Sevilla FC 2; Real Mallorca 0. Tremenda superioridad

Afrontaba el Sevilla una reválida más de su juego esta temporada (y eso que acabamos de empezar) ante un Mallorca que sorpresivamente llegaba por encima de los nuestros en la tabla. Ya sobre el césped, los de Jiménez dejaron las cosas en su sitio como lo hacían antes: matando el partido desde el arranque y dejándose llevar sin relajarse del todo hasta el minuto 90. Gran entrada en el Sánchez Pizjuán a pesar del intempestivo horario futbolísticamente hablando.

Jiménez volvió a rotar y dejó a Kanouté en el banquillo, mientras que Renato acompañó en el centro del campo al incombustible Zokora. Gran papel del brasileño, que volvió a demostrar que con él en el campo desaparece el socavón que impide que el Sevilla haga rodar el balón por la medular. No tardaron los nuestros en ponerse por delante, de hecho en el primer acercamiento llegaba un corner botado por Renato que cabecea bombeado Escudé en el punto de penalti y su compatriota Squillaci lo vuelve a rematar con la testa a la red. Se cantaba el “Antonio Puerta lololololololooo” y más se cantó para celebrar el uno a cero. Diez minutos más tarde, para qué esperar más, llegó la jugada de tiralíneas que cerraba el marcador con una entrada por banda de Luis Fabiano, que dejaba para que Navas centrase muy bombeado. En la línea de gol esperaba Perotti para hacer su segundo gol de la temporada y dejar el partido listo. El argentino va para figura y uno que lo vio y mucho en el filial, puede decir que cada partido en Primera es un master para este extremo que a estas alturas debe valer ya una pasta.

Mientras, el Mallorca permanecía como convidado de piedra a una fiesta a la que no estaba invitado. Los insulares, a pesar de su buen arranque, demostraron que no tienen nivel para estar donde estaban y que su situación era más bien circunstancial (sus dos victorias han sido en casa y ante los recién ascendidos Xerez y Tenerife). Ya en la segunda parte el Sevilla, aun saliendo más enchufado que su rival, dejó ver que el trabajo ya estaba hecho y que sólo había que mantenerlo. Aún así, se pudieron ver varias jugadas de tiralíneas que bien pudieron ampliar el marcador. Luis Fabiano se quedó con las ganas de hacer su golito, al igual que un peleón Negredo, que se marchó muy ovacionado por el público.

Al final, tres puntos más que permiten al Sevilla dormir tercero en la clasificación, ese puesto que le pertence por calidad y por plantilla y que deberá asegurar si sigue realizando un fútbol tan efectivo como el de las últimas semanas. El sábado, a las seis, a intentar comerse al león de la cabeza a la cola. Esperemos que esta vez no se nos atragante. Por cierto, curioso cuanto menos que precisamente hoy se lamente Jiménez por no haber ido a por más. Muchas veces ha sido el más feliz del mundo con un uno a cero pelado y mondado a última hora. En su descargo queda que por fin se está rotando bien a la plantilla, lo que permite que “todos” estén enchufados y listos para aportar.

Por el Sevilla FC jugaron: Palop (2), Konko (2), Squillaci (2), Escudé (2), Adriano (2), Navas (2), Renato (3), Zokora (3), Perotti (3), Luis Fabiano (1) y Negredo (2). También participaron Capel (2), Fernando Navarro (1) y Koné (1).

Lobo con piel de cordero

Escrito por Juan Antonio

Mañana llega de nuevo el RCD Mallorca al Pizjuán. Los mallorquines  vienen con los deberes hechos, sin presión y teoricamente relajados después de hacer una gran segunda vuelta unicamente superados por R.Madrid y Barça.

Mucho se está hablando de la vuelta de Martí al campo donde consiguió todos sus éxitos deportivos y de cuanto le debe al Sevilla. Y mucha tinta se está empleando en postular a  Manzano como uno de los teóricos candidatos a ocupar el banquillo sevillista la próxima temporada. Este cúmulo de circunstancias unida a la reciente victoria a domicilio en Villarreal presumen a priori un paseo militar para los nuestros en medio de un ambiente de relativa euforia.

!!Pues yo digo que naranjas de la China!!. El Mallorca es especialista en fastidiarnos. Basta tirar de hemeroteca para comprobar que en los últimos diez años nos hemos enfrentado ocho veces como locales. Solo en dos ocasiones salímos victoriosos, ambas por el mismo resultado; 3-0 y con Joaquín Caparrós como entrenador; es decir, ya ha llovido. En tres ocasiones los partidos se saldaron con tablas y lo que es peor; en tres ocasiones mordímos el polvo. La mas lejana en el 1999-2000 por 0-4 y las otras dos precisamente en las dos últimas temporadas, una con Juande en el banquillo y otra ya con Jimenez como inquilino. Os acordareis de como un tal Jonás Gutierrez se encargó de amargarnos la tarde en estos dos últimos enfrentamientos que se saldaron con el mismo resultado; 1-2.  Por cierto que Manzano era el entrenador balear y nos dió un repaso táctico no despreciable.

Mucha concentración necesitarán nuestros jugadores si no quieren que se repita un nuevo caso Getafe. Lo que nos jugamos no es ninguna tontería y aunque la cosa pinte bien, no podemos relajarnos ni un segundo. Primero hay que salir a morder y a ser posible  enchufarles un par de chicharros  antes de que puedan reaccionar. Cuando el partido esté asegurado nos dedicamos a aplaudir a Martí y si hace falta yo mismo me ofrezco a sacarle a hombros, pero cuando hayamos ganado. Mientras tanto, a pegar bocados a todo el que vista de rojo o lo podemos sentir.  Ojalá me equivoque.