Valencia CF 2; Sevilla FC 0. Mal empezamos

Por lo visto en la pretemporada no se presumía hoy un cambio muy significativo en el juego sevillista pero siempre queda la esperanza de que con el inicio del fuego real, los tuyos pongan un poquito más de interés. Nada de eso; con decir que el primer tiro a puerta del Sevilla se ha producido en el minuto 83 y con 2-0 en contra, está dicho todo.

Salía el Sevilla con el mismo equipo de la temporada pasada. Palop (1), Konko (1), Squillacci(2), Escudé(1) y Navarro(1) en defensa; Duscher(0), Romaric(0) en medio con Navas(1) y Perotti(1) en bandas y Kanouté(0) y Luis Fabiano(0) arriba. En la segunda parte intervinieron Zokora(1) por Romaric, Negredo(sc) por Perotti y Koné(sc) por Luis Fabiano.

Resulta complicado hacer una crónica de lo que hemos presenciado hoy en Valencia. Yo he visto el partido por internet porque no me decido por ninguno de los dos nuevos canales de pago que han nacido este año; Canal + liga y Gol TV. Y creo que voy a seguir viéndolo por internet porque vaya tela, telita lo que nos ofrece nuestro equipo. Absolutamente plano, sin ritmo. Necesitamos tocar 52 veces el balón para llegar arriba. Los jugadores permanecen siempre estáticos esperando el pase del compañero y así es imposible sorprender al rival. Ni siquiera el pésimo estado del terreno de juego ni la expulsión de Kanouté son atenuantes de un juego tan primitivo como el exhibido esta tarde. Yo me he retrotraído al estilo de futbol que se practicaba hace 20 o 30 años, mucho menos físico y sobre todo mucho más lento que lo que se necesita hoy.

No pretendo hacer sangre porque se trata del primer partido oficial y habrá que dar tiempo al tiempo pero tengo que decir que este equipo no juega a nada. Y no juega a nada por dos razones desde mi punto de vista. Primero porque el estilo de juego que impone el entrenador no propicia un juego vistoso y creativo, y segundo porque no hay nadie, repito, nadie, que sea capaz de crear algo de juego. Da igual que se juegue con un delantero, dos o tres. No pueden llegar  balones arriba porque el manijero simplemente no existe. Pero una condición sin la otra, no sirve, ojo. El mediocentro organizador debe venir pero con la condición de que el técnico cambie radicalmente su concepción del juego.

Antes de la expulsión de Kanouté al filo del descanso, el Sevilla tocó mucho el balón pero repito y no me canso, sin profundidad ninguna. Se limitó a controlar al Valencia mediante pases cortos en defensa y mediocampo. Al igual que el año pasado, seguimos fiándolo todo a las segundas partes en la creencia de que uno de los de arriba capturará una pelota perdida y la enchufará. Lo malo es que te pase lo de hoy, que te echen a un jugador y a tomar por allí toda la estratégia. Si malo fue lo visto antes de la expulsión, peor resultó comprobar que no hubo reacción trás encajar el gol. Encefalograma plano. Ni siquiera la inclusión del esperado Negredo cambió el panorama lo más mínimo. Para colmo de cosas inexplicables, Miguel , el lateral valencianista que tenía una tarjeta, se vio libre de toda presión cuando sustituyeron a Perotti. En lugar de intentar forzar la segunda, le dejamos sin nadie a quién marcar. Me lo expliquen.

El Valencia no es que haya sido un equipo espectacular, ni mucho menos. Con lo poquito que ha hecho le ha sobrado y bastado para pasarnos por encima. Pero eso, lejos de confortarnos debe servir de preocupación porque es indicativo de lo poco que necesitan hacer los contrarios para ganarnos. El resultado podría haber sido aún peor si Palop no neutraliza otras dos ocasiones claras que tuvieron los chés a tiros de Pablo Hernandez y Silva.

La no inclusión de José Carlos en la convocatoria ya indicaba mucho sobre el planteamiento que íba a hacer hoy Manolo Jimenez. Por cierto, que el técnico sevillista ha dicho en la rueda de prensa que el partido íba para empate hasta la expulsión de Kanouté y que Marchena puso mucho de su parte para que el Malí viera la segunda amarilla. Yo , sinceramente, creo que las dos tarjetas fueron justas. Tan justas como injusto fué que no la viera Alexis en una jugada similar con Navas minutos más tarde. Tambien se le preguntó a Jimenez por la no presencia en el equipo inicial de Zokora y sobre lo que pretendía con Duscher y Romaric como titulares, a lo que el técnico respondío de no muy buena forma con un rotundo “¡ganar el partido!”. La tantas veces pregonada ambición de Jimenez deberá esperar a mejor ocasión.

