Ridículo fin de año para el Sevilla Atlético en Jerez

Para que vean como cambia el fútbol de un año para otro. En la primavera de este 2009 el Sevilla Atlético cayó en Chapín ante el Xerez CD cuando disfrutaba de sus últimos días como uno de los 42 equipos profesionales de nuestro país. Pues bien, hoy en el último partido del presente año ha vuelto a Jerez de la Frontera. Su rival de aquella vez está ahora en Primera División, en la liga de las estrellas. Su rival de hoy, ante el que también ha perdido, estaba en la primavera de 2009 en Tercera División y acababa de ser goleado por el Sevilla C con un contundente 4-1.

El Sevilla Atlético es el mismo, pero sus circunstancias son muy distintas. Lo triste es que la diferencia es a peor y aún puede caerse más bajo. Los de Diego Rodríguez han perdido por la mínima ante el colista de la Segunda División B, un equipo cuya plantilla lleva varios meses sin cobrar, que tiene denunciado a su club ante la AFE por impagos y que estuvo a punto de no presentarse a jugar hoy como medida de presión. Tanto es así que apenas si han entrenado durante la semana para preparar el choque. Un equipo que llevaba acumulados cero puntos, un gol a favor y 17 en contra en los últimos ocho partidos. Un equipo que no ganaba en su estadio desde la jornada 1.

Ese equipo deja al Sevilla Atlético hasta el año que viene en 15ª posición, justo al borde del precipicio. A un solo punto tanto de la promoción de descenso como del camino directo a Tercera división. Y es que se habla de que el Sevilla Atlético está principalmente para dar jugadores al primer equipo. De acuerdo, pero un descenso del filial significaría formar a jugadores en Tercera División (Sevilla Atlético) y Primera Andaluza (Sevilla C). La temporada pasada formábamos a futbolistas en Liga Adelante y en Tercera División. ¿Se darán los mismos futbolistas en una situación que en otra? No. Pues hay que poner remedio a lo clasificatorio, porque hay que decir que si alguien mereció más fue el colista. El Sevilla Atlético sólo tuvo una ocasión en todo el partido y fue en la primera parte. Da pena ver como las dos mejores camadas de juveniles desde 1997 (los datos están ahí), tengan que ser gestionados tan mal como para dar al peor Sevilla Atlético desde 2001. No se puede ir a jugar con un sistema de 4-1-4-1 al campo de un equipo que lleva 10 goles en 18 partidos. Tan sencillo como eso.

Desde la marcha de Manolo Jiménez no se ha sentado ningún entrenador capacitado en el banquillo del filial. Esperemos que se ponga remedio a esto antes de que sea demasiado tarde. El derbi es dentro de sólo dos jornadas. Ójala no sea necesario otro ridículo ante el vecino para tomar verdaderamente cartas en este asunto.

El Sevilla Atlético puede haber despedido el 2009

Con una jornada aún por disputar antes del parón navideño y de la llegada de 2010, el primer filial sevillista podría haber terminado su participación liguera este año dados los problemas que atraviesa su último rival del año. La plantilla del Jerez Industrial amenaza con entrar en huelga por impagos el próximo viernes y hasta el día 27 de diciembre, lo que les impediría recibir al Sevilla Atlético este sábado a las cinco de la tarde, hora fijada en teoría para el choque.

El conjunto jerezano logró el ascenso a la categoría de bronce en los despachos tras el adiós del Linares por problemas económicos. Esos mismos avatares son los que tiene ahora el presidente industrialista, forzado por la plantilla a dimitir como única vía para evitar la huelga. De confirmarse la incomparecencia jerezana en el estadio de La Juventud, el filial conseguiría de inmediato tres necesitadísimos puntos así como se restarían tres al actual colista. Sea como fuere, el conjunto de Diego Rodríguez tiene como obligación traerse los tres puntos de tierras vinícolas. Y es que desde que ganaran en la ciudad deportiva del Betis a mediados de octubre, los industrialistas arrastran un balance de cero puntos y cero goles en ocho partidos.

