Sevilla FC 1; R. Betis 2. Ya ni en el derbi…

Doce años. Uno detrás de otro. Todo ese tiempo llevaban los de enfrente sin saborear la victoria en Nervión y ha tenido que ser esta noche. Al menos, se lo han llevado con justicia y sin que ningún sevillista pueda justificar el horrendo papel de los suyos en la que es tercera derrota del equipo en la segunda vuelta (somos vicecolistas de esta vuelta junto con el Numancia, que tiene un partido menos).

La primera parte es copiar y pegar una y otra vez lo mismo. El equipo intenta llegar, alguna que otra llega a las bandas y un pequeño porcentaje de ellas acaba en centro al área. Pero la mayoría son balones y más balones a Kanouté por arriba, que cuando va a recibir la tercera, ya tiene a tres defensas impidiendo su trabajo. Un punta que juega de mediapunta pero al que no suplantan en su función, hace que el equipo no genere ocasiones. Sí, Acosta nos salvó en la Copa, pero no es el nuevo Messi y él solito no es capaz de sacar un partido adelante. Por lo demás, Duscher volvió a adueñarse del mediocampo, pero con un juego tan previsible que hasta Chaparro sale victorioso. Los verdiblancos buscaban una y otra vez a Oliveira, que tardó en enchufarse y el Betis ni inquietaba.

En la segunda parte, lo que parecía que se ponía muy bien se puso tan negro como nunca. Si el equipo solía arreglar las cosas en la reanudación, esta vez tocó estropearlo del todo. Al principio seguimos intentándolo arriba, pero cuando el balón en largo no funcionaba, la única solución era buscar el balón en muy largo. Atascados llegó la expulsión de un reventado Duscher a veinte del final. Poco antes había comenzado el “Cambio´s Show” de Jiménez, en el que no podía faltar su número “Adriano por Capel o viceversa”. Aunque el argentino dio muestras de su cansancio, al técnico arahalense le cuesta mucho salir del hombre por hombre, pues metió a Renato por Acosta sin que el dibujo cambiara un ápice, pero con menos velocidad.

Ahora es cuando viene decir que la expulsión condicionó el partido. Pero lo que condicionó fue el gol de Sergio García 30 segundos después. Os aseguro que con Duscher en el campo, este solo podría haber visto el balón elevarse, porque el gol del coleta llegó en una contra demasiado rápida para la defensa blanca en la que esta se quedó estática mientras Sergio les ganaba la espalda. A partir de ahí, el gran Maresca saltó al terreno de juego para perder un par de balones y demostrar que en la sala de prensa pierde las formas y en el césped pierde la forma y el fondo a pasos agigantados. Romaric, como no, fue el elegido para seguir jugando con un delantero a pesar de ir perdiendo. Tanto arsenal ofensivo llevó para colmo al cero dos en una jugada de Oliveira, aquel brasileño que en el mes de octubre salió ovacionado del Sánchez Pizjuán tras colarle dos golitos al Sevilla Atlético.

El equipo terminó reventado, pero no solo por el esfuerzo de la copa, sino por la inoperancia de un cuerpo técnico que no quiso reforzar al equipo cuando las carencias las tenía delante de las narices. Este equipo no puede depender de un Kanouté que está hecho polvo. Jiménez volvió a decir en sala de prensa que en defensa la cosa estaba controlada, pero se le olvida que el suyo era un equipo que si encajaba tres metía cuatro. Las cosas no salen, pero lo peor es que desde dentro se espera que salgan gracias a un balón bombeado que meta Kanouté. Y mientras, los técnicos rivales que da la casualidad de que no son ciegos, siguen tomando nota. El malí se encargó de maquillar el resultado, pero todos habíamos asimilado por entonces la derrota.