En fin, pasemos página en la esperanza de que como ya ocurriera otras muchas veces la temporada pasada, el equipo enderece el rumbo trás este traspié. Seguramente mañana veremos las cosas de mejor color.

Posadata: en un post anterior hablaba yo de que a veces es mejor ceder a un jugador por mucho que haya costado aunque toque pagar parte de la ficha. Ponía precisamente el ejemplo de Ever Banega, que tuvo que salir cedido el año pasado al Atco. Madrid y este año ha vuelto para ser hoy el mejor del partido.

¡¡Vaya agresión criminal!!

Estaba viendo el partido R. Madrid- Getafe por  Canal Plus y no he podido evitar montar en cólera tras ver la salvaje agresión de Pepe a Casquero. El animal del Madrid no se conforma con hacerle penalti sino que una vez que Casquero cae al suelo, se lía a patadas con él. Cuando los compañeros de Casquero acuden a pedirle explicaciones, le da un puñetazo a Albín . Si esto lo hacen Javi Navarro o Pablo Alfaro no juegan más al fútbol en su vida. Estoy esperando con ansiedad la sanción que le cae a esta mala bestia. A buen seguro que contra nosotros no estará ni Pepe ni Robben por lesión ni Higuaín por acumulación de tarjetas. No te  pierdas la agresión y pincha aquí.

RCD Espanyol 0; Sevilla FC 2. Así sí, Sevilla

Otra cara muy distinta del Sevilla hemos visto hoy en Montjuic. Desde los primeros minutos se notaba que los jugadores habían salido con ganas de hacer algo importante. En contra de lo habitual, el equipo no jugó a especular con el reloj y aunque el juego no era demasiado vistoso, el correcalles de idas y venidas en que se desarrollaba el partido, tenía un balance ofensivo claramente favorable a los nuestros.

Hasta dos balones estrellamos en los postes antes de que entrara el primer gol. Primero fue Renato de certero cabezazo y más tarde Romaric, que chutó, rebotó en un defensa y Kameni sacó una mano milagrosa para desviar el balón que se colaba. El Sevilla amenazaba pero no pegaba. Incluso se pudieron poner las cosas muy feas si Coro acierta a meter alguno de los dos remates claros que hizo a puerta vacía con Palop batido. David Prieto, en un alarde de reactividad sacó ambos remates, el primero con la pierna y el segundo y mas increíble con la cabeza desde el suelo.

A los pocos minutos de esto, vino la jugada mas determinante del partido. Lola entró por detrás a Capel que se escapaba como una flecha y el árbitro que le mostraba la segunda tarjeta amarilla. El Sevilla tenía 25 minutos por delante para intentar llevarse el partido. Confieso que pensé que nuevamente tiraríamos por la borda esta ventaja numérica porque durante los primeros minutos con un jugador más no conseguíamos encontrar vías de penetración.

En un alarde de valentía, Jimenez sacó del campo a Fernando Navarro, que estaba además tocado y metió en el campo a Adriano Correia. A partir de aquí, los ataques fueron más incisivos porque Adriano empezó a abrir brecha por el centro creando ocasiones cada vez más claras.

El segundo cambio también fue valiente. Salía Diego Perotti, la que puede ser nueva perla de la cantera sevillista y el argentino que no desaprovechó la oportunidad. Se movió con desenvoltura y desparpajo en la línea de tres cuartos. Poco se notaba que era su primer partido con el equipo A y dió un aire más fresco al ataque.

Para colmo de satisfacciones,  la conexión Navas-Kanouté comenzó a funcionar como otras muchas tardes de gloria. El maliense que había realizado un mas que discreto partido hasta el momento, cazó un deficiente centro de Navas y la enchufó a la red a falta de 7 minutos. 0-1 y ahora se trataba de jugar inteligentemente.

Pensando que Jimenez apostaría ahora por amarrar el resultado, me frotaba yo los ojos cuando ví que José Carlos, el otro debutante del filial, entraba en el campo a falta de 5 minutos mas la prolongación. Hablan muy bien de este chaval de 21 años del que dicen que hace “cosas diferentes”. En el poco tiempo que tuvo, le vimos un par de magnificos desplazamientos en largo de banda a banda y al pié del compañero.

Con el tiempo casi cumplido, Navas vuelve a marcharse de su par con un toque sutil por encima, levanta la cabeza y ve como Kanouté entra en el segundo palo. El palaciego centra rasito, suficientemente fuerte para que no llegara el defensa y suficientemente flojo para que pudiera llegar Kanouté e hiciera el segundo. 0-2 y colorín colorado, este partido está ganado.

