Acosta y Fazio lucharán por el oro, De Mul sólo por el bronce

Suerte dispar para los sevillistas olímpicos en Pekín. Este mediodía se abrió la ronda de semifinales con el Bélgica – Nigeria, en el que Tom de Mul se aseguraba medalla si los belgas lograban la victoria. SIn embargo, la capacidad física de las “águilas verdes” ha prevalecido y Nigeria se ha metido en el partido por el oro con un contundente 4-1. Aunque el sevillista fue titular, no fue este uno de sus mejores partidos del campeonato y nada pudo hacer para evitar la goleada.

Quien también goleó fue la selección argentina en la otra semifinal, nada más y nada menos que ante su acérrimo adversario Brasil. Los albicelestes, de nuevo sin la presencia de Fazio ni Acosta, se impusieron por un claro 3-0 a la canarinha con dos goles de Agüero y uno de penalti de Riquelme. La pena máxima también fue provocada por el jugador atlético. De esta manera, Fazio y Acosta podrían obtener el oro si se imponen a Nigeria en la final del próximo sábado en “El Nido”. De no conseguirlo, tendrían asegurada la medalla de plata.

De Mul y los suyos, por su parte, tienen muy difícil obtener el bronce pues necesitarían ganar el viernes a la todopoderosa Brasil, ávida de obtener metal tras la humillación en el clásico americano.

Bélgica da la campanada y De Mul luchará por las medallas en Pekín

La selección de Bélgica se ha confirmado como la revelación del torneo futbolísitico de los Juegos de Pekín. Los “diablos” han derrotado en cuartos de final a una de las favoritas, Italia, por 2-3. Con uno a dos se llegó al descanso. Anotó el villarrealista Rossi para los italianos y remontaron Dembelé y Mirallas para los belgas. Ya en la segunda parte, Rossi volvió a empatar pero de nuevo Dembelé dio el pase al equipo de Tom de Mul, que volvió a ser titular.

Por su parte, Argentina se impone en estos momentos a Holanda en otro de los partidos de cuartos. Lionel Messi con una espectacular jugada individual ha adelantado a los albicelestes, que en esta ocasión no cuentan con ningún sevillista en el once inicial. Batista ha apostado por Pareja en el centro de la zaga junto  Garay, mientras que en ataque no faltan Agüero y Messi.