VfB Stuttgart 1; Sevilla FC 3. Efectividad de sobra para sentenciar el pase

El Sevilla ha demostrado esta noche que ninguno de sus tres rivales del grupo G está a la altura del cabeza de serie, dejando visto para sentencia el pase para los octavos de final. Con tres partidos aún por delante, nos bastaría con un empate para hacer matemático lo que ya es más que virtual. La sorpresa la ha dado el Unirea, que ha goleado a un lamentable Rangers en Ibrox por 1-4 y se coloca segundo.

El comienzo no fue demasiado esperanzador, porque volvimos a ver a ese Sevilla reservón de antes de la racha de victorias. El Stuttgart, obligado por las circunstancias, lanzó un par de ataques en velocidad y lo pasamos bastante mal, aunque Javi Varas y en menor medida sus defensas consiguieron apaciguar las ansias alemanas. A la hora de salir a la contra, veíamos como un futbolista lo intentaba solo con el balón mientras sus compañeros parecían no tener fuerzas para acompañarle, por lo que fue complicado llegar hasta Lehmann en los primeros compases. El mayor susto de la primera parte llegó con un gol anulado a los locales por fuera de juego de Kuzmanovic, quien a pesar de no tocar el balón, estorbó a Varas en clara posición antirreglamentaria.

No llegábamos pero cuando lo hicimos no dudamos. Minuto 23 de juego y centro de Adriano al segundo palo, donde aparece Squillaci para cabecear inapelablemente al fondo de la red. El pase por alto del brasileño significó prácticamente el 80% de un gol que, si bien no hacía justicia al juego desplegado, significaba un importante logro de cara a la clasificación. El Stuttgart, algo superior a nosotros hasta entonces, no consiguió hilvanar apenas jugadas de peligro a partir de ese momento, a excepción de varias llegadas que deshizo bien Javi Varas. Lo único negativo fue la lesión de Adriano, que tuvo que dejar su puesto a Perotti en la banda izquierda.

La segunda parte no pintaba bien teniendo en cuenta lo visto durante los primeros cuarenta y cinco minutos. Jiménez se percató de la inferioridad de nuestro centro del campo y decidió sacrificar a Luis Fabiano para dar entrada a Duscher.  Lo acontecido después, dio la razón al técnico sevillista porque el equipo se adueñó de la zona ancha y pasó a tomar el mando de la situación. Este equipo tiene demasiada pegada como para aguantar un resultado y acabó goleando sin hacer prácticamente ruido. Un centro de Perotti desde el corner rebotado en un defensa complicó la vida a Lehmann, que dejó la pelota muerta para que Navas remachara en el área pequeña. Dos tiros a puerta y dos goles que dejaban el trabajo casi hecho. Pero es que todavía quedaba el tercero, de nuevo de cabeza y de nuevo de Squillaci, que aprovechaba, en fuera de juego, eso sí, un gran centro de Drago para ponerle el punto y final al partido. O casi, porque se hizo largo el resto del choque entre el golazo de falta de Elson y el empuje local con tiro al larguero incluido. Y es que los alemanes se quedan con dos puntos, a dos de la clasificación en estos momentos y con el handicap de visitar el Sánchez Pizjuán dentro de dos semanas.

Hemos vuelto a ver al Sevilla de Glasgow aunque con un rival algo más fuerte que sin embargo sólo inquietó al final, cuando lo tenía casi todo perdido. Urge la recuperación de Negredo porque Kanouté, como en La Coruña, estuvo desaparecido en combate y ya no atina ni en su especialidad, el uno contra uno. Muy seguro Javi Varas, que está aprovechando una oportunidad que tiene visos de alargarse por las complicaciones en la lesión de Palop. A ver si esto sirve para enderezar el rumbo en liga y seguir con el pleno de victorias en casa de esta temporada. En el plano económico, seguimos de enhorabuena. Tercer partido ganado en champions y otros 800.000 € para la caja. Si Jimenez y la plantilla llevan comisión por partidos ganados, se van a poner las botas.

Por el Sevilla FC jugaron: Javi Varas (2), Sergio Sánchez (2), Squillaci (3), Drago (2), Fernando Navarro (2), Lolo (2), Zokora (2), Navas (2), Adriano (1), Kanouté (0) y Luis Fabiano (1). También jugaron Perotti (1), Duscher (1) y Koné (s.c).

RC Deportivo 1; Sevilla FC 0. Exceso de azúcar.

Alguna vez tenía que ser porque estaba claro que no íbamos a ganar todos los partidos. De nuevo ha sido el Dépor el que nos baja de la nube. Y es que ya lo decía Caparrós cuando hacía buenos partidos; “no le deis tanta azúcar a los jugadores que pierden ambición”. Dicho y hecho; dos semanas enteritas hablando del baño al Madrid, que si la liga es cosa de Barça y Sevilla, que si patatín que si patatán y a las primeras de cambio, zurrapa. Ninguno de los dos equipos ha hecho realmente méritos para llevarse los tres puntos pero el Dépor ha aprovechado  la única ocasión de la que ha dispuesto y nosotros, no.

