A domicilio no falla el Sevilla FCPR

Volvió a la senda del triunfo el Sevilla FCPR, cuando resta una única jornada para llegar al ecuador de la temporada regular de la Puerto Rico Soccer League. El equipo nervionense, que salía de su domicilio en Juncos por segunda vez en lo que va de campaña, dio cuenta en esta ocasión de los Gigantes de Carolina, que no obstante se lo pusieron complicado al once que ahora dirige Gustavo Martínez-Cañavate, hijo del presidente, tras la destitución de Juan Carlos Toro.

El Sevilla llegaba con la imperiosa necesidad de conseguir tres puntos, obligados para poder pelear el liderato a River Plate Ponce la próxima semana. Por ello salió a ganar y consiguió ponerse por delante antes del descanso, con un tanto obra de Alberto ‘Cuba’ Delgado. Aún así, la tremenda superioridad que el equipo blanco mostraba la temporada pasada ha dejado sitio a un torneo mucho más igualado, por lo que Carolina no bajó los brazos y buscó el empate. Por desgracia, éste llegó ya a los cinco minutos de la reanudación, después de que el balón atravesara un bosque de piernas en el área sevillista.

Martínez-Cañavate entendió que había que poner todas las cartas sobre la mesa y dio entrada al pichichi Julio César Maya, que convirtió al Sevilla en el único conjunto sobre el tapete. A diez del final, derechazo de Isaac Nieves que despeja el portero, pero el rechace lo aprovecha ‘Pito’ Ramos para sentenciar.

Con estos tres puntos, los de Nervión vuelven a la primera plaza con 15 puntos, pero dos partidos más que River Plate Ponce, que también cuenta con la misma cifra. Los ponceños reciben hoy a Fluminense, mientras que Atlético San Juan, que está a tres puntos del Sevilla, recibe a Caguas el sábado.

El próximo juves terminará la primera vuelta en Juncos con el ya denominado superclásico de la competición. Sevilla y River, finalistas de la pasada edición, podrían jugarse el título honorífico de campeón del “apertura”. Por desgracia para la afición española, el partido será ofrecido por FutbolBoricua pero a las 2 de la madrugada del jueves al viernes.

Anuncios

Partido de rivalidad en Nervión

A menos de 48h. del clásico Sevilla-Betis, las apuestas están muy igualadas en esta ocasión. Hasta en orgullodenervión, la balanza se inclina ligeramente en favor de los verdolaguines. Vienen creciditos ellos por la contratación de “er chico Oliveira”. Un chico que huyó de la casa verde hace 3 años vilipendiado por el dueño del Betis. Como un proscrito, fué acusado de quitarse del cartel y salir pitando cuando tenía contrato en vigor aprovechando aquella famosa lesión que se provocó contra “er Chersi”.

Ahora vuelve cual hijo pródigo al olor de los euros de Jabugo street para ayudar al tapado de la liga a salvar el culo. Don Manué, le ha dado un abrazo y pelillos a la mar. Todo aquello fue un malentendido, “fartaria mas”.

Los nuestros por contra andan muertos de cansancio de tantos minutos acumulados. Lo único bueno que nos ha pasado en los últimos meses es la reaparición anoche de Lautaro Acosta. ¡Y vaya cómo ha vuelto!¡ Qué velocidad, qué verticalidad, qué desborde, qué ganas, con qué rabia se empleaba en cada jugada! El laucha estaba reventando por volver a jugar para reivindicarse como lo que es, una nueva promesa en sevillista que a buen seguro dará mucho que hablar. Sin lugar a dudas, el mejor fichaje de invierno que podíamos soñar.

 En negativo , decir que las hordas verderonas, en un acto propio de la calaña de sus aficionados mas radicales, asaltaron hace dos noches un local donde los Biris acostumbran a construir sus tifos. Pero tranquis, que son tan torpes que lo único que no dañaron fue precisamente el tifo, asi es que muy pronto volveremos a ver la última creación de los artistas del gol norte.

El sábado a las diez de la noche, el sevillismo tiene que volver a rugir como una sola garganta al ritmo del Arrebato. Un sentimiento único, un pensamiento único, un grito único, una sola obsesión… ¡¡Sevilla, Sevilla, Sevilla!!

