguo. El que no lo sea, que vaya soltando los 110 € para ver a cuatro modelitos. A mi no me compensaría.

Por detrás, magnífico panorama con Villarreal y Atlético en puestos de descenso y con un Valencia sumido en una mini-crisis de juego, resultados y relación entrenador-jugador franquicia. Algo no pinta bien por el Turia.

Domingo propicio a excepción de lo de siempre

Empezamos con el derbi que supuso el alirón con los juveniles, pero la jornada en primera nos tenía reservadas varias buenas noticias también el domingo. Y es que sólo el Valencia intentó demostrar que no quiere que seamos tercero (aún así se mantienen once puntos por detrás. Si Villarreal y Málaga ya cayeron el sábado, el domingo hincaron la rodilla tanto el Atlético de Madrid como el Deportivo de la Coruña.

Con todo eso, el cuarto se aleja a nueve puntos y perder la Champions ya está a once (con 27 aún en juego). A pesar de que no es ni mucho menos nuestro objetivo, la UEFA estaría asegurada aún dejando de sumar la mitad de lo que queda.

Si bien no hay nada decidido, lo cierto es que la buena racha permite afianzar los objetivos. De los últimos 21 puntos hemos sumado 19, algo vital en estas alturas de temporada. La próxima semana llega un Getafe en alerta roja que aún así no debería ser rival.

Hasta aquí las buenas noticias, pues el Sevilla Atlético se ha vuelto a reservar la mala. Eso sí, con la diferencia de que esta vez ha sido más mala que nunca. Si en el Helmántico encajamos un set en blanco, contra el Hércules nos metieron hasta dos juegos del segundo set. 8-0 que demuestra que Galeote no era todo lo malo del equipo. Diego, de momento, no tiene pensado cambiar nada, ni siquiera la alineación, y una defensa de chiste ha hecho que se manche este domingo el buen nombre de la cantera nervionense.

Mejor pensamos en el primer equipo y en que la temporada que viene tendremos un primer filial arriba del todo en Segunda B. 

Balance de lo que va de 2009, jugador por jugador

Aprovechando las posibilidades de nuestra clasificación “Así les vimos”, hemos obtenido la clasificación según los datos de los partidos exclusivamente en 2009. Tenemos claro que el bajón liguero no es cosa sólo del entrenador, y que los jugadores tienen su lógica parte de culpa. En la primera columna ofrecemos la clasificación de jugadores desde el primer partido de 2009 (Sevilla-Osasuna) hasta el derbi, mientras que en la segunda queda reflejado su puesto en la clasificación general desde finales de agosto.

En cuanto a los colores, los futbolistas en rojo son los que han mejorado en esta clasificación parcial con respecto a la total, mientras que las flechas obedecen a la subida, bajada o igualdad en la media de puntos por partido. Aunque aquí debajo os dejamos la clasificación para que la analicéis, destacan sobremanera los papeles de Capel (mejora 6 puestos) y Mosquera y Luis Fabiano (mejoran 5). Aunque Javi Varas también sube mucho, no es cuantificable al corresponder a un único partido.

En lo negativo, Romaric, Prieto y Maresca son los que más bajan, con cinco peldaños. Además, sólo 7 de los 29 miembros de la plantilla han aprovechado este mes para mejorar su media de puntos. Esto deja claro que los futbolistas también tienen mucho que decir en la necesaria mejora del equipo.

Animar sí o sí

Como todo el mundo sabrá ya a estas alturas, ayer tuvo lugar la Junta General de Accionistas del Sevilla FC. En general, el desarrollo de la misma fue brillante porque no podía ser de otra manera. Los resultados deportivos, económicos y sociales de la entidad la han convertido en todo un fenómeno empresarial hasta el punto de que el caso “Sevilla FC SAD” se estudia ya en escuelas de negocio tan prestigiosas como San Telmo o Esade.

