Jesús Navas rompe la hegemonía de Zokora en “Así les vimos”

Tras 20 partidos (13 de Liga, 5 de Champions y 2 de Copa del Rey) seguimos nuestra clasificación “Así les vimos”, en la que tras cada partido vamos puntuando a la plantilla de nuestro equipo.

Más de dos meses y medio han pasado desde que el Sevilla iniciara el grupo de Champions en casa ante el Unirea. Justo al final de aquel partido, Didier Zokora se convirtió en el líder de nuestra clasificación. No ha sido hasta el partido ante el Valladolid cuando el marfileño ha tenido que claudicar ante Jesús Navas. Eso sí, la diferencia es sólo de un punto y todo podría volver a cambiar el próximo miércoles. El más beneficiado de la jornada es Sergio Sánchez (9º) que ha subido siete peldaños en dos partidos. Además, Romaric (20º) ha subido dos posiciones a pesar de su discreta actuación de ayer.

Durante la semana puedes consultar la clasificación actualizada en la parte superior de nuestro blog, en la sección denominada “Así les vimos”. Aún así, adjuntamos aquí la clasificación en PDF para que podais ver la evolución de los jugadores tras las dos primeras  decenas de encuentros.

Anuncios

Sevilla FC 1; R. Valladolid 1. ¿Alternativa a qué?

Tercera decepción consecutiva. Y no me estoy refiriendo sólo al resultado, sino sobre todo al juego del equipo. Unirea, Málaga y hoy Valladolid. Si bien frente a los dos primeros podíamos echar parte de la culpa a la mala suerte, lo de hoy no admite paños calientes. Alguno dirá que Koné ha tenido dos ocasiones claras, que Perotti ha fallado con toda la portería para él, que si tal y cual y Pascual. Todo eso, sin dejar de ser cierto, no explica la infumable primera parte con la que nos ha obsequiado el equipo. No se puede jugar peor. O mejor dicho, no se puede jugar menos. Los jugadores del Sevilla sólo podían recibir de espaldas por la presión ejercida por los pucelanos, hasta el punto de que todo lo que se hizo de bueno sobre el campo lo hizo el Valladolid. Un equipo como siempre hecho de retales pero que nos dio, igual que hicieron Unirea y Málaga, todo un baño de estrategia.

Palop era el jugador que más intervenía con sus continuas patadas a seguir, que se diría en rugby. El portero sevillista se veía obligado a pegar  pelotazos arriba para alejar el peligro de su área. Pero claro, tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. Lo rompió el angoleño Manucho de certero cabezazo a centro del mejor jugador del partido, Diego Costa. Este delantero brasileño  se bastaba para traer en jaque a toda la defensa sevillista, mientras que los nuestros no se acercaron a la portería contraria hasta el minuto 47, cuando una internada dentro del área de Jesús Navas era enjuiciada justamente como penalti por Pérez Burrull.  Lanzaba Luis Fabiano pegado a la cepa del poste poniendo unas tablas absolutamente inmerecidas por lo hecho por uno y otro equipo. Antes del gol sevillista el Valladolid ya se había quedado con diez sobre el campo por entrada alevosa de Borja Fernandez a Perotti.

Tras el descanso, Jiménez supo leer el partido y sacó a Konko y Romaric en lugar de un desafortunado Lolo y un más que cansado Squillaci. Sérgio Sánchez que había actuado bien como lateral, lo hizo aún mejor como central. El Sevilla pasó a tener la posesión del balón y a jugar por bandas como nos tiene acostumbrados. Aún así, faltaba intensidad al juego. Los arreones eran más bien esporádicos y el Valladolid, incluso con diez, hacía alguna que otra incursión peligrosa que hizo temer por el empate.