Lotina, el viejo zorro ha hecho un planteamiento muy inteligente que no hemos sabido contrarrestar. El Dépor ha creado una tela de araña que ahogaba cualquier intento de acercamiento de los nuestros. Nos hemos pasado el partido circulando el balón alrededor de la muralla defensiva gallega como si de un partido de balonmano se tratara pero sin crear apenas ocasiones. Solo contabilizo cuatro de cierta importancia. Un tiro cruzado de Navas que se ha marchado fuera por poco. Otra de Escudé que solo como la una ha rematado de cabeza fuera cuando lo fácil era meterla.Un tiro de Negredo desde fuera del área con paradón de Aranzubía y una cesión de casbeza de Renato a Kanouté cuando lo lógico era rematar a puerta. Jimenez por contra ha dicho en rueda de prensa que habíamos tenido doce ocasiones. Por cierto, muy a la defensiva he notado a nuestro entrenador ante las preguntas de los periodistas. Tiene que aprender a no entrar al trapo de las provocaciones, sobre todo haciendo la temporada que está haciendo que es magnífica.

La primera parte fue mala de solemnidad por parte de ambos equipos. El único acercamiento de los coruñeses acabó en gol gracias a un zapatazo impresionante de Juan Rodriguez desde fuera del área que se coló por toda la escuadra poniéndola imposible para Javi Varas. A partir de ahí, mucha posesión de los nuestros y el rival que se metía con nueve hombres por detrás del balón cada vez que pasábamos la linea divisoria de los campos. Los cambios tampoco aportaron nada. Hoy se trataba de un partido táctico en el que había que buscar fórmulas para contrarrestar el planteamiento coruñés, pero en ese sentido nada cambió. Capel salió por Perotti y no mejoramos. Koné suplió a Negredo que cogió un rebote del quince al llegar al banquillo y ni que decir tiene que el marfileño ni la olió. Por último, Lolo a falta de quince minutos le dió descanso a Zokora que una vez más fue el mejor. O el único que se salvó, por decirlo de otra forma.

Durante todo el partido tuve la impresión de que los jugadores estaban reservando fuerzas para el martes en Stuttgart. Faltó velocidad para sorprender e intensidad desde el minuto uno al noventa. Justo lo que sí tuvímos contra el Madrid y justo lo que tuvo el Dépor durante todo el partido. Repito, muy buen planteamiento de Lotina que se ve que había preparado a conciencia este duelo. Toca ahora replegar velas y hacer examen de conciencia para corregir errores. Hasta Negredo lo ha dicho en rueda de prensa; ” veníamos de dos semanas de demasiada euforia y eso nos ha hecho daño”.

Al cierre de esta crónica, el Madrid gana 3-1 al Valladolid, lo cual demuestra que los merengues han salido enchufadísimos tras el repaso que les dímos. Ni entonces éramos tan buenos ni ahora somos tan malos, por tanto que no cunda el pánico.

Próxima cita; martes 20 a las 20.45h. por la primera de TVE frente al Stuttgart. Que nadie olvide que estamos en Champions.

Jugaron ; Javi Varas (2); Adriano (1); Escudé (1); Sergio Sanchez (2); F. Navarro (1); Renato (1); Zokora (2); Navas (1); Perotti (1), Kanouté (0) y Negredo (1). En la segunda participaron Capel (1); Koné (0) y Lolo (s.c.)

El Sevilla C tropieza en casa ante el Puerto Real

Mañana calurosa, una más, en la ciudad deportiva José Ramón Cisneros. De manera sorprendente, el choque de nuestro segundo filial se disputó esta vez en el campo principal y no el de césped artificial en el que acostumbra a hacerlo. Aunque hace dos partidos, en el duelo interesemanal ante el Dos Hermanas esto no se notó, hoy ante un equipo más hecho como el Puerto Real no hubo manera de hincarle el diente. Los de Ramón Tejada sólo pudieron empatar sin goles ante un equipo que auna juventud y veteranía a partes iguales y que la pasada campaña se quedó cerca del playoff de ascenso.

Cierto es que los nuestros no demostraron el juego que son capaces de realizar, con un par de ocasiones de peligro en la primera mitad. Ya en la segunda parte, el equipo se vio perjudicado por las expulsiones de Melo primero y de Moisés Jiménez después, aunque el afán gaditano por el empate hizo que la inferioridad no tuviera apenas reflejo en el terreno de juego y que fueran los nervionenses los que mereciesen más en los minutos finales. Con este punto, el Sevilla C suma 15. Según los resultados de esta tarde, podría pasar del segundo puesto actual hasta como mucho el cuarto, por lo que se mantiene en puestos de ascenso. El próximo fin de semana toca visitar al filial el Córdoba.

Athletic Club 0; Sevilla FC 4. ¿Quién marcaba hoy a Llorente?

Definitivamente Jimenez se ha quitado de encima los complejos. Ha planteado un partido valiente, confiando en las posibilidades de su equipo y olvidándose del Toquero de turno. En el último enfrentamiento entre vascos y sevillístas, el debate de la semana previa versaba sobre quien marcaría a Llorente. Huelga decir que el tiro salió por la mismísima culata. Esta tarde, el equipo saltó a por el partido desde el primer pitido de Teixeira. No se conformó con ningún resultado a pesar de ponerse por delante en el minuto 5. Siempre quiso más, y fruto de esa ambición cayeron otros tres. Y pudieron ser varios más si el tiro de Negredo a la media vuelta no se estrella en el larguero o el cabezazo de Squillacci a centro de Renato no hubiera conseguido atajarlo Iraizoz. Muy bien el Sevilla, dominando de cabo a rabo el partido. Y muy bien Manolo Jimenez. Nos ha demostrado que no hay nadie imprescindible en esta plantilla. La no convocatoria de Zokora, Perotti y Adriano levantó algunas reticencias pero ahí estaban Lolo, Capel y Navarro para alejar los fantasmas.

