Por fin se impone la cordura y Diego es el nuevo entrenador del Sevilla Atlético

El consejo de administración del Sevilla FC, reunido esta misma tarde en las oficinas del Sánchez Pizjuán, ha decidido destituir de su cargo al técnico del Sevilla Atlético, Fermín Galeote, debido a la lamentable marcha del equipo en su segunda temporada en la Liga Adelante. A pesar de que había contraído méritos suficientes para correr esa suerte hace bastante tiempo, el técnico de La Algaba había permanecido en el banquillo porque su principal objetivo (la formación de jugadores) estaba siendo bien cumplido según los dirigentes.

Sin embargo, a partir de ahora toma el relevo Diego Rodríguez, ex-jugador sevillista que este verano se incorporó al staff de la cantera como entrenador del Sevilla C. La buena marcha de este equipo (es tercero en el grupo X de Tercera) ha permitido al canario promocionar y subir un escalón en la entidad. Aunque ya se daba por hecho que llegaría al Sevilla Atlético en verano, Diego ha tenido que adelantar sus planes y viajará ya a Alicante el próximo domingo, donde el equipo franjirrojo visitaa al Hércules.

No deja de sorprender que la decisión se haya tomado justo hoy, después de un partido que, en contra de lo habitual, el antiguo Sevilla B consiguió empatar después de ponerse con cero a dos en contra. Por ejemplo, la semana pasada se cayó en Zaragoza por 4-0 y no hubo consecuencias.

De cualquier forma, la principal duda radica ahora en el nombre del nuevo técnico del Sevilla C. Aunque será Monchi quien tenga la última palabra, desde aquí nos inclinamos por Juan Martagón, hasta ayer ayudante de Diego en el equipo. Para terminar, y volviendo al Sevilla Atlético, esperamos que aunque no queden objetivos clasificatorios por delante, el equipo pueda dar la mejor imagen posible en los doce partidos que quedan, y que se pueda volver a ganar de una vez por todas.

Sevilla FC 0-Barça 3. Dos partidos en uno

Acabo de llegar a casa y todavía no he podido ver la repetición de las jugadas conflictivas. Aún asi, aquel que quiera ampararse en el posible penalti no pitado a Kanouté, o el fallo de este cuando lanza al larguero con todo a su favor o a la expulsión de Luis Fabiano, creo que se equivoca.

El Sevilla ha perdido el partido por dos razones. La primera porque ha demostrado que es inferior a este Barcelona  y la segunda y mas grave, porque incomprensiblemente le ha entregado el balón en la segunda parte renunciando al ataque.

Desgraciadamente, mis presagios se han cumplido. Unicamente tuvimos opciones cuando le tratamos de tu a tu.

Aqui te dejo un amplio resumen del partido.

Aún estoy intentando explicarme ese cambio radical que sufre el equipo tras el descanso.

De salida vimos un Sevilla presionando muy bien arriba y un Barcelona con Xavi moviendo la pelota de lado a lado en defensa pero sin saber cómo romper el muro sevillista. La pelota tenían que sacarla Piqué y Marquez a pelotazo limpio para que los delanteros la vieran .

Como sería la cosa que Messi estuvo desaparecido durante 45 minutos. Hacía mas de un año que no veíamos esa actitud positiva que tantas alegrias nos dió. La grada cantaba y jaleaba al equipo como en las grandes ocasiones.

El Sevilla entró sin complejos en el intercambio de golpes y de hecho, a poco que nos hubiera sonreido la fortuna debímos irnos al descanso con un par de goles a favor. Por contra y tras un rebote de auténtica mala suerte fue Etoo el que la enchufó por la escuadra en la única ocasión blaugrana hasta ese momento.

Sin embargo y repito, INCOMPRENSIBLEMENTE, todo es volver de la caseta y dar el tipico pasito atrás. Volvimos a juntar filas y  recular de tal manera que en muchos momentos acumulábamos a los diez hombres delante del área propia.  El Sevilla parecía mas preocupado de no encajar el segundo que de buscar el empate.

Resultaba chocante ver a Kanouté viniendo a buscar balones a la defensa e  intentando  organizar el juego. Si Kanouté tiene que organizar ya me dirán quién va a rematar luego.

Jimenez justificó ese cambio de actitud diciendo que lo que ocurrió fue sencillamente que el Barça nos arrolló y nos obligó a recular. Yo no estoy muy de acuerdo. Creo que se lo pusimos demasiado fácil.

Si al Barça le das la posesión y además el árbitro y sobre todo el ínclito auxiliar, “Fermin el del banderín” (reencarnación de “Rafa no me jodas”), nos frenan las pocas acasiones que creamos, el resultado es el que ya conoceis. Aparece una pulguita que responde al nombre de Messi y te la lia en un santiamén. 

El argentino hizo encaje de bolillos con la defensa sevillista y nos endosó dos goles, el primero de ellos para enmarcarlo. El que todavía dude de que  se trata del mejor jugador del mundo es que tiene que hacerse revisar la chaveta.

Tras la exhibición de juego barcelonista y el poco punch de los nuestros, el desencanto de los aficionados fue de tal calibre, que por primera vez en muchisimo tiempo hemos vuelto a ver  a la gente abandonar las gradas diez minutos antes de que  acabara un partido.

Mala pinta tiene esto, pero no es momento de hacer leña del árbol caido. Ahora es cuando más unidos tenemos que estar en torno al equipo. De hecho tenemos un partido importantisimo el miercoles contra el Partizán que puede significar nuestro pase a la siguiente ronda de la copa UEFA.

Lo que si parece claro es que el Sevilla necesita un revulsivo si se quiere aspirar a Champions. A la dirección técnica corresponde encontrarlo y pronto.

Por el Sevilla FC formaron: Palop (2), Mosquera (1), Squillaci (3), Escudé (2), F.Navarro (2), Maresca (1), Fazio (1), De Mul (2), Adriano (2), Luis Fabiano (1), Kanouté (2). En la segunda parte entraron Capel (0), Romaric (0) y Renato (s.c)

Nota pos-post:

Una vez vista repetida la jugada del posible penalti a Kanouté tengo que decir que la falta existe pero es fuera del área. Debería haber supuesto la expulsión de Piqué porque era el último hombre. La mano que los impresentables comentaristas de La Sexta imputan a Kanouté es posterior al empujón y consecuencia del desequilibrio previo a la caida. Sin embargo Kiko y Valdano solo ven eso, la mano. Bochornoso partidismo en favor del poderoso y aún mas grave el menosprecio hacia el Sevilla que propagan estos tipos. No me vale que La Sexta pague religiosamente. Exijo respeto para los nuestros.

La expulsión de Luis Fabiano me parece justaBusquets va agarrando a Luisfa y este ni corto ni perezoso le arrea dos tortas. Nueva pérdida de papeles del brasileño que le impedirá jugar en Madrid y quién sabe si algún partido mas. Dicho esto, tambien me gustaría señalar que tengo muchas, muchísmas dudas de que en caso de ser al revés, Fermin el del banderín hubiese parado el partido para expulsar a Busquets