Ataque de egocentrismo de Jimenez

Me cuesta creer lo que leo hoy en la pagina de eldesmarque.es. Según parece, Manuel Jimenez Jimenez ha declarado que su Sevilla es el que mejor juego hace de toda la era Del Nido.

Si ha dicho eso, este hombre debe haberse fumado la moqueta de la planta noble del Pizjuán, porque de otro modo no lo entiendo. El hecho de haber renovado gracias unicamente a los resultados en liga, unido a su designación como entrenador revelación de la liga española han debido producirle efectos alucinógenos.

Vale que se haya ganado la renovación porque ha metido al equipo directamente en Champions, pero de ahí a decir que este Sevilla hace mejor juego que el equipo de los cinco titulos hay una distancia. Tambien puede leerse en dicha entrevista que hace  mejor juego que el Chelsea. Menos mal que no se ha comparado con el Barça porque entonces me da la risa tonta.

Mira Manolo, que tengamos que soportarte una temporada mas de acuerdo, pero al menos ten la humildad y sensatez necesarias para mantener la boca cerrada hasta que puedas demostrar que eres digno de compararte con el Sevilla mas glorioso de la historia ganando algo mas que el trofeo de los ferrocarriles rusos. Reconozco que el equipo saca muchos puntos pero jugar, lo que se dice jugar bien al futbol, cortito con sifón. A ver si este año, la secretaría técnica refuerza adecuadamente el centro del campo y vemos un futbol mas preciosista. Buen futbol, muchos goles anotados y pocos goles encajados no son incompatibles. Y si no, pregunta al Barcelona a ver como lo hace.

Un comentario digno de un post

Este blog es un blog plural y por tanto tienen cabida todas las opiniones. A veces nos llegan comentarios que por su tamaño y sobretodo por su profundidad son dignos de constituir un post en sí mismos.

Aqui os dejamos uno de ellos.

EL SENTIDO DE LA CRITICA Y LA CRITICA SIN SENTIDO
==================================================

Esa masa desconocida (porque luego preguntas y no encuentras a nadie que haya silbado), escondida (porque es ilocalizable), difuminada (porque lo mismo te silban por aquí que por allá), asqueada y descreída con Don Manuel Jiménez Jiménez pero, en cualquier caso, reducida, ha pretendido hacerse un hueco en el Sevillismo. Pero en ese intento, el único hueco que se han hecho ha sido en el cuarto de atrás, en el cuarto oscuro y en medio de tanta oscuridad les pasado lo que les tenía que pasar, que se han quedado como Mr. Magoo, medio cegatos.

Y es que la oscuridad confunde, ciega y trastorna hasta tal punto que algunos se han acostumbrado de tal modo a las tinieblas que consideran confuso cualquier cosa que se halle a plena luz.

¿Qué es la crítica?. Una crítica (del griego κριτικός (kritikós), ‘capaz de discernir’) es la reacción o la opinión personal y/o analizada ante un tema. Pero la que se ejerce respecto al Sevilla F.C. y déjenme de gaitas, monsergas, confusiones y embrollos, siempre se ejerce en el mismo sentido y con el mismo sin-sentido, que no es otro que infravalorar la marcha del equipo y por ende la de su entrenador y ya puestos, de camino, le doy un palo al máximo dirigente, que ahí es adonde vamos, al meollo de la cuestión.

Porque si la crítica es la opinión personal analizada ante un tema, perfecto, pero es que la opinión, la pronuncie quién la pronuncie, siempre va en el mismo camino y todos los críticos tienen además la misma, luego no estamos ante opiniones personales sino ante una tendencia o corriente de pensamiento único. Existe otra definición y es que la crítica es el arte de juzgar las cualidades (bondad, verdad, belleza…) de las cosas; ésta me gusta más.

¿Realmente alguien piensa que los críticos, desde su individualidad, vierten sus críticas con la intención de que mejore el conjunto o lo hacen simplemente por sentimiento propio e intereses personales?. Moverse por intereses o rencillas personales es realmente penoso y es eso precisamente lo que está pervertido en su comportamiento emocional. Sin darse cuenta, de ahí su inconsciencia, han iniciado una extraña caza de brujas, al más puro estilo McCarthy, sacándose de sus entrepiernas las escobas para golpear, injustamente y a traición (la seña de identidad del cobarde), a un entrenador que no hace otra cosa que demostrar y corroborar, conforme pasan los días, su buen hacer a base de números y estadísticas, no exentas de récords.

Como dijo aquél, detrás de un gran hombre hay siempre una gran mujer pero también nos demuestra la historia (que se repite una y otra vez) que tras un gran hombre existe también un reguero de envidiosos que tienen siempre su arma cargada prestos para dispararle por la espalda por celos absurdos y en este caso las balas se dirigen hacia un técnico cuya grandeza no es otra que recibir ofensas y devolver trabajo.

Se trata de una masa deforme y deformada, caterva de celosos, envidiosos y odiadores que se prostituyen cual tusonas, hetairas y pelanduscas, por no sé sabe cuánto, para criticar a un técnico cuya virtud es el trabajo diario.

A ese grupúsculo de silbadores ruidosos les va a salir, más temprano que tarde, un moratón en el pecho de tanto agachar la barbilla y la cabeza, avergonzados por no poder levantar la vista y mirar a los ojos a un hombre, a un entrenador, al que un día insultaron y que hoy nos hace grandes.

P.D: Jiménez, I love you, que estás tapando más bocas que un padre de familia numerosa.

Comentario por RABIOSO — 9-Octubre-2008 @ 9:00 pm | Editar