El Sevilla actual comienza a parecerse a aquel equipo ganador que tanto nos hizo disfrutar y en el que daba igual quién saliera porque se jugaba de memoria. Por estar, Jimenez ha estado bien hasta en las declaraciones pos-partido. Templado, con un análisis muy atinado de lo acontecido y sin sacar pecho. Nosotros que hemos sido críticos en muchas ocasiones con el juego del Sevilla y por ende con Jimenez, hoy tenemos que darle un diez en todo al de El Arahal. Al menos nos cabe la satisfacción de confirmar que estábamos en lo cierto cuando decíamos que este equipo tenía que soltarse y apostar por un juego mucho más ofensivo. Solo un dato; en seis partidos oficiales, catorce goles a favor y  tres en contra. Los números hablan.

En lo que a los jugadores se refiere, partidazo de Negredo. Marcó un gol de delantero centro nato y le dió otro a Jesús Navas. Muy bien de nuevo Renato. Se ha dedicado a desactivar las supuestas minas que poblaban el centro del campo y ha demostrado que el balón podía jugarse raseado. Incluso por el centro, mire usted. El tercer triunfador de la noche a mi juicio; Don Diego Capel. Ha vuelto por sus fueros en lo que a velocidad y desborde se refiere. Acabó con la paciencia de Amorebieta, al que provocó la primera tarjeta amarilla. No contento, el defensa karateka, volvió a dar un codazo a Negredo en el primer minuto de la reanudación que debió suponer la segunda amarilla y su expulsión fulminante. Teixeira se hizo el gallego a pesar de ser cántabro. Pero bueno, estaba ahí Jesusito Navas que en su enésima internada por banda se topaba con el torpe jugador vasco. Olvidándose de que ya tenía una amarilla, Amorebieta volvió a sacar a pasear el codo, Teixeira que lo ve y lo manda directamente a aplacar sus subidas de testosterona con una ducha fria.

A partir de aquí, el Sevilla empezó a pensar en Glasgow y puso el piloto automático. Se dedicó a tocar y tocar hasta aburrir a los decaidos felinos. Unicamente el cachorrillo Muniaín, última apuesta de Jokin Caparrós por la cantera, ponía algo de chispa en el Athletic pero sin llegar nunca a comprometer el resultado.

Magnifico partido el que hemos presenciado esta tarde. El buen juego acompaña a los buenos resultados y eso se refleja en el ánimo de los aficionados. Por cierto, ¿alguien ha caido en la cuenta de que llevamos ya un mes sin hablar del entrenador?

¡Que dure, que dure !

Jugaron: Palop (2), Sergio Sánchez (2), Squillaci (2), Dragutinovic (2), Navarro (2), Lolo (3), Renato (3), Navas (2), Capel (3), Kanouté (1) y Negredo (3). En la segunda participaron Luis Fabiano (2), Acosta (1) y José Carlos (s.c.).

Goles: 0-1; Renato. 0-2; Negredo. 0-3; Kanouté. 0-4; Navas.

Valencia CF 2; Sevilla FC 0. Mal empezamos

Por lo visto en la pretemporada no se presumía hoy un cambio muy significativo en el juego sevillista pero siempre queda la esperanza de que con el inicio del fuego real, los tuyos pongan un poquito más de interés. Nada de eso; con decir que el primer tiro a puerta del Sevilla se ha producido en el minuto 83 y con 2-0 en contra, está dicho todo.

Salía el Sevilla con el mismo equipo de la temporada pasada. Palop (1), Konko (1), Squillacci(2), Escudé(1) y Navarro(1) en defensa; Duscher(0), Romaric(0) en medio con Navas(1) y Perotti(1) en bandas y Kanouté(0) y Luis Fabiano(0) arriba. En la segunda parte intervinieron Zokora(1) por Romaric, Negredo(sc) por Perotti y Koné(sc) por Luis Fabiano.

Resulta complicado hacer una crónica de lo que hemos presenciado hoy en Valencia. Yo he visto el partido por internet porque no me decido por ninguno de los dos nuevos canales de pago que han nacido este año; Canal + liga y Gol TV. Y creo que voy a seguir viéndolo por internet porque vaya tela, telita lo que nos ofrece nuestro equipo. Absolutamente plano, sin ritmo. Necesitamos tocar 52 veces el balón para llegar arriba. Los jugadores permanecen siempre estáticos esperando el pase del compañero y así es imposible sorprender al rival. Ni siquiera el pésimo estado del terreno de juego ni la expulsión de Kanouté son atenuantes de un juego tan primitivo como el exhibido esta tarde. Yo me he retrotraído al estilo de futbol que se practicaba hace 20 o 30 años, mucho menos físico y sobre todo mucho más lento que lo que se necesita hoy.

No pretendo hacer sangre porque se trata del primer partido oficial y habrá que dar tiempo al tiempo pero tengo que decir que este equipo no juega a nada. Y no juega a nada por dos razones desde mi punto de vista. Primero porque el estilo de juego que impone el entrenador no propicia un juego vistoso y creativo, y segundo porque no hay nadie, repito, nadie, que sea capaz de crear algo de juego. Da igual que se juegue con un delantero, dos o tres. No pueden llegar  balones arriba porque el manijero simplemente no existe. Pero una condición sin la otra, no sirve, ojo. El mediocentro organizador debe venir pero con la condición de que el técnico cambie radicalmente su concepción del juego.

