Julio César Maya, un delantero centro que se está saliendo

PUERTO RICO SOCCER 04 JEBGAnoche, José Luis, de la peña La zurda de diamantes -saludos, Selu- y yo, tuvímos ocasión de ver la retransmisión en directo del partido Sevilla FC Juncos- Carolina Giants a través de la página futbolboricua.net y de departir a través de su chat con amigos y amigas del país borícua. Lorena Pérez y Edwin R. Jusino nos pusieron al dia de la actualidad del equipo sevillista de forma pormenorizada.

En el post anterior ya os hemos dejado la crónica del partido, realizada por Edwin Jusino, en la que se habla de los cuatro goles -yo conté en realidad cinco- marcados por el delantero centro del Sevilla FC Juncos, Julio César Maya. El joven jugador, de origen cubano, está haciendo una temporada espectacular en la Puerto Rico Soccer league y a dia de hoy es el máximo goleador de la categoría con catorce goles. Solo tiene 23 años y un olfato goleador nada despreciable. Según nos comentaban desde Puerto Rico, Julio Maya no ha hecho nunca una prueba en España, pero a la vista de su matrimonio con el gol, creo que debería ser puesto a prueba en Sevilla, sea para el primer equipo o para el Sevilla Atlético. Seguro que mejor que Pouga, Mohamed o Falí lo haría.

Me viene al pelo la noticia aparecida ayer en la web del Sevilla en la que se hacía  público el  nuevo organigrama de la subdirección técnica. En él, aparecen claramente identificados los diferentes actores y sus áreas de responsabilidad. Dado que el área “scout internacional”  -lo que toda la vida hemos llamado, “ojeadores de futbol internacional”- está integrada por José Luis Ruda, Rosendo Cabezas, Marcos Gallego y Antonio Alvarez, yo invitaría a cualquiera de ellos a darse una vueltecita por Puerto Rico y ver en directo a Julio Maya. Igual se llevan una sorpresa.

Aquí dejo sus datos:

Julio Cesar Maya Cruz; capitán del SFC puerto Rico.

CORREO ELECTRONICO ( Juliomaya10@hotmail.com)

Para ampliar información sobre este chico: http://futbol-cubano.blogspot.com/2009/08/julio-casta-de-goleador.html

Diego comienza a moldear su Sevilla Atlético

No se puede decir ahora mismo que el Sevilla Atlético haya encontrado solución a todos sus problemas con el cambio de entrenador. De hecho, muchos de esos problemas acucian al equipo desde el 30 de junio del pasado año, cuando muchos de los que se marcharon no encontraron recambios que le llegaran a la altura de las medias.

No volveremos a hacer hincapié en que el el anterior técnico dimitía en muchas ocasiones de sus funciones como técnico y como educador de futuras estrellas. Lo que haremos será señalar que el nuevo llega con ganas de cambiar cosas y así se lo ha hecho saber a los responsables de la cantera sevillista. Según hemos podido saber, tras la debacle ante el Hércules y al ver la actitud de algunos futbolistas, Diego Rodríguez planteó una lista con más de diez bajas a la directiva, que lógicamente le pidió tiempo para planificarlo todo.

Lo del Alavés sonó a última oportunidad para todos esos futbolistas que toman su temporada en el filial como una simple escala en su carrera, pero el tinerfeño no está dispuesto a regalar nada. De hecho, desde esta misma semana se han incorporado a los entrenamientos dos futbolistas que él conoce mejor que nadie. El primero de ellos ya estaba tardando en aparecer, pues incluso se dio la “curiosa” circunstancia de que debutase con el primer equipo sin ser convocado ni una sóla vez con el Sevilla Atlético.

Enrique Carreño coló nada más y nada menos que cuatro chicharritos el pasado domingo ante el Jerez Industrial, lo que ha terminado de convencer a Diego para entrenar con el equipo franjirrojo, que no anda ni mucho menos sobrado de pólvora (su máximo goleador es Pukki, con tres goles). El utrerano, que acaba contrato a final de temporada, hizo el cuatriplete con ojeadores de FC Barcelona, Villarreal, Mallorca y Espanyol en las gradas de la ciudad deportiva, aunque dice no saber nada de su futuro y que se centra en el Sevilla C.

No deja de ser curiosa la trayectoria de Carreño, pues vuelve a un equipo del que ya tuvo que salir. Aunque sólo cuenta con 22 años, la temporada del salto a Segunda del equipo tuvo que salir cedido al Alcorcón. Las dos anteriores temporadas era un habitual del banquillo con Manolo Jiménez, dado que Moreno, Juan Pablo, Alfaro o Pablo Sánchez eran inamovibles arriba. Ahora, con su próximo destino en el aire, el pichichi podría tener una más que merecida segunda oportunidad.