R.Madrid 3-Sevilla FC 4.Cúmulo de sensaciones con final feliz

Todavía tengo el corazón en la boca. Partido loco en el que pudo pasar de todo y en el que casi no nos dio tiempo de pasar de la esperanza a la alegría, luego el temor, decepción y otra vez alegría para celebrar una victoria en un estadio casi  inexpugnable para nosotros.

Ganamos demostrando una gran pegada en la primera parte, pero sin olvidar el espíritu conservador que casi nos cuesta una derrota ante una grada enfervorecida. Todo empezó de la mejor manera, con un golito de Adriano a los dos minutos que  incendiaba al ya de por sí calentito respetable del Bernabéu. Sin embargo, poco nos duró la alegría y Raúl empató al rematar una falta en la que Konko no estuvo demasiado avispado. Aún así y sin que sirva de precedente, Jiménez estaba dispuesto a atacar las críticas con hechos y demostrar que el suyo no es un equipo defensivo.

El gran protagonismo de Romaric y las incorporaciones de Renato permitían un fútbol dinámico que complicaba las cosas al Real Madrid. Y casi en la segunda llegada, falta que bota Renato y después de que pase de todo en el área, Romaric la manda a la red de cabeza. Sorpresivo comienzo de un partido que se ponía muy de cara para dar la campanada en la capital. Aunque Squillaci pudo ser expulsado por un claro puñetazo a Gago, hasta el árbitro parecía por la labor de que nos llevásemos el premio, algo que se acentuó con el tercer gol. Centro desde la izquierda, barullo en el área y un rechace para que Kanouté haga lo que mejor sabe, definir en el área pequeña.

La ventaja era de ensueño en el descanso, y la inoperancia e impotencia del Madrid invitaban a seguir creyendo y mordiendo. Pero, ay amigo, los instintos reservones volvieron a aparecer para desgracia del sevillista de a pié. El equipo sálió con la idea de que ya estaba bien por hoy y le pudo costar muy caro. La banda de Schuster no tardó en encerrarnos en el área y el público dejó de pensar en Calderón: combinación fatal.

Primero Higuaín con un buen disparo ajustado desde fuera del área (pasividad en la marca mediante), acortó distancias y nos hizo imaginar lo que no tardaría en llegar. Dos minutos después, a balón parado el empate, con un cabezazo de Gago sin oposición. Lo que todos sabíamos pero Jiménez se resistía a pensar acabó ocurriendo y el partido se nos iba, porque quedaban 25 minutos y los blancos querían más. Pero afortunadamente Robben demostró demasiado su ira por un posible penalti a Higuaín y le dio un plantillazo a Duscher que le supuso la segunda.

Ahora sí, que casualidad, el Sevilla recordó que su rival era Casillas y no el Pipita, lanzando un par de contras y estirando líneas. En una de ellas, a cinco del final, Kanouté centra desde la derecha y Renato cabecea solo entre dos centrales. Nuevo vuelco a un partido en el que se acabó haciendo justicia, pero en el que no se podrían buscar culpables externos de no haber conseguido los tres puntos.

El árbitro, de once, pues el Marca lo da como auténtico artífice de la derrota madridista. Con eso se dice todo.

En  el apartado de valoraciones , destacar el partidazo de Palop y la tremenda aportación de Renato delante y como engarce con los centrocampistas. Una vez mas se demuestra que lo importante no es poner muchos delanteros sino hacer que lleguen muchos balones a la olla. Muy destacable tambien la seguridad defensiva que aporta Squillaci. Javi Navarro puede retirarse tranquilo porque la plaza está bien cubierta.

Ahora que he recuperado la normalidad del pulso, recordaros que ya estamos de nuevo en puestos champions y que el  Tourmalet tenemos que coronarlo con una victoria ante el Villarreal si o si.

El Madrid, visto lo visto debería conformarse con no salir  humillado del Camp Nou. Otra cosa sería soñar. Hasta el propio Schuster ha declarado en rueda de prensa que: “Ahora mismo no es posible ganar en el Camp Nou”. El alemán es para echarle de comer aparte y sale a titular por declaración.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (3), Konko(2), Squillaci(3), Escudé(2), Fernando Navarro(2), Duscher(2), Romaric(2), Navas(2), Adriano(1), Renato(3) y Kanouté(2). También jugaron Capel(1), Fazio(2) y Dragutinovic(s.c.).