Sevilla FC 0; RC Deportivo LC 1. Lo que se esperaba, como se esperaba

Poco se podía esperar de un partido en el que virtualmente no había nada en juego y nada fue lo que le ofreció el Sevilla a los 15.000 valientes que aparecieron por Nervión esta noche. Con Jiménez hablando de que el partido sería el entrenamiento fuerte de la semana y con Lotina calificando la remontada de “tontería”, nada invitaba a pensar que podría verse espectáculo. Por desgracia, no había razones para equivocarse.

Aunque esta derrota pueda calificarse de anecdótica por la poca intensidad, el Sevilla volvió a dar una malísima imagen en casa y la afición se lo hizo saber con una sonora pitada al final del encuentro. Apenas si hubo ocasiones de las que disfrutar y el único gol del choque llegó al borde del descanso en un error defensivo aprovechado por Bodipo. La indolencia sevillista pasó la línea de lo que permitía la eliminatoria, pero aún así a los suplentes coruñeses no les dio ni para amenazar con una posible machada.

Quizás algo avergonzados por su puesta en escena, los locales salieron algo más espoleados tras el descanso, pero si Romaric es el que tiene que liderar el arreón, ya sabemos como acabó la cosa. Por desgracia este tipo de cosas son las que ya no sorprenden por Eduardo Dato, aunque mal haríamos en gastar fuerzas tieniendo lo que tenemos por delante el domingo. Digan lo que digan, una derrota ante el Valencia sería casi como renunciar a la tercera plaza cuando aún queda media liga por disputarse. “Afortunadamente” este equipo sólo sabe motivarse ante los grandes y cuando menos se espera de él, por lo que en teoría no nos deberían ir tan mal las cosas en la próxima cita. Agarrémonos a ese clavo ardiendo.

En lo que se refiere a la competición copera, el alarde de efectividad mostrado en Riazor nos sirve para esperar mañana rival semifinalista. Todo hace indicar que será el Getafe, ese al que vencimos en el Bernabéu antes de levantar nuestra última Copa del Rey. Aunque finalmente el agraciado sea el Mallorca, la ida será en casa y la vuelta en Getafe o Baleares.

Por el Sevilla FC jugaron: Javi Varas (2), Adriano (1), Marc Valiente (1), Dragutinovic (1), Fernando Navarro (1), Lolo (1), Duscher, (1) Capel (2), Perotti (1), Romaric (2) y Luis Fabiano (1). También jugaron Escudé (2), Navas (2) y Kanouté (s.c).

El Sevilla FC de Puerto Rico inicia el ilusionante 2009 con duelo continental

Una vez pasada la resaca del primer título conseguido por este jovencísimo club, el Sevilla FC de Puerto Rico ya está en marcha para sacar lo mejor de sí mismo en este 2009. Los boricuas, después de algunas desavenencias con el ayuntamiento de Bayamón, han decidido cambiar su sede, y a partir de esta temporada jugarán en el Estadio Roberto Clemente Walker de Carolina. Es una ciudad muy cercana a San Juan al igual que Bayamón, aunque algo más pequeña. Curiosamente, esta ciudad ya tiene a un equipo en la categoría, los Carolina Giants que de hecho jugaban en el mismo escenario. Sin embargo, nada se sabe aún de como será la Puerto Rico Soccer League 2009, ni que equipos se quedarán en el camino.

Y es que los sevillistas están ya en marcha porque son el único representante de su liga en la Champions League de la CONCACAF (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe). De momento, tendrán que pasar una primera eliminatoria ante el Greenbay Hoppers, campeón de Antigua & Barbuda, para posteriormente eliminar a otro equipo caribeño. Si lo consiguen, estará entre los tres supervivientes, que junto a los Islanders, equipo puertorriqueño que juega en la segunda división de Estados Unidos, se jugarán los tres puestos de Champions en un formato de semifinales con repesca.

