Suerte desigual para los dos primeros filiales

Trás la victoria por la mínima del primer equipo anoche en el Pizjuán, en el día de hoy ha habido suerte dispar para los dos primeros filiales de la entidad. En la matinal, El Sevilla Atlético ha vencido tambien por la mínima al Poli Ejido con un golazo de Jesús Alfaro, jugador juvenil hermano de Alejandro Alfaro cedido actualmente en el Tenerife. El partido fue muy igualado y sólo se decantó a raiz de la salida al campo del recién seleccionado sub-18, Luis Alberto. Las conexiones entre este jugador y el punta de referencia Rodri empezaron a surtir efecto tal y como sucedía en su etapa de juveniles. Recordar precisamente que un pase de Luis Alberto a Rodri dió lugar al gol de este último en la prórroga de la final de copa del rey de juveniles que los nuestros ganaron brillantemente en Nerja el pasado verano al Athletic de Bilbao. Gracias a esta victoria, el Sevilla Atlético pone cinco puntos de distancia con los puestos de descenso.

Por la tarde hemos presenciado en directo el Sevilla C-Pozoblanco. Estuvímos acompañados de Mayte Carrera (Peña Sevillista Pepe Castro) y su hija  y el resultado en esta ocasión fue esquivo para nuestros intereses, ya que los cordobeses se llevaron los tres puntos con un gol mediada la segunda parte. El equipo de Ramón Tejada fue siempre a remolque del rival, mucho más cuajado como equipo gracias a la experiencia típica que atesoran los jugadores que participan en una categoría tan dura como la tercera división. Con este resultado, los nuestros se mantienen cuartos, es decir, en liguilla de ascenso, puesto muy meritorio si tenemos en cuenta que todos los componentes de la plantilla del C proceden del equipo juvenil de la temporada anterior.

Anuncios

El Sevilla C acaba con la racha goleando a Los Barrios

Parece que los equipos de cantera van remontando el vuelo. En este caso lo ha conseguido el Sevilla C de Ramón Tejada, que desde que comenzó el mes de noviembre sólo había conseguido un triunfo en seis partidos. El espectacular arranque lo mantenía a las puertas de la zona de una zona de ascenso que esta temporada, salvo sorpresa mayúscula, volverá a ser terreno prohibido para el segundo filial dada la situación del primero. Ayer, en la jornada intersemanal motivada por el parón de hace dos fines de semana por la selección andaluza, los blancos se impusieron por un claro 3-0 ante la Unión Deportiva Los Barrios.

La cuenta la abrió el pichichi Luis Alberto en la primera parte, mientras que Jairo y Alberto García, este último de penalti, cerraron el marcador para mantener al C a tres puntos del teórico playoff. El domingo a las cinco de la tarde nueva cita en la Línea de la Concepción para medirse a la Balompédica Linense, antecesor de los sevillistas en la clasificación justo a tres puntos de distancia.

Nuestros canteranos empiezan fuerte

Visto lo visto, la derrota en el derbi de la primera jornada en terreno bético ha sido toda una alegría para el Sevilla Atlético. Desde entonces el equipo de Diego Rodríguez está como un tiro y ya se ha encaramado a los puestos de ascenso a la Liga Adelante. Después de superar a dos gallitos como Granada y Poli Ejido, el de ayer era sobre el papel un rival mucho más limitado. Sobre el césped se encargó de demostrarlo, pero su rácano juego a punto estuvo de costarle un disgusto a los nuestros, que tras el descanso no supieron desplegar su habitual juego de toque y velocidad por bandas. Afortunadamente, antes le dio tiempo a Carreño a materializar el gol del triunfo con un disparo sutil junto al poste que el guardameta Toni no pudo atajar. Al borde del descanso pudo sentenciar Ñoño, pero el juez de línea anuló su tanto por una falta que las imágenes demuestran que no existe.

Nueve puntos suma ya el filial, que se sitúa tercero en la tabla sólo superado por el líder San Roque de Lepe y el Sangonera, que suman uno más. El próximo miércoles toca visitar al Murcia B en la jornada intersemanal, mientras que el próximo fin de semana recibiremos a los también murcianos del Moratalla.

En cuanto al Sevilla C, el empate de ayer a uno en Pozoblanco que supuso el debut anotador de Luis Alberto sabe a muy poco. Los de Tejada acumulan dos victorias y dos empates en lo que va de temporada, lo que les permite encaramarse también a la tercera posición del grupo. El C también tiene por delante una jornada entre semana, aunque en esta ocasión será el jueves, en casa y ante el Dos Hermanas.

Con el Sevilla Femenino descansando por segunda semana consecutiva (el pasado fin de semana le tocó por calendario y este por compromiso de la selección), el siguiente escalón nos lleva al División de Honor Juvenil, que se impuso 1-3 al Unión 70, mientras que el Liga Nacional hizo lo propio en casa ante el Córdoba (1-0). Magnífica jornada por tanto para una cantera sevillista que sigue al alza.

El Sevilla Atlético vuelve a la senda de las victorias

Confieso que desde hace un tiempo disfruto bastante más con los filiales que con el primer equipo. Hoy hemos vuelto a la ciudad deportiva José Ramón Cisneros para presenciar el partido entre Sevilla At. y Granada CF. Mañana calurosísima y con una gran asistencia de público especialmente por parte visitante, donde unos mil granadinos han venido desde la capital nazarí para animar a los suyos.

Curiosamente, hoy se han dado cita más aficionados sevillistas que el año pasado aun habiendo descendido el equipo de categoría. Y es que yo estoy convencido de que el público habitual de la ciudad deportiva es un público que quiere ver a su cantera. La temporada pasada había demasiados jugadores foráneos y eso, ni gusta, ni es lo que se pretende. Las categorías inferiores están para formar jugadores que alimenten el primer equipo. Creo que el club ha tomado buena nota y no volverá a caer en semejante error.

Tras el horrendo partido realizado por el filial el domingo pasado frente al Betis Deportivo, hoy tocaba en suerte otro gallito de la categoría. En la plantilla sevillista se nota aún la bisoñez de la mayoría de los chavales, ya que los únicos  supervivientes del año pasado son Marc Valiente y Redondo. El resto son en su mayoría jugadores procedentes del Sevilla C.

Tenía yo ganas de ver actuar en vivo a José Gómez ” Campaña”. El chaval de 16 años que jugó con el equipo cadete el año pasado, dió el salto en pretemporada y se fue a Costa Ballena para realizar el estage con Jimenez. Posteriormente, se sumó definitivamente a la plantilla del Sevilla Atlético. No solo no me ha defraudado “el niño” sino que he salido gratamente impresionado por algunas jugadas que le he visto. Es un manijero nato. Ve el futbol infinitamente mejor que muchos de sus compañeros mayores y hace gala de una madurez impropia de su edad. Se trabajó el primer gol en una pared de lujo con Carreño que materializó este último. Apunten bien ese nombre; Campaña. Me apuesto una cerveza con quien se atreva a que este año debuta con el primer equipo. Su padre, entrenador de los escalafones inferiores, disfrutaba viendo las evoluciones de su retoño.

Los granadisnistas empezaron volcados sobre el área sevillista. La defensa formada por Chuchi, Cala, Paco y Redondo hacía lo que podía para frenar los embates visitantes. Por cierto, Cala debería jugar con menos suficiencia. Condiciones tiene para triunfar siempre que no se lo crea cuando aún no ha hecho nada en el mundo del fútbol. Muy bien Redondo, que vuelve por sus fueros. Verlo jugar es acordarse inevitablemente de Antonio Puerta, tanto en el estílo futbolístico como en el físico.

Pasados esos veinte minutos fatídicos donde lo mejor fue que no encajamos gol, el Sevilla At. se fue soltando, y con un centro del campo formado por José Carlos y Campaña, empezó a destilar futbol de Chanel. El riotinteño José Carlos sigue destacando por encima del resto. Hay que decir que hoy le favorecía el terreno de juego, en mejor estado que el de Mestalla. Porque todos sabemos que hay jugadores para campos buenos y otros para campos malos. Ya sólo falta que Diego se atreva a dar entrada al joven Luis Alberto, también de dieciseis años y reciente campeón de España juvenil en Nerja. De momento se conforma con jugar y hacer las delicias de los aficionados que asistimos a los partidos del Sevilla C.

A pesar de las flores que hemos echado sobre Campaña y José Carlos, el mejor del partido sin duda ha sido el único fichaje de la temporada; el escocés, Ikechi Anya, procedente de la escuela de Glen Hoddle. El morenito jugador ha hecho gala de una velocidad increíble por su banda izquierda y se ha convertido en el auténtico martirio de los tres marcadores que se han ido rotando para intentar frenarle, aunque sin éxito. Sus pases de la muerte han propiciado entre otros el segundo gol sevillista, obra nuevamente de Carreño que sigue enchufando todo lo que le llega. Curiosamente, este gol lo ha marcado el Sevilla con solo nueve jugadores sobre el campo, ya que Paco y Ñoño estaban siendo atendidos en la banda. Entre gol y gol sevillista, el Granada acortó distancias al inicio de la segunda parte por una indecisión entre nuestro portero Juan Martín y el defensa Paco. Este último salió lesionado del lance por un golpe en la nariz y tuvo que abandonar el terreno de juego.

Lo peor del partido, la criminal entrada por detrás del defensa granadinista Cámara que mandó directamente a la caseta y en camilla al chaval Ñoño, el goleador del C que hacía hoy su debut en 2ªB. No sabemos el alcance de la lesión pero el chaval salió del campo tapándose la cara y dando muestras de dolor. La jugada fue solventada por el malísimo árbitro extremeño con una simple tarjeta amarilla. Si esa entrada no es de roja, yo ya no entiendo de fútbol. Vergonzoso que jugadores que vienen de vuelta de todo puedan poner en riesgo la carrera futbolística de chavales que intentan hacerse un sitio.

Posteriormente fue expulsado un jugador visitante por doble tarjeta. El partido acabó como empezó, con el Granada volcado sobre nuestra área. A punto estuvo en varias ocasiones de conseguir el empate, pero el poste por dos veces y las buenas intervenciones de Juan Martín, hicieron que tras seis minutos de descuento, pudieramos respirar por fin tranquilos.

El domingo próximo nos espera el Poli Ejido. Lo dicho, ¡cómo disfruto con la mejor cantera del mundo!

Cal y arena en el estreno canterano de la temporada

Bueno, pues ha sido empezar la temporada y ya tenemos la primera decepción aquí. Sin derbi en la máxima categoría, este año teníamos que conformarnos con un duelo de filiales que no se reeditaba desde hacía seis años. Pues bien, la cosa no ha ido nada bien en Los Bermejales, donde los de Diego Rodríguez han caído por dos tantos a cero frente a los verdiblancos, con goles de Gavilán y Rivera. En la primera parte, un partido más que igualado dejó paso a la ventaja numérica sevillista, debido a la roja directa que vio Moreno en el 25 por agredir a Cala. Sin embargo, pocos minutos después iba a llegar el primero de la mañana, obra de Gavilán a placer. Diego no se lo pensó y arriesgó con la entrada de Rodri, con el que la superioridad atacante era manifiesta. O al menos de eso se trataba, porque fue el Betis el que se puso poco después por delante con un tanto obra de Gavilán, que aprovechaba un rechace para anotar con Juan Martín batido. A partir de ahí, el empuje sevillista dio a entender que el empate no tardaría en llegar, sin embargo no se pudieron aprovechar las claras ocasiones de las que se disfrutó. Para cerrar la primera parte, Adri veía la segunda amarilla y dejaba el capítulo de expulsiones igualado.

En la segunda parte, un bien colocado Betis impidió en todo momento las internadas sevillistas, algo en lo que también contribuyeron enormemente las otras dos expulsiones del equipo sevillista. La primera, de Salva por doble amarilla tras un agarrón, que dejaba las cosas todavía más claras para que el derbi se quedase en Heliópolis. Para rematar, Rodri en un alarde de inmadurez se autoexpulsó al hacer una falta por detrás tras perder un balón ante un contrario. Al final, los minutos de la basura sólo sirvieron para el debut de Campaña, que tuvo que cubrir todo el centro del campo en solitario, y para que Rivera a diez del final sentenciara en una contra.

La próxima semana, con tres sensibles bajas en la convocatoria, el Sevilla Atlético recibirá en casa al Granada, presumiblemente en la tarde del sábado y con las cámaras de SFC Televisión como testigos.

Sevilla C 2-1 Coria CF

Por su parte, el Sevilla C de Ramón Tejada sí que respondió en la jornada inaugural y se deshizo del Coria en la ciudad deportiva. Los corianos de Juan Carlos Álvarez no supusieron un problema para la renovada plantilla del segundo filial, que dominó el partido de cabo a rabo. El primer gol lo hizo Mario en jugada personal y el segundo fue obra del recién fichado, Ñoño, procedente del Chiclana.

La plantilla del C ha sido renovada casi integramente con los jugadores procedentes del División de Honor juvenil. Tan solo quedan del año anterior los centrales Paco y Moisés García, el lateral Moisés Jimenez y el centrocampista Jaime. Luis Alberto jugó los últimos minutos y demostró que pese a sus dieciseis añitos tiene el duro. Y ya se sabe que solo el que tiene el duro puede cambiarlo. En 20 minutos generó más ocasiones que todos sus compañeros en el resto del partido. Me pareció verle un poquito enfadado, quizá por no haber disputado el derbi con el Sevilla Atco. También debutó en tercera el cadete Jairo, de solo dieciseis años y a punto estuvo de hacer gol este espigado delantero.

Como siempre me gusta decir, la cantera sevillista sigue imparable.

La cantera sevillista continúa imparable

A veces los disfrutan otros, pero el vivero de la carretera de Utrera sigue aportando jugadores al futbol nacional y europeo. Este es el caso de Daniel Sánchez Ayala, futbolisticamente conocido por “Ayala”. Este chaval de 18 años es noticia porque hace un par de semanas  debutó como central nada más y nada menos que en el Liverpool de Rafa Benitez, en la Premier League inglesa.

Ayala formaba parte del equipo cadete del Sevilla FC hasta que en el verano del 2007 llegaron los ojeadores del Liverpool y se lo llevaron con una oferta irrechazable. Pertenece a esa maginifica hornada de jugadores que se han proclamado campeones de la Copa del rey juvenil durante dos años consecutivos, los Luis Alberto, Rodri, Salva, Juan Martin, Moisés Jimenez, Rios y compañia. Amigos con los que sigue manteniendo contacto y a los que felicitó por los recientes éxitos conseguidos.

Uno de los administradores del blog, Raúl Venegas, le ha hecho una entrevista que puede leerse hoy en las páginas del diario ABC en su edición de Sevilla. Podeis acceder a ella pinchando aquí.

Yo no puedo evitar preguntarme porqué Ayala puede debutar con 18 años en todo un Liverpool y  sus ex-compañeros del Sevilla no han tenido todavía esa oportunidad. Dos años consecutivos campeones de copa y ninguno de ellos en la primera plantilla. La calidad no tiene edad y solo el que arriesga, gana.  Luis Alberto y Campaña son los últimos exponentes. Pese a sus 16 años están pidiendo a gritos pisar el cesped del Pizjuán con el primer equipo. De momento nos contentaremos con verlos en el Sevilla Atlético.  

Sí, sí, sí, la quinta ya está aquí. Los juveniles, de nuevo campeones

Empezar pidiendo disculpas por la tardanza en la publicación del post pero llegamos a casa después de las dos de la mañana tras un intenso día en tierras malagueñas y el cansancio pudo más que nuestras ganas por contar otra hazaña de los nuestros. Seguimos con el resumen del partido ofrecido por la tv vasca, con un par de puntualizaciones. El entrenador bilbaíno se queja de que el árbitro alarga demasiado los 4 minutos de descuento de la segunda parte, cuando realmente se descontaron 5 y el empate llegó justo en el 95. Además, justo al final, la redactora habla de “un claro penalti”  cuando las imágenes demuestran que el balón da en la pierna y rebota en la cabeza del defensa sevillista. No es una interpretación, ahí están las imágenes.

Jornada magnífica la que vivimos ayer sábado en Nerja. Una nueva final en categoría juvenil y una nueva victoria 2-3 en la prórroga frente al Athletic Club. Estuvímos además acompañados por el comentarista habitual de nuestro blog Antonio Martín, su señora y su nieta.

Malos augurios tenía yo a la vista de los signos previos al partido. Para empezar, el árbitro designado era un tal Lopez Lopez, castellano-manchego  que milita en 2ª B, cuando normalmente suele ser un árbitro de primera división el que dirige las finales de copa juvenil. Ya se sabe que los árbitros consagrados no necesitan hacer méritos pero a un joven colegiado de categorías inferiores le viene perfecto ganarse unos puntitos con el señor Villar para seguir escalando. Por otro, la sospechosa anulación de la tarjeta roja que recibió el delantero bilbaíno Jon García en la eliminatoria de semifinales contra el Barcelona y que le permitió salir de titular ayer. También la había visto Eraso en un enfrentamiento con el barcelonista Polaco, pero eso ya sería demasiado flagrante y optaron por no darle la cautelar aunque viajó con el equipo.

Con estos condicionantes previos se iniciaba el partido de ayer en el territorio hostíl de Nerja. Y digo hostíl porque una treintena de “señores” situados en una colina próxima al estadio se dedicaron durante todo el partido a animar al Athletic y a insultar a los sevillanos que allí nos habíamos dado cita con la única intención de animar a nuestro equipo. Así nos va a los andaluces.

Teníamos los sevillistas una espina clavada con el Athletic Club tras la eliminación en semifinales de copa contra  el equipo de Caparrós. Resulta sorprendente como las diferentes escuelas y sellos se crean desde las categorías inferiores. El Athletic, pura fuerza, fútbol vertical, presión al hombre y pelotazo arriba buscando al típico delantero tronquete pero que va bien de cabeza. En este caso, el estandarte de este prototipo se llama Etxaniz que hizo el segundo gol. Por contra la escuela sevillana se caracteriza por el toque, el dribling, la magia, la jugada hilvanada y ese no saber nunca por donde te va a salir el futbolista. Ayer, si tengo que elegir al jugador del partido me quedo sin duda con Luis Alberto. Apunten bien este nombre. El chaval gaditano de San José del Valle- lo sé porque sus familiares estaban situados justo detrás de nosotros y no paraban de animar al crio-  tiene solo 16 añitos y es su primer año como juvenil cuando normalmente el equipo de división de honor lo conforman hombres de tercer año. Apunten bien, LUIS ALBERTO.  ¡Qué manera de jugar al futbol! Si no se lo cree y sigue trabajando con modestia va para figura grande del fútbol. Me recuerda en cierta forma al fino extremo de los 70, Enrique Montero y tambien un poco al gran centrocampista de los 90 Francisco Lopez Alfaro.

Creo que junto con José Carlos del Sevilla Atlético constituyen las dos mejores perlas de la cantera sevillista actual. Luis Alberto fue el autor del primer gol sevillista y siendo el más joven de todos, se encargó de echarse el equipo a las espaldas y tirar de él hasta conseguir la remontada. Lo que más me impactó del chico no fue la sapiencia con la que maneja el balón y cómo hace siempre lo correcto sino la madurez con la afrontó el partido. Parecía que llevaba toda la vida jugando finales. Impresionante este niño-hombre que nuestro consejo debe atar y pronto si no queremos perderlo a manos de los lobos ojeadores  que estaban presentes en la gradan entre ellos los del Arsenal y el Liverpool.

Mención especial tambien para el delantero Rodri que se llevó tres cuartos de partido oscurecido por la potente defensa vasca. Apareció al final para hacer lo que mejor sabe hacer; goles. Es increíble cómo se mueve este hombre de 19 años entre las defensas contrarias y cómo aprovecha todas las oportunidades que se le presentan. Justo en el último suspiro y cuando estábamos recogiendo las cosas para marcharnos a casa con el sabor amargo de la derrota, apareció Rodri para cazar un balón cabeceado hacia atrás por un defensa y batir de zurda con una frialdad tremenda al buen portero vasco Villanueva. Ya en la prórroga sentenció el 2-3 tras colarse por banda izquierda y disparando esta vez con la derecha sin que Jon Villanueva pudiera hacer nada. Buen futbolista y auténtico killer del  área este Rodri que a buen seguro va a comer del fútbol. Importante la madurez con que afrontó el partido tratándose de su segunda final consecutiva.

El tercer baluarte del Sevilla fue otro repetidor del año pasado; el centrocampista Salva. Movío magnificamente a sus compañeros y lo mismo cortaba una internada contraria que ponía un balón a cuarenta metros al compañero de banda. Gran y determinante experiencia la suya.

Todo este saber futbolístico no podría culminar en éxitos sin la mano magistral del entrenador. Vaya desde aquí nuestro pequeño homenaje a Ramón Tejada, un hombre joven que ha visto premiada su corta carrera con dos títulos y que el año que viene y como justo premio dirigirá al Sevilla C en Tercera División.

Dejo para el final al señor colegiado. Como era de esperar, López López se dedicó a hacer un arbitraje sibilino contra los nuestros. Todos los balones disputados eran faltas en contra si la pelota la tenía el Athletic y miraba para otro lado cuando el perjudicado era un jugador sevillista. Varias pinceladas; el portero vasco se llevó todo el partido perdiendo tiempo descaradamente y no vió ni tarjeta amarilla. Por contra y ya con 2-3 en el marcador le faltó tiempo para sacar segunda amarilla a Boris por supuesta pérdida de tiempo en un saque de banda. Con el marcador a favor del Athletic, cualquier caída al suelo de un jugador norteño significaba automáticamente la parada del juego y pérdida de varios minutos. Con el 2-3 ya a favor nuestro una entrada a Luis Alberto que le dejó tirado fue ignorada por el árbitro que se negó a parar el juego. Más; el primer gol del Athletic viene precedido de una inexistente falta que el señor colegiado se inventó al borde del área.  El segundo gol vasco se produce segundos después del empate sevillista cuando los nuestros aún celebraban el gol. Tambien hay que decir que ahí se notó la bisoñez de los chavales que debían haber estado más atentos. He leído en la crónica de la web oficial que la expulsión de nuestro defensa  Iván se produjo por doble tarjeta amarilla tras dos agarrones consecutivos a jugadores vascos en el centro del campo. Desde la grada yo ví que le mostró roja directa aunque igual estoy equivocado. En los minutos finales de partido sólo le faltó al parcialísimo árbitro rematar los córners de los vascos. Pues ni por esas, López López. La copa viene para Sevilla; la quinta y ya somos el cuarto equipo español en solitario con mas copas del rey ganadas tras Barcelona, R. Madrid y Athletic Club de Bilbao.

Bien es cierto que el Athletic demostró más oficio que el Sevilla y que si se hubieran llevado el partido a nadie le habría extrañado pero nuestra victoria constituye un justo premio al equipo que siempre quiso hacer fútbol y no especular con el resultado. En los momentos claves y cuando más arreciaba el chaparrón apareció la mano o el pie salvador del portero Dani Jimenez que si bien estuvo fallón y falto de confianza en buena parte del partido, en la prórroga salvó varios goles cantados con paradas increíbles.

Para finalizar, decir que en el pequeño estadio municipal de Nerja se dieron cita unos mil sevillistas entre los que se encontraban el presidente del Nido, el primer entrenador Manolo Jimenez y una representación del consejo. Tampoco faltaron a la cita los iconos mediáticos de la televisión del club y asíduos contertulios del programa La Bombonera; Alexis, Nacho Mateos y el “Paleta” de la Algaba que vibraron (especialmente este último) con la victoria de nuestros chavales.

¡¡ Qué cantera tenemos madre mía !!