Para terminar, un ruego. Por favor Javier Cabrera, si nos lees, deja de tirar tu larga y respetada carrera periodística a la basura con tus preguntas que parecen sacadas de “No te rías que es peor” o “La gala de inocente, inocente”. ¿Pues no va el señor y le pregunta a Jiménez que como valora que se nos sigan dando mal los equipos pequeños? Deje de desprestigiar por favor el buen nombre del Sevilla FC. Ya sabíamos que los medios oficiales nunca supieron perder, pero esto ya se pasa de la raya.

 En total desacuerdo también con Alvarado. Su crónica vuelve a insistir sobre lo de haber perdido con un equipo pequeño y se olvida de las carencias nuestras y de los errores impropios de un equipo que se ha marcado la Champions como objetivo. Que alguien me explique porque no ha habido refuerzos de invierno y siguen teniendo ficha Javi Navarro y Koné. Nuestro centro del campo no genera juego, el lateral derecho suele ser un coladero y la delantera depende en el 90% de un Kanouté que sigue cumpliendo años y que ya cuando era mas joven necesitaba ser dosificado para no romperse. Incluso nos permitimos el lujo de ceder a De Mul. Del entrenador no voy a hablar porque bastante leña le damos ya. En su descargo, decir que ha pedido jugadores y que no se le han traído, pero ese es uno de los inconvenientes de tener un entrenador de la casa.

Esto no es una mala planificación; es simplemente no querer ver la realidad. Se es consciente de donde están las debilidades pero el cuerpo técnico y el consejo siguen mirando para otro lado. Lástima de temporada. Esta generación de futbolistas dificilmente volverá a repetirse.

Para terminar con una nota positiva, felicitar de nuevo a la afición del Sevilla.De sombrerazo las 40.000 personas que se dieron cita en el coliseo . Ni el frío, ni la televisión ni el paupérrimo juego que ofrece el equipo consiguen que falte el aliento de los sevillistas. Y de mamazo el tifo de los Biris que se superan en cada nuevo reto.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Mosquera (1), Escudé (1), Squillaci (2), Fernando Navarro (2), Romaric (2), Duscher (2), Navas (1), Capel (1), Acosta (1) y Kanouté (2). También jugaron Adriano (1), Renato (s.c) y Maresca (0).

Que no nos permitan recordar al Isla Cristina

Los modestos se han empeñado en rebelarse. El Real Unión de Irún dio buena cuenta el martes de un tal Real Madrid. El Poli Ejido no sólo hizo valer su renta para dejar en la cuneta a todo un aspirante al título llamado Villarreal, sino que lo hizo empatando e incluso fallando un penalti. Por otra parte, el todopoderoso Barcelona y el Atlético de Madrid se las vieron y desearon para  pasar ante Benidorm y Orihuela respectivamente. En el resto de partidos se cumplió mas o menos el guión

Hoy tiene el Sevilla un miura que lidiar, no tanto por la entidad del rival como por lo imprevisible que resultan este tipo de eliminatorias, máxime si el contrario trae ventaja del partido de ida. No quiero ni acordarme de aquel Isla Cristina que nos apeó de esta misma competición en el Sanchez Pizjuán una fatidica noche de septiembre del 97 con un tal Chaparro como entrenador y con el ex-sevillista Fernando Sales en sus filas.

Pasando ya a lo que nos ocupa, Manolo Jimenez ha decidido no convocar para este partido a Capel con el fin de no cargarle de minutos recién salido de la lesión. Particularmente considero un poquito arriesgado no tener al almeriense por lo menos en el banquillo. El domingo pasado revolucionó el partido en cuanto salió al campo y nunca se sabe si se necesitará su participación durante al menos quince o veinte minutos.

Tambien se está hablando de que jugaremos con dos puntas. Contra lo que pueda pensarse, yo sería partidario de jugar con un solo punta y reforzar el centro del campo para tener mas presencia. Ya se ha demostrado que no por alinear mas delanteros se hacen mas goles y si yo fuera el entrenador de la Ponferradina acumularía hasta cinco centrocampistas para contrarrestar  el juego de Maresca, Romaric y Renato.