Antes de la expulsión de Kanouté al filo del descanso, el Sevilla tocó mucho el balón pero repito y no me canso, sin profundidad ninguna. Se limitó a controlar al Valencia mediante pases cortos en defensa y mediocampo. Al igual que el año pasado, seguimos fiándolo todo a las segundas partes en la creencia de que uno de los de arriba capturará una pelota perdida y la enchufará. Lo malo es que te pase lo de hoy, que te echen a un jugador y a tomar por allí toda la estratégia. Si malo fue lo visto antes de la expulsión, peor resultó comprobar que no hubo reacción trás encajar el gol. Encefalograma plano. Ni siquiera la inclusión del esperado Negredo cambió el panorama lo más mínimo. Para colmo de cosas inexplicables, Miguel , el lateral valencianista que tenía una tarjeta, se vio libre de toda presión cuando sustituyeron a Perotti. En lugar de intentar forzar la segunda, le dejamos sin nadie a quién marcar. Me lo expliquen.

El Valencia no es que haya sido un equipo espectacular, ni mucho menos. Con lo poquito que ha hecho le ha sobrado y bastado para pasarnos por encima. Pero eso, lejos de confortarnos debe servir de preocupación porque es indicativo de lo poco que necesitan hacer los contrarios para ganarnos. El resultado podría haber sido aún peor si Palop no neutraliza otras dos ocasiones claras que tuvieron los chés a tiros de Pablo Hernandez y Silva.

La no inclusión de José Carlos en la convocatoria ya indicaba mucho sobre el planteamiento que íba a hacer hoy Manolo Jimenez. Por cierto, que el técnico sevillista ha dicho en la rueda de prensa que el partido íba para empate hasta la expulsión de Kanouté y que Marchena puso mucho de su parte para que el Malí viera la segunda amarilla. Yo , sinceramente, creo que las dos tarjetas fueron justas. Tan justas como injusto fué que no la viera Alexis en una jugada similar con Navas minutos más tarde. Tambien se le preguntó a Jimenez por la no presencia en el equipo inicial de Zokora y sobre lo que pretendía con Duscher y Romaric como titulares, a lo que el técnico respondío de no muy buena forma con un rotundo “¡ganar el partido!”. La tantas veces pregonada ambición de Jimenez deberá esperar a mejor ocasión.

En fin, pasemos página en la esperanza de que como ya ocurriera otras muchas veces la temporada pasada, el equipo enderece el rumbo trás este traspié. Seguramente mañana veremos las cosas de mejor color.

Posadata: en un post anterior hablaba yo de que a veces es mejor ceder a un jugador por mucho que haya costado aunque toque pagar parte de la ficha. Ponía precisamente el ejemplo de Ever Banega, que tuvo que salir cedido el año pasado al Atco. Madrid y este año ha vuelto para ser hoy el mejor del partido.

Sevilla FC 2; Valencia CF 0. Lo mejor, el resultado.

Los aficionados que gusten del buen juego no habrán salido hoy muy contentos. Por el contrario, aquellos otros que valoran sobre todo el resultado, están de enhorabuena. Hoy hemos visto un claro ejemplo de porqué está instalado el debate en el seno del sevillismo.

No respondió el partido a lo que se esperaba, ni por parte del Sevilla ni por la del Valencia. Pocos dirían que estos equipos son dos de los gallitos de la mejor liga del mundo a tenor de lo visto hoy. Para ayudar, el césped estaba muy irregular y el balón parecía un conejo, con botes contínuos en zigzag. El viento, tan común en la costa gaditana tampoco ayudaba en absoluto a generar un juego vistoso.

Con todos estos inconvenientes de salida se inició el partido. Formó el Sevilla con Palop, konko, Squillacci, Drago, Navarro, Duscher, Zokora, Perotti, Capel, José Carlos y Kanouté. Luis Fabiano se quedó en Sevilla por unas molestias que sintió apenas su avión, procedente de Estonia, sobrevoló el Parque Alcosa. Además del brasileño, faltaron a la cita su compatriota Renato tambien por problemas físicos y Romaric por problemas de visado en Tunez durante su retorno del partido con la selección de Costa de Marfil. Otro que faltó a la cita fue Chevantón, que lleva tres partidos sin ser convocado. O tiene hecho un traspaso o algo muy gordo ha debido pasar  porque de lo contrario no entiendo cómo van a vender la burra si no juega.

El primer tiempo fue de bostezo absoluto. Ni una sola jugada decente por ambos bandos aunque las pocas ocasiones de peligro fueron del Valencia. Casi todas las faltas sevillistas fueron lanzadas por José Carlos. Capel jugó como viene siendo demasiado habitual a banda cambiada y como es lógico, ni la olió. Perotti y José Carlos se pisaron el terreno más de una vez por banda izquierda y no fui capaz de adivinar la posición que Jiménez le encargó a cada uno.

Los mejores de este periodo sin duda alguna, Zokora y Palop. El africano se perfila como un fijo en las alineaciones. Su presencia permanente ayuda mucho al equipo y la da equilibrio al centro del campo. Ya solo falta alguien que sea capaz de levantar la cabeza y ponerla a los delanteros. Palop por su parte paró todo lo parable. Salvó un gol a tiro de Baraja cuando se colaba por la escuadra.

Konko, salió de titular. Mucho se está hablando de que el club lo tiene en el mercado por su bajo nivel de implicación. Hoy no es que haya hecho un partidazo pero al menos ha cumplido. Incluso se permitió una subida recorriendo el campo de área a área que no culminó en centro porque le fallaron las fuerzas al final. A Sergio Sanchez, la otra incorporación de este año, no pudímos verle aunque estaba en el banquillo.

Cuando ya nos íbamos al descanso, Jiménez debió decirle algo al árbitro Paradas Romero y este le expulsó sin mediar advertencia. Ganas de salir en la tele y de tener su minutito de gloria, eh señor colegiado?.