Negredo esta vez no falló tantas ocasiones, sencillamente porque ni siquiera las tuvo. Sigue con su mala racha ante el gol. Luis Fabiano tuvo un remate claro de cabeza que incomprensiblemente lanzó fuera. Perotti recogió un balón rebotado y con cinco metros libres de portería, lanzó fuera. Pero lo peor con creces fueron las dos ocasiones malogradas por Koné. Ya dijimos en pretemporada a la vista de lo que ofreció el marfileño, que no entendíamos cómo se descartaba a Chevantón. Hoy me reafirmo. Koné nos es futbolista para el Sevilla. De nada sirve que tenga esa salida explosiva y esa potencia que argumentaba en su defensa Jimenez en rueda de prensa post-partido si cuando se queda solo con  el portero resuelve tan mal como lo ha hecho hoy. Cada vez tenemos más “Kanoutedependencia”. Cuando el malí no está, la delantera se resiente muchísimo. Y si a Kanouté le unimos Zokora y Adriano, el que se resiente es todo el equipo.

En definitiva, con cuarenta y cinco minutos por delante y un jugador más, los nuestros han sido incapaces de dar la vuelta al partido. Realmente preocupante si se pretende ser alternativa a los poderosos como sigue pregonando nuestro entrenador. Si seguimos jugando así, yo digo que no somos alternativa a nada ni a nadie.

Jugaron: Palop (1); Sérgio Sanchez (2), Squillaci (1); Dragutinovic (1); Navarro (1), Renato (1); Lolo (0); Perotti (2); Luis Fabiano (2); Negredo (0) y Navas (2). En la segunda participaron Konko (1), Romaric (1) y Koné (0).

Sevilla FC 2; Malaga CF 2. El gafe continúa

Una vez más se ha cumplido el guión. Mucho se venía hablando en los medios locales sobre la posibilidad de que el Sevilla durmiera líder de la liga española. Y como suele suceder en estos casos y máxime estando de por medio el Málaga, nos hemos vuelto a quedar con la miel en los labios. El equipo malaguista se ha especializado en fastidiarnos, por no decir algo más fuerte, cada vez que visita el Pizjuán. El rival ha hecho su partido pero no se puede tener peor  suerte que la que hemos tenido esta noche.

Vodpod videos no longer available.

Estoy totalmente de acuerdo con Jiménez en que el equipo de Muñíz ha creado una ocasión y ha hecho dos goles. Porque el segundo gol malaguista se inicia a partir de una pifia de tiro del ex-bético Fernando, el balón que se marchaba camino del banderín de córner, le cae en los pies al renegado Duda con la aquiescencia de un despistado Konko y el portugués que la cruza imposible para Varas. Lo de renegado lo digo por la forma en que Duda celebró su gol, levantando los brazos al aire como si no nos conociera de nada. Se demuestra así que este hombre sólo se quiere a sí mismo y se mueve únicamente por dinero. Pero bueno, de desagradecidos está el mundo lleno.

Salieron los nuestros con intención de poner pronto de cara el marcador. Varias incursiones de un Navas de nuevo inconmensurable, pusieron los primeros “uys” en las gargantas. Luis Fabiano mandó alto un cabezazo franco y Negredo -noche para olvidar la del madrileño- le pegaba al muñeco en un mano a mano con Munúa. La confianza en que el gol caería pronto creo que estaba en la cabeza de todos los aficionados. Sin embargo, en la primera subida malaguista, la defensa sevillista mal despeja por tres veces el balón hasta que tras rechazar Varas un tiro envenenado, el balón  queda a los piés de Fernando que sólo tiene que empujarla. Cero a uno y el fantasma que planeaba de nuevo por el coliseo.