Pimera satisfacción que nos dan los nuestros en la segunda vuelta y no podía llegar en mejor momento porque los perseguidores habían reducido a cero la enorme ventaja de la que gozábamos hace solo unas jornadas. Hoy se notó mas frescura en el equipo al no haber partido intersemanal y sobre todo se apreció una mayor decisión desde el principio para luchar por los tres puntos. A ver lo que dura. Yo no puedo evitar ser escéptico porque estos arreones ya los hemos visto otras veces esta temporada y luego el equipo y el técnico han vuelto a caer en un racanismo decepcionante. Ojalá me equivoque.

Posdata: felicidades a Joan y al resto de sevillistas catalanes porque habrán disfrutado de lo lindo viendo la victoria de su equipo. Eso es hacer sevillismo.

Jugaron: Palop (2), Mosquera (2), Squillaci (3), David Prieto(2), Navarro (1), Fazio (2), Romaric (3), Navas (3), Renato (2), Capel (2) y Kanouté (2). Tambien participaron Adriano (2), Perotti (2) y José Carlos (2).

Sevilla FC 0; Racing Club 2. Sin convicción, sin ambición, sin…

Ya lo decíamos en la previa. Este partido tenía trampa. Y el Racing, que lo sabía, aprovechó al 200% sus opciones. Es el típico partido del que se sale con la impresión de que aunque hubieran jugado quince horas, el Sevilla no habría marcado un solo gol.

Desde el primer minuto, el equipo salió sin convicción, sin intensidad y sin ponerle lo que hay que poner en el campo. Resulta increíble los vaivenes de comportamiento que sufren los Jimenez’s boys. Parecía que no se jugaban nada en el envite, a pesar de ser una ocasión mas que propicia para, como dijo Jimenez en la rueda de prensa posterior, haber puesto tierra de por medio con sus perseguidores.

El Racing, muy bien posicionado, demostró mas ambición que los nuestros desde el pitido inicial. Zigic y Munitis con la inestimable ayuda del diminuto Pereira, traían en jaque a la defensa sevillista. El posicionamiento en el campo del equipo montañés ha sido de matrícula de honor. Muñiz tiene muy bien trabajado al equipo y en cuanto tienen ocasión, despliegan el juego por bandas buscando luego los centros al gigantón Zigic.

Tambien tienen perfectamente entrenadas las jugadas de estrategia. De hecho, los dos goles han venido en jugadas a balón parado. Faltas sacadas por Munitis y remates de Zigic. En el primero de los goles logró salvar Palop en primera instancia pero la dejó muerta para que un jugador santanderino la empujara sin oposición. En el segundo, Zigic le ganó por la mano a Kanouté que no ha tenido precisamente su mejor día. En el campo me ha parecido que Freddy jugaba  mermado por su lesión del hombro. Ni siquiera su correr era natural.

Otro negado ante el gol ha sido Luisfa. Vaya partidito del brasileño. Ha fallado goles inverosímiles. Daba la impresión de que se pusiera como se pusiera, hoy no metía un gol ni con el portero amarrado.

Hasta cinco delanteros llegó a poner sobre el campo Jimenez, yendo en contra de su propia teoría que yo comparto y que dice que no por poner muchos delanteros se crean mas ocasiones. A mi modesto entender, cuando estás en superioridad numérica, lo adecuado es tocar y tocar y hacer paredes para llegar hasta el área con el balón jugado. Y para eso se necesitan centrocampistas, que es justo lo que no teníamos. Por contra, la mayoría de las veces el balón llegaba a los dominios de Toño a base de centros buscando a Kanouté y Luis fabiano. El problema es que hoy había muchisima altura en la defensa rival con César Navas (1,96 ) y la ayuda de Zigic (2,02).

Mal partido del equipo en general con una falta de creatividad tremenda. Una vez mas, los nuestros no han sabido desmontar el fortín bien organizado que plantó el rival. Ni con once, ni con diez ni áunque hubieran dejado al Santander con ocho. No sé si se debía a que estaban reservando fuerzas para el jueves pero el Sevilla, jamás dio la impresión de poder sacar adelante este encuentro. Es el cuarto partido que perdemos en liga y el tercero en casa. Digno de ser analizado.

Lo malo de esta derrota, mas allá de los tres puntos volados, es que a los aficionados nos quedan pocos argumentos para volver a coger la bufanda, el chubasquero y rascarnos de nuevo el bolsillo para acompañar al equipo el jueves. Tan escasa es la confianza que se tiene en las posibilidades de pasar la eliminatoria.

La mayoría de los asistentes hoy al estadio se marcharon antes de tiempo, y los que se quedaron lo hicieron únicamente para regalar una pitada de campeonato al final. Mal bajan las aguas por Nervión. Los ánimos andan por los suelos y el equipo no transmite nada o casi. A ver que pasa el jueves.

Por los nuestros jugaron: Palop (1); Navarro (2), Escudé (1), Squillaci (1), Dragutinovic (1), Romaric (1), Renato (1), Capel (2), Adriano (2), Luis Fabiano (1) y Kanouté (1). En el segundo tiempo entraron; Chevantón (1), Pukki (1) y Maresca (1).

Deportivo LC 1; Sevilla FC 3. Con todo en contra, lo consiguió a la contra

Si pinchas en el siguiente enlace podrás ver videos de cada gol. Por cierto, vaya golazos, los tres nuestros.

Crónica:

Gran partido del Sevilla en La Coruña, en el segundo de los tres asaltos ante el equipo coruñés que de momento va 2-0. Cuando no hay nada que criticar los críticos se callan, por lo que no hay demasiado que objetar hoy a Jiménez. Quizá sólo que prefiriese a Maresca en lugar de Kanouté, aunque no tenía porqué saber como saldría del campo el italiano. Ante un Deportivo en racha, acabó aburriendo a la afición blanquiazul con un festival de efectividad que hacía del resultado mera anécdota con respecto a lo que se vio. Pero como la valentía también se premia, el Sevilla encontró el tesoro de los tres puntos al optar por no encerrarse a achicar balones desde el 1-1 hasta el minuto 94.

Todo empezó como últimamente en Liga y siguió mucho peor que últimamente en Liga. Pero; ver para creer, terminó mucho mejor de lo que el más optimista de los sevillistas podía vaticinar dadas las circunstancias. El equipo volvió a mostrarse como un grande a pesar de que Maresca se lo puso muy difícil con una estúpida autoexpulsión. Sin embargo, la segunda parte fue mucho más de lo que esperábamos. Con un gol en contra y un futbolista menos, una más que esperable sentencia gallega dejó paso a una auténtica revolución comandada por Kanouté.

El malí se quedó en el banquillo por estar supuestamente tocado, y Jiménez optó por Maresca en el mediocentro para adelantar a Renato. Sin embargo, el italiano volvió a demostrar que no está a la altura esta temporada y se fue del partido de motu propio. La primera parte es fácilmente resumible con un Sevilla que recordó a las primeras partes de Mallorca y Osasuna.  Al contrario de esos partidos, Palop se tragó un a priori fácil disparo de Bodipo que supuso el uno a cero. Para terminar de “bordarlo”, la ya comentada expulsión de Maresca al dar un claro codazo sin balón a Guardado justo delante de los morros de Rubinos. Al descanso con mala imagen, mala cara y pocas opciones de sacar algo.

En la segunda parte, Jiménez recapacitó y se pensó mejor la gravedad de la supuesta lesión que dejó a Kanouté en el banco. La pantera rosa sustituyó a Crespo y Adriano bajó al lateral diestro. Y sin que diera tiempo a sentarse, primera conexión Freddy – Luisfa y empate que te crió. El brasileño mandó a la red un balón muy complicado que Aranzubía no pudo ni intuir. Lógicamente, el equipo volvió un poco atrás pero nunca hizo ascos al contragolpe, motivo por el cual se consiguió la proeza.

Hasta seis ocasiones del Depor hacían más que factible que el sueño se terminara desvaneciendo, pero Palop estaba dispuesto a volver a ser el de las grandes ocasiones. El Sevilla no llegaba. No le hizo falta, porque para cuando lo hizo a doce del final tuvo la mayor de las punterías. Contra de libro que termina en un centro largo de Capel, que había sustituído a Luis Fabiano. El balón no llega a Kanouté, que tiene que ir al corner opuesto a buscar el cuero. Desde allí la puso de lujo para Renato, quien rodeado de cuatro defensas remató en plancha a placer el segundo.

Si Palop había sido clave hasta entonces, se terminó de salir con dos espectaculares acciones. Sergio y Juan Rodríguez  las disfrutaron, pero se encontraron con el crack de La Alcudia que se resarcía de su fallo en el gol. La situación era muy parecida a la que precedió al 1-2, y terminó de la misma manera. Otra contra que deja a Navas completamente solo. Junto al palo zurdo de Aranzubía ve la llegada de Capel, que ya en el descuento cierra la cuenta para firmar la segunda victoria liguera  en La Coruña en 55 años. Aunque en Copa nos ha ido algo mejor allí, no haríamos mal en confirmarlo el miércoles. Cualquier empate vale, pero mejor si la actitud se parece a la de hoy.