De lesiones y lesionados

Escudé: 8; Kanouté: 6; Adriano: 4; Duscher: 8; Luis Fabiano: 5; Chevantón: 12; Renato: 7; Lautaro Acosta: 9; Capel; 8; Konko: 9; Mosquera: 9; Dragutinovic: 16 y  Crespo: 8. Dejo fuera de la lista a Koné y Javi Navarro porque aún no se han estrenado y sus respectivas lesiones son de las que no admiten interpretación.

Las cifras representan el número de partidos que se ha perdido cada jugador sobre un total de 18 partidos oficiales disputados  hasta ahora.

Si sumamos todo eso resulta que hemos tenido 109 bajas en el cómputo del total de partidos , lo que representa una media de 6 jugadores fuera de combate por encuentro (8 si incluimos a Koné y Javi). Una cantidad de bajas impresionante y un tiempo de recuperación muy alto teniendo en cuenta los sofisticados medios terapeúticos y los reputados especialistas en medicina del deporte que existen hoy.

Pero no pretendo utilizar estos números para justificar nuestro mal juego ni nuestra crisis provisional de resultados que parece afortunadamente olvidada ni para arremeter contra los servicios médicos del club. Eso ya ha dado para cientos de artículos en todos los blogs sevillistas.  Como digo, el enfoque que pretendemos darle a esos números es bien distinto.

El futbol de hoy tiene tal nivel de exigencia que un jugador que no esté al cien por cien es automaticamente descartado por el entrenador.

No vale con estar al noventa y nueve por ciento. Tiene que estar al cien. En estos casos y salvo honrosas excepciones el jugador suele ser el primero que se quita de enmedio a la más minima señal de dolor.

Bien es cierto que en el futbol actual la exigencia fisica es altisima, pero en mi opinión no es menos cierto que los jugadores de hoy son bastantes mas “blanditos” que los de antes.

Cuantas veces habré visto jugar a Pablo Blanco con una venda en la cabeza después de ser curado a pié de campo por una brecha abierta. O a Curro San José arrastrando una pierna un partido y otro hasta el punto de quedarle una cojera crónica para los restos. El propio Jimenez no podría haber disputado 14 temporadas consecutivas con el primer equipo sin  infiltrarse como hizo tantas veces.

Quizás el último  guerrero haya sido Javi Navarro, el gran capitán blanco especialista en levantar copas. Javi sigue luchando contra su rodilla y se niega a tirar la toalla aunque los vientos le sean adversos y las posibilidades de vencer a la lesión sean casi nulas.

Pero espíritus de lucha y sacrificio como el de Javi ya no abundan. Los futbolistas de hoy no son ni más ni menos que parte de la nueva sociedad. Una sociedad en la que los padres no queremos que nuestros hijos se esfuercen ni que pasen fatigas. Se lo damos todo hecho. Los ultraprotegemos.

Los futbolistas pertenecen a estas nuevas generaciones y tienen además el “problema” de ganar muchísimo dinero por un trabajo que les ocupa dos horas al dia. Son los nuevos ricos y como tal, poco propensos al sufrimiento.

Yo que tengo la edad aproximada que tendría hoy  Carlitos Alcántara me veo muchas veces reflejado en el personaje de la serie de televisión. No digo que antes fuéramos de hierro pero sí aseguro que estábamos acostumbrados a valernos por nosotros mismos y eso te endurecía a una edad mucho mas temprana. Y eleven eso al cuadrado y al cubo para generaciones anteriores a la mia.

Pero una cosa está clara, no podemos ir contra la cultura del bienestar, asi es que solo queda armarnos de paciencia y acostumbrarnos a esto.

Para terminar, una presentación power point que seguro que os va a gustar y hacer recordar muchas cosas a los más veteranos. Que disfruteis.