El Sevilla, con más corazón que cabeza, pone cerco a la portería malaguista y Luis Fabiano a centro de nuevo de Navas, la pone imposible para el portero pero el balón se estrella en la cepa del poste. Y lo peor no queda ahí, porque el balón rebotado llega a los dominios de Negredo que a un metro de la portería  y lanzándose en plancha, la manda incomprensiblemente fuera sin oposición. Nos mirábamos unos a otros incrédulos ante la ocasión malograda y un run run empezó a circular por el estadio. Negredo, estaba totalmente fuera del partido. El ansia por hacer su primer gol en el Pizjuán le hacía precipitarse continuamente hasta el punto de parecer un delantero de regional. Y Kanouté  en el banquillo. Cuando el primer tiempo finiquitaba y menos lo merecía el Málaga, llega la famosa jugada ya comentada que acaba en gol de Duda. El mazazo fue de órdago. Unos lanzaban los puños al aire, otros juraban en arameo y los menos efusivos se agarraban la cabeza entre las manos sin dar crédito a lo que veían. Así nos fuimos al descanso, auténticamente rotos.

Tras la pausa, todos esperábamos ver asomar a Kanouté por la escalerilla de salida del vestuario, pero para asombro del respetable, el que vuelve a saltar al campo es Álvaro Negredo. Por fin en el minuto 51  sale el maliense pero el sacrificado resulta ser Renato. El brasileño, que casi no apareció en el partido, sigue sin ser el referente del juego sevillista. Ya comentamos al inicio de temporada que este Sevilla adolece de un centrocampista creativo por mucho que en la secretaría técnica porfíen en lo contrario. Hoy el Málaga tambien nos ha comido el centro del campo. Y la cosa no ha sido peor porque Zokora es un portento físico que corre por Renato y por tres más, pero el agujero que se aprecia en el círculo central es visible desde la luna. Abusamos en exceso del pelotazo desde la defensa y nuestro delanteros acaban reventados de pegar saltos prolongando hacia atrás balones que quedan francos para el despeje visitante. Con la calidad que atesoran nuestros jugadores creo que podemos y debemos aspirar a un juego más construido como el que practicó el equipo durante cuatro o cinco partidos tras la derrota de Valencia.

No obstante todo esto, el Sevilla con Kanouté sobre el cesped era otro. Sin centro del campo pero con el de Mali que las ganaba todas por arriba y que bajaba continuamente a apoyar combinando con Luisfa como solo ellos dos saben entenderse. En un córner botado por Perotti, Luis Fabiano se eleva más que nadie y con un globo, cabecea por encima de Munúa. Uno a dos y la esperanza que renacía. Casi sin solución de continuidad y en un nuevo arreón de coraje sevillista, el brasileño vuelve a cazarla dentro del área y a la media vuelta , por abajo y cruzado, la cuela pegada al poste derecho haciendo el empate. El éxtasis se apodera de los aficionados que soñábamos ya con la remontada. Sin embargo, el Málaga que hizo nada más y nada menos que veintiocho faltas gracias a la permisividad del árbitro, se las apañó para dormir los minutos que quedaban y llevarse un botín que les supo a poco visto el resultado con el que se marcharon al descanso. Incluso tuvo alguna ocasión para llevarse los tres puntos porque nuestra defensa estuvo de patio de colegio en la noche de hoy. Konko no dio una a derechas y Duda se le iba cuando le daba la gana. Squillacci despejó más veces al aire que al balón y el único que mantuvo cierto nivel fue Fernando Navarro. La zona normalmente más regular del equipo ha hecho hoy aguas por todas partes. Esperemos que simplemente se haya tratado de un mal dia. Nuevo tren que pasa por delante y que no cogemos. Mañana, a esperar un empatito en el clásico como mal menor para no despegarnos.

Jugaron: Javi Varas (2), Konko (0); Squillaci (0); Dragutinovic (1), Fernando Navarro (2); Renato (1); Zokora (2), Navas (3), Perotti (1), Luis Fabiano (3) y Negredo (0). Tambien participaron Kanouté (2), Capel (1) y Sergio Sánchez (2).

Sevilla FC 5; Atlético Ciudad 1. Trámite pasado con nota

El Sevilla FC es flamante octavofinalista de la Copa del Rey tras su clara victoria de esta noche. Con sólo diez mil valientes en las gradas y una noche más bien fresquita, los nuestros han solventado con autoridad el partido de vuelta frente al modesto equipo murciano de 2ªB. Y eso que durante la primera parte, el equipo se dedicó a sestear a pesar de dominar claramente la posesión.