Pero bueno, como se suele decir, cada español lleva dentro un entrenador y opinar es gratis. Dejemos a los profesionales que decidan la alineación mas idónea y limitémonos a dejarnos las gargantas animando a los nuestros. Y bien haríamos en seguir animando aunque las cosas se tuerzan. Ya habrá tiempo de evaluarles al final aunque esperemos que no sea necesario y que esta noche el partido se decante en favor del equipo mas laureado en la historia del futbol andaluz.

! Vamos mi Sevilla, vamos campeón !

Betis 0- Sevilla 0. Jimenez tiró 60 minutos.

Escrito por Juan A. Venegas.

Lamentable estrategia la que diseñó hoy el técnico sevillista Manolo Jimenez.

Nos habíamos hecho el propósito de no empezar a cargar las tintas contra el entrenador y darle un margen de confianza pero es que se lo pone a huevo a todo el mundo, especialmente a los que nunca han confiado en él.

 El técnico arahalense parece empeñado en hacer siempre las cosas al revés.

Para explicarlo comenzaremos por analizar el once inicial.

Salía el Sevilla con  Palop (3), Mosquera (2), David Prieto (2) ,Escudé (1), Dragutinovic(2), Duscher (1), Romaric (1), Adriano (1), Lautaro (2), Luis Fabiano (0) y Kanouté (1). En la segunda parte participaron Maresca (2), Navas (2) y Capel (2).

Mosquera, Escudé, Lautaro y Duscher no habían tenido practicamente un solo minuto esta temporada . Sin embargo Jimenez decide que con solo tres partidos disputados  ya es hora de que Navas, Capel, Maresca y Fernando Navarro necesitan descanso. Y precisamente contra el Betis.

Si quería usted hacer rotaciones el partido adecuado era el del jueves con el Salzburgo que era un rival endeblito. Con el Betis hay que sacar a los mejores desde el minuto 1.

Quiero decir con esto que hacer debutar a Acosta, a Duscher, a Mosquera y a Escudé contra el Betis es un suicidio. Y no es porque no sean buenos, es simplemente porque no tienen ritmo. Y eso lo sabe hasta un entrenador de regional.

En este tipo de partidos predomina y suele ganar el que mas testiculina le pone. Es lo que solía hacer este equipo con Caparrós.

Porque eso fué lo que hizo el Betis hoy, echarle cojones y pegar bocados.

O eso, o arrollas al contrario por calidad, como hacía Judas Ramos.

El problema es que jugamos con los suplentes y además sin ponerle lo que hay que ponerle.

Los béticos peleaban a muerte cada balón mientras que los nuestros jugaban andando.

Lo de Romaric vuelve a ser para analizar y en profundidad. No se puede jugar mas lento.

Navarro que había sido el mejor el jueves pasado se queda en el banquillo. Incomprensible.

A pesar de todo lo anterior en el minuto 16 David Prieto falló un gol clarisimo cuando remató fuera un balón a un metro de la portería.

Un delantero no lo falla, seguro. Pero lo de David es defender y lo hace muy bien, por cierto.

En el min.19 hay un posible penalti a Lautaro Acosta cuando se internó en el área y  Nelson le mete la cadera  derribándole. El árbitro miró para otro lado.

No lo hizo mal del todo el joven argentino pero claro, mas de un mes sin jugar competición oficial te pasa factura. Y además tuvieron que jugar tanto él como Adriano a banda cambiada.

A estos jugadores jóvenes que cambian completamente su vida y  costumbres de la noche a la mañana hay que ir dándoles entrada poco a poco porque necesitan un minimo de adaptación. Yo aposté que jugaría unos minutos el jueves pasado en UEFA. Me equivoqué.

Dicho todo esto y a pesar de las ocasiones, que nadie se engañe, el dominador claro del partido era el Betis. LLegaba en oleadas con centros constantes desde ambas bandas.

Solo su inoperancia ofensiva y Palop nos salvaron de encajar un par de goles.

