FC Barcelona 4; Sevilla FC 0. Informe de un suicidio.

Sacó Jimenez una alineación que jamás habria sido adivinada ni entre un millón de posibilidades. Ni los más conservadores hubieran apostado por un equipo con hasta siete defensas como puso en liza de inicio nuestro entrenador. A los habituales Konko, Drago, Escudé y Navarro sumó tres centrocampistas de corte defensivo, Stankevicius, Lolo y Marc Valiente. Con semejante alineación , el guión estaba más que escrito, Barcelona machacando el área como martillo pilón y los nuestros defendiendo con uñas y dientes con el culo pegado a Palop.

Habrá quién piense que el fin (el resultado) justifica siempre los medios (renuncia descarada al ataque) pero un equipo que pretende ser grande creo tiene que dar otra imagen, un poquito más ambiciosa. Con el esquema puesto en juego hoy por Jimenez, el técnico ha mandado claramente un mensaje en el que dice que prioriza la copa sobre la liga. Yo no digo que hubiera debido alinear a todos los titulares pero sí que una mezcla de titulares y suplentes un poquito más homogénea habria sido quizás más conveniente. Y es que por renunciar, renunció de entrada hasta a Capel, que no está precisamente cansado porque ha jugado bien poquito este año.

Con una alineación por tanto que no hacía presagiar nada bueno, fue el Sevilla capaz de irse al descanso sin encajar gol. El asedio sufrido por los nuestros fue resuelto con solvencia gracias a un Drago nuevamente inconmensurable y a un Escudé que se convirtió en el mariscal del área. Pero fue precisamente el fino defensa francés el que le echó una manita a los culés y casi recién iniciada la segunda parte despejó erroneamente un centro de Alves y la metió por toda la escuadra de Palop. Nuevo autogol de los nuestros que últimamente le han cogido gusto a fastidiar la vida al valenciano.

Con el primer gol encajado, el Sevilla se fue timidamente arriba. Marc Valiente que ténía tarjeta había dejado su puesto en el descanso a Duscher y José Carlos, sorpresivamente, también se quedó en la caseta sustituido por Capel. Para colmo de desgracias, Konko se lesionó (otro más) y fue reemplazado por Adriano con lo que el Sevilla se quedaba sin jugadores de refresco al cuarto de hora del segundo tiempo. Con este panorama el Barça seguía fustigando sin piedad  el area sevillista. A Palop le faltaban manos y piernas para sacar el aluvión de remates barcelonistas y claró está, tanto va el cántaro que en un pase interior de Xavi, el recién salido Pedrito la picó por encima del portero haciendo el segundo. A partir de aquí, la defensa se descompuso perdiendo la solidez de la que había hecho gala en el primer tiempo y las ocasiones se sucedían. Hasta el final, machaqueo permanente de una máquina de hacer fútbol llamada Barça con unos jugadores que en ningún momento han parecido acusar el esfuerzo del miércoles en copa. Los nuestros por contra estaban reventados, lo cual da mucho que pensar. El bajón físico de los defensas lo aprovechó Messi que lo había intentado de todas las formas posibles. Cazó  un balón centrado al area haciendo el tercero tras un control inverosimil al alcance solo de los mejores. Para rematar la faena, el argentino se fabricó el cuarto en jugada personal a falta de un minuto para el final demostrando tener un fondo físico envidiable.

Palop ha sido el mejor del equipo con diferencia y creo que con eso está dicho todo. La carita del portero era para verla, harto de ser bombardeado durante los noventa minutos por un planteamiento ultradefensivo desde la caseta. Y  Koné, ese supuesto jugador que sigue contando con la confianza del entrenador, ha vuelto a demostrar que está a años luz de Luis Fabiano, Kanouté o incluso Negredo. Pués vale, sigamos dándole minutos y restándole oportunidades a los Rodri o Carreño, que igual no marcan pero seguro que demuestran mas criterio que el marfileño.

Resumiendo, cuando se sale a no perder lo normal es hacerlo. Finalizo con un recordatorio para los amantes de las estadísticas; llevamos un parcial de cero puntos sobre doce. Mañana puede que acabemos séptimos u octavos. A pesar de todo, Jimenez mantuvo en rueda de prensa pos-partido que sigue confiando en quedar entre los cuatro primeros. Ya veremos.