En la segunda, un zarpazo del Atlético Ciudad nos sacó del letargo y puso de los nervios a Manolo Jimenez que se comía por dentro viendo peligrar la eliminatoria. El 0-1 hizo que el Sevilla se pusiera las pilas y a los pocos minutos, Jesús Navas que no entiende de rivales grandes o pequeños, lanzó con efecto y con el interior del pie derecho una volea que se coló por el palo izquierdo del portero murciano. Golazo que pone brillante colofón al sueño que está viviendo esta semana el palaciego tras su convocatoria con la selección absoluta. Jesusito fue sustituido y recibió un aplauso de categoría por parte de toda la grada. Mucha suerte para el chaval que ojalá debute el próximo sábado.

Pocos minutos después del empate, penalti sobre Negredo que transforma sin problemas Kanouté. Y ya lanzados, Luisfa, que tambien está bendecido ultimamente por el gol, lanza magistralmente una falta directa y coloca el 3-1 en el luminoso. Prácticamente en diez minutos habíamos acabado, si alguna vez los tuvieron, con los sueños de remontada del Ciudad. No contentos, José Carlos que salió en la segunda parte, agarra un zurdazo desde fuera del área y hace el 4-1. Cuando ya el partido agonizaba, de nuevo José Carlos lanza un balón aparentemente fácil para el portero pero Javi Muñoz se lo come y se apunta por derecho propio la culpabilidad del 5-1.

En definitiva, trámite pasado con mucha holgura demostrando una vez más que cuando este equipo aprieta, pocos contrarios en Europa están en disposición de frenarlo. Aunque las cosas no están para apostar mucho por el filial, Jiménez hizo debutar en partido oficial a Redondo y a Marc Valiente, mientras que “levantó el veto” a un José Carlos que respondió como el arahalense quería.  Hoy en día hay que ser un superclase (léase Perotti) para pasar de franjirrojo a blanco impoluto. Ahora, a esperar rival. Por cierto, apostamos un millón de euros a que no nos toca el Madrid. El Alcorcón es uno de nuestros posibles rivales junto a Atlético de Madrid, Valencia, Villarreal, Celta de Vigo, Deportivo de la Coruña, Osasuna, Málaga, Recreativo de Huelva y Barcelona. Los cinco que faltan se decidirán entre mañana y pasado.

Jugaron: Javi Varas (2), Adriano (2),Konko(1), Sergio Sánchez (2), Redondo (1); Renato (1), Lolo (2), Navas (3), Capel (2), Negredo (1) y Kanouté (2). Tambien participaron Luis Fabiano (2), José Carlos (2) y Marc Valiente (1).

Sevilla FC 3; Villarreal CF 2. El rival también juega… cuando el Sevilla quiere

Vital triunfo sevillista tal y como se estaba dando la jornada, aunque los comienzos bien daron a entender que nos llevaríamos el mismo chasco que contra el Stuttgart. A diferencia de los alemanes, este Villarreal está diseñado para liársela a cualquiera, y en la segunda parte remontó un partido que ya dábamos por perdido. Menos mal que apareció Adriano para dar dos asistencias con sabor a remontada, la primera para que Luisfa se reencontrase con sí mismo, y la segunda para demostrar que Kanouté sigue siendo futbolista. Arreón de raza blanquirrojo que nos sirve para llegar al parón enganchados arriba.

El once planteado por Jiménez sólo presentó la novedad de Palop en la portería y la de Sergio Sánchez por Konko en el lateral derecho. El catalán no tuvo su mejor noche pero le dio para poner en bandeja el primero de la noche a Luisfa. Ocho minutos tardó el Sevilla en hacerse con el marcador y veinte segundos en demostrarle al Villarreal que no tendría fácil mantener su racha. El gol de listo de O´Fabuloso, por desgracia, dejó sitio a la apatía y el conformismo que vimos tras el de Navas al Stuttgart, por lo que los amarillos de Valverde no dudaron en probar fortuna. Comandados por el abuelo Pirés comenzaron a mover el balón por el centro mientras se diluían nuestras bandas. Tanto toque permitió que llegara el empate del propio jugador galo, que ponía justicia al conformismo local y al inconformismo visitante. Entre tanto, Negredo volvió a dar muestras de su pelea y oportunismo, aunque lo que es el gol se le sigue resistiendo en la Bombonera.

En la segunda parte sí que se vio un Sevilla ofensivo y dispuesto a arriesgar para llevarse los tres puntos. Ahora bien, el Villarreal no es un cualquiera pese a que lo diga la clasificación, y en un contragolpe dio la sorpresa y se puso por delante a la hora de partido. David Fuster, aprovechando una mala salida de Palop, colocó el 1-2 y devolvió los fantasmas a las gradas del Pizjuán. Con todos los de arriba sumando de tres, era un pinchazo que significaba muchas cosas, y todas ellas negativas. Así que hubo que ponerse el mono de trabajo y cuando este equipo lo hace, el rival no tiene nada que hacer. Una pena que hubiera que recibir un golpe en el hígado para tener que noquear al adversario con una de derechas y otra de izquierdas que supusieron el k.o villarrealense. Con Adriano ya en el campo, todo fue más fácil y dos centros suyos dieron luz a una remontada en cinco minutos. Luisfa, otra vez, con un cabezazo imparable y luego Kanouté, en jugada ensayada desde la esquina, dejaron las cosas en su sitio y al Sevilla bien atado en la tercera posición.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Sergio Sánchez (1), Squillaci (2), Escudé (2), Fernando Navarro (2), Zokora (2), Renato (2), Navas (2), Perotti, (2) Negredo (2) y Luis Fabiano (3). También jugaron Adriano (2), Kanouté (2) y Lolo (1).

Xerez CD 0; Sevilla FC 2. Sin fútbol pero sumando

Mal partido el que nos han ofrecido hoy Xerez y Sevilla. Nueva muestra del  fútbol control al que nos tenía acostumbrados el equipo la temporada pasada aunque con poca profundidad y escasas ocasiones. Una genialidad de Negredo y un gol de auténtico nueve de Luisfa rematado con una parada antológica de Javi Varas, nos han dado la victoria en un partido que prometía bastante más a priori. El pinchazo del Barça, que no ha podido pasar del empate en Pamplona, hace que la cabeza de la liga se compacte.

Jiménez ponía sobre el campo a un buen equipo a pesar de las bajas. Arriba, dos cracks como Negredo y Luis Fabiano. El centro del campo se le confiaba a Renato y Zokora. Por tanto se presuponía que el buen futbol debía aparecer sí o sí. Pues nada de eso; mucha lentitud, mucho pase horizontal, nada de juego por bandas y al margen del gol, una sola ocasión en cuarenta y cinco minutos. El protagonista, Negredo, que se saca de la chistera (nunca mejor dicho) un sombrerito al defensa y antes de que el balón toque el suelo, cabecea por encima de Renan que salía a la desesperada. Golazo del madrileño que transformaba la segunda ocasión que teníamos en cuarenta y dos minutos.

Tras el descanso, más de lo mismo; mucho control, nada de futbol y cero ocasiones por ambos bandos. El Xerez no se fue arriba hasta el último cuarto de hora. A cinco minutos para el final y con 0-1 en el marcador, Javi Varas hizo un paradón de dos puntos a remate de cabeza de un jugador xerecista. Jiménez, viendo que se le podía escapar el partido, sacó del campo a Negredo y metió a Duscher. Minutos más tarde se produce el cambio consabido de Capel por Perotti. Cuando peor lo estábamos pasando, el nueve de la canarinha recibe un pase interior de Navas y con un desmarque de lujo la cruza ante la salida de Renan. Ocasión casi idéntica a la que tuvo Capel frente al Espanyol pero con un final muy distinto. Y es que si frente a los periquitos hubiera estado el brasileño, estoy convencido de que hubiera transformado alguna de las muchas ocasiones que tuvímos.

