Mañana, todo el mundo de blanco y rojo

Así se pide desde el club. Todos los aficionados que mañana acudamos, (aunque no lo llenaremos), al Ramón Sánchez Pizjuán, deberemos acudir en la medida de lo posible ataviados con los colores de nuestro equipo. De esta forma, se quiere que el ambiente previo al choque ante el Real Madrid recuerde al de partidos trascendentales que todos recordamos.

Teniendo en cuenta que mañana mismo se dará por concluida la semana de la afición, todos debemos poner nuestro granito de arena para que culmine con tres puntos que se antojan vitales. Así, desde la web oficial se ha pedido que nadie olvide su camiseta, chándal, bufanda o bandera del equipo para animar desde el minuto cero. También se pide que todo el que pueda acuda al hotel Meliá Lebreros para acompañar al autocar en el trayecto hasta el estadio. Una vez allí, y después de haber disfrutado de las “tapas sevillistas” en los diferentes bares que rodean la bombonera, habrá karaoke, un zeppelín y distintas actividades que amenizarán la espera al comienzo del partido.

Después de la diversión llegará la animación, pues cuando los jugadores salgan al terreno de juego todos tendremos que dar el callo para que el mosaico especial preparado para la ocasión salga como tiene que salir. A partir de ahí, todo quedará en las manos, o mejor dicho en los pies de los once que salgan al terreno de juego vestidos de blanco. Eso es lo que más importa, pero en lo que menos puede influir la afición, más allá de los cánticos y del aliento hacia nuestros futbolistas.

Posdata: anoche sentimos nostálgia al ver al Valencia jugar de tu a tu al Barcelona. Qué gozada de partido, qué presión de los locales a la mismísima defensa del Barça, qué velocidad en el juego, qué transición defensa-ataque en tres o cuatro pases. Ojalá tengamos ocasión de disfrutar esta tarde de un espectáculo semejante. Debemos  salir a jugar al futbol, sin especular y metiendo intensidad al juego para que el Madrid no tenga tiempo de reaccionar. Seamos valientes y estamos seguros de que el premio llegará.

Antes de todo eso y aunque el tiempo no acompaña demasiado, ya vamos tarde para acompañar a los nuestros en las horas previas y para degustar las tapas sevillistas en los bares de la zona. Dentro del estadio, tambien tendremos la hora feliz de 17.30 a 18.30 con perritos y cerveza a un euro. !!A por ellos!!

Los flecos vuelven a ponerse de moda

O eso parece, porque si el Sevilla no tiene al menos a tres jugadores más en su plantilla es porque se lo impiden los flecos. Desde la directiva y el cuerpo técnico sevillistas se empieza a notar que la gente está intranquila ante la falta de fichajes, a pesar de la incesante lista de nombres que cada día es ampliada por los medios. Por este motivo, tanto José María del Nido como el director deportivo Monchi dejaron caer y no casualmente que tanto Fernando Navarro como Romaric están muy cerquita de venir al Sevilla.

Desde que Monchi tomó las riendas de la dirección deportiva, nadie había comentado oficialmente en el club que un jugador iba a venir sin tener los contratos firmados. Sin embargo, esto no parece poner nerviosos a los dirigentes del Mallorca ni el Le Mans francés.

Si al mediodía de ayer lunes, el presidente comentaba que esa misma tarde se firmaría todo, 24 horas después no hay nada de nada y Fernando Navarro sigue siendo jugador del conjunto bermellón. Del mismo modo, Monchi aseguró la pasada noche en el programa “La Bombonera” de SFC TV que Romaric estaba a un paso de firmar por el Sevilla, y que el único impedimento es que el máximo mandatario del Le Mans Henri Legarda estaba de viaje en China. Muy lejos de parecer estar de acuerdo, desde el club galo han sacado una nota oficial asegurando que “nanai desde la China” y que no hay fumata blanca a la vista.

Con otros medios asegurando que se va definitivamente a por Konko y se olvida la opción de Chretien, a uno le dan ganas de pasar de los periódicos y pedir que le avisen cuando haya algo seguro al 100%. Mientras, seguiremos esperando…