Jugaron Palop (3+); Konko (1); Drago (3); Escudé (2); Navarro (2); Stankevicius (1); Lolo (2); Marc Valiente (2); Navas (1); José Carlos (2) y Koné (1). En la segunda entraron Duscher (0); Capel (1) y Adriano (1).

Anuncios

La cantera frente a la cartera

Desde que se inició este verano el famoso maratón de megafichajes madridistas, confieso que tenía ganas de escribir un artículo al respecto. Este propósito se vió acrecentado a raiz de leer un articulo en ABC firmado por Francisco Perez -pluma ágil y sutil donde las haya- que hacía referencia al agravio comparativo que se produce entre los clubes compradores, – por no decir, despilfarradores – a cuya cabeza del mundo mundial se encuentra este año el R. Madrid y los que no tienen mas remedio que basar su estrategia empresarial en trabajar y cuidar la cantera.

Confeccionar  plantillas a base de talonario tiene la ventaja de apostar sobre seguro. Por contra, genera indudablemente una gran insatisfacción entre los cientos de chavales que componen las categorías inferiores. Hagan lo que hagan, solo una mínima proporción de ellos tiene una remotísima posibilidad de llegar al primer equipo. Y no porque sean menos buenos que los foráneos, sino simplemente porque no son mediáticos. Los casos de Iker Casillas o Raúl constituyen raras avis en el esquema empresarial de los Florentinos de turno. Estoy convencido de que los aficionados de estos equipos son como los romanos imperiales. Necesitan sangre fresca permanentemente. Y si esta sangre viene de fuera, mas glamour, mas caché, mas disfrute. Nada importa que miles de familias estén pasandolas canutas para salir adelante mientras ellos tengan su ración semanal de espectáculo circense.

En el otro lado están los clubes que, bien por economía o bien porque confían en que se trata de la mejor opción y creen en ello a piés juntillas, emplean su dinerito en fomentar la cantera. En poner a cientos de chiquillos a trotar sobre un prado para que cada año, uno o dos de ellos lleguen a la élite. Aquí encontramos indudablemente a nuestro Sevilla, al Athletic, al Español e incluso al Villarreal, equipo este que tiene sembrada media España con jugadores procedentes de sus categorías inferiores. Ayer me alegré enormemente al escuchar la noticia de que un chavalín de dieciseis años, Muniaín, había debutado y marcado en la previa de la Europa league -extinta copa UEFA- con el Athletic. Un gol que además sirvió para que su equipo entrara en la fase de grupos con todos los honores. Y ya saben quién está al mando de la nave bilbaína, D. Joaquín Caparrós Camino, sevillista de nacimiento, de convencimiento y enamorado como pocos de la cantera. Otro más que se une a los Reyes, Capel, Sergio Ramos, Jesús Navas y tantos otros que el bueno de Joaquín ha puesto en el escaparate de la mejor liga del mundo.

Capítulo aparte merece el actual Barcelona. Los catalanes llevan muchos años  apostando fuerte por la cantera pero, al igual que los madridistas, sus aficionados necesitan de cuando en cuando un toque de distinción extranjero para no ser menos que los capitalínos – sin premio-. Los Messi, Piqué, Xavi, Iniesta, Pujol, Bojan, Pedro y compañía no han nacido por generación espontánea. Son fruto de muchos años de trabajo y de una cuidada planificación y selección de los técnicos de las categorías inferiores que cada año peinan la geografía nacional -española- en busca de lo mejorcito de cada casa. Y una vez conseguido, les inculcan los valores que creen mas adecuados para formarlos no solo como futbolistas sino sobre todo como personas.

El problema es que, como dice Francisco Pérez en su artículo, ambos grupos de equipos, los poderosos y los modestos, compiten por un mismo premio que se antoja bastante mas complicado para estos últimos. La descompensación es clara y manifiesta. Y lo malo es que en futbol no existe el handicap, que podría paliar esta desigualdad. La única solución como propone Pérez podría ser crear una especie de superliga europea donde Madrid, Barça, Milán, Juventus, Inter, Manchester, Chelsea, Liverpool, Arsenal, Bayern y algunos más  se batieran entre ellos en pos del cetro europeo de clubes. De esta forma, podrían dejarnos a los demas mortales optar a saborear algunas mieles que hoy por hoy nos están vetadas.

