Rumores, rumores…

He oído hoy en varias emisoras de radio locales que el consejo de administración del Sevilla FC está pensando ya a estas alturas cómo repartir las entradas en caso de llegar a una hipotética final de copa. Y también añaden dichos medios que es muy probable que se asignen priorizando a aquellas personas que hayan asistido precisamente a los partidos de copa en el Pizjuán.

Bajo mi punto de vista, si ese rumor fuera confirmado sería un tremendo error. Por dos razones:

-la primera y más importante, sería  gravísimo que teniendo pendiente un partido de vuelta frente al Depor y posteriormente una eliminatoria completa frente a Getafe o Mallorca, se esté ya hablando de la final. En esta tierra de María Santísima somos muy dados a pasar del desánimo a la eufória en cuestión de dias. A ver si nos va a ocurrir como en el cuento de la lechera. O como ocurrió el año pasado precisamente en copa contra el Athletic al que nos íbamos a comer por semejante parte y nos dieron luego pal pelo. No andemos vendiendo la piel del oso antes de cazarlo o lo único que se logrará será desestabilizar y desconcentrar a la plantilla.

-la segunda; caso de que se decidiera dar prioridad a aquellos aficionados que han asistido a los partidos de copa, sería repito, bajo mi humilde punto de vista una ofensa a los llamados “fieles de nervión”; aquellos socios más antigüos a los que Del Nido siempre ha defendido y de los que ha manifestado en repetidas ocasiones que mientras él sea presidente, tendrán prioridad a la hora de presenciar finales.

Los partidos de copa son siempre intersemanales y casi siempre a horarios prohibitivos para  muchos aficionados que aún queriendo , no pueden asistir a los mismos porque les resultan incompatibles con las obligaciones laborales. A mi esto me huele más bien a globo sonda oportunista que pretende animar a los aficionados a acudir a la bombonera en el partido de vuelta y al de la siguiente ronda a la que casi con toda seguridad pasaremos. Lo de oportunista lo recalco porque todavía podría entenderlo si se hubiera fijado ese criterio de reparto antes de comenzar la competición pero nunca a estas alturas en las que las posibilidades de disputar la final son evidentemente altas.

Yo no creo al Consejo capaz de cometer un error semejante, aunque en el mundo del fútbol todo es posible porque los intereses económicos mandan por encima de todo y de todos. Esperaremos acontecimientos.

Anuncios

Ya hay fumata

Para unos será blanca. Para otros, gris tirando a negra. Manolo Jimenez, como era de esperar, acaba de renovar por una temporada. Enhorabuena a los partidarios de Jimenez y mi mas sincero pésame a los que no lo respaldan. Guste o no, tendremos un año mas al técnico de Arahal  como inquilino del banquillo local en Nervión.

La decisión ha sido tomada por unanimidad del Consejo. Aunque eso de unanimidad y una sola temporada no me cuadra demasiado. Cuando se tiene confianza en un entrenador y se aprueba su continuidad “por unanimidad”, lo normal es que se le ofrezcan dos temporadas o al menos una con opción a otra en función de objetivos conseguidos. Pues no, unanimemente el consejo ha decidido renovarle por una sola temporada y que sepamos, sin opción de continuidad a priori. ¿Será porque unanimemente piensan que la apuesta puede salir mal y mejor no arriesgar mucha pasta en el asunto? Ya sé que no hay respuesta a esa pregunta pero no puedo evitar hacerla.

Yo estoy contento por varias razones. Primero porque Jimenez, como dice mucha gente, es tela de sevillista. Es más, según sus propias palabras tiene el siete mil y pico de número de abonado. Eso significa que yo soy muy muy sevillista porque tengo un seis mil y pico. Uff, me he quitado un peso de encima. Empezaba a creerme eso  de que los que no quieren a Jimenez no son sevillistas aunque hayan sobrevivido al Palamós,  Mallorca B, Barcelona B, Figueres, Toledo y otras potencias futbolisticas que pasaron por nervión en aquellos años difíciles.

Tambien oigo decir que ser sevillista da mas garantías a la hora de ocupar el banquillo. Por la misma razón y extrapolando este razonamiento a los jugadores, propongo recuperar a Reyes, Marchena, Antoñito, Velasco, Jesuli, Fernando Sales y compañía y darle la baja a Kanouté, Renato, Adriano, Luis fabiano, Squillaci, Escudé, etc.  Como no creo que nadie esté de acuerdo con eso,mejor dejémoslo estar. Con esto quiero resaltar que el ser sevillano y sevillista no te granatiza nada, igual que no se puede generalizar y decir que porque un tío de la Mancha nos la haya jugado y se haya escapado por la gatera, todos los que vengan después vayan a hacer lo mismo. Me parece un razonamiento muy injusto.

Otro motivo de alegría es que como expresan sus defensores, Jimenez ,es un entrenador barato. Deduzco que eso va a significar que los abonos no van a subir o van a subir menos que si viniera por ejemplo Valverde que pide mucho mas por entrenar al Sevilla. ¿Algún sevillista se mete un euro en el bolsillo de los ahorros que hace el Consejo? Es que hay que  oir cada cosa.

Otra cantinela que se escucha mucho estos dias es esa de que el Sevilla ha quedado campeón que la otra liga. Se da por sentado que Madrid o Barça han de quedar campeones siempre, por real decreto. ¿Y cómo hicieron entonces Valencia, Dépor y Atco. Madrid cuando ganaron sus ligas? Dejémonos de paños calientes y llamemos a las cosas por su nombre. El Sevilla ha sido tercero, no campeón de otra liga. Simplemente tercero, que está muy bien ojo , pero tercero. Si somos ambiciosos debemos serlo con todas las consecuencias. Barça y Madrid tienen un presupuesto mayor que el resto , siempre, no solo este año. Y a pesar de eso y de los árbitros ha habido equipos que otros años les han superado y se han alzado campeones. Simplemente me subo al carro del discurso de mi presidente sobre ser un equipo grande. No me invento nada.

Volviendo a  Jimenez, creo que el arahalense  ha perdido la ocasión de su vida para salir por la puerta grande. Lo siento pero no le creo cuando dice ser un entrenador ambicioso porque luego no lo demuestra en el campo. O lo que es lo mismo, su discurso no va en consonancia con sus actos.

Yo, aunque no comulgue con la decisión, sacaré de nuevo los tres abonos. Porque mi sevillismo está por encima de todos los Jimenez del mundo. Seré un romántico pero soy de los que antepone el buen juego a los resultados. Me gusta ganar como a todo el mundo pero prefiero ganar 4-3 que 1-0 y en el último minuto. Bueno,en lugar de disfrutar mas con el juego disfrutaré menos. Ya estoy practicamente acostumbrado después de dos años. Lo siento  Miguel, pero yo de ilusión voy cortito.

Un saludo sevillista a todos, tanto si compartís mi opinión como si no.