Pero el equipo va paso a paso, y el primero es recibir a los Greenbay Hoppers, conjunto más que modesto de la isla de Antigua, con sede en su capital Saint John, de apenas 40.000 habitantes. La ida se disputará en Puerto Rico, aunque no se sabe aún si dará tiempo a jugar en Carolina, pues su hierba sintética destinada al beisbol fue muy criticada por todos los equipos cuando en ella jugaron los Giants. Si no hay tiempo para su sustitución, el equipo volverá a Bayamón de momento, único estadio junto al Hiram Bithorn de San Juan que posee césped natural en todo el país. Lo de la vuelta, en Antigua, sí que tendrá más guasa. Aquel partido se disputará en el estadio nacional de la isla, destinado para el cricket pero para uso también de la selección  de fútbol y algunos equipos de la capital. No se espera que el césped esté mejor que el del estadio carolinense.

En cuanto a los refuerzos, el primero ha llegado en el banquillo. Después de hacerle campeón a la primera, el anterior técnico Jack Stefanowski ha dejado el equipo, y su relevo es el sevillano Rafael Román. Se trata de un entrenador con mucha experiencia sobre todo en el fútbol regional, que ha pasado por clásicos de la Tercera como Coria, Dos Hermanas o San Roque de Lepe, y que comenzó a desempeñar su labor precisamente en la carretera de Utrera allá por 1982. La primera opción era el también ex-sevillista Julián Rubio, pero problemas con el visado hicieron inviable la opción. Ahora, los esfuerzos se centran en reforzar al equipo con algunos jugadores del club matriz para afrontar con garantías las eliminatorias continentales. Aunque no está claro quienes viajarán, si saben lo que buscan. Un goleador, un mediocentro ofensivo y otro de cierre.

De momento, el primer ensayo de la pretemporada se saldó con una clara victoria en terreno de los Leones de Maunabo, subcampeón de la también recién creada división de plata. Los sevillistas se impusieron por tres a cero. También hay fijado un amistoso entre Sevilla FC y Puerto Rico Islanders, en lo que será un duelo entre los dos principales referentes del fútbol puertorriqueño actual.

Sevilla FC 2; Valencia CF 1. El equipo de la casta y el coraje

No se presentaba muy bien la noche a la vista del partido que ofreció el equipo en liga frente al Racing. Las espadas estaban en todo lo alto. Nos bastaba con hacer un golito y dejar nuestra portería a cero para llevarnos el gato al agua. Aunque la hora y otras circunstancias impidieron un llenazo en Nervión, los que estuvieron, que no fueron pocos, cumplieron y con creces.

Pero un jarro de agua helada nos cayó a todos cuando en el minuto 7 y tras una desaplicación defensiva (tercer gol recibido en cuatro días a balón parado) el renegado Marchena remataba solo como la una un corner lanzado por Silva. Vaya como se reía y celebraba el gol el chavalito de Las Cabezas. Ya se le ha olvidado de donde viene y gracias a quién es hoy lo que es.  De desagradecidos está el mundo lleno. Pues jódete chaval y tira pa Valencia que vas calentito.

Los primeros treinta minutos y como viene siendo costumbre, el Sevilla salió a contemporizar. Ni siquiera el gol en contra le hizo venirse arriba. Solo en la recta final de la primera parte pareció despertar del letargo y se decidió a buscar el empate. Lo consiguió en el 36. Falta que saca Romaric y remata Kanouté a gol de espléndido cabezazo a la antigüa usanza, picando abajo y superando en el bote al portero con toque en el larguero incluido. Fabiano tuvo en el 39 oportunidad de hacer el segundo cuando se quedó solo y remató al cuerpo del portero. Tras esto, nos íbamos al descanso con las tablas en el marcador.

En  la reanudación, el Sevilla se hizo definitivamente dueño del juego. Practicando un fútbol rudimentario y sin transición por el centro del campo, el equipo, justito de fuerzas, sacó  la casta y con más voluntad que cabeza se dedicó a hostigar al Valencia a base de colgar balones que buscaban siempre a Kanouté y Luis Fabiano. En uno de esos  arreones, en el 86 Navas se trabaja un corner. Renato con toque de seda la pone en la olla donde nadie acierta a despejar y Squillaci con la caña preparada remata a la media vuelta a las mallas. Era el 2-1 y Nervión deliraba. La gente se frotaba los ojos porque el milagro estaba cerca. Cuando nadie daba ya un duro por el Sevilla, ahí estábamos, acariciando una nueva semifinal. Los diez minutos que restaban, el Sevilla los jugó como había que jugarlos; al “otro futbol”. Ni una sola ocasión crearon los “chés” gracias a los buenos oficios de los nuestros.

