Lautaro Acosta cumplió su sueño de vestir la camiseta blanca

En una descafeinada rueda de prensa fue presentado este mediodía Lautaro Acosta, centrocampista procedente del Lanús argentino y primera incorporación cerrada para el primer equipo de las cuatro que ya se han realizado. Quizá por las numerosas declaraciones que realizó ya el jugador desde su llegada el pasado miércoles, no fueron muchos los periodistas que se dieron cita en la sala de prensa del Sánchez Pizjuán, lo que se suma a la ausencia de José María del Nido, que no volverá a Sevilla hasta primera hora del domingo.

El Laucha dejó claro que “Soy Lautaro, ni Aimar ni Messi ni Agüero, tengo estilo propio, lo verán todos adentro de la cancha. Las comparaciones no son buenas nunca: soy distinto, no mejor ni peor, sólo distinto. Mi estilo se verá reflejado en el campo. Desde que llegué acá me han dicho que hay grandes jugadores; sé que hay muy buena competencia y mientras que eso sea sano será bueno porque me va a ayudar, ya que tendré que estar a gran nivel para jugar”, señaló.

El futbolista tendrá que aprovechar el tiempo para conocer pronto a sus compañeros, puesto que el 23 de julio marchará a Pekin para disputar los juegos olímpicos: “Lo hablamos con Monchi, me dijeron que era lo mejor para mí ir con la selección; después de dos semanas de conocer a mis compañeros me marcharé a China”.

El adiós de Acosta en el Diario Olé de Argentina

Os hacemos llegar aquí un artículo de despedida del Diario deportivo Olé de Argentina de despedida para el Laucha Acosta. Nos lo ha enviado Jorge Do, argentino y socio de la ASR.

Nicolás Gómez Cortés

Lautaro levanta la vista y sonríe. Un poco más abajo, un pibito de ocho años abre sus ojos y no le saca la vista de encima. Acaba de decirle “sos el mejor, Acosta”, y, en cierto modo, de aflojarle las piernas a este otro pibe, un poco más alto y de 20 años. Pero, en un punto, con la misma inocencia que va perdiendo con el paso del tiempo, veloz como él dentro de la cancha, Acosta siente que fue ayer nomás cuando debutó en Primera. Pero ese ayer queda lejos comparado con el mañana… “Ya soy jugador del Sevilla y la verdad es que tengo sensaciones cruzadas. Tristeza por dejar Lanús y felicidad por mi futuro. Siempre soñé con jugar en Europa…”.

-Vas a estar en la Play, como querías…

-Ya estoy con Lanús, pero me hicieron muy malo… Igual de malo para definir que en la realidad, pero ¡sin velocidad! Al menos me hubiesen hecho rápido para tirar un centro, je…

-¿Vas a poder tener un último partido en Lanús?

-Hablé para que me dejen jugar contra Boca, para despedirme de los hinchas. Ojalá pueda. Quisiera agradecerles todo el cariño que me dieron siempre.

Cada frase, cada recuerdo, es una situación ya nostálgica a pesar de que aún ni salió del playón de Lanús, que embolsará 11.000.000 de dólares por la venta del delantero (firmará un contrato por cinco años a cambio de unos 700.000 euros anuales, según trascendió). En el viaje hacia Andalucía no estará solo: lo acompañará su hermano, Rodrigo -también deja el Grana-, quien jugará en el Sevilla B.

-¿Cómo reaccionaste cuando se confirmó?

-Fue raro. Se me cruzó en la cabeza que desde hace 11 años estoy en Lanús y el sueño que era para mí jugar en Primera. Y lo conseguí, ¡y salí campeón! Ir a Europa es parte también de mi sueño que ahora se hizo realidad, aunque, claro, juega el miedo de sentir que es todo nuevo, la incertidumbre de lo que no conozco. Acá pasé toda mi vida… Pero, ante todo, estoy súper contento, esto fue lo que quise siempre.

Por su cabeza, a ritmo furioso, vuelan los recuerdos. “Colarme en el tren, vender cohetes a fin de año con amigos y mi hermano para irnos de vacaciones…”, dice el Laucha, que a cada palabra le suma más emoción. Aquel nene de ocho años lo sigue unos metros, le pide un autógrafo, le proclama su amor. “Sos mi ídolo”. Acosta presiona sus muelas pero los ojos vidriosos lo delatan. “¿Vas a volver cuando seas viejo?”, le interroga el pibe, haciendo lagrimear al otro pibe. En este adiós, los dos empezaron a perder la inocencia…

Acosta es el primero de la 08/09

La pasada madrugada se concretó la primera incorporación del Sevilla FC para la presente temporada. Tal y como se venía barruntando Lautaro Acosta pasa a formar parte del plantel hispalense, con el que ha firmado un contrato de cinco temporadas. El punta argentino, a quien Fede Fazio le dio buenas referencias de nuestra ciudad, procede del Lanús, campeón del Apertura argentino la pasada temporada. Según el Sevilla, el traspaso se ha cerrado en 6,5 millones de euros más varias cláusulas por objetivos.

Nada más cerrarse el pase, esto ha sido lo declarado por el jugador: “Siento una felicidad muy grande porque por fin se ha cerrado el acuerdo y acabo de contárselo a mis viejos. Voy a cumplir mi sueño, que era poder jugar en Europa, y además voy a hacerlo en uno de los clubes más importantes del mundo”.  “Me ha dicho que voy a una ciudad espectacular, a un club que tiene todos los detales, con unas grandes instalaciones, y también me ha hablado de la calidez de su gente”.

Aunque su posición es la de mediapunta, “el Laucha” puede caer a ambas bandas y esperemos que lo haga de la mejor manera posible para los intereses de nuestro equipo. Desde la ASR le deseamos toda la suerte del mundo para que siga con su progresión y aporte lo máximo para los éxitos del club.