En la segunda parte se produjo el típico carrusel de cambios. Salieron Koné, Adriano, Lolo, Duda, Acosta y Fazio. Será casualidad pero fue expulsar a Jiménez y empezar el Sevilla a carburar. En el minuto 3 de la reanudación, pared entre Kanouté, Perotti y Adriano, este último que se escapa por la banda y a la salida de César se la cuela por arriba. 1-0. Gol similar al primero de Glasgow pero por la banda contraria. ¡Ay, cuando volverá otro Glasgow!

A partir de aquí, el Valencia se lanza en busca del empate pero Palop estuvo simplemente inconmensurable. Villa, que también salió en la segunda parte, tuvo tres ocasiones que fueron atajadas por el gran portero de la Alcudia. El juego siguió siendo irregular pero al menos vímos algunas buenas paredes por la banda derecha con Adriano en plan estelar. Si de mi dependiese, Adriano debería jugar siempre. Los brasileños son los que ponen la calidad, algo de lo que un equipo que aspira a todo -Jimenez dixit- no puede prescindir y que ningún planteamiento puede justificar.

Cuando parecía que el partido acabaría con el uno a cero, se produce una falta sobre Acosta. Por cierto, otro partido en blanco de Acosta. La falta la saca de rosca interna Duda y Koné que venía de fallar algunas ocasiones claras la manda de cabeza a las mallas haciendo el 2-0. Eso me pasa por escribir un post dándole caña al marfileño.

Resumiendo: si pretendíamos sacar algunas conclusiones, chungo. Es de las pocas veces que a punto de empezar la temporada no se perfila una alineación clara. Fijos para mí son Palop, Adriano, Squillacci, Escudé, Zokora, Renato, Kanouté y Luis Fabiano, este último siempre que se juegue con dos delanteros, que debería ser siempre, teniendo a estos dos monstruos en plantilla. Para el resto de puestos existen multitud de combinaciones. Lo que sí se perfila claramente es la forma de enfocar los partidos. Como ya vímos durante toda la temporada pasada, en las primeras partes el equipo se dedicará a controlar. La prioridad no será marcar, será no encajar. En las segundas se irá a por los partidos pero sin perder la cabeza y cuidando muy bien la retaguardia, que mas vale un 1-0 que un 4-3. Y de “jogo bonito” no esperemos mucho. En definitiva, Jimenez sigue fiel a su línea que tan buenos resultados le está dando aunque muchos no comulguemos con las formas.

Mañana a las diez la gran final contra el Dépor. Nos vemos después. Pero antes, me voy a mojar y os voy a dejar la que creo será alineación titular :

Palop; Sergio Sanchez, Escudé, Squillacci, Navarro, Zokora, Romaric, Adriano, Perotti, Alfaro y Kanouté.

Trofeo de Palermo. Cero de dos.

Mal resultado el cosechado por los nuestros en este trofeo Ciudad de Palermo. Dos partidos, dos derrotas. El equipo sigue sin mostrar la imagen que se espera cuando el rival es de cierta entidad. El Sevilla ha abusado hoy del juego por bandas y se ha mostrado incapaz de hilvanar una sola jugada por el centro. Bien haría la secretaría técnica en buscar un centrocampista organizador y un delantero que pueda cubrir la baja de Kanouté en la copa de Africa. Si además lo adobamos con un juego un poquito mas agresivo, mejor que mejor.

El primer partido del triangular nos enfrentó al RCD Mallorca y fue el mejor de los dos. El Sevilla jugó con camiseta y pantalón blanco. Alineación : Palop, Adriano, Squillacci, Escudé, Navarro, Zokora, Romaric, Perotti, José Carlos, Alfaro y Luis Fabiano. Una alineación en principio, valiente, con tres canteranos arriba acompañando a Luis Fabiano.

Comenzar diciendo que nos hemos perdido los primeros 10 minutos por falta de señal de tv ya que de lo anunciado en la web del SFC, nada de nada, aunque aparentemente por problemas ajenos a la entidad. Solo podemos hablar de lo escuchado a través de la radio del club. La posesión inicial fue integramente para el Sevilla, que tocaba y llegaba con peligro al área rival. En los primeros compases y siempre según Juan Ramón Morales, el Mallorca no pisó el campo sevillista. A partir del minuto 10 probamos a enchufarnos via internet a rojadirecta.com y ¡bingo!; habemus imágenes. Llegamos justo para ver la primera aproximación mallorquinista. Falta que lanza el querido Pep Martí y Escudé que despeja a córner. El córner es lanzado y rechazado por la defensa sevillista, pero el balón queda muerto en el interior del área y Varela –ese bético especialista en fastidiar al Sevilla-  empalma con la izquierda haciendo el 1-0.

Era la primera incursión balear en el área sevillista y aunque inmerecidamente, el Mallorca se ponía por delante. A partir de aquí, arreones contínuos de los nuestros. Luis Fabiano en jugada personal y José Carlos de tiro lejano mandaron sendos balones a los postes. El balón no quería entrar a pesar de que sobre el terreno, la superioridad sevillista era manifiesta. Superioridad corroborada por el comentarista italiano de rojadirecta. Pero por mucho que los nuestros lo intentaron no hubo manera de batir a Aouate. Una jugada aislada en la única ocasión de los isleños terminaba por costarnos  el partido. Contra lo que parecía lógico, no hubo lanzamiento de penaltis al final de este partido, aunque luego se comprobó que no hacía falta.