No crean que es tan descabellada la idea. Igual un dia no muy lejano la vemos en marcha.

 

De Ibra’s, Kakás, Ronaldos y otras estrellas del balompié patrio

Cuando el ciclón Ronaldo empezaba a amainar , al señor Joán Laporta -Juan Laporta como gusta llamarle Del Nido-  no se le ocurre otra cosa que ponerse a la altura del club de la gomina fichando por un pastón al sueco Zlatan Ibrahimovic procedente del Inter de Milán.

El 27 de Octubre de 2008 publiqué en este blog un post titulado “Zlatan Ibrahimovic, el jugador mejor pagado del mundo. Jamás imaginé que solo nueve meses después, el post llegaría a acumular la friolera de 2742 visitas. Y no es que yo fuera Rappel adivinando la repercusión que tendría al año siguiente el fichaje de Zlatan por el club catalán sino que hurgando por internet, me hice con un video de los mejores goles de la historia del futbol. Entre los mas de 200 goles que se recogían, el que más me impactó, por su belleza, lo marca un chaval muy joven que jugaba en el Ajax de Amsterdam a las órdenes del por entonces entrenador, Ronald Koeman. Ese joven era Zlatan Ibrahimovic y el gol, el motivo que me llevó a escribir el post.

Me gustó tanto que no pude evitar colgar el video del golazo para deleite del personal. En mi opinión, tiene ciertas similitudes con el famoso gol de Maradona a Inglaterra en el mundial 86 o el de Messi al Getafe porque regatea hasta siete veces a los defensas antes de introducir el balón. Pero hay una cosa que le hace diferente y a mi juicio más meritorio que los anteriores. La jugada la inicia parado, de espaldas,  avanza lentamente, sorteando -tirando al suelo diría yo- defensas rivales, a algunos de ellos por dos veces y termina engañando hasta al portero rival.

Yo no sé si meterá mas goles que Etóo, lanzará las faltas mejor que el pavo real Ronaldo o se  irá en velocidad de los contrarios mejor que Kaká,  pero lo que si os aseguro es que Ibrahimovic hace cosas “diferentes”. Cosas que nadie espera y cosas que a mi personalmente me encantan por lo que tienen de mágico. Cosas que durante una época allá por los 70, cuando no solo no ganábamos copas sino que ni siquiera sabíamos que existía la UEFA, hacían que yo asistiera al Pizjuán con la única motivación de ver las increibles fintas de Enrique Montero o los regates imposibles de Daniel “el terrible” Bertoni . ¿Cuanto costaría hoy una delantera como la que formaron Scotta, Montero y Bertoni ?

Volviendo al presente, deciros que a buen seguro que los aficionados españoles vamos a disfrutar -cuando no, sufrir en nuestras carnes- con las diabluras de este artista del balón. Aquí os dejo el vídeo del famoso gol.

Hoy toca revivir a la Liga. El domingo, sentenciarla

Pues sí, se podría decir que a expensas de lo que ocurra en el derbi de toda la vida, ese que ahora todos llaman “clásico”, en el Bernabéu, durante esta semana nos convertimos en los auténticos jueces del campeonato liguero. Después de la rocambolesca aunque recurrente remontada del Madrid ayer, esta noche nos toca ponernos el uniforme merengón y dar la campanada en el Camp Nou.

Lo de campanada no es porque el Sevilla no tenga plantilla para dar la cara en la ciudad condal. Eso se sobreentiende, aunque no tanto que saquemos algún punto del coliseo azulgrana. El último que lo hizo fue el Espanyol, durante aquella minipájara barcelonista que duró tres partidos. Desde entonces, nadie ha conseguido ni puntuar ni siquiera marcar un gol al líder ni en casa ni fuera.

Así en frío, sin pensar en que somos sevillistas y que nos sale de dentro mantener la esperanza, creer que sacaremos algo esta noche es prácticamente de locos. Más aún, si pensamos que de conseguirlo, le daremos alas a ese hombre que celebra los goles cual playmobil carretillero, es decir, (puede subir y bajar los brazos, pero jamás estirarlos).

