Polémica entre Sebastián Borrás y el consejero Manuel Vizcaíno

Muy enfadados deberán estar en  el departamento de prensa del Sevilla FC, tras la polémica entrevista publicada hoy por Estadio Deportivo a Sebastián Borrás. El técnico que llevó a lo más alto al Sevilla Femenino, ahora presidente del Hispalis, manifestó  en su día que se veía obligado a dejar el cargo porque su hijo había nacido con Sindrome de Down y le iba a quitar demasiado tiempo.

Pues bien, Borrás sale hoy diciendo que fue Vizcaíno el que le echó por disputas personales, obligándole a dar esa versión al sevillismo para que no se cortara al equipo el grifo del patrocinio. El antiguo entrenador, que actualmente es el abonado 717 de la entidad, va más allá en sus acusaciones con unas declaraciones realmente fuertes que no vamos a reproducir aqui. Para finalizar, Sebastián Borrás insta al director de marketing a que cese en sus amenazas  para que no sigan saliendo a la luz más “trapos sucios“.

Ya hace algunas semanas, en algunos foros sevillistas se relacionó el cese de José Luis Calderón, técnico de la cantera blanca que hizo al Sevilla alevín campeón en Brunete, con una presunta disputa que había mantenido con el Sr. Vizcaino.

Lamentamos que un sevillista de toda la vida como Sebastián haya decidido hacer públicas sus diferencias con el club y sobre todo haber escogido un periódico sensacionalista como Estadio Deportivo, que no ha desaprovechado la ocasión para darle un aire “tomatero” a todo esto. Dicho de otra manera, los trapos sucios hay que lavarlos en casa.

Desde este blog nos manifestamos en contra de este tipo de ataques entre sevillistas y entendemos que existen modos mas adecuados para arreglar estas desavenencias. Semejante comportamiento solo beneficia a los enemigos del club deseosos de encontrar fisuras en la estructura del mejor equipo andaluz de todos los tiempos.

Nota aclaratoria: Desde Sevillistas de Renault en ningún momento defendemos las acciones de Manuel Vizcaíno en el caso de que sean ciertas. En lo único que disentimos es en las formas en las que el señor Borrás ha puesto este caso en conocimiento de la mayoría del sevillismo. Si tiene pruebas de lo que dice debería acudir a los juzgados, que es el sitio adecuado, no un periódico sensacionalista que no hace sino dar pábulo a los que no desean nada bueno a la entidad. Y con el agravante de hacerlo en un momento critico para el Sevilla con los cuatro partidos que tiene por delante.