En cuanto a Jiménez, no creemos ni que él esperara tal vuelco en un partido que se iba. Aunque el último cambio de Escudé fue totalmente de la casa, hay que valorar las más que relevantes sustituciones con las que puso en el campo a Kanouté y Capel.

Por el Sevilla jugaron: Palop (2), Crespo (1), David Prieto (1), Squillaci (2), Navarro (2), Maresca (0), Romaric (1), Navas (3), Adriano (2), Renato (2) y Luis Fabiano (2). También jugaron Kanouté (3), Capel (2), Escudé (s.c).

Mallorca 0 – Sevilla FC 0. Sin chispa pero segundos

Que nadie se confunda con el título porque está puesto en plan irónico y en honor de los que se conforman con sumar.

Si no supiéramos de antemano que se trataba de la liga BBVA diríamos que habíamos visto un partido de solteros contra casados. Estoy por pedir la devolución del dinero a Digital +. Dos únicas ocasiones de peligro nuestras; la primera un cabezazo de Capel que le quita el remate a Luis Fabiano, mejor colocado y el balón se estrella en el larguero. En la segunda, un tiro duro de Romaric que ataja Lux con una buena parada. Por parte del Mallorca una sola ocasión de gol. Centro de Aduriz , Palop que calcula mal la salida y el cabezazo de Arango se marcha milagrosamente fuera.

El 99% del partido se ha jugado en el centro del campo en una auténtica exhibición de centrocuentismo.  La primera mitad ha sido un muermo absoluto hasta el punto de que se me ha escapado alguna que otra cabezadita. Ni Mallorca ni Sevilla han ofrecido nada digno de mención. Parecía que nadie se jugaba nada. El bajón anímico de Génova, mezclado con la perspectiva de las vacaciones se ha notado en exceso hoy en Son Moix.

Para colmo de despropósitos, en el minuto 61 fue expulsado Manolo Jimenez, suponemos que por protestar. Ni siquiera la entrada de Kanouté en el 60 consiguió dar algo de mordiente al equipo. Bueno, de los cambios mejor no hablar. Sacar del campo a Capel para meter a Kanouté desplazando a Romaric a la banda izquierda y a los pocos minutos quitar a Romaric para sacar a Adriano no tiene ningun sentido. ¿Y la entrada de Fazio ? Supongo que sería para amarrar el empate. Una vez mas, los cambios siguen siendo asignatura pendiente para el técnico.

Esa es toda la crónica que se puede hacer porque la pachanguita no dió para mas. Dos semanas de descanso ahora para reflexionar e intentar poner en orden las ideas con el Dépor en el horizonte de la Copa. Por cierto, los gallegos le han endosado hoy cuatro chicharros al Recre y vienen apretando de lo lindo. 

Lo mas preocupante no es el hecho de que seamos el equipo menos goleador de los seis primeros sino que hay una falta de chispa evidente. Confiemos que  a la vuelta de los turrones vengamos todos con mas ganas. Por buscar algo positivo, decir que salvo que el Villarreal haga la hombrada de ganarle al Barça, acabaremos definitivamente el 2008 como segundos clasificados. Los resultados siguen siendo espectaculares aunque las sensaciones no vayan en consonancia. Al que se conforme con eso, ¡¡enhorabuena!!

Jugaron: Palop (1), Crespo(1), Squillaci (1), Escudé(1), Navarro(1), Duscher(1), Romaric(1), Navas(1),Capel(1), Renato(1) y Luis Fabiano (0). En la segunda parte participaron Kanouté (0), Adriano (1) y Fazio (s.c.). No puedo dar ni un solo 2 porque nadie se ha hecho merecedor de una puntuación tan alta . Tan solo Navas se acercó.

R.Madrid 3-Sevilla FC 4.Cúmulo de sensaciones con final feliz

Todavía tengo el corazón en la boca. Partido loco en el que pudo pasar de todo y en el que casi no nos dio tiempo de pasar de la esperanza a la alegría, luego el temor, decepción y otra vez alegría para celebrar una victoria en un estadio casi  inexpugnable para nosotros.

Ganamos demostrando una gran pegada en la primera parte, pero sin olvidar el espíritu conservador que casi nos cuesta una derrota ante una grada enfervorecida. Todo empezó de la mejor manera, con un golito de Adriano a los dos minutos que  incendiaba al ya de por sí calentito respetable del Bernabéu. Sin embargo, poco nos duró la alegría y Raúl empató al rematar una falta en la que Konko no estuvo demasiado avispado. Aún así y sin que sirva de precedente, Jiménez estaba dispuesto a atacar las críticas con hechos y demostrar que el suyo no es un equipo defensivo.

