Atlético Ciudad 2; Sevilla FC 4. Sentenciado, que es lo importante

Dos partidos distintos de 45 minutos se vieron en el Municipal Cartagonova de Cartagena, donde el  CF Atlético Ciudad dijo virtualmente adiós a la Copa del Rey ante el Sevilla. Los de Julián Rubio salieron a tumba abierta con la intención de sorprender desde el inicio. De hecho lo hicieron, ya que a los diez minutos un error de Escudé propició el tanto de Guille Roldán a pase de Álex Cruz. Eso sí, no contaban con la fuerza defensiva idónea como para contener la furia del león herido. Fue Luis Fabiano el que se puso el disfraz de felino para empatar en el minuto 18 al aprovechar un rechace. Sin tiempo para celebrarlo, de nuevo el brasileño efectuaba la remontada a pase de Diego Capel.

Vodpod videos no longer available.

Un cuarto de partido se había disputado y ya habían subido tres goles al marcador, ejemplo claro de que las delanteras estaban imponiéndose con creces a las defensas. Eso sí, todo el mundo contaba con que las riendas del choque ya eran blanquirrojas. Sin embargo, Guille Roldán dos minutos después del doblete sevillista volvía a colocar las tablas. A esas alturas la eliminatoria ya estaba prácticamente resuelta, pero que el colista del grupo IV de Segunda B te haga dos goles en veinte minutos no es un indicador nada favorable. La media anotadora se relajó a partir de entonces, pero hubo tiempo para que Navas en una bonita acción y después Capel, dejaran hecho el pase a octavos. Antes del descanso Jiménez retiró a Lolo, que vio una amarilla que pudo ser roja, aunque cierto es que el técnico podría haber esperado tres minutos para no dejar en evidencia al canterano.

La segunda parte no tuvo historia. Simplemente sirvió para recalcar que Koné no está para el Sevilla ni para el Alcorcón. El marfileño está muy falto de confianza y esta era su gran oportunidad para enchufarse. Negredo, desde que salió, lo hizo todo para que marcase, pero ni por esas pudo estrenar su casillero. Se llegó al final sin más sobresaltos, con la clasificación bajo el brazo aunque habrá que hacerlo real en el Sánchez Pizjuán dentro de dos semanas.

Por el Sevilla FC jugaron: Javi Varas (1); Sergio Sánchez (2), Lolo (1), Escudé (2), Drago (2); Romaric (1), Duscher (2), Jesús Navas (3), Capel (2); Luis Fabiano (2) y Koné (0). También jugaron: Konko (1), Negredo (1) y Perotti (s.c).

El Atlético Ciudad de Julián Rubio será nuestro primer rival copero

El CF Atlético Ciudad será nuestro primer rival en la presente edición de la Copa del Rey. El empresario murciano Evedasto Lifante, es el principal propulsor de este club nacido en 2007. Todos relacionarán este club con el Ciudad de Murcia que a punto estuvo de llegar a Primera división pero que fue vendido a Carlos Marsá para que crease, hace dos temporadas, el CP Granada 74, club por cierto ya desaparecido.

El caso es que la afición del antiguo Ciudad de Murcia, a pesar de no ser muy numerosa, se negó a quedarse sin equipo y apoyados por este empresario lograron llegar a un acuerdo con el EMD Lorquí de Tercera, pasando a denominarse CA Ciudad Lorquí. La idea era llegar cuanto antes a la élite y devolver el equipo a la capital murciana. El ascenso a Segunda B fue inmediato, pero conlleva muchos problemas, sobre todo económicos. Además, los acuerdos para encontrar un campo se van perdiendo y el equipo juega como local en Lorquí, Alcantarilla, Ceutí y Totana, por lo que decide cambiar su nombre al de Club Atético Ciudad. El octavo puesto final en el grupo II es el que les ha permitido clasificarse para la Copa del Rey.