Tras un descanso mas largo de lo normal, se inició el partido Palermo-Sevilla  con una alineación muy renovada. Palop; Sergio Sanchez, Adriano, Squillacci, Drago, Fazio, Duscher, Acosta, Capel, Perotti y Luis Fabiano. En esta ocasión el Sevilla cambió a la camiseta ajedrezada que tanto éxito de ventas está teniendo. A lo largo de este segundo partido salieron de nuevo Navarro, Romaric y José Carlos sustituyendo a Perotti, Adriano y Squillacci. Fazio actuó de central junto con Drago.

El Palermo, haciendo lo justito, se llevó un partido esta vez sí, con más méritos que el Sevilla. Fabrizzio Miccoli tuvo a los diez minutos una ocasión clarísima que mandó a las nubes cuando tras cogerle las vueltas a Fazio se quedó solo con Palop . Pero en la segunda que tuvo, la enchufó. Le enviaron un balón por banda derecha, se internó buscándo de nuevo las espaldas, esta vez de Drago, y aunque escorado, logró batir de derecha a un Andrés Palop que pudo hacer bastante más. Otra vez 1-0 y “pallá”.

A partir de aquí, repetición de lo ocurrido en el primer partido, con los sevillistas volcados pero sin ideas. Todas las jugadas derivaban a las bandas y acababan en centros que nadie remataba o eran despejados con facilidad por la defensa italiana. Y es que Kanouté no estaba. Jugando con un  punta y extremos bajitos sería mas apropiado intentar jugada y colgar menos balones, digo yo. Por cierto, Koné no disputó ni un solo minuto aunque estaba en el banquillo. Tampoco lo hizo Javi Varas.

En este segundo partido solo logré contabilizar una sola jugada de peligro a nuestro favor. Acosta recogió un rechace del portero y solo como la una mandó el balón por encima del larguero.

Como decíamos al principio de la crónica, seguimos esperando una cara mas digna de este Sevilla que empieza la competición dentro de veinte dias. Romaric juega andando y no es clarividente a la hora de encontrar espacios. El único que la toca un poquito, Renato, no se desplazó por molestias. Acosta no está aunque se le sigue esperando y arriba tambien se aprecia que Luis Fabiano sin Kanouté pierde el 50% de efectividad y se convierte en una isla absolutamente improductiva. Se desespera y termina bajando al centro del campo a buscar balones, con lo cual es complicado que pueda hacer tambien los goles. La Kanouté-dependencia se ha mostrado hoy mas claramente que nunca. Como notas positivas, José Carlos que sigue cogiendo galones y el desborde y descaro que demuestra siempre  Perotti.

Para empeorar mas las cosas y aunque dicen que las comparaciones son odiosas , -sobre todo si sales perdiendo-  ayer el Villarreal de Valverde le dió un revolcón a la Juventus en campo ajeno (1-4) y hoy el Atco. Madrid ha ganado tambien al Liverpool 1-2 en Anfield Road. Ya se sabe que estamos en pretemporada pero, ¿ acaso los demás no lo están ?

En fin, ojalá las cosas mejoren en el Carranza y podamos ver por fin a ese Sevilla de Champions que todos queremos.

Y pensar que me vine a Sevilla desde la playa solo para ver el partido…..

Nota: durante la narración del partido frente al Palermo ha sido anunciada la muerte por paro cardíaco del jugador del Español, Dani Jarque. Parece ser que se desvaneció mientras hablaba por teléfono con su novia y no pudo hacerse nada por salvar su vida. Descanse en paz el bravo jugador periquito.

Sevilla 1- Deportivo 0. La fuerza de la fe

Una vez mas nos ha tocado sufrir hasta los últimos minutos. En el  89 estábamos todavía obligados a ganar en Numancia si o si, ya que el Atlco. de Madrid machacaba claramente en Bilbao y se situaba a solo un punto de nosotros. Pero el que ha sido auténtico revulsivo del partido, Diego Perotti conectó un cabezazo providencial a centro de Adriano. Gol y la champions conseguida matematicamente y sin ronda previa.

Vodpod videos no longer available.

No ha sido un buen partido en líneas generales aunque sí intenso y emocionante. Parecía que el Sevilla salía de inicio con mas ánsias que de costumbre  pero poco a poco se fué diluyendo su juego. La primera ocasión de peligro no llegó hasta el minuto 19 en un cabezazo de Duscher que Aranzubía despejó a corner en un magnifico escorzo. El resto de la primera parte  transcurrió con alternativas por ambas partes pero sin un dominador claro. Los nuestros querían pero el Dépor se defendía muy ordenadamente y salía a la contra abriendo el juego por bandas donde Guardado se lo hacía pasar mal a Navarro. Con cero a cero y las espadas en todo lo alto,nos fuimos al descanso.En otros campos los resultados nos eran favorables y  a pesar del empate teníamos asegurada la tercera plaza.

En contra de lo que pudiera parecer lógico, el que salió con mas brios en la segunda fue el Dépor pero su dominio no se materializaba realmente en jugadas de peligro. A los quince minutos de la reanudación fué el Sevilla el que se marchó arriba. Como dijo Jimenez en la previa, la ansiedad no es buena y hay que saber esperar el momento. Los arreones por banda eran contínuos, especialmente por el carril de Navas. Capel estaba siendo mejor controlado por Manuel Pablo a pesar de la diferencia de edad. Jimenez, lo vió claro y mandó calentar rápidamente a Perotti. La entrada de la nueva perla de la cantera revolucionó totalmente el partido con sus incursiones por banda izquierda que sembraban el terror en la retaguardia gallega. Varios centros de oro puso el hijo del mono que no acabaron en gol por auténtica mala suerte. Un cabezazo de Luisfa en balón aéreo dividido se colaba a ras de suelo y pegado al poste cuando Aranzubía sacó una mano milagrosa que consiguió desviar el balón lo justo para que se fuera a la madera.