El gran protagonismo de Romaric y las incorporaciones de Renato permitían un fútbol dinámico que complicaba las cosas al Real Madrid. Y casi en la segunda llegada, falta que bota Renato y después de que pase de todo en el área, Romaric la manda a la red de cabeza. Sorpresivo comienzo de un partido que se ponía muy de cara para dar la campanada en la capital. Aunque Squillaci pudo ser expulsado por un claro puñetazo a Gago, hasta el árbitro parecía por la labor de que nos llevásemos el premio, algo que se acentuó con el tercer gol. Centro desde la izquierda, barullo en el área y un rechace para que Kanouté haga lo que mejor sabe, definir en el área pequeña.

La ventaja era de ensueño en el descanso, y la inoperancia e impotencia del Madrid invitaban a seguir creyendo y mordiendo. Pero, ay amigo, los instintos reservones volvieron a aparecer para desgracia del sevillista de a pié. El equipo sálió con la idea de que ya estaba bien por hoy y le pudo costar muy caro. La banda de Schuster no tardó en encerrarnos en el área y el público dejó de pensar en Calderón: combinación fatal.

Primero Higuaín con un buen disparo ajustado desde fuera del área (pasividad en la marca mediante), acortó distancias y nos hizo imaginar lo que no tardaría en llegar. Dos minutos después, a balón parado el empate, con un cabezazo de Gago sin oposición. Lo que todos sabíamos pero Jiménez se resistía a pensar acabó ocurriendo y el partido se nos iba, porque quedaban 25 minutos y los blancos querían más. Pero afortunadamente Robben demostró demasiado su ira por un posible penalti a Higuaín y le dio un plantillazo a Duscher que le supuso la segunda.

Ahora sí, que casualidad, el Sevilla recordó que su rival era Casillas y no el Pipita, lanzando un par de contras y estirando líneas. En una de ellas, a cinco del final, Kanouté centra desde la derecha y Renato cabecea solo entre dos centrales. Nuevo vuelco a un partido en el que se acabó haciendo justicia, pero en el que no se podrían buscar culpables externos de no haber conseguido los tres puntos.

El árbitro, de once, pues el Marca lo da como auténtico artífice de la derrota madridista. Con eso se dice todo.

En  el apartado de valoraciones , destacar el partidazo de Palop y la tremenda aportación de Renato delante y como engarce con los centrocampistas. Una vez mas se demuestra que lo importante no es poner muchos delanteros sino hacer que lleguen muchos balones a la olla. Muy destacable tambien la seguridad defensiva que aporta Squillaci. Javi Navarro puede retirarse tranquilo porque la plaza está bien cubierta.

Ahora que he recuperado la normalidad del pulso, recordaros que ya estamos de nuevo en puestos champions y que el  Tourmalet tenemos que coronarlo con una victoria ante el Villarreal si o si.

El Madrid, visto lo visto debería conformarse con no salir  humillado del Camp Nou. Otra cosa sería soñar. Hasta el propio Schuster ha declarado en rueda de prensa que: “Ahora mismo no es posible ganar en el Camp Nou”. El alemán es para echarle de comer aparte y sale a titular por declaración.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (3), Konko(2), Squillaci(3), Escudé(2), Fernando Navarro(2), Duscher(2), Romaric(2), Navas(2), Adriano(1), Renato(3) y Kanouté(2). También jugaron Capel(1), Fazio(2) y Dragutinovic(s.c.).

Sevilla FC 0-Barça 3. Dos partidos en uno

Acabo de llegar a casa y todavía no he podido ver la repetición de las jugadas conflictivas. Aún asi, aquel que quiera ampararse en el posible penalti no pitado a Kanouté, o el fallo de este cuando lanza al larguero con todo a su favor o a la expulsión de Luis Fabiano, creo que se equivoca.

El Sevilla ha perdido el partido por dos razones. La primera porque ha demostrado que es inferior a este Barcelona  y la segunda y mas grave, porque incomprensiblemente le ha entregado el balón en la segunda parte renunciando al ataque.

Desgraciadamente, mis presagios se han cumplido. Unicamente tuvimos opciones cuando le tratamos de tu a tu.

Aqui te dejo un amplio resumen del partido.

Aún estoy intentando explicarme ese cambio radical que sufre el equipo tras el descanso.

De salida vimos un Sevilla presionando muy bien arriba y un Barcelona con Xavi moviendo la pelota de lado a lado en defensa pero sin saber cómo romper el muro sevillista. La pelota tenían que sacarla Piqué y Marquez a pelotazo limpio para que los delanteros la vieran .

Como sería la cosa que Messi estuvo desaparecido durante 45 minutos. Hacía mas de un año que no veíamos esa actitud positiva que tantas alegrias nos dió. La grada cantaba y jaleaba al equipo como en las grandes ocasiones.