No hay problema en eso, si ganamos y dejamos al Madrid a tres puntos del liderato, aunque no haga falta porque en La Castellana piensan que lo de ayer es la señal para otra Liga blanca, el domingo podremos redimirnos de nuestros pecados. Ahí, aunque la racha sea aún superior por parte del rival, sí que tengo serias esperanzas de pegarme un alegrón. Por todo, porque nuestra afición será la de las grandes ocasiones (más aún si cumplimos esta noche), porque el equipo necesita demostrar que también es fuerte en casa y porque ellos tendrán bajas de peso y muchísima presión encima.

Si el domingo por la noche hemos dejado cerrada una liga que abrimos por completo el miércoles por la noche, nuestro objetivo estará cumplido tal y como habíamos soñado, o mejor aún si me apuran. A todo esto, otros que tienen algo que decir son los amigos de Palmerín. A ver si para una vez que hace falta que ganen, van a hacer lo contrario esta tarde…

Sevilla FC 0-Barça 3. Dos partidos en uno

Acabo de llegar a casa y todavía no he podido ver la repetición de las jugadas conflictivas. Aún asi, aquel que quiera ampararse en el posible penalti no pitado a Kanouté, o el fallo de este cuando lanza al larguero con todo a su favor o a la expulsión de Luis Fabiano, creo que se equivoca.

El Sevilla ha perdido el partido por dos razones. La primera porque ha demostrado que es inferior a este Barcelona  y la segunda y mas grave, porque incomprensiblemente le ha entregado el balón en la segunda parte renunciando al ataque.

Desgraciadamente, mis presagios se han cumplido. Unicamente tuvimos opciones cuando le tratamos de tu a tu.

Aqui te dejo un amplio resumen del partido.

Aún estoy intentando explicarme ese cambio radical que sufre el equipo tras el descanso.

De salida vimos un Sevilla presionando muy bien arriba y un Barcelona con Xavi moviendo la pelota de lado a lado en defensa pero sin saber cómo romper el muro sevillista. La pelota tenían que sacarla Piqué y Marquez a pelotazo limpio para que los delanteros la vieran .

Como sería la cosa que Messi estuvo desaparecido durante 45 minutos. Hacía mas de un año que no veíamos esa actitud positiva que tantas alegrias nos dió. La grada cantaba y jaleaba al equipo como en las grandes ocasiones.

El Sevilla entró sin complejos en el intercambio de golpes y de hecho, a poco que nos hubiera sonreido la fortuna debímos irnos al descanso con un par de goles a favor. Por contra y tras un rebote de auténtica mala suerte fue Etoo el que la enchufó por la escuadra en la única ocasión blaugrana hasta ese momento.

Sin embargo y repito, INCOMPRENSIBLEMENTE, todo es volver de la caseta y dar el tipico pasito atrás. Volvimos a juntar filas y  recular de tal manera que en muchos momentos acumulábamos a los diez hombres delante del área propia.  El Sevilla parecía mas preocupado de no encajar el segundo que de buscar el empate.

Resultaba chocante ver a Kanouté viniendo a buscar balones a la defensa e  intentando  organizar el juego. Si Kanouté tiene que organizar ya me dirán quién va a rematar luego.

Jimenez justificó ese cambio de actitud diciendo que lo que ocurrió fue sencillamente que el Barça nos arrolló y nos obligó a recular. Yo no estoy muy de acuerdo. Creo que se lo pusimos demasiado fácil.

Si al Barça le das la posesión y además el árbitro y sobre todo el ínclito auxiliar, “Fermin el del banderín” (reencarnación de “Rafa no me jodas”), nos frenan las pocas acasiones que creamos, el resultado es el que ya conoceis. Aparece una pulguita que responde al nombre de Messi y te la lia en un santiamén. 

El argentino hizo encaje de bolillos con la defensa sevillista y nos endosó dos goles, el primero de ellos para enmarcarlo. El que todavía dude de que  se trata del mejor jugador del mundo es que tiene que hacerse revisar la chaveta.

Tras la exhibición de juego barcelonista y el poco punch de los nuestros, el desencanto de los aficionados fue de tal calibre, que por primera vez en muchisimo tiempo hemos vuelto a ver  a la gente abandonar las gradas diez minutos antes de que  acabara un partido.

Mala pinta tiene esto, pero no es momento de hacer leña del árbol caido. Ahora es cuando más unidos tenemos que estar en torno al equipo. De hecho tenemos un partido importantisimo el miercoles contra el Partizán que puede significar nuestro pase a la siguiente ronda de la copa UEFA.

