Una balsa de aceite

Tantos días sin partidos oficiales hacen que a uno le sea difícil elegir un tema del que hablar y extenderse para más o menos llevar actualizado el blog. Quitando el tema Negredo, que ya se trató, y el tripitido mensaje presidencial de que pronto pelearemos por lo máximo, no ha nada demasiado jugoso para que un bloguero pueda llevarse a la boca. Eso sí, debo decir que si algo no me gustó fueron las declaraciones de Sergio Sánchez, afirmando que si seguíamos así “el Deportivo no tendría muchas opciones”. Está claro que luego esas declaraciones se sacan de contexto para volver a dar a entender por parte de la prensa que somos un club prepotente. Sin embargo, sabiendo que el mensajero va a entrar al trapo de cabeza, el conferenciante podía haber elegido otras palabras para expresar sus ideas, ya que no han tardado en llegar las contestaciones desde La Coruña y si por lo que sea caemos en Riazor, no tardará en volver a sonar el equivalente a “Sergio cómeme el rabo”.

Por lo demás, obviando la pildorita habitual de Luisfa cada vez que cruza el charco, este club es una balsa de aceite que no da ni para debatir cuando no hay partido. Otros por ahí creando fundaciones de oposición, pendientes de juzgados y de resoluciones, y nosotros hartos de esperar a que llegue mañana sábado para que vuelva el fútbol. Del horario “guardería” de mañana en Galicia, pasaremos a las señoriales 20:45 en Stuttgart el martes (Se verá por TVE, por lo que hay que tener un poco de paciencia antes de mandar comunicados desproporcionados). El sábado siguiente en Nervión, sabadito sabadete a las 22 horas, y para culminar las dos semanas de contraste absoluto, martes 27 de octubre en Copa con el Atlético Ciudad, a las 20 horas y en Cartagena. Mejor ir poco a poco que nos vamos a perder.

El Atlético Ciudad de Julián Rubio será nuestro primer rival copero

El CF Atlético Ciudad será nuestro primer rival en la presente edición de la Copa del Rey. El empresario murciano Evedasto Lifante, es el principal propulsor de este club nacido en 2007. Todos relacionarán este club con el Ciudad de Murcia que a punto estuvo de llegar a Primera división pero que fue vendido a Carlos Marsá para que crease, hace dos temporadas, el CP Granada 74, club por cierto ya desaparecido.

El caso es que la afición del antiguo Ciudad de Murcia, a pesar de no ser muy numerosa, se negó a quedarse sin equipo y apoyados por este empresario lograron llegar a un acuerdo con el EMD Lorquí de Tercera, pasando a denominarse CA Ciudad Lorquí. La idea era llegar cuanto antes a la élite y devolver el equipo a la capital murciana. El ascenso a Segunda B fue inmediato, pero conlleva muchos problemas, sobre todo económicos. Además, los acuerdos para encontrar un campo se van perdiendo y el equipo juega como local en Lorquí, Alcantarilla, Ceutí y Totana, por lo que decide cambiar su nombre al de Club Atético Ciudad. El octavo puesto final en el grupo II es el que les ha permitido clasificarse para la Copa del Rey.

Este año, encuadrados en el grupo IV, han vuelto al estadio Juan de la Cierva, en Lorquí. Tras siete jornadas, marchan en antepenúltima posición con seis puntos. De todas formas, el club ya ha pedido al Ayuntamiento de Murcia poder jugar en la vieja Condomina, aunque no descartan otros destinos cercanos como Elche, pues el estadio de Lorquí se quedará pequeño (2.500 localidades). En cuanto a la plantilla, lo más destacado en sevillista es su entrenador Julián Rubio y el guardameta Javi Muñoz, que ya se enfrentó al Sevilla en Copa cuando jugaba en el Rayo Vallecano.

La ida, en territorio murciano, o al menos como visitantes, será el 28 de octubre, mientras que la vuelta será el 10 de noviembre en el Sánchez Pizjuán.