El segundo que ha dado este pequeño salto es el lateral diestro jiennense Chuchi, que empezó la temporada con el División de Honor pero que ha cumplido y mucho en el Sevilla C tras la lesión de Moisés Jiménez. Ahora, Diego quiere verlo un escalón más arriba donde Óscar Ramírez parece tener ya los minutos contados. A pesar de ello, Víctor Díaz y Dani Salas no pondrán fácil su debut con la camiseta rayada.

Después de este repaso al Sevilla Atlético, que jugará el sábado en Elche (18.30 – Canal Sur 2), no podemos dejar de resaltar la “calidad humana” del alavesista Edu Albacar, que después de enzarzarse dialécticamente el pasado sábado con un aficionado en la Ciudad Deportiva, se refirió ayer al club sevillista con la expresión “esos cabrones“. Según él, por no regar el césped durante el partido. Burdas excusas para camuflarse, del único equipo que tras enfrentarse al filial a doble partido, no ha sabido ganarle en ninguno de las dos oportunidades.

La camada que se nos fue

Hoy en día, el sevillismo anda resignado a que su primer filial será carne de Segunda B más pronto que tarde. Lejos de volver a entrar en el debate de si eso es lo que le conviene al club o no, no podemos olvidar que la cosa era bien diferente hace poco tiempo. De hecho, ese Sevilla Atlético que a base de esfuerzo se metió en la élite, era séptimo con 25 puntos a estas alturas el añop pasado. Ahora es 22º con sólo siete. Es cierto que la plantilla estaba mucho más cualificada en todos los sentidos que la actual. Pero también se ha repetido hasta la saciedad, que un filial está para que sus jugadores den el salto al primer equipo. Si algunos de ellos dan la talla para al menos probar suerte, no es justo que se tire todo el trabajo con futbolistas que se van a otros equipos gratuitamente. Los hechos están demostrando que, “más valen Salvas Sevillas o Pablos Sánchez en mano, que Cotos o Pougas volando”.

De una plantilla de jóvenes valores que se salvó con la gorra en Segunda División, únicamente Javi Varas y David Prieto han logrado dar el salto al primer plantel (el guardameta más por necesidad que por confianza de los técnicos). Otros, como Alfaro, Casado y Lolo, prueban suerte en la élite pero fuera del club como cedidos. Sin embargo, se ha sido tremendamente injusto con otros que están demostrando que merecieron al menos alguna convocatoria oficial. Son los casos de Salva Sevilla y Pablo Sánchez, que en poco tiempo se han convertido en auténticos referentes de sus respectivos equipos.

Al primero le bastó una semana para sentirse en el Helmántico de Salamanca como en su propia casa. Es un auténtico fijo para su técnico David Amaral y no sería extraño verlo en primera porque los charros marchan líderes. Ejecuta, como lo hacía en la carretera de Utrera, todas las acciones a balón parado de su equipo, lo que da muestra de su jerarquía a pesar de ser un rookie y lo que le ha ayudado a sumar ya tres golitos.

Por su parte, el gaditano Pablo se quedó con la espina de poder debutar con el primer equipo sevillista después de que el Cádiz prescindiese de él cuando tuvo la oportunidad de repescarlo. Arañándose la cara deberán estar en Carranaza al ver al extremo diestro ser la pareja de baile de Marcos Márquez en la isla. Su progresión es aún mayor de lo que muchos pensaban y también suma tres tantos. Tampoco andan mal las cosas para Jonathan, que tuvo la oportunidad de visitar el Pizjuán con la Ponferradina en Copa, aunque tanto por edad como por características, hubiese tenido más difícil aún su incorporación a  “los grandes”.

Quede aquí esta mención a futbolistas que lo dieron todo por el filial pero no pudieron subir el último escalón. Centrémonos ahora en uno que tampoco está pero a quien Monchi haría bien en no dejar escapar. Se trata del nuevo ídolo del tinerfeñismo, el palmerino Alejandro Alfaro. Después de contar y mucho en la mejor temporada histórica del Sevilla, bajó al segundo equipo para ayudar a mantenerlo, consiguiendo ser su pichichi con siete goles. Hoy en día en Tenerife ya ha igualado esa cifra. Se ha ganado a la afición con su gol en el derbi canario que dio los tres puntos a los de Oltra. Y sin ir más lejos, su doblete ante el Hércules del domingo permitió una nueva victoria in extremis. Os dejamos con el resumen de ese partido, esperando que pronto sean las redes del Sánchez Pizjuán las que pueda perforar Ale Alfaro: