A demostrar su supremacía en el grupo G

Tercera jornada de la Liga de Campeones, en la que el Sevilla  tiene en su mano dejar prácticamente vista para sentencia su presencia en los octavos de final de la competición. De hecho, si la jornada saliese redonda (triunfo en Stuttgart y empate entre Rangers y Unirea), con dos empates en los tres partidos restantes obtendríamos la clasificación. Si pasara lo peor (derrota en Alemania y victoria del Unirea ante los escoceses) seguiríamos líderes con uno de ventaja sobre el segundo y dos sobre el tercero.

Disputa hoy el Sevilla FC el noveno encuentro de su historia ante un equipo alemán. Sin embargo, cosas de los nuevos formatos, sólo será su cuarto viaje oficial a tierras teutonas. La primera, en 1982, fue a Kaiserslautern donde caímos eliminados de la UEFA ante un equipo que, curiosamente, ahora anda por la segunda división alemana. No tuvimos que volver hasta 23 años después, cuando eliminamos al Mainz 05 en Frankfurt de una UEFA que acabaría siendo nuestra en Eindhoven. El penúltimo peldaño subido antes de llegar a Holanda fue también en Alemania, donde logramos empatar ante el Schalke en Gelsenkirchen. Eso sí, un año antes nos había visitado el Alemania Aachen en la fase de grupos de la misma competición. Para terminar, el propio Stuttgart visitó el Sánchez Pizjuán la pasada temporada en UEFA. En total, ocho partidos con un balance de cinco victorias, dos empates y una derrota.

El rival, bien estudiado por los nuestros porque nos vimos las caras hace justo un año, no puede decir que haya comenzado con buen pie la temporada. En Champions ha cosechado dos discretísimos empates ante Rangers (en casa) y Unirea (en Bucarest). En la Bundesliga van 13º en un campeonato de 18, con un triste balance de dos victorias, dos empates y cinco derrotas que lo sitúan con los mismos puntos que el Bochum, que a día de hoy jugaría la promoción para evitar el descenso. Europa les queda a ocho puntos, y en concreto repetir Champions, a once.

En cuanto a sus jugadores, ya no tienen a Mario Gómez como referente arriba y sus principales baluartes están en el centro del campo (el ex-barcelonista Hleb, Kuzmanovic y Hitzlsperger). En la portería volverá a estar el incombustible Lehmann. En cuanto al escenario del choque, el Mercedes Benz Arena, no será precisamente una caldera, ya que a sus pistas de atletismo hay que añadirle que uno de los fondos no existe, pues están en plena remodelación para eliminar las propias pistas. En el banquillo estará Marcus Babbel, histórico de la selección teutona  que terminó su carrera en el Stuttgart hace tres temporadas. Esperemos que la cosa no cambie en esta competición y podamos decir mañana que tenemos un pie en los octavos.

 

Ganar al Partizán sí o sí y luego ya se verá

Podrían haber ido peor las cosas para el Sevilla en su jornada de descanso europea. Como se esperaba, el Standard sacó provecho de su visita a Belgrado y venció por 0-1 al Partizán (De Camargo min.36). Los belgas prácticamente aseguran el pase con seis de seis en el zurrón. La buena noticia llegó de Génova, donde Sampdoria y Stuttgart empataron a uno. Aunque Marica adelantó pronto a los locales, Sanmarco igualó antes del descanso, complicando mucho la vida a los teutones. Imposible fallar el próximo jueves ante un Partizán eliminado, para jugárnoslo todo ante la Sampdoria en tierras italianas.

Vamos ahora con el repaso al resto de grupos. En el A, paso importantísimo del Manchester City, que doblegó a domicilio al Shalke por 0-2 para situarse líder. Además, meritorio pero insuficiente punto logrado por el Racing en París, que sentencia al PSG en la cola. El Twente, que descansó, necesitará cuatro de los seis puntos en juego para meterse.

Gran goleada del Olympiacos ante el Benfica en el grupo B, que permite a los de Valverde estrenar su casillero en el duelo de banquillos españoles. La sorpresa la dio el Metallist, que venció en Turquía a un Galatasaray que mantiene el liderato. Los benfiquistas son prácticamente carne de eliminación, justo por detrás de un Herta Berlín que deberá ponerse las pilas tras el descanso.

Dos victorias visitantes en el grupo D, comandado por el emergente Tottenham, que ganó en Nimega al NEC. También por la mínima se llevó los tres puntos el Spartak en campo del Udinese. Ingleses e italianos se reparten el liderato con tres de ventaja sobre Spartak y Zagreb. El NEC necesitaría seis de seis para meterse in extremis.

Finales de infarto en el grupo E. El Milán volvió a mostrar su típica “fortuna” y salvó un punto en Portsmouth en el minuto 91, y es que hasta el 84 iba perdiendo por 2-0. Increíble también lo ocurrido en Braga, donde el Wolfsburgo remontó con goles en el 83 y el 94. Milán y Wolfsburgo lideran el grupo, mientras que Braga, Portsmouth y Herenveen lucharán por la otra plaza.

Aún sin jugar, el Aston Villa continúa líder en el grupo F. Todo gracias al petardazo del Hamburgo en casa ante el Ajax (0-1). Los ingleses tienen seis de seis y están con pie y medio dentro, pues Zilina y Slavia Praga se quitaron del cartel con un empate que les hunde en las dos últimas posiciones.

Goleada del Valencia en Throndeim para vengar los polémicos insultos del Rosenborg entre semana. Un cuarto de hora final espectacular deja a los chés segundos, a un punto del Saint Etienne que sólo pudo empatar en Brujas. Al Valencia le basta con superar a los belgas en casa para estar dentro. El Copenhague es el que mejor lo tiene para ser tercero.

Match ball salvado a lo grande por el Deportivo en el grupo H. Los gallegos se jugaban la eliminación con el Feyenoord y los holandeses son los primeros en quedar fuera. Lopo, Hofland en propia meta y Guardado firmaron la proeza. Clasificado queda el CSKA, que ganó en casa al Lech Poznan y empatando en Nancy será primero matemáticamente. Prueba de fuego ahora para el Depor en tierras polacas.