A Mosquera  le tocó bailar con la mas fea, el chileno Mark Gonzalez. Sin embargo el colombiano hizo un partido muy serio y frenó al extremo bético muchas veces, de ahí que le hayamos dado un 2. Visto el partidito del jueves de Konko la alineación de Mosquera hoy era mas que necesaria.

El Betis nos ganaba por anticipación. Jugaba con mucha intensidad y sin conceder tregua.

Por contra las bandas sevillistas estaban mermadas y Capel y Navas en el banquillo,aburridos.

En el minuto 40 Duscher recibe una amarilla por entrada a un contrario. No lo hizo mal del todo el argentino pero claro, debutar con picadores es mucha tela.

A estas alturas de partido Luis Fabiano seguía de vacaciones. LLegué a tener dudas de si estaba realmente sobre el cesped.

El descanso llegó como agua de mayo. El equipo necesitaba cambios urgentes.

Sin embargo Jimenez se permitió el lujo de “tirar” otro cuartito de hora mas. Hasta el min.57 no hizo el primer cambio.

Se marcha Romaric y entra Maresca. Primer acto de racionalidad del entrenador sevillista.

En el 14 se marcha a la ducha Lautaro y entra Navas. Bien de nuevo.

A partir de aqui el Sevilla se hace con el mando del partido.

No creo que nadie se extrañe de esto, ¿verdad?.

En el min. 20 nuevo penalti, esta vez clarisimo y meridiano ahora a Adriano y el cagón de Perez Burrull que se raja y concede un mísero córner. Lo único que no podía ser era córner porque el balón lo impulsa fuera Adriano una centésima antes de ser derribado.

Muy mal el árbitro, casero a mas no poder.

Llegó incluso a perdonarle una tarjeta a Pavone cuando dió una patada a Palop en una disputa de un balón

Minuto 27. Sale Capel por Fabiano. Ahora sí que teníamos a todo el arsenal ofensivo sobre el campo.

El Betis se acojonó ante tanta dinamita y tambien en parte porque se había vaciado en el primer tiempo.

Se dedicó a atrincherarse y dejar pasar los minutos. Incluso sacó a Melli para amarrar a falta de tres minutos.

Supongo que esa era la táctica que diseñó Jimenez. Cansar al Betis en el primer tiempo y luego sacar a los buenos para llevarse el partido.

Muy arriesgado porque si nos cascan algun gol luego no hay quien levante el partido. Además, ¿no es mas fácil sacar a los mejores de principio y optar a meterle un par de ellos y pallá ?.

Otro cosa que me extrañó tremendamente fue ver a  Navas y Capel jugando por la misma banda. Incluso estorbándose entre ellos.

Navas por el centro no sabe jugar y lo sabemos. Necesita su banda derecha para ser letal.

Pero claro, la banda derecha estaba ocupada por Adriano que por cierto no se fue casi nunca de su par, Fernando Vega. 

¿Nueva decisión de Jimenez para despistar al contrario?.

Que me lo expliquen.

A partir de los cambios hubo mucho dominio sevillista pero sin convicción para irse arriba de verdad. Capel y Navas se internaban y centraban pero solo entraba al remate Kanouté rodeado siempre por cuatro defensas.

Daba la impresión de que teníamos mas miedo a perder que valentía para ir a por el partido.

Fin del partido y gracias.

A pesar de no merecerlo hemos podido hasta ganar si nos pitan el penalti a Adriano.

En la entrevista posterior Jimenez justificó tantos cambios en la alineación – había que dar descanso porque habíamos jugado el sábado pasado y volvemos a tener partido miercoles y domingo– manifestó el técnico.

¿Descanso con solo tres partidos jugados hasta ahora ?.

¿Y tiene que poner a los suplentes precisamente contra el Betis ?.

¿ Y tiene que cambiar a siete de una tacada ?

Me reafirmo en lo que digo en el titular; Jimenez tiró 60 minutos a la basura.