Hasta aqui, todo perfecto. Por contra , el discurso final del presidente confieso que me ha sorprendido un poquito al escucharlo hoy por la radio. Y me explico. En determinados momentos y en un tono de voz mas alto de lo necesario, José María del Nido reprocha a cierto sector de los aficionados una actitud excesivamente crítica con el equipo. Hasta el punto de declarar que “a veces me da vergüenza ver cómo se trata al equipo. Llevamos mas puntos fuera que dentro y eso es para hacer examen de conciencia. Es para que a alguno se le caiga la cara de vergüenza. Tenemos la obligación de apoyar, apoyar y apoyar. Vamos a empujar, vamos a animar”.

Y digo que me sorprende por dos cosas:

1) porque en cierta forma se contradice con los mensajes que yo le había escuchado hasta ahora al presidente. Muchas veces ha repetido que; “la afición del Sevilla FC es soberana para lo bueno y para lo malo”.  O esto otro “todo se puede cuestionar en el Sevilla FC con excepción de tres cosas; el escudo, la bandera y la afición”.

2) porque creo que se equivoca cuando intenta relacionar la actitud de cierto sector del público con los malos resultados del equipo en casa. Pienso que esto último obedece mas bien al estilo de juego que imprime Jimenez y que funciona mucho mejor fuera, que no tiene obligación de llevar la iniciativa. El que haya soplado al presidente esta excusa vaga, le ha hecho un flaco favor.

Estoy 100% de acuerdo en que mientras que el balón esté rodando y haya puntos en juego, la única actitud válida debería ser la de apoyar a muerte a los jugadores y al entrenador. Pero cuando el árbitro pita el final del partido, cada cual es libre de expresar lo que opina y lo que siente porque para eso paga, y no poco por cierto.
Repito, si el sentido que ha querido darle es el de pedir apoyo incondicional durante los partidos, AMÉN. Si por contra pretende que la afición carezca de criterio propio y diga sí a todo antes, durante y después de los partidos, ya no estoy tan de acuerdo.

La afición del Sevilla es una afición que se ha caracterizado siempre por su independencia y por su capacidad de lucha.Y digiere muy mal actuar en manada, salvo que esté en peligro la institución. Gracias a ese espiritu inconformista fueron expulsados algunos presidentes que solo pretendían servirse del Sevilla, caso de Escobar y Caldas. Y gracias tambien a esa determinación se hizo justicia, devolviéndo al equipo a la categoría que por méritos le pertenecía en aquel verano fatídico del 95. Y es que a la afición del Sevilla no le gusta que le impongan las cosas aunque vengan nada más y nada menos que de D.José María del Nido Benavente, santo y seña de la época mas prestigiosa en la larga historia del club. Por cierto, las juntas de accionistas del Sevilla no fueron siempre tan plácidas. Para muestra un botón:

Cuando se ganaron tantos títulos a base de goles y de practicar un futbol de ataque y preciosista no hizo falta que nadie viniera a decir a los aficionados que debían apoyar al equipo. Ya se encargaba la afición de llevarlo en volandas. Por contra cuando,como el dia del Barcelona se ve a todo un estadio coreando el himno del centenario en los minutos previos y luego no se recibe a cambio lo que se espera, considero normal que haya gente a la que no le guste y está en su derecho de expresarlo.

Los administradores de este blog nos consideramos delnidistas y seguimos pensando que este presidente es y será por muchos años el mejor presidente de la historia de nuestro club. Porque ha logrado éxitos jamás soñados que le dan un crédito casi ilimitado a los ojos de la afición. Pero eso no quita que sea falible y que de vez en cuando pueda cometer algún desliz, sobre todo si está mal asesorado.

Dicho esto, tambien reivindicamos el derecho a expresar libremente lo que pensamos como rezan varios artículos  de nuestro decálogo y así lo hemos hecho.

Con este articulo no pretendemos crear un dogma de fe. Es más, nos gustaría conocer vuestra opinión al respecto de las declaraciones del presidente.