Ahora nos espera el Athletic de “Jokin” Caparrós. De nuevo se vuelve a dar una circunstancia idéntica a la del año 2007, cuando por aquel entonces tuvimos que jugarnos las semifinales  frente al Depor entrenado también por el utrerano de oro. Ojalá se salde la eliminatoria con el mismo resultado. El miércoles día 4 (o el jueves 5), cita de nuevo en Nervión para seguir haciendo historia. Por cierto, ya tenemos precios de las entradas para el duelo hispalense-bilbaíno: 15 euritos en gol, 20 y 25 en fondo y 30, 35 y 40 en preferencia.¡¡ A por ellos !!

Jugaron: Palop (2); Mosquera (2), Squillaci(3), Escudé(2), Navarro(2), Duscher(1), Romaric(1), Navas(3) , Adriano(sc) , Kanouté (2) y Luis Fabiano (1). Tambien participaron Capel (3), Renato (2) y Dragutinovic (s.c.)

La trilogía coruñesa

De momento van dos de dos. Ya se sabe que ganar al mismo equipo tres veces consecutivas en diez dias no es empresa fácil, máxime cuando ese equipo venía de hacer una racha excepcional de puntos en la liga. De ganar al Sevilla, se hubiera metido en puestos champions y a nosotros nos habría mandado al séptimo puesto. Casi ná lo que ha cambiado la cosa.

A poco que nuestro equipo y nuestro singular entrenador mantengan la actitud demostrada en la segunda parte del partido del domingo pasado, el pase a la siguiente ronda de la copa está asegurado.Incluso con el exigüo 2-1 que traemos de la ida.

Si Jimenez vuelve a sufrir un ataque de valentía y se va por el partido desde el pitido inicial, yo aseguro que el Sevilla compraría muchas papeletas para ventilarse al nuevo super Dépor coronando una trilogía inimaginable antes de comenzarla. Luego nos esperaría otro hueso como el Valencia que tiene muchas posibilidades de deshacerse del Santander tras el 1-1 del Sardinero.

Y como soñar es gratis y pensando  que a los chés de Joaquinito y compañía consiguieramos pasarlos por la piedra, en la siguiente ronda nos tendríamos que medir probablemente a Sporting de Gijón o Athletic de Bilbao que tambien han encarrilado sus eliminatorias frente a Valladolid y Osasuna respectivamente. Este cruce debería ser a priori mas fácil que el del Valencia.

Y si seguimos soñando y ganáramos esa eliminatoria con los norteños, ¿saben donde estaríamos?. Exacto, en la gran final.

Para recorrer todo ese camino, es imprescindible que mañana, Jimenez demuestre que es mejor estratega que Lotina. El equipo comandado por el inexpresivo entrenador vasco  seguramente saldrá atrincherado, sin prisas,  con la mente puesta en hacer un contragolpe que le de el golito necesario para mandarnos pa Utrera. La réplica sevillista debe ser una apuesta sin ambajes por el futbol ofensivo y con el único objetivo de pegar primero y poner la eliminatoria casi imposible para los coruñeses.

Eso es lo que yo haría. Pero claro, ni yo soy Jimenez, ni soy entrenador.

Mañana, como muy tarde a las 23h sabremos si tendremos que seguir rascándonos el bolsillo durante algunos miercoles mas. Ojalá.

La cara nueva de la convocatoria la constituye el charrúa Chevantón que parece recuperado al fin de su rodilla. Toquemos madera.

El partido se jugará a las 20h. en Riazor y será televisado por ppv ( o por www.rojadirecta.com que tiene menos nitidez pero es mas barato)

Suerte y al toro.