Cuando peor pintaban las cosas y todos asumíamos  que tendríamos que jugarnos el ser o no ser en Numancia llegó esa jugada protagonizada por los dos mejores jugadores del partido. Centro de Adriano y cabezazo de Perotti a las mallas no sin cierto suspense. Al igual que yo, buena parte de la grada se quedó sin cantar el gol porque la posición de Perotti en el remate hacía pensar que el árbitro iba a anularlo por fuera de juego. Tras varios segundos de incertidumbre y muchas miradas al árbitro asistente el Pizjuán estalló en un clamor. Gol y el tercer puesto asegurado. Para rematar la noche, al equipo de palmerín le empataban en los últimos minutos y se lo tendrá que jugar todo el domingo contra otro equipo que tambien se juega la vida, el Real Valladolid. ¡Otro año iguá, otro año iguá, otro año iguáaaaaaa….!

Fin de fiesta por todo lo alto al estilo Broadway  y con el videomarcador anunciando el ya famoso latiguillo “Champions Si o SI”. Con cañones de luces, fuegos artificiales y vuelta al ruedo triunfal de todos los jugadores y cuerpo técnico. A pensar ahora en la planificación de la próxima campaña donde a buen seguro habrá que hacer tres o cuatro retoques  en la plantilla. De ello versará nuestra próxima encuesta.

Felicidades a todos los sevillistas porque volvemos a estar en la primera división europea, allí donde solo tienen pase de acceso los mas grandes. Y como cabeza de serie, nada menos. Desde aquí pedimos al consejo que se acuerde de que estamos en crisis  antes  de poner precio a los abonos.

Recuerdo especial para los asiduos visitantes y comentaristas del blog; Rafa; el Talibán bueno, Joan, Miguel Palma, Paco Solis, Fran (futbolyno), mi tocayo Juan Antonio; JJ Acosta; Clavijo; los hermanos Bordallo, la familia Ojeda, Iván Sandino,Jesús Gomez ;padre e hijo, Juan Luna, Joaquin Miramontes,Manuel Eladio, Antonio Vela,Carlos Martel,Paco Leal, Paco Caamaño; Manolo Hernandez, Pepe Falla, Pepe Avilés, Santiago Sanchez, Victor Comitre,Rafalito Moreno,Pepe Puerto, A. Miguez, M. Gomez, Luis Aniza,Julio Macias ,David Uribe,Gabriel Rojas,J.M. Ariza, Manuel Maui; el cocinero,Manolo Martín,Jorge Do; el argentino sevillista, Manuel Kapeller; un sevillista en el Tirol, los amigos puertorriqueños de futbolborícua y tantos otros que no menciono por no alargarme más pero a los que agradezco igualmente su apoyo. Mi reconocimiento especial al mejor de todos; mi hijo Raúl por el cariño que le pone a esto.

Para terminar y gracias al objetivo conseguido le damos un tres a todo el equipo. Mención especial a la entrega de Duscher, al despliegue fisico de Adriano y a la revolución provocada por el monito Perotti.

Vodpod videos no longer available.

¡ Nos vemos en Champions !

CA Osasuna 0; Sevilla FC 0. Sin bandas no hay paraíso

Jiménez lo tiene tan fácil como con escuchar las ruedas de prensa de sus pupilos. “El Sevilla funciona con los dos de arriba y las bandas” decía con toda la razón Luis Fabiano entre semana. Su técnico se ha encargado de ratificar esta idea pero, soprendentemente, lo ha hecho con la negación de esta máxima. Sin bandas, el Sevilla fue vapuleado en la primera parte por un equipo cuya permanencia en la categoría peligra. Con Navas y Capel llegaron los pocos acercamientos que tuvimos, pero Velasco Carballo puso de su parte y expulsó injustamente a Romaric. El punto puede ser válido, pero todo dependerá de lo que pase mañana.

Con Romaric y Adriano en las bandas, ya estaba todo dicho desde el minuto 1. El Sevilla salía a especular y a verlas venir, mientras que Osasuna como no puede ser de otra forma en casa, empujó y empujó. Este tipo de partidos suelen resolverse pronto con un gol de los de casa, pero en esta ocasión tuvimos la suerte de nuestro lado y Pandiani no tuvo su día. Además, Palop trabajó a destajo con algunas acciones espectaculares que dejaron nuestra portería a cero.

La lesión del rojillo Juanfran, además, cortó y mucho las alas a los de Camacho, aunque Kike Sola también hizo daño en las acciones por alto. No faltaron tampoco las típicas jugadas del antiguo Sadar, en las que los osasunistas engarzaron varios rechaces en una misma acción, aunque el meta sevillista siempre estuvo al quite. Por nuestra parte, alguna llegada aislada que en el mejor de los casos terminó en corner.

Hasta aquí la primera parte, en la que los locales merecieron irse por delante más por insistencia que por calidad. En la segunda, Jiménez no vio necesario cambiar nada hasta que se lesionó Kanouté, cuando no tuvo más remedio que darle bola a las bandas con la entrada de Navas. Sin embargo, el empuje navarro provocaba que el palaciego jugase más como lateral que como extremo. Mejor fue todo cuando salió Capel por Adriano. El de Albox entró cuando pudo por la izquierda y amansó bastante las ansias de Osasuna, que no obstante seguía con ganas de guerra.

