Mucho cuidado con la segunda vuelta

Ahora que tenemos una semana sin fútbol por delante, es necesario dejar el frenetismo de las competiciones y centrarse en la situación liguera del equipo. En lo positivo, podremos ir recuperando futbolistas, tanto a los tocados como a los lesionados (incluído Konko). Jiménez podrá ir contando con más efectivos y de paso tener más días para ver que es lo que falla en este Sevilla.

Porque si hay algo que tenemos claro en esta segunda vuelta, es que algo falla en nuestro Sevilla. Esas estadísticas que tan alto llevaron a Jiménez (record de imbatibilidad, media de puntos en Liga…), son también para dar de vez en cuando un tirón de orejas. Aunque en nuestra clasificación de “Así les vimos” cuatro de los cinco mejores son defensas o porteros, la verdad es que son ya seis los partidos consecutivos en los que no dejamos nuestra portería a cero. Curiosamente, en todos ellos comenzamos por detrás en el marcador, lo que hace muy complicado sacar adelante los partidos.

Aunque los tres de Copa se acabaron ganando con sufrimiento, en Liga la cosa está mucho más negra y esto nos coloca en la penúltima posición de la segunda vuelta. Empatados sin puntos con el Numancia, sólo nos salva la goleada de los sorianos en el Camp Nou para no ser colistas. Además, somos el equipo que menos goles lleva en esos tres partidos, pues sólo sumamos el gol de Kanouté ya sin opciones en el derbi. Por si fuera poco, en las cuatro últimas jornadas hemos anotado los mismos goles (3), que en partido justamente anterior, el de Riazor. No hay que olvidar que esta tercera derrota seguida, iguala los registros de partidos perdidos durante los 19 partidos de la primera vuelta.

Al menos, la competición del K.O nos ha servido en este tiempo como bálsamo que calma una situación que hubiese sido insostenible sin partidos intersemanales. Ahora nos quedan siete días por delante para pensar en el Espanyol, equipo que cuenta sus tres últimos partidos por empates.

Para terminar, un apunte extraño. En los siete últimos partidos ligueros en el Sánchez Pizjuán, hemos ganado dos partidos (ambos por la mínima), hemos empatado dos y perdido tres. Los registros goleadores arrojan, en esas siete citas, cuatro a favor y ocho en contra. Que nadie caiga en el error de pensar en la exigencia del público, porque el público protesta cuando no le gusta lo que ve, y cuando no le gusta lo que ve es que el equipo ya va perdiendo o jugando mal sin ayuda del público. ¿Dónde está el fortín del Sánchez Pizjuán? ¿Qué opináis de todo esto?

Después de tantas valoraciones, nunca viene mal una ración de frías e incuestionables estadísticas. Porque estas estadísticas, como lo eran las del derbi, están para romperlas y a la voz de ya.

Aquivaldo, cada vez más cerca de River Plate

El altercado de Mallorca ha servido definitivamente para dar boleto al discutido defensa Aquivaldo Mosquera. El colombiano ha seducido a los técnicos de River Plate. El conjunto millonario, máximo exponente histórico del fútbol argentino, necesita un lavado de cara tras su inaceptable último puesto en el pasado Torneo Aperura. Para el clausura, Mosquera podría convertirse en el eje de la defensa que necesitan los bonaerenses.

La afición de River, aún sabiendo de las malas referencias que llegan desde Sevilla, prefieren fiarse de su buen papel en México y asumen la gran distancia entre la Liga española y la argentina. Parece que las negociaciones están muy cercanas a culminarse y Aquivaldo se marcharía en breve a Sudamérica para jugar como cedido hasta final de temporada. A partir de ahí, parece que se establecerá una opción de compra valorada en 6 o 7 millones de euros. La prensa española, argentina y colombiana se han hecho eco de estas negociaciones, por lo que se espera que no tarden en cuajar. Desde luego sería una acción muy acertada pues el futbolista ni está ni se le espera, mucho menos desde que piensa que el club no le respaldó en el tema Víctor Fernández.

Mosquera pierde los papeles con Víctor Fernández

Al colombiano Aquivaldo Mosquera sí que le afectan las críticas. Según reza un teletipo de la Agencia EFE de hoy, el central amenazó en el hotel de Mallorca a Víctor Fernández, periodista del Diario AS y colaborador en Localia TV, Cadena SER y el Pelotazo de Canal Sur Radio. Reproducimos aquí el teletipo de forma íntegra:

El defensa colombiano del Sevilla Aquivaldo Mosquera amenazó este sábado al periodista Víctor Fernández, enviado especial del diario deportivo AS al doble desplazamiento que el conjunto sevillista ha realizado a Génova y Mallorca.”Si sigues escribiendo así de mí te va a pasar algo peligroso”, le dijo el internacional colombiano, visiblemente alterado, a Fernández cuando ambos se cruzaron en el vestíbulo del hotel de concentración del Sevilla en la capital balear.

El hecho se produjo delante de numerosos testigos, incluido el delegado del Sevilla, Cristóbal Soria, cuya rápida mediación impidió que el incidente fuese a mayores. Aquivaldo Mosquera, de 27 años, llegó al Sevilla en el verano de 2007 procedente del Pachuca mejicano a cambio de ocho millones de euros y su rendimiento en el año y medio que lleva en el club hispalense no ha sido el esperado por los seguidores sevillistas.

Eso que todo el sevillismo se resiste a aceptar

Los servicios médicos no querían admitirlo pero parece que ya no les queda más remedio. Después de un año y un mes de lesión, la rodilla de Javi Navarro sigue sin responder y no hay plan B. El doctor Cugat reconoce hoy en el Diario ABC que los plazos que se establecieron tras la operación del “Gran Capitán” no están cumpliéndose y que a pesar de la voluntad del futbolista, las cosas están muy crudas de cara a una posible vuelta a los terrenos de juego.

El futbolista se muestra tan luchador como el primer día, sobre todo teniendo en cuenta que ya pasó por esto antes de llegar al Sevilla y a la vista está que salió airoso. Ahora, sin embargo, con muchos más años de sufrimiento, la rodilla del valenciano no tiene pinta de volver a querer recorrer ese camino. Los servicios médicos recomendaron a Javi tomarse unas vacaciones sin pensar prácticamente en la rodilla para ver si el problema tenía también tintes psicológicos, pero el dolor persiste en las arrancadas y frenadas y no será por falta de trabajo de gimnasio y fisoterapia.

A todo el sevillismo le duele pensar que Francisco Javier Navarro, aquel hombre que pasó a la historia por defender ante todo y ante todos a nuestro escudo primero, y por levantar cinco trofeos después, tenga que dejar el equipo así. Así, sin poder hacerlo vistiendo ese brazalete de color azul con el antiguo emblema de la entidad. Así, sin mostrar esa fuerza y pundonor que le convirtió en uno de los centrales más temidos del panorama futbolístico europeo. Dios no lo quiera, pero todo apunta a que Javi Navarro no volverá a vestir la camiseta blanca con el número 2 en la espalda, con la que asombró al sevillismo y a todo el balompié nacional.

Suerte Javi, aún no ha llegado al Sevilla el defensor que pueda hacerte sombra. El puesto, aún sigue siendo tuyo.