Sevilla FC 1; FC Glasgow Rangers 0. El brillo hoy no estaba invitado

Cumplió el Sevilla el expediente con un plácido triunfo ante el lamentable Glasgow Rangers, que vino a la capital andaluza con el único objetivo de no ser humillado por su rival en la noche de hoy. Los sevillistas, a pesar de las bajas, pudieron golear a un equipo escocés que jamás dio sensación de peligro aunque sólo acertó a marcar desde los once metros a los siete minutos. Además, tampoco hubiese hecho falta mucho esfuerzo puesto que la derrota del Unirea en Stuttgart, además de clasificar a los alemanes, nos daba la primera plaza del grupo aún habiendo perdido este encuentro. Lo más positivo fue el debut de un Cala que ni mucho menos fue puesto a prueba, mientras que los suplentes de arriba siguen dando preocupantes síntomas. Ojalá se cumpla aquello de “Año nuevo; vida nueva” para Negredo y Koné.

Aunque el palco estuvo plagado de estrellas cinematográficas con la presencia de Tom Cruise, Katie Holmes y Cameron Diaz (me cuentan que esta última no confirmó su asistencia hasta última hora porque dudaba si ir o no mejor al partidazo Betis-Nàstic del domingo), las estrellas futbolísticas estuvieron bastante apagadas en la noche de hoy y a ello contribuyó y mucho el tempranero gol de la victoria. Penalti tan claro como infantil sobre Navarro que convierte con suficiencia Kanouté a los siete minutos. Si los escoceses tenían pensado de por sí visitar poco a Palop, este tanto les dejó claro que el uno a cero era un gran resultado para ellos, por lo que no aparecieron por los dominios del valenciano hasta bien entrada la segunda parte. Hasta ahí, aunque parezca extraño en un partido de Champions, muy poco que contar. El Sevilla buscaba el toque para llegar a McGregor pero arriba se fundían siempre los plomos con Kanouté como único estilete y un desaparecido Renato resguardándolo. Los escoceses se limitaban a intimidar a base de entradas a destiempo que fueron demasiado permitidas por el colegiado francés Layec. En las bandas destacó más Capel que un Jesús Navas algo desaparecido, mientras que Zokora era el único al que se le intuía un poco de tensión.

La segunda parte siguió por los mismos derroteros. A pesar de la parafernalia en adornos y vallas publicitarias que conlleva este tipo de partidos, sobre el verde lo que se veía era un encuentro de pretemporada, sin ninguna presión y sin apenas llegar a las porterías.  De las pocas que hubo, la más peligrosa la tuvo Zokora con un disparo al poste desde fuera del área que bien habría merecido recompensa. El marfileño no se podía creer su mala suerte tras la jugada, y es que aunque parezca extraño por su posición en el campo, Zokora ha anotado un gol en los diez años que lleva en Europa. Fue en 2004 cuando militaba en el Racing Genk belga. Hasta el final pudimos ver alguna que otra subida británica que acabó en saque de esquina y la preocupante situación de Koné y sobre todo de Negredo, al que los minutos que acumula parecen obcecarle más de cara al gol que otra cosa.

Se acabó la Champions hasta 2010. Ahora a pensar en los rivales, pero eso será en el post de mañana al respecto.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Konko (1), Cala (2), Dragutinovic (2), Fernando Navarro (3), Zokora (2), Romaric (1), Navas (1), Capel (2), Renato (1) y Kanouté (2). También jugaron Duscher (1), Negredo (0) y Koné (s.c).

Tom y su misión cada vez más imposible

No, no vamos a hablar de Tom Cruise, de su mujer Katie Holmes ni de su hija vestida de gitana por las calles de Sevilla. Tampoco haremos hincapié en la presencia del actor y de su compañera de reparto Cameron Diaz mañana en el palco del Sánchez Pizjuán. Este post va dedicado a otro Tom, un Tom que no es norteamericano sino belga, y que conoce las gradas de la Bombonera mucho mejor que su tocayo. Eso sí, su césped lo ha pisado pocas veces más que el Tom hollywoodiense.

La misión de Tom de Mul es cada vez más complicada, y no sabemos si el extremo que llegó del Ajax haya preferido dejarla ya por imposible. De hecho, la “película” va ya por su tercera entrega desde que el internacional llegase a Sevilla en el verano de 2007. Desde entonces, Jesús Navas ha hecho imposible que su protagonismo en la plantilla, suba. Los primeros tiempos dejaron ver a un De Mul bastante apático, con el que parecía que no iba la cosa, pero poco a poco se fue mentalizando de que podía aportar algo a esta plantilla. Un verano más tarde llegó reconfortado de los Juegos Olímpicos de Pekín. Por fin pudimos escucharle en rueda de prensa -por cierto y abro paréntesis, ¿alguien ha escuchado la voz de Konko alguna vez?- y su magnífico español daba signos de que su integración en la ciudad y en la plantilla eran óptimos. Incluso le vimos marcar por primera vez en el Alfonso Pérez de Getafe. Aún así, la infalibilidad de Navas le hizo marcharse a su país a mitad de temporada. Estuvo en el Genk, jugó ocho partidos y marcó tres goles.

Nada de eso sirvió, por lo que Tom de Mul es ahora un “prófugo” de la plantilla. Lleva un mes en Holanda tratándose de una “eterna” lesión de aductores, tan eterna como las que pueden sufrir actualmente Fazio, Acosta o el propio Adriano Correia. Incluso se le ha dado carta blanca para que busque equipo de forma definitiva en el mes de enero. El pasado sábado cuando se incluyó a todos los disponibles en la convocatoria, se detallaron los lesionados y los sancionados y el belga ni siquiera aparecía.

La misión de este Tom sí que es imposible.