Lo que si parece claro es que el Sevilla necesita un revulsivo si se quiere aspirar a Champions. A la dirección técnica corresponde encontrarlo y pronto.

Por el Sevilla FC formaron: Palop (2), Mosquera (1), Squillaci (3), Escudé (2), F.Navarro (2), Maresca (1), Fazio (1), De Mul (2), Adriano (2), Luis Fabiano (1), Kanouté (2). En la segunda parte entraron Capel (0), Romaric (0) y Renato (s.c)

Nota pos-post:

Una vez vista repetida la jugada del posible penalti a Kanouté tengo que decir que la falta existe pero es fuera del área. Debería haber supuesto la expulsión de Piqué porque era el último hombre. La mano que los impresentables comentaristas de La Sexta imputan a Kanouté es posterior al empujón y consecuencia del desequilibrio previo a la caida. Sin embargo Kiko y Valdano solo ven eso, la mano. Bochornoso partidismo en favor del poderoso y aún mas grave el menosprecio hacia el Sevilla que propagan estos tipos. No me vale que La Sexta pague religiosamente. Exijo respeto para los nuestros.

La expulsión de Luis Fabiano me parece justaBusquets va agarrando a Luisfa y este ni corto ni perezoso le arrea dos tortas. Nueva pérdida de papeles del brasileño que le impedirá jugar en Madrid y quién sabe si algún partido mas. Dicho esto, tambien me gustaría señalar que tengo muchas, muchísmas dudas de que en caso de ser al revés, Fermin el del banderín hubiese parado el partido para expulsar a Busquets

Manual para ganar al Barça

Complicada empresa la que se nos plantea esta noche. El Barcelona viene de ganarlo casi todo, tanto en la liga doméstica como en Europa. Y además convenciendo. Como ejemplo, las insultantes goleadas que le ha endosado a Atlético de Madrid ; Valladolid y Sporting de Gijón.

Recuerdo especialmente el primer partido porque lo vi en el aeropuerto de Barcelona cuando volvíamos de ver ganar al Sevilla en Salzburgo.

Mucho tendrá que afinar en la estrategia Manolo Jimenez para vencer a este Superbarça. En mi opinión, no es tanto cuestión de quién juegue sino de cómo se juegue. Estoy de acuerdo con Jimenez en que ceder el balón a los Xavi, Touré, Messi y compañía sería un auténtico suicidio futbolistico.

Creo que todos coincidiremos en que el mejor partido que el Sevilla ha hecho frente a los catalanes en la historia contemporánea fue la famosa final de la Supercopa de 2006 en Mónaco. Aquel contundente 0-3 sorprendió a toda la europa futbolistica. Todavia tengo en la retina las caras de los jugadores blaugranas mientras esperaban  el vuelo de vuelta. Un auténtico poema.

En ese partido, el Sevilla demostró que no hay equipo invencible, ni siquiera ese barça que venía de ganar la copa de Europa hacía dos meses.

Fijaros en un pequeño detalle del video que está justo al principio. Cuando Poulsen inicia la jugada del primer gol, el balón está en la linea divisoria de los dos campos y nada menos que siete jugadores sevillistas estaban ya en campo contrario preparando el contragolpe. Con semejante despliegue ofensivo no era de extrañar que en cada partido se generaran quince o veinte ocasiones de gol.

Yo no aspiro a tanto esta noche, pero como ya dije en un post anterior, si tenemos que caer, hagámoslo dignamente, poniendo toda la carne en el asador y tratando de tu a tu al rival. Me gustaría ver un planteamiento valiente de los nuestros, especialmente en los primeros minutos. Las pocas veces que hemos conseguido sorprender al Barcelona ha sido porque hemos utilizado sus mismas armas; la velocidad, el juego de paredes, la verticalidad.

Un juego ofensivo no implica descuidar la defensa. Y la mejor prueba la tenemos en el propio Barcelona, que ha hecho 36 goles y solo ha recibido 9. Si Jimenez es capaz de encontrar ese equilibrio de lineas el equipo seguirá siendo igual de solvente en defensa y la vistosidad del juego mejorararía notablemente.

En cuanto a esta noche y a pesar del frio que se espera, ahí estaremos los cuarenta y cinco mil sevillistas para dar calor a los nuestros. Ojalá se viva una nueva noche de fiesta en la fábrica de sueños. Por nosotros no va a quedar.