Hoy no hemos disfrutado con el juego pero nos vamos más contentos que el dia del Espanyol. Diecinueve puntazos ya en nueve partidos y seguiremos terceros haga lo que haga el Valencia. El miércoles viene el Sttutgart frente al que tenemos que confirmar la primera plaza definitiva del grupo y así poder olvidarnos de la Champions hasta febrero para concentrarnos en Liga y Copa. Nos vemos para la crónica.

¡¡Ah, se me olvidaba!!; la otra noticia importante de la noche es que a pesar de pitarnos Bernardino Glez. Vazquez, hemos terminado con once. Y es que, como dijo Jimenez tras el partido de Riazor, todo el mundo nos trata ya como grandes.

Por el Sevilla FC jugaron: JaviVaras (3); Konko (1); Squillacci (2); Dragutinovic (2); Navarro (1) ; Renato (1); Zokora (2), Navas (1); Perotti (1), Luis Fabiano (2) y Negredo (3). En la segunda participaron Duscher (1); Capel (1) y Koné (s.c.)

El líder de la Champions League

Eso es lo que ha habido en esta tercera jornada de Champions, pleno de resultados en cuanto a los equipos españoles al menos a jucio de este sevillista, teniendo en cuenta los nombres de los tres compatriotas que nos acompañan en la élite. Aburrida, por reiterativa, victoria del Sevilla en Stuttgart, sendos petardazos de Barcelona y Real Madrid que comprometen su situación en sus grupos y nada nuevo bajo el sol para un Atlético que tiene pie y medio fuera del torneo.

Contando sólo con nuestro triunfo no se puede decir que no haya sido una gran jornada, teniendo en cuenta que ahora somos uno de los cuatro elegidos que han ganado todo lo que han jugado hasta el momento (Chelsea, Manchester United, Olympique Lyonnais y Sevilla FC). De ellos somos el que mejor golaverage poseemos (+7), por lo que si esta fuera una liga de 32 equipos con 3 jornadas disputadas, ahora seríamos el líder de la Champions League.

Nos queda la mitad de la liguilla, pero con una victoria en casa dentro de dos semanas ante el Stuttgart quedaría matemáticamente resuelta la clasificación para octavos. Incluso nos podría valer un empate siempre y cuando el Unirea doblegue al Rangers en Bucarest. En ese caso, con un nuevo empate en tierras rumanas la siguiente jornada haríamos matemático el liderato del grupo con un partido aún por disputar. Se podrá decir que nuestro grupo es el más flojo de los ocho, pero no hay que olvidar que conjuntos tan “potentes” como el Rubin Kazan, el Zurich o el propio Unirea están metidos en el ajo buscando los octavos.

Algo más preocupante es la situación de nuestros delanteros. Con Negredo enfermo, Kanouté fundido y Luis Fabiano por enésima vez desenchufado, menos mal que a Squillaci le salió la vena de goleador para salvarnos en Alemania. Lo del madrileño es cuestión de días y lo del malí, esperemos que sean algunas semanas para llegar a la forma idónea. En cuanto al brasileño, con la edad que tiene ya no creemos que se cure si no es a base de goles. Cuentan que, en el viaje de regreso de Stuttgart no se cortó a la hora de mostrar su disconformidad por el cambio al descanso, dando incluso a entender que quería replantearse su futuro en enero. Da la casualidad de que esto es justo lo contrario de lo que dijo el día antes en rueda de prensa, y justo lo contrario a su vez de lo que dijo en Brasil tres días antes. No sé porqué me da que Luis Fabiano no acabará siendo bien recordado en Nervión…