Sustanciosa prima de la UEFA por las vacaciones de Palop “en la sierra”

La disolución del “incómodo” G-14, grupo que aunaba a las potencias futbolísticas europeas para reclamar sus derechos, le costó a la UEFA la instauración de unas cantidades a percibir por cada club, en concepto de cesión de sus internacionales. Hoy se ha publicado la lista de premios para cada entidad, una vez que la recaudación por el campeonato se ha calculado en unos 43 millones de euros.

La presencia de Andrés Palop en Austria, aunque no llegó a disputar un sólo minuto, le reporta al Sevilla un total de 306.693 euros, lo que le convierte en el séptimo club español en este ranking por detrás de R. Madrid, Barcelona, Valencia, Villarreal, Betis y Mallorca en ese orden. La cantidad a recibir por cada equipo no solo responde a la cantidad de futbolistas aportados, sino también al número de días que cada uno permaneció concentrado, lo que ha ayudado a aumentar el dinero a percibir por los nuestros.

El gordo ha sido para el Werder Bremen, que se lleva la nada despreciable cifra de 1.093.000 euros del ala. Detrás, equipos de la élite continental como Olympique Lyon, Bayern, Arsenal, Chelsea, Panathinaikos y el propio Real Madrid. La lista la podeis consultar en este enlace.

En lo que se refiere a federaciones, sorprende que la más beneficiada sea la alemana, única que supera los cinco millones de euros que van a parar a las arcas de Ángel María Villar.

A esta “roja” nos la han cambiado

Ya cuando fue capaz de ganarle por penaltis a la selección con más suerte del mundo supimos que algo raro pasaba. El baño que la selección española acaba de darle a Rusia confirma que este año puede ser de una vez, que España puede enterrar los fantamas y levantar un campeonato europeo que están hartos de conseguir todas las categorías inferiores.

Estaba claro que algo no cuadraba cuando desde la sub-16 hasta la sub-21 todos los combinados nacionales eran favoritos en cada torneo. Por fin parece haber llegado una camada de chavales que pueden hacer algo grande con la selección. Lo de esta noche ha sobrepasado todos los pronósticos. Los rusos no pusieron en apuros a los nuestros en ninguna ocasión a Iker Casillas, o para ser rigurosos sí que lo hizo en el minuto 88 y el mostoleño respondió con un paradón.

La segunda parte de España fue para enmarcar, lo único que falló fue Fernando Torres, que de haberse marchado en el descanso hubiese permitido un resultado mucho más amplio. Después de fallar cinco o seis ocasiones fue sustituido por Güiza, que la primera que cazó la mandó dentro.

Ahora queda lo más importante, lo del domingo. Alemania espera otra vez en Viena y a nadie le da la impresión de que sea el equipo más duro con el que España se vaya a ver las caras en esta Eurocopa. Para terminar, una reflexión. Un servidor ha visto una hora del programa previo al partido para intentar meterse en ambiente, pero al empezar nada de nada. Ahora estoy contento, pero no es ni el 1% de lo que sentí cuando el Sevilla se metió, por ejemplo, en cuartos de la primera UEFA contra el Lille.

2-0: Francia despide a su generación de oro por la puerta trasera

La participación de “les bleus” en la presente edición del Europeo de fútbol ya es pasado. Los de Raymond Domenech se vieron superados por Italia tras un claro penalti sobre Luca Toni a los 25 minutos de juego, que además supuso la roja directa para el barcelonista Abidal. Por si fuera poco, unos minutos antes se había retirado con una lesión posiblemente muy seria, Frank Ribery.

El penalti transformado por Pirlo supuso una losa demasiado grande para Francia, que además tuvo suerte de no encajar la sentencia en el posterior arreón de la selección azzurra. El descanso no traería demasiados cambios en el guión, pues Italia se dedicó como siempre a no cometer riesgos y los galos querían pero no podían. Cuando menos lo merecía, Italia obtuvo definitivamente el billete para cuartos con un tanto de rebote introducido por Henry a tiro de falta de De Rossi.

A todo esto hay que sumarle que Holanda no cumplió con las especulaciones y se deshizo sin problemas de Rumania por 2-0, dejando a los amarillos también fuera del torneo. La naranja digital se verá las caras con Rusia o Suecia el sábado, y un día después España tendrá difícil romper el maleficio de esta ronda de cuartos ante los transalpinos.

Los Makelelé, Thuram, Vieira, Sagnol, Henry y compañía, que lograron un campeonato (1998 ) y un subcampeonato mundial (2006) además de una Eurocopa (2000) se despiden de la selección con un sabor demasiado amargo para lo que merecían. Otros como Benzema o Nasri son el futuro de Francia, aunque será difícil que se acerquen a los éxitos cosechados por la generación que se va.