El Sevilla entró sin complejos en el intercambio de golpes y de hecho, a poco que nos hubiera sonreido la fortuna debímos irnos al descanso con un par de goles a favor. Por contra y tras un rebote de auténtica mala suerte fue Etoo el que la enchufó por la escuadra en la única ocasión blaugrana hasta ese momento.

Sin embargo y repito, INCOMPRENSIBLEMENTE, todo es volver de la caseta y dar el tipico pasito atrás. Volvimos a juntar filas y  recular de tal manera que en muchos momentos acumulábamos a los diez hombres delante del área propia.  El Sevilla parecía mas preocupado de no encajar el segundo que de buscar el empate.

Resultaba chocante ver a Kanouté viniendo a buscar balones a la defensa e  intentando  organizar el juego. Si Kanouté tiene que organizar ya me dirán quién va a rematar luego.

Jimenez justificó ese cambio de actitud diciendo que lo que ocurrió fue sencillamente que el Barça nos arrolló y nos obligó a recular. Yo no estoy muy de acuerdo. Creo que se lo pusimos demasiado fácil.

Si al Barça le das la posesión y además el árbitro y sobre todo el ínclito auxiliar, “Fermin el del banderín” (reencarnación de “Rafa no me jodas”), nos frenan las pocas acasiones que creamos, el resultado es el que ya conoceis. Aparece una pulguita que responde al nombre de Messi y te la lia en un santiamén. 

El argentino hizo encaje de bolillos con la defensa sevillista y nos endosó dos goles, el primero de ellos para enmarcarlo. El que todavía dude de que  se trata del mejor jugador del mundo es que tiene que hacerse revisar la chaveta.

Tras la exhibición de juego barcelonista y el poco punch de los nuestros, el desencanto de los aficionados fue de tal calibre, que por primera vez en muchisimo tiempo hemos vuelto a ver  a la gente abandonar las gradas diez minutos antes de que  acabara un partido.

Mala pinta tiene esto, pero no es momento de hacer leña del árbol caido. Ahora es cuando más unidos tenemos que estar en torno al equipo. De hecho tenemos un partido importantisimo el miercoles contra el Partizán que puede significar nuestro pase a la siguiente ronda de la copa UEFA.

Lo que si parece claro es que el Sevilla necesita un revulsivo si se quiere aspirar a Champions. A la dirección técnica corresponde encontrarlo y pronto.

Por el Sevilla FC formaron: Palop (2), Mosquera (1), Squillaci (3), Escudé (2), F.Navarro (2), Maresca (1), Fazio (1), De Mul (2), Adriano (2), Luis Fabiano (1), Kanouté (2). En la segunda parte entraron Capel (0), Romaric (0) y Renato (s.c)

Nota pos-post:

Una vez vista repetida la jugada del posible penalti a Kanouté tengo que decir que la falta existe pero es fuera del área. Debería haber supuesto la expulsión de Piqué porque era el último hombre. La mano que los impresentables comentaristas de La Sexta imputan a Kanouté es posterior al empujón y consecuencia del desequilibrio previo a la caida. Sin embargo Kiko y Valdano solo ven eso, la mano. Bochornoso partidismo en favor del poderoso y aún mas grave el menosprecio hacia el Sevilla que propagan estos tipos. No me vale que La Sexta pague religiosamente. Exijo respeto para los nuestros.

La expulsión de Luis Fabiano me parece justaBusquets va agarrando a Luisfa y este ni corto ni perezoso le arrea dos tortas. Nueva pérdida de papeles del brasileño que le impedirá jugar en Madrid y quién sabe si algún partido mas. Dicho esto, tambien me gustaría señalar que tengo muchas, muchísmas dudas de que en caso de ser al revés, Fermin el del banderín hubiese parado el partido para expulsar a Busquets

Sevilla FC 0-Málaga 1. El liderato tendrá que esperar

Escrito por Juan Antonio Venegas.

Algún dia tenía que ser. La racha de partidos invictos tenía que romperse alguna vez y desgraciadamente ha sido frente al Málaga CF. Y digo desgraciadamente por que no es un equipo que caiga especialmente bien por estas tierras. Los sevillistas nunca hemos tenido nada contra el equipo malacitano pero parece que en sentido inverso no ocurre lo mismo, y claro está, a fuerza de recibir insultos se te abre el apetito de revancha.

