Alonso se encuentra con la lluvia en China y sólo puede terminar noveno

Día histórico para Red Bull, sin difusores y sin KERS Sebastian Vettel se impone en el GP de China Vettel ya acumula dos victorias en F1 Sebastian Vettel consiguió ayer la Pole en seco, pero hoy ha ganado sobre mojado el Gran Premio de China en el Circuito Internacional de Shangái. El alemán de Red Bull ha llevado a cabo una carrera magistral, sin un solo error y con un ritmo inalcanzable para sus rivales. Su compañero de equipo, Mark Webber, ha logrado el segundo puesto, su mejor clasificación en un Gran Premio de Fórmula 1, lo que completa un extraordinario doblete para Red Bull. Por su lado, los pilotos de Brawn se han tenido que conformar esta vez con el tercer puesto de Button y el cuarto de Barrichello. La lluvia ha vuelto a ser protagonista de un GP de Fórmula 1 en esta temporada 2009, pero esta vez desde el principio.

Vodpod videos no longer available.

La presencia del Safety Car ha inaugurado una carrera donde se han sucedido continuamente trompos, salidas de pista y toques entre coches debido al intenso aguacero que ha caído en China. Por ejemplo, Adrian Sutil ha clavado el morro en las barreras tras perder el control de su Force India a alta velocidad cuando ocupaba la sexta posición. El impacto ha sido impresionante, pero afortunadamente no le ha sucedido nada al piloto. Otro choque espectacular ha sido el de Kubica con Trulli. El alemán ha volado literalmente por encima del Toyota, destruyéndole la parte trasera del monoplaza de Trulli y obligándole a abandonar. Los Ferrari tampoco han tenido suerte este fin de semana. El monoplaza de Felipe Massa se ha quedado clavado en la pista por un problema eléctrico cuando el Safety Car estaba en el circuito a causa del incidente de Kubica con Trulli. Por su lado, Kimi Raikkonen tampoco ha hecho una buena carrera y ha acabado el el décimo puesto de carrera.

Fernando Alonso, que salía desde la segunda posición tras una calificación con poca carga de gasolina, ha tenido que repostar a las pocas vueltas de empezar el GP y ha quedado relegado a la última posición de la carrera. Desde ahí ha podido remontar, y cuando la quinta posición parecía un objetivo realista, ha cometido un error y su trompo le ha costado perder de nuevo posiciones. Desde el decimotercer lugar, Fernando ha vuelto a la carga y ha terminado la carrera en una aceptable novena posición. En cuanto a su compañero de equipo, Nelson Piquet, ha tenido que cambiar el morro de su R29 tres veces debido a sus salidas de pista, en una de las cuales se ha llevado por delante un cartel publicitario.

Anuncios

Sevilla FC 2; Athletic Club 1. ¡Qué buena esa, gasshego!

Qué inyección de cara al sábado. Nuestro Sevilla se ha llevado el primer asalto de las semifinales coperas en un partido tan vibrante como el de la vuelta de cuartos. El guión, de hecho, fue prácticamente el mismo con el estreno de Lautaro Acosta por la puerta grande. Aunque habrá que pasarlo muy mal en la vuelta, primero queda un mes para pensar en ello, y segundo, la templanza de un equipo acostumbrado a finales no puede ni debe ser la misma que la de otro que se juega 25 años en noventa minutos.

Eso sí, primero tocó sufrir. De nuevo y por quinto partido consecutivo, el Sevilla comenzó un partido por detrás en el marcador. Eso sí, antes del gol de Llorente el equipo salió con algo de convicción, pero la bien plantada escuadra bilbaína y el estado del césped se encargaron de aplatanar nuestro juego. De hecho, el partido se retrasó quince minutos dado el estado del verde, que no se repuso hasta la segunda mitad. Tuvo que ser el maldito balón parado, otra vez, el que nos hiciera bajar la cabeza en el 43′. Corner a la olla y allí Llorente pone la cabeza para aprovechar la mala salida de Palop, que antes se había lucido en un par de ocasiones. El Sevilla también pudo adelantarse y tuvo más el balón, pero sólo Romaric con un cabezazo al larguero ilustró esa intención.

La segunda parte tuvo dos condicionantes principales. En primer lugar, el agua se marchó en gran porcentaje y permitió al equipo hacer su juego. Por otro lado, Acosta entró y no tardó en cambiar el panorama. Aunque se le veía algo nervioso con la bola en los pies, abrió el campo y creó los tan necesitados huecos en un ataque hasta entonces demasiado enrevesado. A las bravas y con todo, Duscher empató en una jugada de garra que se resolvió en el cuarto rechace y con tres defensas bajo los palos.

La insistencia sevillista hacía pensar en una pronta remontada, pero Caparrós supo parar la avalancha con cambios y parones en el ritmo del partido. En el Sevilla ya no estaba Adriano, cambiado justo antes del empate por Capel. Quedaba media hora y el Athletic apenas llegaba, mientras Acosta seguía intentando surtir a sus compañeros de balones de gol. Estaba más cerca el 2-1 sin duda y más lo estuvo cuando Velasco Carballo pitó penalti sobre Kanouté en el 83′. El francés lo lanzó bien y ajustado, tanto que se estrelló en el palo derecho de Iraizoz. A partir de ahí fin de la jugada, pues no está permitido volver a jugar el balón sin que otro futbolista lo toque.

Jarro de agua fría que permitió a los leones lanzarse a la contra, incluso Iraola estuvo a punto de chafarlo todo con un cabezazo casi certero. Pero era la noche del tango y Acosta no podía faltar. Minuto 92, el Laucha recibe un balón dentro del área y lanza con todo y efectúa la remontada. Dos a uno y una pena que la moral no dure hasta la vuelta. Eso sí, sería importante aprovechar la inercia para un derbi que se presume calentito. ¡Que así sea!

Para terminar, valorar muy positivamente la evolución de Aquivaldo Mosquera. El colombiano está cada vez más confiado y es fácil verlo en el desmarque y rematando balones en el área. Necesario se hace que se consolide en un lateral derecho muy dubitativo en lo que va de temporada.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Mosquera (2), Escudé (2), Squillaci (2), Fernando Navarro (2), Romaric (2), Duscher (2), Adriano (1), Navas (3), Renato (1), Kanouté (2). También jugaron: Acosta (2) y Capel (1).