Este año, encuadrados en el grupo IV, han vuelto al estadio Juan de la Cierva, en Lorquí. Tras siete jornadas, marchan en antepenúltima posición con seis puntos. De todas formas, el club ya ha pedido al Ayuntamiento de Murcia poder jugar en la vieja Condomina, aunque no descartan otros destinos cercanos como Elche, pues el estadio de Lorquí se quedará pequeño (2.500 localidades). En cuanto a la plantilla, lo más destacado en sevillista es su entrenador Julián Rubio y el guardameta Javi Muñoz, que ya se enfrentó al Sevilla en Copa cuando jugaba en el Rayo Vallecano.

La ida, en territorio murciano, o al menos como visitantes, será el 28 de octubre, mientras que la vuelta será el 10 de noviembre en el Sánchez Pizjuán.

Sevilla FC 2; Athletic Club 1. ¡Qué buena esa, gasshego!

Qué inyección de cara al sábado. Nuestro Sevilla se ha llevado el primer asalto de las semifinales coperas en un partido tan vibrante como el de la vuelta de cuartos. El guión, de hecho, fue prácticamente el mismo con el estreno de Lautaro Acosta por la puerta grande. Aunque habrá que pasarlo muy mal en la vuelta, primero queda un mes para pensar en ello, y segundo, la templanza de un equipo acostumbrado a finales no puede ni debe ser la misma que la de otro que se juega 25 años en noventa minutos.

Eso sí, primero tocó sufrir. De nuevo y por quinto partido consecutivo, el Sevilla comenzó un partido por detrás en el marcador. Eso sí, antes del gol de Llorente el equipo salió con algo de convicción, pero la bien plantada escuadra bilbaína y el estado del césped se encargaron de aplatanar nuestro juego. De hecho, el partido se retrasó quince minutos dado el estado del verde, que no se repuso hasta la segunda mitad. Tuvo que ser el maldito balón parado, otra vez, el que nos hiciera bajar la cabeza en el 43′. Corner a la olla y allí Llorente pone la cabeza para aprovechar la mala salida de Palop, que antes se había lucido en un par de ocasiones. El Sevilla también pudo adelantarse y tuvo más el balón, pero sólo Romaric con un cabezazo al larguero ilustró esa intención.

La segunda parte tuvo dos condicionantes principales. En primer lugar, el agua se marchó en gran porcentaje y permitió al equipo hacer su juego. Por otro lado, Acosta entró y no tardó en cambiar el panorama. Aunque se le veía algo nervioso con la bola en los pies, abrió el campo y creó los tan necesitados huecos en un ataque hasta entonces demasiado enrevesado. A las bravas y con todo, Duscher empató en una jugada de garra que se resolvió en el cuarto rechace y con tres defensas bajo los palos.

La insistencia sevillista hacía pensar en una pronta remontada, pero Caparrós supo parar la avalancha con cambios y parones en el ritmo del partido. En el Sevilla ya no estaba Adriano, cambiado justo antes del empate por Capel. Quedaba media hora y el Athletic apenas llegaba, mientras Acosta seguía intentando surtir a sus compañeros de balones de gol. Estaba más cerca el 2-1 sin duda y más lo estuvo cuando Velasco Carballo pitó penalti sobre Kanouté en el 83′. El francés lo lanzó bien y ajustado, tanto que se estrelló en el palo derecho de Iraizoz. A partir de ahí fin de la jugada, pues no está permitido volver a jugar el balón sin que otro futbolista lo toque.

Jarro de agua fría que permitió a los leones lanzarse a la contra, incluso Iraola estuvo a punto de chafarlo todo con un cabezazo casi certero. Pero era la noche del tango y Acosta no podía faltar. Minuto 92, el Laucha recibe un balón dentro del área y lanza con todo y efectúa la remontada. Dos a uno y una pena que la moral no dure hasta la vuelta. Eso sí, sería importante aprovechar la inercia para un derbi que se presume calentito. ¡Que así sea!

Para terminar, valorar muy positivamente la evolución de Aquivaldo Mosquera. El colombiano está cada vez más confiado y es fácil verlo en el desmarque y rematando balones en el área. Necesario se hace que se consolide en un lateral derecho muy dubitativo en lo que va de temporada.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Mosquera (2), Escudé (2), Squillaci (2), Fernando Navarro (2), Romaric (2), Duscher (2), Adriano (1), Navas (3), Renato (1), Kanouté (2). También jugaron: Acosta (2) y Capel (1).