Parecía que las cosas iban a pintar bien hasta que Velasco Carballo entró en acción. No debe haber problemas para alegar por la segunda amarilla que vio Romaric, en un salto completamente limpio con Sola, en el que ni siquiera abrió el brazo al elevarse. Eran los minutos finales y se vivió un toma y daca en el que pudo pasar de todo, pero en el que finalmente no pasó nada. Aumentamos en un punto la ventaja con los perseguidores, eso está bien. El problema vendrá dependiendo de lo que ellos sean capaces de sacar. Sea como sea, habrá que esparar para la fumata europea.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (3), Konko (1), Squillaci (2), Escudé (2), Fernando Navarro (2), Duscher (2), Renato (1), Adriano (1), Romaric (2), Luis Fabiano (2), Kanouté (1). También actuaron Navas (1) y Capel (2).

Sevilla FC 3; RCD Mallorca 1. Volvió el fútbol

Hoy ha quedado demostrado que cuando el equipo sale a jugar al fútbol no hay división en la grada. El Pizjuán ha sido un clamor, al menos a partir de encajar el gol en el minuto 15. Porque sólo a partir de ese momento, el Sevilla salió del sopor en el que andaba inmerso y se dedicó a buscar con ahínco la portería contraria.

Vodpod videos no longer available.

Dos factores han contribuído a mi juicio a la victoria de hoy. El primero, el juego por bandas. De nuevo hemos vuelto a ver ese juego abierto que tan vistoso y efectivo resulta. Capel ha estado magnifico, desbordando y con una velocidad endiablada. Scaloni no sabía qué hacer para pararlo y sólo a base de faltas conseguía verle la matrícula. En la banda contraria, Navas ha vuelto por sus fueros. Si bien no ha tenido el punto de brillantez de otras veces sí ha encarado con descaro a su par y se ha marchado siempre que lo ha intentado. Lástima que el lateral derecho no le acompañe. Sigo sin saber qué le ha visto Jimenez a Mosquera para concederle un sitio en este equipo. Cualquier extremo contrario de medio pelo se va del colombiano sin el menor esfuerzo. De hecho, en el minuto 15, Jurado le pegó un regate, la puso rasita al centro del área y Aduriz que se mueve bien en territorio hostil tuvo la habilidad suficiente para colarla entre las piernas de Palop. Y no es que Mosquera estuviese rematadamente mal ayer, pero no podemos contentarnos con que un jugador no reste. Debe sumar, igual que suman sus compañeros. Cuando el colombiano no comete ningún fallo gordo ya hay quién le da un sobresaliente pero entiendo que no debe ser así. Independientemente de lo que haya costado, a cualquier canterano ya le habríamos puesto de vuelta y media si mostrara las poco ortodoxas maneras de Mosquera.

Tras ponernos con el marcador en contra, confieso que volví a sentir el síndrome del Getafe, especialmente cuando pocos minutos después Escudé y Luis Fabiano estrellaban sendos balones en los postes.Pero hoy, a diferencia del dia del Getafe, hubo un segundo factor que desequilibró la balanza a nuestro favor; la presión adelantada a los jugarores rivales. Después de mucho tiempo hemos vuelto a ver a los nuestros encimar a los defensas del Mallorca en su mismísimo campo. Partidazo de Duscher que se ha vaciado en la pelea aunque como siempre lo merezca o no , acabe viendo tarjeta. Para mí, el mejor partido del argentino con la camiseta del Sevilla.

Si a esa presión tan arriba unimos que uno de nuestros estiletes estaba hoy por la labor, pues pasa lo que tiene que pasar. Primero se fabricó un penalti que transformó magistralmente Kanouté y luego se inventó una jugada de fantasía en la que se internó entre una maraña de defensas y tiró raso ante la salida de Moyá. Hoy ha sido el dia de “O´Fabuloso“. A este jugador se le nota mucho cuando está enchufado y cuando está en plan pasota. Principalmente porque no es un revulsivo y cuando entra en la segunda parte no es capaz de rendir. Hoy tocaba lo primero y salió con ganas y sobre todo haciendo alarde de una punta de velocidad descomunal. Igual que otras veces está para tirarle un ladrillo, hoy lo ha bordado. Son las cosas de los genios.

Con 2-1 el partido se veía encarrilado. El Mallorca inquietaba pero no lo suficiente como para hacer temer por el marcador. Para rematar la tarde, Jesús Navas inició una de las miles de incursiones por su banda, dribló hacia adentro y con su pierna mala lanzó un zurdazo que se coló por toda la escuadra. El que escribe había dicho un minuto antes en una jugada similar en la que el palaciego había mandado con la izquierda a las nubes que Navas tenía una sola pierna buena y que la otra solo le servía para apoyarse. Alarde de videncia el mío.

Con 3-1 estaba todo hecho y el primer parcial de los cuatro que quedaban se había aprobado con nota. Mientras escribo esta crónica el Valencia le está dando un repaso a los ex-galácticos. Significa que seguiremos a cuatro puntos y que no está todo hecho ni mucho menos.

Repito lo que he dicho al inicio. Cuando el equipo juega bien, la grada disfruta y nadie se acuerda de quién está sentado en el banquillo, con lo cual se demuestra que no hay premeditación contra Jimenez. Pero esto no quita para decir que partidos similares hemos visto tambien otras veces y luego se vuelve a caer en la mediocridad. A ver si al menos mantenemos el nivel en los partidos que quedan.

Jugaron : Palop (2); Mosquera (1); Squillaci (2); Escudé (2); Adriano (2); Renato (2); Duscher (3); Navas (2), Capel (2) ; Luis Fabiano (3) y Kanouté (2). En la segunda participaron Perotti (2); Dragutinovic (1) y Romaric (2).