No sé de donde ha partido esa idea errónea de llamar “derbi” a los enfrentamientos entre Sevilla y Málaga. Ni por historia, ni por objetivos, ni por masa social, ni por estadio, ni por nada los sevillistas consideramos al Málaga como un rival al que nos produzca un gustito especial ganarle. El único derbi que juega el Sevilla es frente al equipo de la palmera y siempre será así. Pero bueno, allá ellos si así son felices. Para nosotros es un partido más, como si jugaramos contra el Numancia.

Entrando ya en el partido de hoy, no comparto los comentarios que he oido a la salida del estadio y que se manifestaban en el sentido de que el Sevilla había perdido porque había jugado mal. Yo he visto que el equipo ha jugado como siempre o dicho de otra forma, en la misma linea que mantiene desde que arrancó la liga. La diferencia es que hoy hemos tenido enfrente un equipo muy bien posicionado, que ha tapado todas nuestras vias de penetración y que se ha llevado un resultado que no habían ni tan siquiera soñado. Dos ocasiones claras y un gol. Las oportunidades del final, consecuencia de la desbandada sevillista en busca de la remontada y con un jugador menos no las considero.

Yo creo que Antonio Tapia planteó un partido para no perder. Tal y como se ha desarrollado el juego  estoy convencido de que el entrenador malaguista se ha pasado toda la semana estudiando al rival y la forma de contrarrestarlo. La suerte de los malaguistas es haberse encontrado con ese golito de Adrián que nos hizo remar rio arriba durante 80 minutos.

Para colmo, la absurda expulsión de Adriano vino a poner la guinda de un dia en que todo ha salido al revés.

Si analizamos jugador por jugador, uno de los pocos que se salvan de la debacle es Andrés Palop. Nada pudo hacer en el gol y salvó tres mano a mano increibles que hubieran provocado una derrota mas abultada.

 Crespo ha sido una nulidad tanto en defensa como en ataque. El extremo malaguista le ha hecho un roto en varias oacsiones. Además lo considero responsable directo del gol visitante porque se olvidó por completo del jugador que entraba por su posición y que finalmente hizo el gol. Lástima la inoportuna lesión de Konko ahora que estaba en linea ascendente.

Los centrales franceses han cumplido  bien pero el cuarto defensa, Fernando Navarro, ha estado bastante por debajo de su nivel habitual. Eliseu se le ha ido en numerosas ocasiones y eso no es algo normal en el defensa catalán.

El centro del campo de la primera parte ha estado muy flojito. A Maresca no se le ha visto nunca metido en el partido y Duscher tampoco aparecía demasiado.

Jesús Navas no era el de costumbre porque el lateral izquierdo le había tomado la medida. Parecía que sabía bien como frenar al ciclón de Los Palacios.

Adriano, muy flojo y acusando quizás el desgaste del jueves. En el sumun de la inmadurez se autoexpulsó en una jugada con el lateral Gamez al que propinó un codazo mientras disputaban un balón. Expulsión justa y merma importante de las posibilidades de remontar.

El Renato de hoy no ha sido tampoco el de los últimos partidos. No ha conseguido enlazar con Luis Fabiano salvo en contadisimas ocasiones y ha regalado varios balones al contrario, cosa rara en él.

A Luis Fabiano se le ha notado muchisimo la inactividad. Lo ha intentado pero a pesar de haber mandado una vaselina de lujo al larguero y haberse fabricado una jugada de ensueño dentro del área, no ha conseguido hacer  gol.

Los que han entrado como refresco solo mejoraron algo a sus compañeros. Romaric dió mas rapidez y verticalidad al juego, Chevantón lo intentó todo pero acusó mucho el mes que ha estado parado y Armenteros tuvo poco tiempo para cambiar algo.

En definitiva, un partido para pasar página y en el que se ha acusado en exceso el esfuerzo del jueves frente al Stuttgart y la plaga de bajas que viene soportando el equipo.

 A Manolo Jimenez se le siguen atragantando los equipos que hacen planteamientos inteligentes para frenar a nuestros jugadores mas desequilibrantes. Con todo, en ningún momento lo considero responsable de la derrota. La alineación me ha parecido acertada al igual que los cambios. Se trata simplemente de que el rival tambien juega y hoy Tapia le ha ganado la partida. De cualquier forma, yo me apunto a perder un partido cada seis meses. ¿Tu no?

 Ficha técnica:

Alineación:Palop(2),Crespo(0),Squillaci(2),Escudé(2),Navarro(1),Duscher(1),Maresca(0),Navas(1), Adriano(0),Renato(1) y Luisfabiano(1). En el segundo tiempo participaron tambien Romaric (2), Chevantón (1) y Armenteros(1).

1-0. Minuto 15. Adrián.

Minuto 67 ; expulsión de Adriano por un claro codazo a Jesus Gámez. Tambien vieron tarjeta amarilla; Duscher, Navas y Chevantón.